La política y Daniel Scioli

scioli

¿Se acuerdan que la mayoría de los politizados decían que la carrera hacia el 2015 se suspendía por el Mundial? Algo de razón tuvieron. Los precandidatos, los que aspiran a serlo, los que quieren promover a uno, siguieron trabajando, claro que sí. Pero la campaña electoral bajó mucho su ritmo por la simple razón que el fútbol ocupa más espacio en los medios y en las redes sociales.

Igual, lo que cambió el objeto de la atención política fue la negativa de la Suprema Corte de los EE.UU. a tratar el reclamo argentino. Ese juicio en particular ya tenía tres años, y el problema estaba planteado desde el 2005. Pero el fuerte de los argentinos, y de sus gobiernos, salvo pocas excepciones a lo largo de la historia, no ha sido la planificación. Reaccionamos ante las urgencias. Y ésta, a lo largo de una semana, opacó todo lo demás (En política, claro. Seguro que no en fútbol).

¿Estamos retornando a la «normalidad»? Lo digo porque en estos días leí un par de análisis estratégicos enfocados en esa decisión del año que viene, en dos muy importantes blogs K. Con un estilo muy distinto. Quería invitar a leerlos, a los que se hayan perdido alguno. Y, claro, agregar alguna observación.

El que me llamó más la atención, porque mostraba un posicionamiento que para mí era nuevo en ese blog, es éste en Artepolítica. El más intelectual, a mi juicio, de la blogosfera K. Apareció sin firma, lo que indica que es la opinión del equipo. Lúcido y preciso, como siempre, y analiza tácticas y estrategias posibles para este próximo año. Ahora, el mensaje más concreto hacia la interna es la reserva que muestra con la figura, el estilo, del gobernador Scioli. No son tan terminantes como lo fue Ricardo Forster, por ejemplo, pero… Una pregunta muy sugestiva «¿Algún presidente llegó “flotando” en la Argentina?«.

Por otro lado, Artemio López, el CEO de Consultora Equis, hace tiempo que no oculta su insatisfacción con una candidatura de Daniel Scioli y expresa su convicción que: hay un voto del FpV, es decir, peronista-kirchnerista, que debe expresarse a través de una candidatura identificada con los valores de esta etapa; y que ese voto, si hay una gestión gubernamental eficaz en la defensa de sus intereses, los de los sectores más pobres, y una adecuada muñeca política, puede llegar a sumar un poco más del 40 %. El porcentaje necesario para triunfar frente a una oposición que se mantenga atomizada.

En este posteo, avanza un paso más allá y procura plantear una concepción… doctrinaria, para usar un lenguaje más antiguo que el de Artemio.

«La unidad político conceptual del peronismo inaugural, estalló por el aire a mediados de los años setenta con la muerte de Juan Perón y se reconstruyó bajo el menemismo que volvió a representar a amplias mayorías populares en 1989, bajo el impulso que abrió la renovación peronista en los ochenta, experiencia renovadora desplegada entre otros factores, por la fuerte influencia que al interior del peronismo tuvo la figura de Raúl Alfonsín.

La unidad restaurada se quebró de la mano del pragmatismo del que Menem fue abanderado, pragmatismo que abrió las compuertas al ingreso sin red del neoliberalismo como ideología orgánica del peronismo en fase menemista, en los tempranos noventas.

… El peronismo logró su recuperación como dispositivo de representación político-social de mayorías populares tras la mega crisis neoliberal de 2001, bajo el impulso de su nueva fase histórica, la kirchnerista.

… Sin embargo, como era de prever, y hasta es lógico esperar, las tensiones al interior de peronismo reconstruido en su capacidad de representación social y política por la fase kirchnerista están nuevamente a la orden del día y otra vez la modalidad de aparición del discurso neoliberal al interior del movimiento nacional asume el formato de «pragmatismo».»

Atención: No estoy diciendo que estos dos posteos son un desarrollo sorprendente, un ataque alevoso al pobre DOS. Expresan, en forma más articulada, una actitud muy extendida en la bloguería K (Lo siento, Ricardo, estás en minoría. Entrégate, y tendrás un juicio justo). Sí señalo que esta actitud va más allá – precisamente porque ahora estamos pensando en la Sucesión – del laaargo ida y vuelta, el forcejeo que nunca llega a la ruptura, entre el kirchnerismo y Scioli, que comenzó hace once años.

Indican, me parece, que se está conformando una corriente de pensamiento en el seno del oficialismo que se define, por ahora, por la oposición a la «candidatura natural» del gobernador de Buenos Aires (Ninguna novedad en el peronismo, dicho sea de paso). Si conozco algo de política – aunque hoy estamos hablando de la militancia – esto trasciende las maniobras y decisiones de dirigentes, aún de los más encumbrados. Será un factor a considerar por lo menos hasta diciembre, y – si se consolida, o tiene el apoyo firme de la Presidente – jugará en las PASO nacionales.

Por mi parte, lo veo como un elemento positivo, más allá de la resolución definitiva del candidato del FpV: pienso que puede ser la forma de la consolidación del kirchnerismo como una corriente interna del peronismo.

Eso sí: la observación que quiero agregar, que me parece muy evidente, es que una condición imprescindible para que se consolide – aún para tener ese apoyo de CFK, que ha mostrado poco sentimentalismo para decidir candidaturas, es que encuentre a los que sean expresión de esos valores K que Scioli no expresaría, y que sumen votos (La fantasía que una boleta partidaria por sí garantiza la adhesión de los votantes fue abrigada la última vez por Duhalde, en el 2005. Así le fue. Y el apoyo de la Presidente, y de Scioli, no le alcanzó a Insaurralde, el año pasado).

6 Responses to La política y Daniel Scioli

  1. Sergio Robles. dice:

    El kirchnerismo es un relato, por cierto que de ficción. Mal podrá dar a luz, entonces, a candidatos reales. Sólo alumbra y alumbrará ficciones que, por añadidura, desprecia. DS dixit.

  2. Gachi66 dice:

    Creo que las PASO son la solución, que DOS compita con otros candidatos K y si gana todos a encolumnarse detrás de su candidatura. Nos guste o no.
    Se acaban las especulaciones. Artemio, argumenta con razón, que hay que proteger el 33% de los votos K. Ese 33% siempre tuvo a DOS adentro y en las PASO se podrá ver cuánto de ese porcentaje está dispuesto a apoyarlo.

  3. leandro dice:

    Aburrió el tema «Dani». Que arregle con massita, así van a hacer un poco mas de fuerza.

  4. Mariano T. dice:

    La gran duda es si Scioli se anima a armar su lista de diputados, o si se la deja armar por Zanini.

  5. Capitan Medibacha dice:

    En cambio no tengo la menor duda que los candidatos a diputados por el Frente Renovador los va a designar Magnetto.- La verdad, prefiero a Zanini.- Un abrazo.-

  6. Mariano T. dice:

    Estas demodé. Los cucos ahora son Griesa y Singer

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: