Para empezar a hablar de Piketty

 

Thomas Piketty CapitalHace una semana el comentarista Juan Carlos reclamaba en este blog:

Como no soy economista, me gustaría mucho que alguien que sepa lea “El Capital del siglo XXI” de Thomas Piketty y baje a nuestro país sus ideas, que consideran la inequidad como factor primario del desbalance social y económico.

No lo pude conseguir en castellano y en inglés o francés tampoco lo encontré en un par de librerías del centro, lo que me llama la atención porque es No. 1 o 2 en ventas desde hace bastante en Amazon.

Entre otros, lo han comentado favorablemente Krugman, Stiglitz y Solow. Otros simplemente lo tildan de anarquista y/o “comunista francés”. Por ejemplo Megan McArdle en Boomberg Views que comienza por aclarar que no lo leyó, créase o no. Ya hay hasta críticas de las críticas de Piketty.

A esta altura del partido, más que discutir la pobreza del trabajo de tantos, UCA e INDEC incluidos, me gustaría ver qué alternativas reales se pueden pensar y discutir para que la sociedad no se parezca cada vez más a la Francia de Versailles, con vestidos un poco más simples.

Sin ideas no hay ideales y tampoco hay política más allá de la disputa por el poder“.

Válido, cómo no. Debo decir que el prestigioso bloguero autor de Datos Duros se ha preocupado en acercar un enlace a una edición pdf -oh, en inglés, adaptada para su lectura en dispositivos portátiles. Y Nicolás Tereschuk, el Escriba, lo relaciona con nuestra historia económica reciente. Además de dar en un párrafo un brillante resumen de la idea central:

Entre otros elementos, Piketty determina que estamos ante una nueva Belle Époque, definida por un increíble aumento de la riqueza del “uno por ciento” más rico de la población. Así, antes de la Primera Guerra Mundial, el uno por ciento más rico en Gran Bretaña y Estados Unidos se quedaba con un quinto de los ingresos. Hacia 1950 ese tope de la pirámide se llevaba la mitad de eso, la distribución se había hecho más equitativa. Desde 1980, la cosa se dio vuelta y en ambos países la distribución del ingreso está donde había comenzado hace un siglo“.

Luego menciona al argentino Facundo Alvaredo, uno de los colaboradores de Piketty en el armado de la World Top Incomes Database. Y agrega datos interesantes sobre cómo se reparte la torta en Argentina. Con una pregunta afilada: “¿Habrá candidatos que hablen de esto el año que viene?“.

No todo está en los blogs, eh. Algo más extenso sobre la obra de Piketty, en castellano, lo trajo Alfredo Zaiat en Página 12 (of course):

Thomas Piketty es un economista francés que publicó El capital en el siglo XXI el año pasado, traducido al inglés este año. El libro está provocando conmoción en el mundo de la academia y en el espacio de debate de divulgación económica. Los conceptos centrales de la obra son:

– La concentración de la riqueza aumentó en todos los países desarrollados.

– Se mantiene la tendencia a la no intervención impositiva sobre esas fortunas (una muestra es la resistencia a la Tasa Tobin en Europa).

– Si no hay cambios en esa situación, la economía del siglo XXI se parecerá a las del siglo XIX, cuando las elites económicas heredaban la riqueza en lugar de obtenerla del trabajo. Será una sociedad neovictoriana clasista, dominada por la riqueza no ganada de una elite hereditaria.

– La propuesta de Piketty, que admite “utópica”, para evitar ese retorno a un mundo oligárquico es un esfuerzo coordinado a nivel mundial para aplicar impuestos a esa inmensa masa de riqueza concentrada en pocos. Concluye que si no se toman medidas drásticas, el funcionamiento de la economía estará condicionada por las personas que simplemente posean la riqueza heredada de sus padres.

El argumento principal de El capital en el siglo XXI es que el capitalismo, en su forma neoliberal (de mercado) o intervencionista (Estado de bienestar), conduce a una economía dominada por quienes tienen la suerte de nacer en una posición de riqueza heredada. Si bien realizó el análisis sobre países desarrollados (Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Japón y el Reino Unido), en la Argentina también está teniendo ese reflejo y es interesante observar cómo los hijos de familias de gran fortuna y visibilidad pública comenzaron a reunirse en un grupo de afinidad (revistas de la farándula, deportiva y de negocios los están mostrando).

Piketty explica que de ese modo funcionaba la economía de Europa a principios del siglo pasado, y que la prepotencia de la riqueza heredada sólo fue destruida por la devastación de dos guerras mundiales, con una profunda depresión en ese intervalo. Después de esos traumáticos eventos, se desplegó un período de rápido crecimiento asociado a los estímulos de la posguerra, a la reconstrucción europea y a la recomposición del consumo. En los últimos 30 años, esa dinámica subyacente del poder económico heredado se ha revitalizado y reafirmado.

¿Cuál es la definición de capital de Piketty? … Piketty utiliza una definición amplia al considerar que “el capital” es igual a “la riqueza”. O sea, todo el patrimonio (propiedades, activos en efectivo, inversiones en acciones y bonos) constituye el capital o riqueza. Piketty no sólo señala que la distribución del ingreso (dinero obtenido por las personas que trabajan) es desigual sino que la riqueza (el stock de activos) se reparte en forma mucho más desigual. Esto significa que no sólo la brecha es inmensa en la retribución por el trabajo sino que esa diferencia es abismal en la tenencia de la riqueza global.

El esquema analítico de Piketty es el siguiente: a partir de definir la tasa de retorno sobre el capital (r) y la tasa de crecimiento económico nominal (g), utiliza una larga serie de tiempo de 200 años de datos sobre pobreza, ingresos y riqueza para países desarrollados. Con esa inmensa cantidad de información determina un comportamiento económico sencillo de entender. Calculó que r se ha ubicado en el 5 % promedio, mientras que g ha sido inferior en ese extenso lapso. Esto significa que la tasa de crecimiento económico global ha sido menor al incremento de la riqueza de las grandes fortunas. Piketty denomina “ley fundamental” a la fórmula r > g, o sea que los ricos se hacen más ricos en forma permanente. De otro modo, en el capitalismo, si la tasa de retorno de la riqueza privada es superior a la tasa de crecimiento de la economía, la participación de las rentas del capital en el producto neto se incrementará. Piketty afirma que en el largo plazo la desigualdad económica no será solamente por la brecha entre las personas que ganan altos salarios y los que reciben ingresos bajos sino que será entre las personas que heredan grandes fortunas en propiedades y efectivo, y quienes no.

Es un resultado que se ha verificado en estos años de crisis global en las potencias mundiales, según el World Ultra Wealth Report y el banco suizo UBS: con una caída o estancamiento de las economías centrales que se extiende ya por siete años, desde 2009 hasta 2013 la población ultra rica del mundo incrementó su riqueza (sin ajustar por inflación) un 44,1 por ciento.

En la muy completa reseña publicada en el medio electrónico estadounidense Vox, Matthew Yglesias resume que “cuando r es mayor que g, la piscina de la riqueza de los ricos crece más rápido que el conjunto de los ingresos percibidos por los trabajadores”. Señala que esto no significa necesariamente que los pobres sean más pobres sino que cada vez es más grande la brecha entre las ganancias de las personas que poseen una gran cantidad de propiedades e inversiones financieras y las de las personas que reciben un ingreso de su trabajo para vivir.

Hasta el conservador The Economist en una crítica al libro de Piketty se rindió ante la formidable “base de datos sobre la que se construye el libro, siendo difícil de disputar su llamado a una nueva perspectiva de la era económica moderna, estemos o no de acuerdo con sus recomendaciones de política”. En el artículo “Capital in the Long Run”, publicado en la edición del 9 de enero pasado, The Economist afirma que políticamente no puede sostenerse una concentración de la riqueza creciente, y “aquellos que quieran preservar la economía de mercado tienen que lidiar con esa dinámica en un contexto preocupante con las cifras sobre la desigualdad que presenta Piketty”.

… El libro tiene el mérito de instalar en el corazón del capitalismo el debate sobre la desigualdad, y no sólo de ingresos sino la que emerge del reparto del stock de riqueza global. Es lo que afirma Paul Krugman en “The Piketty Panic”, publicado en The New York Times, cuando elogia la obra del economista francés porque “es la manera en que echa por tierra el más preciado de los mitos conservadores: que vivimos en una meritocracia en la que las grandes fortunas se ganan y son merecidas”. Menciona que lo realmente sorprendente del debate es que la derecha parece incapaz de organizar ninguna clase de contraataque significativo a la tesis de Piketty.

El capitalismo no está generando una mejor distribución de la riqueza y de los ingresos sino que su concentración es el estado natural del capitalismo más que una excepción, como postula el pensamiento económico convencional con su expresión política en el conservadurismo. Piketty afirma entonces que se está transitando hacia una economía dominada por el “capitalismo patrimonial”, donde la lista Forbes 400 (los más ricos del mundo) estará dominada no por los fundadores de las empresas líderes sino por hijos y nietos de la súper elite de hoy“.  (completo aquí)

Por mi parte, quiero apuntar que, a pesar de la abundancia de datos y estadísticas en su obra, Piketty, en mi opinión, se aleja de las escuelas actuales, que enfocan la dinámica de la economía en sí, y retoma una tradición de pensar en la de la sociedad en su conjunto (Más que en Marx, que tomaba como elemento fundante “las condiciones de reproducción de la vida material” y la Burguesía como un concepto básico, estoy pensando en Thorstein Veblen).

Es un sociólogo, tanto como un economista, en mi opinión. Por eso, aunque sus conclusiones echan luz sobre la situación global – la clase de los “Super Ricos” lo es -, hay que pensar cómo se refleja en las sociedades del Atlántico Norte, en las asiáticas, en las africanas. Y también entre nosotros.

19 Responses to Para empezar a hablar de Piketty

  1. musgrave07 dice:

    Abel te agrego mi opinión, el libro tiene un poder de fuego adicional porque Piketty es un ex profe del MIT q volvió a Paris porque no le gustaba como se hacía economía en EEUU. Acá lo cuenta él http://musgrave-finanzaspublicas.blogspot.com.ar/2014/05/yo-soy-pikettero-y-vos.html
    Como me dijo un amigo “repite el discurso q la heterodoxia sostiene desde hace muchos años pero con el lenguaje ortodoxo”

  2. Ada e Ido dice:

    Es en la derecha donde se ve un abanico amplio de opinniones, desde la derecha nacionalista anticapitalista hasta sectores ultradefensores del libre mercado que plantean los problemas reales de la democracia, hasta ahi todo leible, pero la solucion que proponen es una vuelta a las monarquias lisa y llanamente. Bastante disparatado pero es cierto hay sectores de neocons que se hacen una ensalada gigante entre valores crsitianos y tecnologias rizomaticas que dicen que el camino de bienestar pasa por la concentracion y no por la democracia.

  3. Ada e Ido dice:

    Por otra parte quien sabe si es verdad lo que dice, muchos de los mas ricos son tipos q se hicieron a si mismos y muchos de los nuevos megaricos son jovenes emprendedores.
    Leer a nick land puede ser , aunque genial, un poco terrible. Pero al menos es muy lucido y sabe de primera mano como se cocina el futuro.. Este es su blog
    http://www.ufblog.net

  4. Norberto dice:

    Hablando de la distribución del ingreso y el viejo y repetitivo de los libertarios capitalistas argentos, a los que resisto llamar liberales, y ante las consabidas críticas del inefable del trabajo de Herrera en

    http://yaesta.blogspot.com.ar/2014/05/ingresos-de-las-familias-entre-2003-y.html

    respondo

    “Norberto dijo…
    El día que aprenda que cada punto de PBI puesto en los deciles mas bajos, aparte del tremendo efecto multiplicador en la economía porque se vuelca totalmente a consumo, tiene un efecto grandísimo sobre la disminución del coeficiente de Gini, como se ve claramente que al construir la curva, las pendientes son mucho mayores en relación al mismo porcentaje aplicado en los de mayores ingresos.
    Nunca menos y abrazos
    16 de mayo de 2014, 8:39”

    En las políticas públicas de este gobierno se comprueba por el opuesto lo que dice Piketty, ademas que las críticas y las demostraciones el mentado inefable poco tenían que ver con el tema del post de Hernan, y en particular me impresionó hoy saber que en el grupo etario alcanzado por el Plan Progresar se duplica la diferencia de ingresos entre los deciles mas bajo y mas alto, lo cual también habla de una mirada atenta de este Estado ante la necesidad de las correcciones en busca de una sociedad mejor.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-246390-2014-05-16.html

    Nunca menos y abrazos

  5. victorlustig dice:

    todo esto de Piketty, superricos, concentracion, crisis teien un aire de deja vu post 1873 irresistible, como se disparara la 1ra guerra?

  6. Juan Carlos dice:

    Cuando el Papa Francisco dice que el origen de la violencia está en la inequidad y en el sistema económico “injusto de raíz” no se equivoca. El lo ve desde la óptica de la misericordia y la compasión que están en el centro del mensaje cristiano.

    Piketti le da soporte científico a la exclusión y la injusticia que vivimos, y como dice Musgrave habla en el lenguaje de los economistas ortodoxos, así que los arrincona y los pone muy locos. Pero a los plutócratas eso no les importa, sus asesores de marketing y sus mercenarios “resolverán” el problema, total los daños colaterales no cuentan para ellos.

    El problema es que las posibles soluciones no son nacionales sino globales, casi una utopía. Pero si no se busca el camino vamos, en el lenguaje de Hobsbawm, hacia la “Era de las masacres”, que ya ha comenzado en varios lugares del mundo.

    Yo creo que lo mejor que podemos hacer es instalar estos temas, que la sociedad vea que hay un lobo disfrazado de oveja que nos lleva a la miseria a nosotros y a nuestros hijos, más pronto de lo que imaginamos. Es un esfuerzo imprescindible, hay que moverse en serio.

  7. Juan Carlos dice:

    Gracias Abel, me alegra que te haya parecido interesante mi comentario.

    Por un error de cut & paste, este debería hacer aparecido antes…

  8. Juan Carlos dice:

    En relación con esto, vale la pena analizar la política francesa, donde en el partido socialista Martine Aubry y Segolene Royal proponen una sociedad solidaria “société du soin” o “care”, que es ridiculizada por la derecha.

    Segolene pierde con Sarkozy y Aubry pierde frente a Hollande y hoy gobierna el equivalente del turco innombrable, que bajó todas las banderas.

    O sea, parece que no se atrevió a enfrentar a las corporaciones y el ajuste en Francia es una realidad que se ve en las calles.

  9. Ada e Ido dice:

    Para poner un poco de pimienta, el punto de vista austriaco
    Piketty’s approach focuses on the quantity of capital and, more importantly, the rate of return on capital. But these concepts make little sense from the perspective of Austrian capital theory, which emphasizes the complexity, variety, and quality of the economy’s capital structure. There is no way to measure the quantity of capital, nor would such a number be meaningful. The value of heterogeneous capital goods depends on their place in an entrepreneur’s subjective production plan. Production is fraught with uncertainty. Entrepreneurs acquire, deploy, combine, and recombine capital goods in anticipation of profit, but there is no such thing as a “rate of return on invested capital.” […] Profits are amounts, not rates. The old notion of capital as a pool of funds that generates a rate of return automatically, just by existing, is incomprehensible from the perspective of modern production theory.

  10. Andrés V dice:

    Me parece que nadie cuestiona la tendencia hacia una inequidad creciente a nivel global.

    No me resulta tan claro que esa tendencia vaya a volver insostenibles las estructuras sociales y políticas de “occidente”. Creo que mucha gente puede ”vivir conforme”, viendo la creciente riqueza solo en la revista caras.

    La crisis grave, pienso, puede comenzar como puramente económica, y que el sistema se devore a si mismo por falta de consumo que permita continuar el ritmo de acumulación. Hasta ahora el “consumo popular” continúa, gracias a la expansión sin límites del crédito.. Pero en 2008 el esquema comenzó a dar muestras de agotamiento..Los niveles de deuda pública privada son novedosos por lo elevados (salvo en la Argentina, claro)

    Les dejo un ejemplo de Israel, país modelo de desarrollo en muchos sentidos:

    En 2009, momento de muchas protestas sociales en Israel coincidentes con el Occupy Wall Street, hacían falta 97 salarios promedio para adquirir la propiedad de valor medio. Hoy hacen falta más de 140 salarios..

    Alguien cree que el endeudamiento puede crecer indefinidamente?

    Alguien cree que va a haber un proceso de desendeudamiento ordenado?

    Saludos,

    Andrés V

  11. Sergio Robles dice:

    “… La propuesta de Piketty, que admite “utópica”, para evitar ese retorno a un mundo oligárquico es un esfuerzo coordinado a nivel mundial para aplicar impuestos a esa inmensa masa de riqueza concentrada en pocos…”.

    Sr. Piketty: La Argentina es Utopía.

    1.- Aqui cobramos impuestos por un monto que -en valores reales y no en cifras nominales- cuatriplican los del 2001. Ej. Ganancias de la cuarta categoría. Año 2001 tributaban el máximo de la escala aquellos cuyos ingresos superaban los 121.000 Dls. anuales. Hoy pagan el 35% los que perciben 21.000 Dls anuales.

    2.-Otro tanto hacemos con aquellos que tienen un patrimonio que supera los 30.500 Dls. (el valor de una cochera bien ubicada). En el año 2001 se tributaba, con escalas menores y mínimo no imponible -que nunca se computaba para determinar el impuesto- a partir de los 101.500 Dls.

    3.- Esto por cuenta y orden del progresismo. Por su parte, la derecha recalcitrante, que gobierna la CABA, grava con el impuesto a los Ingresos Brutos toda percepción de alquileres que supera los 160 Dls mensuales (un valor 40 Dls. por debajo del alquiler de un habitáculo en la villa 31).

    Con la mirada puesta en un futuro cercano es lo que se dice un escenario francamente prometedor. Claro que, vaya a saber uno de qué cosas.

  12. victorlustig dice:

    aca faltaria el parecer de nuestro liberal residente, que, como habla de paises “serios” esta en un problema

    yendo al comment

    Toda la parrafada es tipica de la escuela austriaca, ningun numero, y la frase de oro:

    The value of heterogeneous capital goods depends on their place in an entrepreneur’s subjective production plan.

    Lastima que todos los entrepreneurs de la region mas tipica, Silicon Valley, estan bancados para comenzar por algun VC, y los VC suman todas las apuestas, subjetivas, y estan conformes si entre todas sacan un 10 a 15% (es lo standard) en la primer fase de apalancamiento, salvo cosas raras como Whats App.

    el punto, quizas es otro, estamos llegando a un plateau de avance tecnologico, tal como los 70s del siglo 19 (si vuelvo ahi, estan pero tan parecida la epoca, los conflictos y las depresiones/crecimientos), que lo schumpeteriano se transforma en pan con manteca, y la unica forma de medir es via ROI o alguna cuantitativa, los hnos austriacos deberian explicar eso en un board, y cuando se terminen de reir con lo subjetivo, hablamos, o,a Paul Singer por ejemplo.

    Hasta que no aparezca un hecho destructivo, y esto suena muy pesimista, habra que acostumbrarse a esto y tratar de obrar en consecuencia.

    Por ese motivo quizas, Gates, Buffet y algunos mas quieren imponer el impuesto a la herencia, ellos ya pasaron (Gates, si, Buffet no se) la plata a fundaciones, como muchos superricos de aca lo deben estar haciendo en trust funds afuera (a la forma de Rockefeller etc) y, lo que tambien es cierto, los robber barons de esa epoca despues donaban en cantidad (Stanford, Carnegie, Rockefeller, y mil mas) lo que no ocurria aca lamentablemente.

    Habra que esperar para completar la analogia, el reemplazo del fantasma que sobrevuela Europa, quizas lo sea el islamismo

    demasiado largo el comment para mi gusto

  13. Norberto dice:

    Partamos que Ud falsea la verdad, Ud paga un máximo del 35% de su salario sobre el excedente de los $195000 anuales a la fecha de entrada en vigencia del último decreto de actualización, en caso de haber percibido un aumento posterior estando exento en el momento de esa puesta en vigencia del mismo, sigue disfrutando de la exención, y en cuanto a su patrimonio olvida decir que tributa sobre el valor fiscal del mismo, no sobre su valor de mercado.
    Le recuerdo que en cualquier país del mundo el tributo el mal llamado Ganancias de 4º Categoría, dado que en realidad debería llamarse impuesto a los Ingresos, tiene piso muy inferior al argentino, tanto que en USA el Income Tax comprende hasta las propinas al personal de restaurants y hoteles; impuesto que ademas es un formidable distribuidor de ingresos al interior de los trabajadores, cuyas desigualdades producto de las décadas sangrienta y del sultanato son realmente importantes, tanto mas cuando contribuyen a las jubilaciones, pensiones, y asignaciones familiares y universal.
    En cuanto a los impuestos de la CABA, todavia no alacanzan a la carga impositiva que por todo concepto paga cualquier habitante de un municipio del conurbano.
    Nunca menos y abrazos

  14. Udi dice:

    El siglo XX, tal como lo “imaginamos” o “relatamos” entendido como período del capitalismo, duró solo 30 años. Del ’45 al ’75.
    Los “gloriosos 30”, al decir de Hobsbawm. No es del todo improbable que esos 30 años hayan sido sólo una leve anomalía, una breve desviación de la tendencia general.
    De todos modos, la capacidad de creación de riqueza del modo capitalista de producción creció tanto en los 100 años que van de la crisis de 1870 hasta 1975, que – aún si r > g – pudo seguir aumentando la “inclusión”, es decir, desarrollando las fuerzas productivas y absorbiendo mano de obra. Es esa etapa la que concluye a partir de 1975. La resurrección del neoliberalismo como doctrina viene a llenar la necesidad de una ideología que sustente la nueva etapa de acumulación abierta con la la revolución científico técnica, y marcada históricamente por la derrota de la huelga de los controladores de vuelo en EEUU y los mineros en Inglaterra,
    Saludos !

  15. guido dice:

    Hago una asociación de ideas más o menos libre. Hace un par de semanas tuvo cierta repercusión en los medios locales (porque uno de los campos empíricos del estudio era MdP) un informe elaborado por un par de economistas (creo que del BM, si quieren lo busco) sobre el alquiler como vía de acceso a la vivienda popular. En esencia, los autores sostenían que el enfoque tradicional de viviendas sociales en propiedad o de planes de reparación, ampliación y puesta en valor de viviendas propietarias pobres era ineficiente. Mostraban que, en promedio, los hogares pobres no propietarios que alquilaban accedían a casas de mejor calidad que los pobres propietarios. La propuesta era obvio: los recursos que la región destina a la construcción de viviendas en propiedad debería recanalizarse a esquemas que faciliten el alquiler de viviendas de calidad.

    Si bien fomentar subsidios al alquiler (en reemplazo de inversión en viviendas sociales nuevas) no me parece necesariamente mal (combinado con otras políticas que si apunten a la propiedad) había algo que no me cerraba del todo. Y me acordé de un breve intercambio con el economista Eduardo Levy Yeyati (aka, el neoliberal extremista pero sensible) en su blog, que defendía la misma idea: menos gasto en vivienda social, más subsidios al alquiler.

    Y es que la relativamente alta “propietización” de la sociedad argentina (cerca del 70% de los hogares, con un valor bastante más bajo en la CABA) es un elemento de equidad distintivo con respecto a la mayor parte de la región. Su origen está en algunas leyes de las décadas del 40 y 50 que suelen ser puestas como ejemplo de estado malévolo que ataca a la libre empresa y genera caídas en la inversión.

    Vayamos a Piketty. Una familia que tiene su título de propiedad en el barrio Libertad de Mar del Plata (uno de los más pobres y violentos) se ha beneficiado en los últimos 10 años de un crecimiento de su capital (transable en dólares) por un “r” similar al que tiene su casa en el centro. Se trata de un aspecto de la equidad que no es captada por las encuentas de ingresos. De lo que se sigue que la legislación más izquierdista de los últimos 40 años bien podría ser la que lleva la firma de Alberto Pierri (la que permite simplificar la titularización y regularización de terrenos ocupados). El acceso a la propiedad de la vivienda genera equidad porque, entre otras cosas, hace caer el valor de la renta inmobiliaria. Ahí hay una vía importante en manos de los estados para reducir la desigualdad de modo concreto.

    Otra, claro, requeriría otro tipo de alianzas globales. Se trata de eliminar de la faz de las tierras esas cuevas de evasores de impuestos, traficantes de armas y drogas, políticos corruptos y organizaciones armadas que son los paraísos fiscales. Pero eso es más difícil. La mayoría son unidades subnacionales de los países desarrollados (EEUU, Francia, GB, etc.).

  16. musgrave07 dice:

    Guido, esta semana estuve chusmeado un manual de FP de J Gruber, profe de FP del mit. en una parte explica q la deducción de los intereses de los prestamos hipotecarios de ganancias, se explica porque la propietización genera externalidades positivas en la comunidad donde el contribuyente , y es una Idea pilar del american way of life. No es muy complicado asimiliar el subsidio de la deducción de los intereses a las viviendas sociales. Lo importante es generar nuevos propietarios

  17. victorlustig dice:

    notable como guido y mus estan de acuerdo con Thatcher, realmente notable

    recordemos que esa politica de tasas chicas para generar propietarios fue lo que genero el bust del 2008

    de Thatcher; http://en.wikipedia.org/wiki/Right_to_Buy

    de paso, ya que estamos, no los escuche quejarse del subsidio implicito en dolares a los viajes al exterior o compra para atesoramiento, la 4ta lo toma de gcias o bienes, el resto debe tramitarlo en la AFIP y, no es automatica la devolucion.

  18. […] es más complejo, no tan lineal, de lo que parece. Este viernes subimos al blog, para debatir, algunos elementos sobre Thomas Piketty, que señala que la distribución de la riqueza, es decir, del patrimonio, es un aspecto más […]

  19. […] blog empezó a hablar de Piketty bastante tarde, a mediados de mayo, a sugerencia de un lector, Juan Carlos. De todos modos, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: