Blanqueando trabajadores

esclavos1

Ayer la Presidente anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso para combatir la precarización laboral y promover el trabajo registrado. Es una noticia importante – es posible que sea una de las más importantes de la gestión de Cristina Fernández. Dependerá, como siempre, de la firmeza y la capacidad con que la legislación, una vez aprobada, se lleve adelante. Y también, por supuesto, de cómo esté diseñada la ley. Para los abogados laboralistas ahí afuera, les acerco los considerandos y el proyecto enteros – todas las 34 carillas, con letra grande aquí (es un enlace a Dropbox, que estoy probando. Si no funciona, avísenme).

Como no soy abogado y además no he tenido tiempo para estudiarlo, sólo adelanto unas reflexiones sobre la decisión en sí. Creo que lo merece. Porque el mundo ha cambiado mucho desde aquella primera fase de la Revolución Industrial que llevó a Carlos Marx a edificar una teoría de la Historia a partir del dato original de la explotación del trabajador.

El trabajo sigue siendo un hecho fundamental de la condición humana, por supuesto. Pero se ha hecho cada vez más diverso. Y el obrero industrial que trabaja en grandes fábricas – que era el símbolo y el actor principal de las luchas de los trabajadores – hoy es un sector pequeño y relativamente privilegiado (no digo que no tenga motivos de queja, compañero Caló).

Atención: si las viejas consignas socialistas hoy tienen sonido a hueco, lo mismo pasa con el amable relato del capitalismo triunfante: que la tecnología, incorporada a la producción por el dinamismo del empresario, aumenta cada vez más la productividad del trabajo. Y habría más bienes para todos, no importa donde estuvieran en la pirámide social.

La realidad es que en las sociedades modernas, en países desarrollados y en “emergentes”, vemos como avanza el fenómeno de la precarización del trabajo. Empleos “basura”, tercerizados, en “negro”… Hasta en el Estado, una buena parte de su fuerza laboral está en “negro”. No son los que están peor: la escalera sigue bajando en los “call centers”, los talleres clandestinos,… En todos los casos, es el trabajador que no tiene estabilidad, ni obra social, y sólo consigue crédito a tasas de usura (más que las de los créditos personales de los bancos y las tarjetas, que ya lo son bastante).

La Presidente estimó en un tercio del total los trabajadores que no tienen protección legal, porcentaje que coincide con algunos trabajos sobre el tema. Justamente, el amigo Pablo Tonelli, frecuente colaborador del blog, publicó aquí el año pasado un artículo sobre la informalidad laboral, citando los estudios que dan esas cifras. Es importante su conclusión de ese momento “El nivel de informalidad remanente del mercado laboral argentino no encontrará solución con el crecimiento de la economía, que hizo mucho por la formalización y la inclusión, pero requiere precisar los instrumentos de intervención de aquí en adelante“.

Este proyecto es uno de los instrumentos de intervención. Ahora, hay algo que creo necesario destacar: Además de los mecanismos de coacción tradicionales para obligar al empleador a registrar a sus trabajadores, registros, inspecciones, multas, el proyecto prevé incentivos a las empresas para que lo hagan. Hasta llega a cubrir a las empresas muy pequeñas (que son las que ostentan la inmensa mayoría del trabajo “en negro” privado) el 100 % de las cargas laborales: significa que no les costará nada “blanquear” a su personal.

Este no es un desarrollo totalmente nuevo, por cierto. Hace unos años se hizo mucho más fácil y económico registrar al personal doméstico de casas particulares; mujeres pobres, casi todas ellas, que carecían de cualquier protección. Igual, hay un debate vigente sobre este criterio.

En ese posteo que enlazo arriba, otro economista amigo mío, Musgrave, decía: “Hablar de trabajo en negro y no discutir la tasa de ganancia de los empresarios minipymes y pymes es un exceso de voluntarismo. Subsidiar al empresario consintiendo el trabajo en negro o a través de políticas específicas es olvidar lo que Alberto Levy repetía: el camino al éxito de un emprendedor es reemplazar la frase “soy pyme” por “estoy pyme”. Sólo con mayor control y fiscalización que apunte a reducir la tasa de ganancia bajará el empleo en negro“.

Su planteo dió origen a una larga discusión. Resumo: reconozco que lo que dice es justo, pero impracticable. Averiguar la tasa de ganancia de un empresario minipyme es aún más difícil que controlar la relación entre los paraísos fiscales y la City de Londres: lleva menos contabilidad.

Este gobierno, que digamos no se ha destacado por su flexibilidad, hace frente a esta situación descartando, seguramente con reluctancia, prejuicios – nacidos de una tradición muy peronista de cómo debe ser la relación entre obrero y empleador, y a la que además el sindicalismo se aferra, pero que pertenece a un mundo que ya no existe – y procura crear un entorno legal donde el pequeño empresario como sector se acostumbre a regularizar a sus empleados, impulsando así una cultura donde lo natural es estar registrado. Porque, no nos engañemos, muchas veces es el mismo trabajador el que acepta estar en negro porque así cobra más o porque cree que se evita perder una ayuda social.

Los resultados dependen, repito, de la ley que se apruebe y cómo se aplique. Pero tengo que aplaudir a un gobierno que, en su etapa final, asume el problema y trata de encararlo en una forma nueva, reconociendo el fracaso de los métodos tradicionales. Además… estamos en un ajuste, es cierto. Pero ortodoxo, en la acepción de inflexible y estúpido, seguro que no es.

29 Responses to Blanqueando trabajadores

  1. Chiclana dice:

    Ver para creer.
    El 70% de los empleados del Ministerio de trabajo están en situación precaria, contratos, ley marco, convenio con universidades, pasantías eternas. La viga en el propio.

  2. […] con respecto a todas las medidas del gobierno, pero esta bien vale la pena un post. Abel entra en profundidad, como siempre y en calidad al tema en su blog. Yo voy mas por lo simple, soy […]

  3. Politico Aficionado dice:

    Que los grandes diarios hayan poco menos que ignorado el tema, relegándolo a sus ultimas páginas, es clara señal de la importancia del tema.

  4. eluigi dice:

    Este asunto es bastante sospechoso , es intrigante , raro por el momento elegido. Habrá que ver que se esta barajando realmente.Otra bomba en el rio para ver a que distancia caen los peces muertos. Que diran los Massa Macri Scioli y demás?

  5. Mauro A. dice:

    El problema, como casi la mayoría, y desde hace unos buenos años, es “la justicia”. Si fuera “facil” “empernar” a un empleador que se lo agarra 2 o 3 veces con sus empleados en negro, o evadiendo, o al contribuyente que no paga los impuestos, o al que anda en el auto sin los papeles al día, etc… Sería otra la discusión, por que no creo que la gran mayoría de las PYMES no les alcance para llegar a fin de mes. Y si el problema es que “les sacan mucho” en impuestos, y bueno… se los revisa, y seguro que si TODOS pagaran, aunque sea menos de lo que deben paga ahora, se recaudaría mas. Y para esto se necesita una AFIP enorme y fuerte. Por eso siempre les digo a todos (en modo de chicana) que este gobierno es el que mas ha hecho por mi seguridad de todos los gobiernos que conocí, por que es la primera vez que veo un AFIP que mas o menos se mueve, aunque me parece que para este caso se necesitaría mucho mas (ademas de que el trabajador/sindicato se meta en el tema).

    El problema para discutir con el empresariado argentino es que piensan en ganancia y no en rentabilidad, entonces: si tienen que aumentarles un 30% a sus empleados, ellos tambien quieren ganan un 30% mas, por mas que el 30% del empleado sean $1500 y el 30% de ellos sea $4500.

    En fin, un cambio de mentalidad. Sin embargo, creo que con el tiempo, se puede lograr. Aca en córdoba, no arrancas el auto sin ponerte el cinturon de seguridad, y es por que se han cansado de recaudar con giles que se hacen los picantes sin usarlo, y se por experiencia propia que en otras provincias no le dan bola a eso, con lo cual hay pruebas que machacando, se cambian las costumbres.

  6. Capitan Medibacha dice:

    Soy muy escéptico respecto de los resultados que tendría una medida como el proyecto en cuestión.- No recuerdo ya la cantidad de leyes, blanqueos y demás yerbas que he visto pasar, siempre con la misma intención declamada, y siempre con nulo resultado.- Desde mi punto de vista este tipo de normas solamente apuntan a no tocar realmente el trabajo en negro, mientras se simula intentar combatirlo.- En tal sentido, me resulta llamativo que el nuevo REGISTRO PÚBLICO DE EMPLEADORES CON SANCIONES
    LABORALES (REPSAL) que se pretende crear ni siquiera incluye a los miles de empleadores que son condenados en la Justicia Laboral por tener empleados clandestinos o en negro.- Se limita a los casos que detecten los pocos inspectores del Ministerio de Trabajo. ¿Por qué? Si esta iniciativa llegara a ser ley, a mi ver no sería más que una gota de lluvia en el océano.-

    Dos pequeñas reflexiones sobre el tema:

    El Estado (Nacional, Provincial, Municipal, del CABA) es un negrero principalísimo.- Mediante la figura de “contratados” hacen trabajar a miles de personas a quienes obligan a presentar facturas como “monotributistas” para percibir su remuneración mensual.- ¿El Ministerio de Trabajo también inspeccionará y sancionará este comportamiento ilegal?

    Como en nuestro país quien sostiene al Estado son los trabajadores (IVA + Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social equivalen al 65% de los Ingresos del Estado), y la clase pudiente paga muy poco (Bienes personales no alcanza al 1%), mientras no haya una reforma impositiva que equilibre las cargas, aumentando los impuestos que pesan sobre la clase pudiente y disminuyendo el IVA y los impuestos al trabajo, el trabajo clandestino y en negro seguirá existiendo.-

    Saludos

  7. Abel B. dice:

    Estimados:

    Me disculpo por la demora en autorizar. He tenido un día ocupado, y administrar por celular no ha funcionado bien.

    Reconozco que las objeciones de algunos comentaristas, como las de Musgrave que mencioné, son justas. Kant podría decir que este proyecto no se ajusta a una Moral universal.

    Pero les acerco una evaluación que no toma en cuenta el Deber Ser sino lo que Es: Uno – si es mal pensado como yo – puede considerar que la Barrick Gold, Monsanto o Chevron, o más cerca, Elsztain están en condiciones de sobornar y/o presionar a los más altos niveles de decisión en sus áreas. No digo lo hagan, por Dios, pero parece evidente que podrían hacerlo.
    Sin embargo, todo su personal está escrupulosamente registrado.

    En cambio, los talleres textiles que hacen las prendas truchas, los mataderos clandestinos, las “cooperativas” truchas… a la gran mayoría les alcanza apenas para “arreglar” a un comisario, a lo sumo sobornar y/o presionar al intendente de un municipio pobre.
    Y (como dije arriba) son los grandes empleadores en negro en el ámbito privado.

    Eso parece indicar que el problema no se arregla con poner controles. Parece que se termina creando un nivel de recaudación más.

    Para dar un ejemplo histórico: La difunta Unión Soviética tenía muchos controles – incluída la KGB. Ahora, alguien cree que las “mafiyas” surgieron repentinamente en 1991?

    Me permito modificar ligeramente una frase de Perón: Los hombres son buenos, pero si se les da incentivos para portarse bien, son mejores.

    Abrazos

  8. Abel B. dice:

    DOCUMENTO:

    Andres Peebles (@selbeep_46) me avisa q el proyecto no se puede abrir en Dropbox.

    Para los que les pasa lo mismo, probaremos con Google Drive; https://docs.google.com/document/d/1pX7LD8tcTWVJQIESfed_Z4xGY-Xqy5QXoGj8bH8ftJc/edit

    Suerte

  9. bistiarj dice:

    ¿Puede ser que la imagen este patas para arriba erróneamente?

  10. Alcides Acevedo dice:

    Mamita… salgan un poco a la calle a ver la realidad señores…

    Es una cuestión de lógica: si las premisas son equivocadas las conclusiones son desastrosas.

    ¿Hay que discutir la súper rentabilidad de las PYMES? esto es el paroxismo total… vayan a cualquier PYME ¿alguna vez pisaron una? yo sí, por cuestiones laborales… además tengo familiares y conocidos.

    Ustedes no entienden: para una “gran empresa” industrial oligopólica los salarios representan una parte reducida del costo final… para una PYME es la diferencia entre la vida y la muerte, encima la tasa de productividad de la PYMES en argentina es misérrima, por lo tanto, los salarios son estructuralmente bajos, es como el caso de una empleada doméstica que trabaja para una señora docente ¿creen que le puede pagar un salario digno más todas las cargas sociales? en los países con salarios dignos (Suecia, Noruega) no hay trabajo doméstico ¿entienden?

    Eso sin contar que “registrar” a un “empleado” se disparan una serie de controles y obligaciones, comienza el desfile de inspectores, la municipalidad te cobra una sobretasa por tener empleados… y hasta le tenés que pagar a un contador para que te lleve los papeles…. es mucha guita.

    Me extraña, creo que el señor Abel dijo alguna vez ser contador o algo así ¿me equivoco? que cuente él un poco de su experiencia personal.

    Basta de sanata progre… yo personalmente conozco gente de sistemas empleada en el Ministerio de Trabajo que labura como monotributista, basta de mentira. AH, a los monotributistas no se los considera trabajadores en “negro” en las estadísticas, muy raro.

  11. Abel B. dice:

    No, estimado. La puse patas para arriba deliberadamente, para simbolizar el combate al trabajo en negro. Vendría a ser algo así como los comentarios de Alcides, aquí abajo. Pero él es voluntario.

  12. Capitan Medibacha dice:

    Comenté antes apurado porque tenía que asistir a una audiencia judicial, precisamente por el reclamo de un trabajador “en negro”.- En realidad, una parte importante de los juicios que hago -y por ende de mis ingresos- proviene de las relaciones laborales clandestinas y del fraude laboral.- Enfrentamos allí situaciones diametralmente opuestas: a) El pequeño empresario, la mini-empresa que tiene todos sus (3,4) empleados en negro.- Cualquier reclamo laboral que le hagan a este tipo de empresario, lo pierde por sumas siderales que no puede pagar y quiebra o desaparece.- b) El empresario sinvergüenza que para evitar lo anterior contrata contadores y abogados y tiene en negro todo lo que puede, pero cuando le hacen juicio se insolventa y arma otra empresa con la que sigue defraudando al Estado y a sus empleados.- c) Las empresas más grandes (y más sinvergüenzas) tienen un cuerpo de abogados y contadores que les arman esquemas para violar las leyes y eludir los costos laborales (subcontrataciones, interposición de supuestas agentias de trabajo temporal, etc).- Se trata de un fraude medido, premeditado y calibrado.- Una y otra vez la Justicia Laboral los condena por el fraude pero lo reiteran sin inmutarse porque lo que pierden con los 5 trabajadores que se animan a reclamar es más que compensado con lo que ahorran con los 95 timoratos que consienten el atropello.-

    ¿Por qué no se registran las reincidencias de IBM, de Carrefour, de Telecom, o de Quilmes en este tipo de contrataciones fraudulenta y “en negro”?

    Tengo gran respeto personal tanto por el Ministro Tomada como por la Dra. Noemí Rial.- Ambos son expertísimos abogados laborales con décadas de actuación profesional.- Ni hablar del cuerpo de profesionales que integran el Ministerio de Trabajo.-

    No puedo creer que piensen que van a combatir el trabajo en negro con este proyecto de ley.- En realidad creo que este proyecto refleja la decisión de no encarar real lucha contra el trabajo “en negro”.- Tanto porque el Estado no puede bancar el costo de blanquear a los empleados que tiene en negro, como por la catástrofe económica que podría significar perseguir realmente a las PYMES por los empleados en negro que tienen, con el consecuente desempleo que ello generaría.-

    Es por ello que el proyecto en cuestión, a mi criterio, refleja solamente la intención de mostrar que algo hago, cuando en realidad no hago nada.-

    Aclaro que estas opiniones no anulan mis simpatías por el modelo K.-

    Saludos

  13. Mauro A. dice:

    Yo si lo puedo ver en dropbox, pero bue… mejor GDrive

  14. Mauro A. dice:

    Hay que aceptar que tienen un gran grado de verdad sus palabras, pero ahora yo me pregunto: no es un buen incentivo hacerle entender al que está fuera de la ley, que si no se pone en regla, va a tener que “pagar”?. Por que la verdad que me resuenan las palabras de Gerardo Romano cuando decía: Hay que dar una señal de que no es lo mismo robar o no robar. Y el que tiene a los empleados en negro, es tan ladron como el punga que le saco el reloj a la vieja yanky…

  15. guido dice:

    Veo que varios identifican el monotributismo estatal y las dudosas becas y pasntias con el trabajo en negro. Es indiscutible que en muchos casos (no en tooooodos las casos) encubren relaciones de dependencia e implican una precarizacion de las condiciones de trabajo. Pero laburar en negro, laburar en negro de verdad…no jodamos, es muy otra cosa. Si el 30y pico % de laburantes que estan en negro fueran monotributistas de algun ministerio estariamos en otro planeta.

  16. casiopea dice:

    El objetivo ostensible es algo para aplaudir. ¿Pero es creíble? No, por las razones que mencionaron otros comentaristas. Si empezaran por el estado, sería otra cosa. Entonces ¿para qué lo proponen? No sé, pero seguro que no es para combatir el trabajo en negro.

  17. Abel B. dice:

    Estimados:

    Vuelvo a insistir, en contra de mi actitud habitual, porque me parece q comentaristas inteligentes y razonables no han leído el proyecto. Ni tampoco el posteo.

    El hecho nuevo aquí no son sanciones, registros, multas… Eso ya estaba, y no funcionaba. Por supuesto, la culpa es de los Malos, que no hacen caso a la ley. Pero, como explicaba Perón, los Buenos somos pocos.

    Este proyecto incorpora una medida: la empresa MUY pequeña pagaría 0 % de cargas sociales si registra a sus empleados. Esto puede cuestionarse, por supuesto, y varios coments. lo hacen. Pero es un hecho nuevo.

    Y creo que aun el compañero Samid, hombre de principios firmes, va a registrar a su personal, si no le cuesta un centavo.

    Igual, tengo que decir que me emociona la posición de Casiopea y de Chiclana, que rechazan esta medida porque no toca en nada a los que están “en negro” en el Estado. Estoy seguro que los compañeros de La Cámpora, la actual camada mayoritaria, están agradecidos por este apoyo.

    Y yo estoy de acuerdo que los pasen a planta permanente, eh. Tenemos tantas capas geológicas ahí…

    Abrazos

  18. Chiclana dice:

    No rechazo la medida, digo ver para creer, ya se lanzaron tantos planes y proyectos que no llegan a nada que para aplaudir una medida como esta me parece demasiado pronto.

  19. oti dice:

    El proyecto está en consonancia con los antecedentes históricos de fines de los ’40.

    El Estado ayuda a las PyMEs para mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores y ampliar sus derechos.

    Lamentablemente, tengo que coincidir con Alcides que, esta vez, está en lo correcto.

    Los empresarios PyMEs, muchos de los cuales trabajan a la par de sus empleados no registrados, no tienen la plata de los aportes escondida abajo del colchón.

    El peso de la masa salarial en una PyME de 4 o 5 empleados es muchísimo mayor en comparación a las medianas y grandes empresas.

    Y, visto que en el sector industrial, esas empresas son las que emplean a más del 65% de la mano de obra, no queda otra que ayudar a las mismas a que resuelvan sus problemas para que sus trabajadores resuelvan los suyos.

  20. ricardo j.m. dice:

    loco yo tuve que renunciar para poder curarme siendo monotributista en el estado, estuve 6 meses usando un baston para sentarme a cagar y me obligaban a ir ver a los vagos de upcn y ate rascase todo el dia en salud porque el diagnostico del medico no decia lo que a un burocrata imbecil mantenido le parecia que tenia que decir. no jodas. los matices de la ileglidad son el fundamento del trabajo en negro.

  21. Jorge dice:

    Estimado Abel, como abogado que soy, no puedo menos que coincidir con Capital Medibacha. Agrego solo un par de cuestiones. La primera, es que el trabajo no registrado puede ser total o parcialmente no registrado, estos últimos casos se refieren a los que se les condigna un salario menor al que realmente cobra, o al que se le consigna una fecha muy posterior a la real d ingreso. Ya estas contemplados el la Ley Nacional de Empleo, la 24013, y también en la 25323. Lo segundo es que han fracasado en la medida que noy hay un verdadero control y tampoco los sindicatos se preocupan demasiado y lo saben porque estan en contacto con las empresas. Un tema aparte, que no se refiere al blanqueo pero si a los aportes y contribuciones es el de los conceptos no remuneratorios. Muchas veces se pactan en acuerdos salariales, pero se exceptuan la obra social y la cuota sindical, que van al sindicato, pero claro, la parte previsional queda afuera. Raro, no?. Por último, me parece que hay una cueston no menor, más allá del carácter rentista de nuestros “empresarios”. Me refiero a los que se acuerda en paritarias. Por lo general las pequeñas empresas, pr ejemplo un ferretería de barrio, no puede pagar lo que se estipula. No es lo mismo esa ferretería que una gran empresa metalúrgica. Es un tema complejo. No estoy hablando de desigualdad salarial por el tamaño pero queda claro que no es lo mismo y allí hay un escape hacia el freude.

  22. Mariano T. dice:

    Es importante discernir quienes son los que tienen empleados en negro como reflejo a la baja productividad del trabajo en su actividad, y quiénes lo hacen de puro sinvergüenzas.
    Y avanzar en fases, de acuerdo al nivel de actividad y el nivel de empleo (atacar en las buenas, quedarse mosca en las malas).
    Si uno quisiera acabar con el 90% del trabajo en negro en 3 meses, sería factible. Bastaría con darle derecho al trabajador denunciante a recibir del patrón lo mismo que el estado recibe de multas y aportes evadidos, y punitorios.
    Peros sería hacer estallar una bomba atómica en el mundo pyme, con graves consecuencias en el empleo.

  23. ricardo j.m. dice:

    cada empelado produce lo suficiente para pagar su sueldo y lo que corresponda, caso contrario o bien la empresa esta mal administrada o bien el que emplea se la lleva. el chamuyo de que la pymes esto y lo otro pobrecitas es revertir la carga de la prueba, es el empresario que es el que va a disfrutar las mieles del triunfo del emprendimiento el que debe cargar los costos de llegar a ese momento, no los empleados.
    asique si una pyme, que es una situacion momentanea serlo puesto que toda pyme quiere ser grande. tiene empleados en negro es porque el empresario en cuestion pone en espaldas de los laburantes el costo del crecimiento de la pyme y mientras tanto el autito de 500 lucas y la casa de 200mts cuadrados de movida por nivel crediticio por ser propietario de una empresa que resulta en el viejo adagio de empresas pobres y empresarios ricos.
    creo que el asunto de costo laboral cero deberia ser para empresas nuevas o de dos años de antiguedad. si implica empresas de mas años de existencia implica una situacion injusta a menos que se revise la administracion de esta y sus conductas contables, costos y beneficios y poner la que ya deben que esta en el audi y la vacaciones.
    no lei el proyecto asique si lo que expreso esta incluido me alegro

  24. casiopea dice:

    Claro que sí, para ver si valen su sueldo más cargas sociales y jubilación, o despedirlos en caso de que haya que hacerlo. Porque ese es otro tema. No es sólo blanquear, si no pensar en cuánto cuesta despedir. Esa es una consideración importantísima para cualquier empleador, incluyendo al estado.

  25. guido dice:

    Ch e, pero esa propuesta esta buena.

  26. Gerardo González dice:

    Tema difícil de los tantos que padecemos.
    El Capitán Medibacha nos ilustra, por propia experiencia profesional, sobre las tres categorías de pymes que existen. Es muy interesante. Los juicios laborales son tan gravosos que las empresas desaparecen y resucitan en otras nuevas o se funden.
    Yo hice laboral hace muchos años y creo que debería trazarse una línea separatoria de cinco años de antigüedad entre los trabajadores.
    En definitiva un pyme que crea una empresita es la innovación del capitalismo, su esencia primigenia. No es que haya que protegerlo, pero tampoco hay que fusilarlo con las leyes laborales.
    Existe una especie de “garantismo” laboral muy perjudicial.
    En la UE elaboraron una minuciosa legislación del trabajo para alentar el empleo pyme. Italia, España y en menor medida Francia
    favorecen el pyme que toma obreros o empleados.
    La Argentina tiene una firme y establecida tradición laboral blanca que debe a Juan Perón. Pero lentamente, después de los sesenta, se fue haciendo creciente la carga laboral para los pequeños empresarios y emprendedores.
    Solo por dar un ejemplo, un familiar es dueño, junto con sus abuelos, padres y tíos, de una pyme textil de calidad. Desde que creció el trabajo esclavo en los últimos años, se vieron obligados a desprenderse de sus dependientes e incorporarse ellos como trabajadores para subsistir.
    Es la rentabilidad, la ganancia real, no?
    Tienen un considerable patrimonio, no tienen deudas, pero viven con un estándar de clase media media, tirando a baja. Claro, pagan las cargas laborales e impositivas y eluden lo que pueden.

  27. eluigi dice:

    Me parecio pertinente postear este trabajo de Olivia Sohr.

    La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, anunció ayer el envío al Congreso de un proyecto de ley con una serie de medidas para reducir el empleo no registrado.

    Éstas incluyen una reducción de los aportes patronales, focalizado en las micro y pequeñas empresas; la creación del Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales; la posibilidad de firmar convenios de corresponsabilidad con los sindicatos en ciertas ramas y la creación de la Unidad Especial de Fiscalización del Trabajo Irregular.

    Algunos puntos clave para entender el fenómeno:

    1- Cuatro millones de trabajadores en negro

    El empleo no registrado alcanza hoy al 33,5% de los asalariados del país, según los datos que releva trimestralmente la Encuesta Permanente de Hogares. Esta tasa representa un poco más de cuatro millones de personas, según estimó Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios de Población, Empleo y Desarrollo (CEPED).

    2- Bajó en términos relativos, pero no en números absolutos

    La Presidenta comparó la tasa actual con la que existía en 2003, luego de la crisis de 2001, cuando efectivamente el trabajo no registrado era mucho mayor llegaba casi al 50% de los asalariados (48,8%). Aunque hubo una baja importante entre 2003 y 2008, después de eso la disminución fue mucho menor: en mayo de 2008 ya era del 36,3 por ciento. Lo que significa que entre 2003 y 2008 hubo una baja de 12.5 puntos, mientras que en los seis años siguientes la disminución fue de 2.8 puntos.

    Si se lo compara con períodos anteriores, se trata de la tasa más baja desde 1995, cuando llegó al 33 por ciento. En 1985, el primer año para el que hay datos oficiales, era del 26% (ver toda la evolución en “El trabajo en tres décadas de democracia”).

    “La proporción de trabajadores no registrados bajó desde 2003, pero no se redujo en números absolutos”, destacó Lindenboim. Hubo un incremento del trabajo en blanco en estos años, lo que hizo que bajara la tasa de trabajo en negro, pero este no se redujo en números absolutos.

    3- Mujeres, jóvenes y personas con menos estudios

    En 2012, cuando se realizó la última Encuesta Anual de Hogares Urbanos, se contabilizaron 4,5 millones de trabajadores en negro, según un informe elaborado por el Ministerio de Trabajo. “De ese total, más de 2,4 millones se concentran en el trabajo doméstico, el comercio y la construcción. Asimismo, cerca de 2,8 millones de asalariados se concentran en los establecimientos de hasta cinco trabajadores”, precisa.

    María Marta Formichella, investigadora del Conicet y del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur, detalla que el trabajo en negro afecta más a mujeres que a hombres, es mayor cuando el nivel educativo es menor y tiene mayor prevalencia entre los jóvenes de entre 14 y 24 años.

    4- Sin jubilación

    Por trabajo no registrado se entiende habitualmente a los asalariados que no tienen protección social. Aunque el estar “en negro” implica no tener una serie de beneficios, como vacaciones pagas o cobertura sanitaria, en general se toma el parámetro de los descuentos jubilatorios para considerar a una persona en esta situación laboral (ver Metodología de la EPH del INDEC).

    5- Trabajo precario

    Más allá de los asalariados existen otras formas de precarización laboral, como los cuentapropistas que no hacen aportes. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima en un trabajo publicado en 2013 que la informalidad en el mercado laboral afecta a alrededor del 44% del total de los trabajadores. Este estudio fue realizado en base al Censo 2010.

    “La problemática de la informalidad laboral se presenta como una característica estructural del mercado de trabajo en Argentina, ya que se registran incrementos del trabajo no registrado tanto en fases recesivas como expansivas. El nivel de no registro aún permanece en magnitudes considerables, a pesar de ser foco de diversas políticas públicas”, señala el informe.

  28. eluigi dice:

    http://www.ieco.clarin.com/economia/personal-domestico-ART-vacaciones-cuentas_0_1121887824.html

    Lo justo es justo. Aunque sospecho que en todo esto el asunto justicia o derechos son simplemente el efecto colateral de la lucha electoral , que todos sabemos que todavia no comenzo

  29. Mariano T. dice:

    En el rubro frutihortícola de mercado interno, que ocupa mucha gente y esta 80% en negro, el blanqueo no creo que cause mucho desempleo, aunque hay un grupo de empresas y empresitas más ineficientes que van a cerrar.
    Pero sin duda somos los consumidores los que vamos a pagar el blanqueo, y esta bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: