La comunicación K

dolares

Puede ser que la foto que encabeza el posteo anterior hizo pensar a los amables visitantes que este finde estuvo dedicado exclusivamente al rito argentino del asado. No. Buena parte del tiempo lo ocupé en discusiones más o menos relajadas entre quienes colaboramos en #BASAT-Agencia de comunicación digital, algún político y funcionario con mucha calle y profesionales varios, sobre las formas de profesionalizar la comunicación política en Argentina.

La necesidad de eso está bien resumida en un texto que acercó Esteban, un experimentado navegante en las redes sociales «En la actividad política siempre se han alimentado ideas que llevan a pensar la comunicación política con poca claridad. Más que otras áreas, la política está a menudo a merced del voluntarismo  y a visiones intervenidas de deseos. Lo cierto es que ahora un componente de esa actividad es el ‘marketing’.

El marketing político es el esfuerzo aplicado a diseñar cursos de acción para informar y persuadir a los ciudadanos a votar a un candidato en lugar de otro«.

Ahora, esa definición trae la imagen de un gurú como un Durán Barba o un Bendixen, en el rol de «mente maestra» de una campaña electoral. Y para los militantes más ingenuos, la de una actividad medio «careta».

La cosa no es así. Y, dada la circunstancia de devaluación/corrección cambiaria que estamos atravesando, me parece oportuno acercarles algunas de las ideas que la situación le sugirió a Florencia Benson. Flor, a quien muchos de la comunidad bloguera tendrán presente, es una socióloga especializada en comunicación y medios, y dice esto:

«Los acontecimientos de los últimos días han impulsado a muchos a opinar, pero a algunos otros nos han hecho reflexionar.

… Podemos estar de acuerdo, en términos generales, en que el gobierno kirchnerista ―especialmente el cristinista― ha consolidado un estilo de comunicación distintivo y, diríamos, cuasi instintivo, en el sentido de que poco de lo que la Presidenta comunica públicamente atraviesa instancias de revisión o consultoría profesional … (Pero) este estilo de comunicación, lamentablemente, no puede transferirse o enseñarse. Esto quedó en evidencia durante los días en que la Presidenta tomó unos días de descanso en su residencia del sur y algunos de sus ministros se enredaron en una tragicomedia comunicacional que rozó lo inverosímil.

Pero lo que está sucediendo ahora mismo con la economía dista de ser tragicómico: es, por el contrario, un tema sensible y complejo. Las declaraciones del Gobierno son esporádicas e inconexas, y su contenido consiste, mayoritariamente, en declamaciones ideológicas y acusaciones ídem (En los reportajes publicados este domingo, agrega, evidentemente ha habido un mensaje más elaborado).

No es momento de repartir culpas: estratégicamente, lo que conviene es plantear hacia adelante.

El kirchnerismo no ha establecido hasta el momento una cartera de emisores múltiples y claramente definidos; este es, en todo caso, un buen momento para demarcar la “jurisdicción enunciativa” de la Administración Pública y distanciarla de los discursos de corte más reflexivo –ya sea ideológico, proselitista, pedagógico o convencional (fechas patrias, actos institucionales, etcétera).

Desde aquí nos preguntamos qué pasaría si la Administración Pública saliera ahora mismo a comunicar claramente un Plan de Acción … (Considerar) esta confusión económico-política como si fuera una inundación, un cataclismo o un terremoto, serviría para pensar en un plan de contingencia y contención de crisis, convocar un equipo de cuadros técnicos y especialistas para la ocasión, e informar a la población, paso a paso, del thought-process del Gobierno para salir de esta situación.

Este Plan de Acción, desde luego, debería estar detallado en un documento extenso, explicado hasta el cansancio en los medios y debería, también –creemos– estar acompañado de un conjunto de medidas administrativas (resoluciones, decretos y proyectos de ley, iniciativas ciudadanas, etcétera).

Al mismo tiempo, podría ser altamente conducente que la primera plana del Gobierno nacional fuera fotografiada en una miríada de reuniones; si no con los distintos sectores de la sociedad (sindicatos, empresarios, opositores, líderes religiosos, etcétera), al menos en extensas e intensas reuniones de gabinete y con el equipo de técnicos especializados.

Esta estrategia no resuelve los problemas económicos, pero sí puede ayudar a reducir los síntomas ― imprevisibilidad, expectativas, incertidumbre, confusión, miedo ― y, de paso, dar menos margen a los agoreros para realizar afirmaciones o pronósticos descabellados. En efecto, los discursos desestabilizantes apuntan, en este momento, al estómago (la supervivencia), el hígado (el odio y el miedo) y el corazón (la Patria, la familia) del pueblo, y usan racionalizaciones para justificar estos sentimientos.

El Gobierno debe tomar la vía contraria: apelar a la razón para detallar, paso a paso y con serenidad lógica, el plan y las medidas que piensa tomar, las ideas que se están barajando y las consultas que se están realizando«.

El planteo de Flor es altamente racional, pero hay un elemento de inercia, muy humano, que conspira contra su planteo: el gobierno kirchnerista ha tenido éxito, en conjunto, durante diez años recurriendo a ese estilo directo e intuitivo de comunicación que ella señala. Para un político, es muy difícil cambiar en algo tan fundamental.

El problema, según veo, es que la comunicación se dirige cada vez más a los convencidos, y, dentro de ellos, a los militantes. Un ejemplo que me parece muy revelador: la semana pasada, la Presidente marca su regreso al escenario público, luego de más de un mes de ausencia, con el lanzamiento de un programa muy importante, el Plan Progresar, destinado a un universo grande – las estimaciones oscilan entre 900 mil y un millón y medio – de jóvenes que no estudian ni trabajan.

Fue anunciado, por supuesto, con un discurso de Cristina y profusos comentarios en los medios afines, la TV, diarios, blogs, … Ahora, les pido que hagan memoria y repasen el contenido de los mensajes ¿Hubo alguno de ellos, siquiera un miserable afiche, dedicado específicamente a esos jóvenes que son los destinatarios del programa?

43 Responses to La comunicación K

  1. Andrés dice:

    Buenas Abel,

    Percibo dos construcciones «poderosas»:

    – El oficialismo tiene por lejos la elaboración de la construcción histórico-política más coherente dentro de la oferta política argentina. Eso, que yo asocio a la palabra «relato», viene siendo el conjunto de ideas que repite el oficialismo desde 2003-2005 y que lo diferencia netamente del resto.

    – Como todo proceso que genera transformaciones, también se generan resistencias que están basadas en mitos, prejuicios o memorias muy arraigadas en sectores que se sienten amenazados de algún modo por dichas transformaciones.

    Tenemos entonces un gobierno que es efectivo en comunicar lo que se quiere ser y una oposición efectiva en devaluar las acciones y las intenciones del gobierno. Nadie puede avanzar en esa guerra de trichera comunicacional par aconvencer a los dudosos y por eso se cae en la fácil: Comunicando hacia adentro.

    Lo que voy a decir probabemente ya se esté haciendo desde hace tiempo, pero como desconozco la «cocina gubernamental» no sé si se ha planteado.

    Para romper esa impasse, lo que el oficialismo tiene que hacer es más laburo hormiga: Preparar cuidadosas y rápidas respuestas a cada cuestionamiento de la oposición y tratar de prever cómo van a reaccionar. Hacer luego llegar muy rápidamente estas respuestas por vía privada de redes sociales o email (para eso las nuevas tecnologías son maravillosas) para que las segundas, terceras, cuartas líneas tengan un discurso coherente, POSITIVO (constructivo), con la menos cantidad de epítetos posibles y siempre apuntando a donde se quiere llegar: A que las personas vivan mejor (la «patria liberada» se sobreentiende como necesidad para esto último, no hay que machacar tanto con eso discutiendo cualquier tema porque su fuerza vale cuando se discute el cómo y no el qué).

    Ejemplo: Lo que pasó con Aranguren habría que haberlo comunicado inmediatamente no con tono de denuncia ante la CNV sino como una pieza más dentro de una dinámica: «Con la finalidad de forzar al gobierno a devaluar lo máximo posible, Aranguren, entre otros tantos empresarios, salió a comprar dólares a un precio más alto que el ofrecido. Esa acción, si bien muy poco importante si se toma aislada, en conjunto con los otros operadores del mercado puede causar mucho daño por drenaje de divisas y distorsión de precios relativos».

    No necesariamente con esas palabras (poco llamativas y hasta aburridas para quienes no siguen la política con la atención que algunos le damos), pero había que poner al tipo y al caso en su justa medida. Acusar a Aranguren como primera reacción a lo que pasó expone al gobierno a ser criticado por grotesco, ya que una operación de USD 3M no puede cambiar drásticamente el valor de un mercado que mueve más de USD 200000M por año.

    Repito, no sé si el gobierno tiene una oficina de estrategia comunicacional con 30-40 personas que trabajen en este tema de manera intensa e ininterrumpida, pero creo que le redituaría mucho tenerla.

    Hoy Página 12 publicó un artículo respecto a un paper de Ernesto Calvo donde refuta el cliché de «escribanía» que se le da al Congreso actualmente. El gobierno debe aprovechar esos análisis, envolverlos en un languaje más popular y hacerlos llegar hasta el último militante para poder neutralizar esa mentira opositora. Y tratando de usar la menor cantidad de epítetos estilo «gorila», no porque no sean verdad sino porque de tanto usarlos para todo pierden su efectividad comunicacional y la audiencia los toma como un comodín que sirve como parche de argumentos «pinchados».

    Saludos,

    Andrés

  2. ada e ido dice:

    si nosotros estuvieramos en un equipo de marketing, que no lo estamos y por eso podemos decir esro facilmente, le.diriamos a la.presidenta q saliera en cadena nacional y dijera esto: primero pondria mos el contexto.de la.crisis internacional q tanto complica a los paises y luego diriamos q durante los ultimos anios los dirigentes de la oposicion han sostenido q una devaluaxion era necesaria. intentamos evitarla por ser resta un.camino mas dificl de transitar bla bla bla pero hemos fallado con las medidas alternarivas. comprendemos q otros gobiernos anteriormente han fallado al empecinarse

  3. ada e ido dice:

    (sigue) al empecinarse en sefuir manteniendo sus ideas sin adaptarse a nuevas bla bla bla y en esta hora hacemos lo necesario esperando q el.conjunto de la soxiedad y dirigentes y comerciantes asuman la rssponsabilisad. que bla bla bla….
    ppr otro lado insistimos con el celular argentino. los compatriotas de a pie necesitan creer q algo inteligente y accesible puede salir de este lugar

  4. Norberto dice:

    Varias cosas Big Chief, en principio no he comentado mas que incidentalmente en los posts económicos porque tengo serias reservas acerca de lo actuado, que en general lo considero como abrir la economía a una espiral inflacionaria, por lo que voy a esperar a las acciones que puedan instrumentar las declaraciones de este fin de semana, pues a menos que logren hacerlo, esta gente, la AEA, que no por casualidad hace cerca de diez días tuvo una reunión donde estuvo la SRA, solo han abierto el apetito de estos que han sido la patria prebenda ria, contratista, concesionaria y defaulteadora sucesivamente, y que hoy vienen por mas.
    Con respecto a la comunicación, debo decir que Florencia parte del error que explicitar un Plan significa que lo comprendan, y que ademas no adopten todos los medios para sabotearlo, hay dentro de lo dicho este finde por Coqui algo que conversó con el Pálido en los aciagos días del 2002, donde planificaron las medidas que se fueron dando a conocer en la medida que se instrumentaban, que eran un plan de acción pero no explícto para evitar que lo torpedeasen.
    Otro tema es que con errores y aciertos, las ocho y Coqui tienen la gran virtud de desarmar operaciones de prensa, sacando protagonismo a las mismas porque es necesario hablar de lo dicho y no de las tapas a repetición de los diarios y medios ENEMIGOS del gobierno y del país, y el ejemplo mas claro es el titular sobre el fin de semana en Cuba de la Presi, desmentido en los hechos por las reuniones con Fidel y Dilma, pero clara demostración del veneno diario aún en los pequeños detalles de la vida presidencial, porque si se hubiera tomado dos días en la isla, ¿donde habría estado el problema en un fín de semana?
    Nunca menos y abrazos

  5. Rogelio dice:

    Para mejorar la comunicación, percepción del contexto

    «La agitación de los mercados emergentes se intensifica».

    En el día de hoy Financial Times le da manija al tema ACÁ => http://tw.gs/RcR1i3 y también ACÁ => http://tw.gs/RcR1i4

  6. Abel B. dice:

    Seguro, Norberto. Aún un comunicador puramente intuitivo pero muy astuto como Menem, enfatizaba el valor de la sorpresa.

    Lo que Florencia plantea, pienso, es la necesidad de comunicar en el formado de un Plan las medidas YA ADOPTADAS.

    Abrazo

  7. Jorge dice:

    Marketing puro marketing, enfrentar la realidad desde machaque machaque del pum para arriba, no solo hay que rescatar el relato sino multiplicarlo, adecuarlo, buscar mecanismos para demostrar que esto no es lo que es. Bien por la comunicación de que esta posibilidad de atesoramiento de dólares apunta a la inclusión y no a la especulación, obviamente va de culo con el blanqueo de capitales pero ese es otro tema. Fotos muchas fotos y videos clips editar la realidad que reemplace esta película, típico very tipical siempre en soledad empiezan pensando una solución rascándose un huevo y terminan haciéndose la paja.

  8. Abel B. dice:

    Así es, Rogelio. Aunque el peso argentino no está, por cierto, entre las monedas que los inversores toman en cuenta, estos remezones aquí, junto con los que ocurrieron en Rusia, se mencionan entre las causas de la última «inquietud en los mercados emergentes».

    Pero no le daría mucha importancia al asunto. La inquietud es de los fondos especulativos, ansiosos porque ya no existen las expectativas de beneficios a los q se habían acostumbrado.

    Abrazo

  9. Mauro A. dice:

    No comparto en nada la visión. No hay marketing que valga si no se cambia la matriz de pensamiento de «la gente», y eso te toma mucho mas tiempo que el que te puede dar una gestion o dos.

    Y con el tema del dolar se encuentra la prueba mas tangible. Todos saben que el pais tiene que cuidar los dolares, pero aun asi se quejan del supuesto cepo!. O sea: la racionalidad de la medida esta suficientemente bien explicada y entendida, pero aun así, «la gente» quiere seguir comprando dolares. Ejemplos como esos hay miles: Moratoria jubilatoria, viviendas sociales, pago de deuda con reservas, incluso, con muchisima mayor ignorancia, «la inflación», y un etcetera larguisimo si se quiere.

    Sin embargo, coincido en que el kirchnerismo tiene una falta de cierto tacto que tienen los chantas para convencerte de cosas que no coinciden con tu postura, y al mismo tiempo Clarin tiene exceso de esa virtud, como buenos chantas que son…

  10. manolo dice:

    “El diseño de la red es el mensaje”; asevera el amigo Charly Boyle.

    Con las conducciones radiales, y extremadamente tabicadas, los flujos de información se convierten en unidireccionales.

    Solo de arriba hacia abajo, y no a la inversa.

    Si a la “centralización radial”, además le “recortamos” los contactos “retobados y chucaros”, que son quienes se “animan” a actuar en consecuencia sin esperar “ordenes superiores”; nos encontramos con los “resultados” de el ultimo bienio.

    No solo te “embocan” electoralmente; .sino que el “Estado”, o sea la Administración Federal, directamente colapsa.

    Resumiendo compañero; a diferencia de las “redes” de los Sistemas Adaptativos Complejos, que se “reparan” a si mismos, en las “redes radiales” cuando “colapsa” el “centro” actúa el efecto domino.

    Un abrazo peronista.

  11. Ignatius dice:

    «- El oficialismo tiene por lejos la elaboración de la construcción histórico-política más coherente dentro de la oferta política argentina. Eso, que yo asocio a la palabra “relato”, viene siendo el conjunto de ideas que repite el oficialismo desde 2003-2005 y que lo diferencia netamente del resto.»
    »- Como todo proceso que genera transformaciones, también se generan resistencias que están basadas en mitos, prejuicios o memorias muy arraigadas en sectores que se sienten amenazados de algún modo por dichas transformaciones.»

    ¿El relato oficial no está sustentado también en mitos, prejuicios y memorias muy arraigadas? ¿De dónde vendría mayor legitimidad sobre otros relatos?

  12. casiopea dice:

    No estoy de acuerdo. No se trata de dibujar un discurso cuyas palabras sean creíbles, sino uno cuyos actos sean creíbles. Nadie podía negar que era válido decir que había que pesificar la economía, pero nadie con dos dedos de frente cree que sea posible si se emite a lo pavote, si se niega la inflación y si no se ofrecen formas seguras de ahorro en pesos, y es humano no querer ser el gil que paga los platos rotos. Para rematarla, después de un intento mal parido y mal llevado, la sociedad en su conjunto está peor que antes. Ahí cualquier relato se vuelve un insulto a la inteligencia, una especie de regodeo perverso por parte de los que no sufren las consecuencias porque se pueden aumentar el sueldo de un plumazo parlamentario y se van a retirar con jubilaciones de privilegio. El discurso es crucial, pero mucho más crucial es la sustancia, y eso es lo que se ve en los actos concretos. La gente no es estúpida, y tiene que creer que lo que escucha es verdad en la boca del funcionario, en la esquina de su casa y en su bolsillo. Ahora, con la devaluación, lo que se necesita es comprender que es un mal trago inevitable para poder atender el problema de la inflación, pero sobre todo se necesita creer que van a domarla.

  13. victorlustig dice:

    como que sigan asi, lo unico comunicacional que van a poder hacer es esto:

    y, de nuevo, muy a mi pesar

  14. Rogelio dice:

    Estimados Abel, Manolo:

    Unidireccionalidad
    Mi impresión es que, con las evidencias en la mano del exceso de “unidireccionalidad” en la comunicación como señala Manolo, el primer paso de aquéllos factores del “Sistema Adaptativo Complejo” [SAC] que se han percatado de la situación y de sus efectos nocivos, quizás sea imponerse a sí mismos las acciones prácticas de “reparación” que estén a su alcance.
    Con sabiduría y prudencia (como hasta ahora) podrán ejercer la iniciativa orgánica que siempre ha distinguido en nuestro SAC a quienes fungen como “oficiales de estado mayor” [OEM].

    La experiencia de reparación hasta el presente
    En buena medida una función reparadora y reguladora clave han realizado ya desde hace varios años a través de una acción continua, meritoria y ejemplar quienes han creado, sostenido en operación y expandido “la blogósfera P” .
    Amplificada – además – por múltiples hilos de comunicación y debate fecundo con diversos territorios PK, KnoP, Cívicos, Agrarios, BEA, T, etc…; connacionales en definitiva.
    E incluso con “corresponsales del exterior”.
    Me parece que Manolo hizo días atrás una evaluación preliminar de esta experiencia => http://tw.gs/RcR2iv

    Los desafíos actuales y futuros
    Sin embargo y habida cuenta que el resultado puro y duro de la Ley de Medios es que ”durante 2013 la mitad del consumo televisivo local se desplazó a la TV paga”http://tw.gs/RcR2Z5 – el Sistema Adaptativo Complejo necesitará ahora hacerse cargo de ampliar su iniciativa y los alcances orgánicos de su acción reparadora en comunicaciones.
    No caben dudas sobre la necesidad, podrán discutirse los medios prácticos.

    Abrazo

  15. Gerardo josé González dice:

    Venía con miedo estos días, pero ahora tengo un ataque de pánico.
    Se viene un aumento de precios promedio del 20%, porque aunque la papa tenga poquísimo que ver con el dólar, el verdulero se sumará a la suba.
    El café es 100 % brasileño, pero los bares lo subirán por lo menos un 30%, no?
    Cuánto valdrá un cartucho de impresora HP el 15 de febrero? Apuesten.
    ¿Y los autos, cuyos componentes son importados?
    Habrá dos momentos:
    -Uno inmediato, recesivo, que durará unos dos meses, debido al aumento de precios. Eso es bueno, porque enfriará.
    -El otro, en marzo, cuando los gremios pidan.
    Yo avisé hace varios meses.
    No creo que los gremios le hagan huelga a Cristina. No hará falta, porque ajustarán mes a mes.
    El panorama es:
    -En el mejor de los casos, superinflación a la venezolana.
    -En el peor, una pendiente hacia la hiper, que será como la crecida del río Ambato en Catamarca.
    El que tenga fe en algo que rece.

  16. ABEL: Yo me doy cuenta que cada día estoy más «gringuizado» y que he perdido -quizás para jamás recuperar- tanto la poca inteligencia que tenía como ese chirris de sofisticación que me permitía disimular en parte lo insulso de mis ideas. Pero… ¿y si la Presidenta intentara una pequeña serie de intervenciones al estilo de las legendarias «fireside chats» de FDR? Después de todo, hoy en día a la hora de comunicar ella es la única real thing y los demás son bosta de paloma, como decía el General.
    Eddie

  17. Yo disiento Abel en que 10 años de efectividad en un modo de comunicar avale., ya que las dinámica y la coyuntura ha cambiado. Mal que les pese a los ANTIKAKA y a los termocefalos (Robo Abel tu definición a la cual considero una de las revelaciones del 2013) CFK es presidenta de todos nosotros. Entonces, adecuar su comunicación a la coyuntura actual y hablar a todos los que están necesitando explicación y tranquilidad, por lejos le sumaria, no solo a ella, sino a la situación en si misma. Al fin de cuentas puteadores o aduladores no buscan más que un poco de paz y poder dormir. Y yo no dudo que ella considere que con estas medidas puede lograr esa tranquilidad.
    Entonces…Como plantea Florencia ¿Por qué no dar un mensaje claro, oportuno, y con el uso de las herramientas y estrategias necesarias para cerrar un gran porcentual de las «hipótesis voladoras» que andan girando por ahí?
    Igual muy rico todo, pero se me pasa el agua del mate y sigo buscando ese «dolar» que me regalaron en mi primera comunión allá por el año 1982, saludos.

  18. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger en jefe: a diferencia de otras «corridas», si algo me llamó la atención de ésta última fue la falta de aglomeraciones frente a las «entidades financieras» del microcentro, «arbolitos» apabullados, «cuevas» repletas, etc., paisaje tan reiterado en nuestra historia… reciente y no tanto.
    La «restricción externa» la padeció Perón en el ’53 y ha sido una constante desde entonces hasta ahora (y vaya lo del ’53 sólo por poner una fecha de inicio). Si nos ponemos a explicar… me temo que éste banal comentario equivaldría a 77 posts de los tuyos. Por lo tanto, dejémoslo ahí.
    Como el tema es la comunicación, estamos frente a una devaluación.
    ¿Cómo comunicarlo?
    Gran problema después de que la Jefa proclamara que «…a mí no me van a ver devaluar…»
    Semejante entuerto ha sido encarado desde el ridículo: «la culpa es de Shell y de dos bancos».
    Si una petrolera que en Argentina no tiene mucho peso y dos bancos «le tuercen el brazo» al gobierno… pobre gobierno tenemos.
    Resulta que el gobierno no es tan pobre.
    Recurro a lo más lúcido que escuché el jueves pasado, de boca de un economista amigo (y compañero a toda prueba): «no hay conspiración ni corrida: el gobierno está devaluando».
    ¿Cómo «comunicar» que el gobierno está devaluando después que la presidenta dijo que «a mi no me van a ver devaluar»?
    Complicado… ¿verdad?
    En lo personal, opto por una solución «a lo Pepe Mujica» (no muy distinta a la que hubiera usado Perón):
    «Muchachos… los números no cierran. La única solución es devaluar, usar tapas de inodoro un poco más berretas cuando haya que cambiarlas y prescindir de la mayonesa de atún, entre otras cosas».
    Aunque cada vez menos, el comercio internacional se sigue manejando en dólares. Por lo tanto, los dólares no son un asunto menor. Existe, mal que nos pese, éso que se llama «balanza de pagos»… y que, por ahora, se sigue contabilizando… en dólares. Mal que nos pese. El Mercosur tiene mucho por hacer al respecto. Pero ésa es otra historia.
    La «comunicación», en definitiva, es prisionera del «relato».
    Como tantas y tantas veces en la Historia Universal.

  19. Abel B. dice:

    Estimados:

    Les pido disculpas. En este punto he borrado cuatro comentarios, que había autorizado previamente.

    Pertenecían a Norberto, Casiopea e Ignatius. Ninguno de ellos me resultó ofensivo por sí mismo: Las agresiones insultantes («cipayo», «corrupto», por ejemplo) son, lamentablemente, una parte del debate político en Argentina. Y en otros sitios.

    Además, no tengo motivos para dudar que brotan de una convicción sincera en la justicia y verdad de lo que dicen, y la indignación por los que plantean otra cosa.

    El punto es que se convirtió en un torneo de agresiones entre ellos.

    No le pido a nadie que, como yo, recuerde otras discusiones, parecidas o más violentas, 10 o 20 años atrás, sobre políticas y personajes (en algún caso los mismos), con argumentos también parecidos y conclusiones distintas. Algunos porque son muy jóvenes; otros porque se aferran a emociones de su juventud. Y a lo mejor alguno de ellos tiene razón. Como diría Francisco «¿Quién soy yo para juzgarlo?».

    Eso sí: pueden exponer cualquier idea, mientras sea una idea. Para pelearse, decido que no sea en este blog. Hay tantas esquinas…

    Saludos

  20. Estimados: leí con atención los comentarios y lo primero que me parece importante recalcar es que, a mi entender, la cuestión no pasa por marketing sí / marketing no. Tampoco, creo, en analizar en corte diacrónico la comunicación kirchnerista: lo importante es la definición política actual y, más específicamente aún, atacar desde lo comunicacional un factor clave en todo este tole tole que son las EXPECTATIVAS colectivas sobre la inflación, la devaluación, las reservas y en términos generales la estabilidad y previsibilidad del rumbo económico.
    Es decir, usar la comunicación como herramienta para desarticular esa espiral negativa y fortalecer, al mismo tiempo, la autoridad del emisor; es decir, restituir la confianza. Lo que está sucediendo es que los miembros del gabinete le hablan a los medios oficialistas (Víctor Hugo Morales, Página/12) y la Presidenta les habla a sus seguidores desde sus estatus en Facebook, adoptando un tono intimista y coloquial… es decir, el Gobierno sigue pontificando a los creyentes, pero la economía no se compone únicamente de los militantes K… que está bien que tengan su mensaje, pero hay otros segmentos que también necesitan su mensaje. Es decir, si en vez de a este 20% el Gobierno le hablase, en cambio, a un 70% de la población (con mensajes diferenciados y bien entregados), y lograra más o menos convencer al 40% de que ese rumbo es razonable y que el Gobierno logrará cumplir con sus promesas, entonces ahí sí la política comunicacional cobra relevancia, pues quedaría expuesta la cuestión especulativa y también, claro, las correcciones en la política económica.
    Lo cierto es que existe cierta pérdida de timing comunicacional de CFK (que desde 2008 y el asunto de la 125 había logrado articular), el cual, sumado a su anémico abanico de alianzas, el desgaste natural de la gestión de dos mandatos y algunos errores propios, «no forzados», señalan a las claras que quien quiera gobernar en 2015 y hacia adelante, deberá necesariamente profesionalizar su estrategia de comunicación, y esto significa sofisticar tanto sus herramientas como sus discursos; diversificar sus alocuciones, aprender a segmentar sus simpatizantes y, también, vincularse con otros sectores, si quiere conservar su capital político y fortalecerse a pesar de las crisis.

  21. Andrés dice:

    Sí, también está sustentado en mitos, prejuicios y memorias muy arraigadas, aunque en mucha menor proporción que la opo. Su legitimidad viene por la coherencia respecto a una línea de filosofía política (por llamarla de una manera): Cooke, Jauretche, Ferrer, etc, que es la que la sustenta mayormente, conjuntamente con la experiencia del gobierno de Cámpora.

    La UCR, el socialismo y la izquierda muestran dirigencias que no saben qué país quieren armar ni con quién, y uan masa d emilitantes que brilla por su ausencia porque lo único que fomentan son proyectos personales. En una bolsa de gatos como el UNEN o el FR tenés gente de «derecha» y de «izquierda» que difícilmente puedan ponerse de acuerdo una vez en el gobierno. El oficialismo no tiene ese problema, y para la ciudadanía resulta una condición sine-qua-non a la hora de postularse para la presidencia.

    Saludos,

    Andrés

  22. Ada e Ido dice:

    A veces nos da la sensacion q el gobierno no termina de entender que es lo q sintoniza con la gente en los momentos que esa misma gente ha estado mas cerca del gobierno.
    Por lo general la gente siente empatia con los momentos de debilidad siempre y cuando uno se muestre sincero. reconocer errores, saber apreciar que no siempre las cosas salen como uno quiere.

  23. Ignatius dice:

    O sea que tu argumento sostiene que el relato oficialista sería algo así como una especie de esencia expresiva de la condición humana del ser argentino, mejor además que otras esencias, o bien directamente la única. Como si las cambiantes relaciones de poder realmente existentes a través de las épocas no fueran condicionantes de la particularidad de esa esencia idiosincrática de una sociedad de 40 millones de personas en la que todas deberían reconocerse en ella, y quienes no lo hacen vendrían a ser ajenos e inmerecedores de las bondades que esa esencia tiene para ofrecer, ¿es algo así lo que sostenés? ¿Y que sucede sólo en esta época? ¿Desde hace cuánto tiempo estaría sucediendo este milagro?

  24. Ada e Ido dice:

    La clave de este asunto a nuestro modesto entender es que la gente no esta mas o menos enojada con el gobierno de lo que estaba antes de la devaluacion. La devaluacion no deja a la gente de uno u otro lado enla batalla entre el mercado y el estado. la confusion y la incertidumbre es sobre lo que hay q hablar. Mostrar desd el gobierno el panorama de la realidad, contarle a la gente sobre los posibles desencadenamientos de estas medidas, los buenos, los malos , los peligrosos y senialar que responsabilidad les cabe a los distintos actores.

  25. Ada e Ido dice:

    Se escucha mas hablar sobre lo recurrentes que son estas cosas en el pais mas q sobre la responsabilidad del gobierno en estas recurrencias. para las personas el gobierno es en este caso el jinete que el caballo tiro mas que el caballo mismo. las personas en situaciones como estas entran en momentos miticos mas que en el aqui y ahora. y cada vez que el gobierno ha salido exitoso de esos momentos miticos es porque ha sido un personaje en medio de las circunstancias y no el autor de la obra. es verdad q esto es un poco rebuscado y tal vez un poco delirante, pero entender el corazon de los sucesos tendria q servir para algo.

  26. Rogelio dice:

    Estimada Florencia, «no solamente quien conduce comunica».

    Entre nosotros, consideramos que «los resultados electorales» son la principal forma de comunicación, porque se trata de un mensaje que profiere «el único soberano».

    Claro que los dirigentes tienen que estar dispuestos a escuchar ese mensaje.
    Hay quienes tienen dificultades para escuchar al soberano cuando se pronuncia políticamente: se fastidian, se ofuscan y deciden escarmentarlo.
    Entonces la comunicación se quiebra.

    ¿ Lo estoy fantaseando o acaso ha ocurrido más de una vez ?
    Cualquiera de nosotros podría aportar varios ejemplos: suelo citar el caso del Alfonsinismo luego de la derrota electoral de septiembre de 1987, Aún no fue estudiado en profundidad, en particular sus consecuencias que perduran hasta la actualidad.
    Pero naturalmente se han dado otros casos.

    Saludos

  27. Abel B. dice:

    Estimado capitán, creo que tu amigo economista tiene razón. Es el tema de mi próximo posteo.

    Abrazo

  28. […] la devaluación. Aquí interviene el factor de la comunicación política, que discutimos en el posteo anterior. Hacía menos de un año, en mayo pasado, que la Presidente había dicho que “quienes quieran […]

  29. Norberto dice:

    Entonces, y aceptando su potestad Gran Jefe, y en honor a lo que expone, también debió borrar el insultante comentario que precede su explicación.
    Y para que sepan con que mundo debemos lidiar, van estos ejemplos

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-238083-2014-01-20.html
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-238057-2014-01-19.html

    Nunca menos y abrazos

  30. Mariano T. dice:

    Desde siempre el relato conspirativo puede lograr adherentes, aún en el medio de la derrota puede desviar la atención de los mariscales a enemigos internos y «traidores», el ejemplo más claro fue Alemania después de la primera guerra.

  31. Mariano T. dice:

    Hay que consegiuir el «hombre nuevo», como decía el Che, Hitler, Lenin y todos los idealistas imbéciles del siglo 20

  32. Mariano T. dice:

    Casiopea esta en lo cierto. El relato puede ser, como dijeron al principio, un conjunto de incoherencias que encajen con prejuicios y supersticiones populares. Pero en algún momento tiene que ajustarse también a la realidad.
    Sinó queda como lo que es, una superchería barata.
    Ahora solo se estan refugiando por la conspiración internacional de los que vienen por nuestra agua y nuestro gas. Las conspiraciones simpre prendieron en el imaginario popular, pero en cierto punto pasa de una apelación a sentimientos primitivos que todos tenemos, al ridículo absoluto.

  33. Abel B. dice:

    Norberto, lo que no permito aquí son ataques personales entre los comentaristas, cuando se convierten en el único tema de la discusión.
    Entiendo que es una distinción arbitraria, y por eso pedí disculpas. Para muchos politizados (no para los políticos) las discusiones políticas tocan valores muy sentidos.
    Pero un blog donde no se atacase al gobierno o a la oposición sería insoportablemente aburrido.
    Abrazo

  34. Rogelio: estoy completamente de acuerdo en que la vía comunicacional es de dos sentidos, no unidireccional. Está implícito en mi planteo –y lo hemos discutido incansablemente en mi blog La Farolera– que lo más importante y lo más difícil es que el líder tenga la oreja puesta en la calle y logre sintonizar con ella. Para esto, justamente, sirven las políticas comunicacionales: porque las demandas son fragmentarias, heterogéneas y forman un entramado cada vez más complejo, se requiere afinar los instrumentos para responder a cada una de ellas de manera eficaz y sin perder la coherencia del conjunto.
    Yo no creo que en este caso el Gobierno esté diciendo lo que Alfonsín en su momento (básicamente, «este pueblo salame que no puede ver lo GRANDIOSOS que somos sus dirigentes»), sino que simplemente perdió la sintonía con la emisora del Pueblo (algo que es tan frágil, tan etéreo y tan sublime como una musa, digamos). Habla por sus canales oficiales (678, estatus de facebook de la Presidenta y su primera línea, Página 12, VHM, etc), en un tono que no logra convencer ni interpelar más que a sus militantes más románticos… lo importante no es sólo tener razón sino saber transmitirla.
    Saludos

  35. Leo dice:

    Mariano: A veces el relato conspirativo también es cierto.

  36. Mauro A. dice:

    No, solo lograr que haya menos individualistas neoliberales DT conocedores de todos los temas, pero ignorantes en la gran mayoría. Cuando alguien se queja de la moratoria jubilatoria, te das cuenta que no hace falta «el hombre nuevo», hace falta que sea menos estupido nomas

  37. Mauro A. dice:

    Algo que me queda picando en el comentario es que en algun momento el gobierno tuvo una buena política comunicacional. Si es así: en qué momento fue?

  38. Mariano T. dice:

    Te referis a esa conspiración de capitanich que dice que vienen por el agua y los gases?

  39. Mariano T. dice:

    Un hombre que sea buena abeja de la colmena. Que anteponga sus intereses y los de su familia a lo que los gobiernos le cuentan que son los intereses del conjunto y que le crea al indec?
    Hace siglos que la selección natural eliminó los últimos ejemplares

  40. Esther dice:

    La comunicación es un flanco débil de este gobierno, no creo que haya ya dudas al respecto.

    Cito algunos párrafos que me parecen significativos:

    De Florencia:

    «El kirchnerismo no ha establecido hasta el momento una cartera de emisores múltiples y claramente definidos; este es, en todo caso, un buen momento para demarcar la “jurisdicción enunciativa” de la Administración Pública y distanciarla de los discursos de corte más reflexivo –ya sea ideológico, proselitista, pedagógico o convencional (fechas patrias, actos institucionales, etcétera)».

    Es una buena idea. Como antecedente válido, la publicidad oficial en Fútbol para Todos. Se remite exclusivamente a publicar planes o logros gubernamentales, en formato «información», escueta y aséptica. De hecho, suelo prestarle bastante atención porque me entero de cosas que de otra forma no me enteraría en forma fácil y directa.

    «Plan de acción»: acuerdo con que no conviene adelantar, pero sí que conviene presentar lo ya hecho en forma organizada. Este es un déficit que el gobierno no ha sabido o querido subsanar en años: informar por áreas de proyectos, contextualizando en el espacio y en el tiempo.

    De Norberto:

    «Otro tema es que con errores y aciertos, las ocho y Coqui tienen la gran virtud de desarmar operaciones de prensa, sacando protagonismo a las mismas porque es necesario hablar de lo dicho y no de las tapas a repetición de los diarios y medios ENEMIGOS del gobierno y del país, y el ejemplo mas claro es el titular sobre el fin de semana en Cuba de la Presi, desmentido en los hechos por las reuniones con Fidel y Dilma, pero clara demostración del veneno diario aún en los pequeños detalles de la vida presidencial, porque si se hubiera tomado dos días en la isla, ¿donde habría estado el problema en un fín de semana?».

    Adiciono otra cuestión: «las ocho y Coqui» está desnudando la escasa relevancia profesional periodística. Capitanich podría decir más de lo que dice, informar más… Pero también los periodistas podrían preguntar más y mejor, con lo cual Capitanich sería llevado a brindar más información.

    De Capitán Yáñez:

    «¿Cómo “comunicar” que el gobierno está devaluando después que la presidenta dijo que “a mi no me van a ver devaluar”?
    Complicado… ¿verdad?
    En lo personal, opto por una solución “a lo Pepe Mujica” (no muy distinta a la que hubiera usado Perón):
    “Muchachos… los números no cierran. La única solución es devaluar, usar tapas de inodoro un poco más berretas cuando haya que cambiarlas y prescindir de la mayonesa de atún, entre otras cosas”».

    Esta solución sí que me gusta.
    Tengo algunos recuerdos vívidos de mi infancia, escuchando hablar de política en las reuniones familiares. No es que entendiera: es que algunas cosas se me quedaron grabadas. Una de ellas fue la frase: «Perón sabía hablar, hablaba en forma sencilla, usaba ejemplos que todos comprendíamos, por eso tenía tanto éxito hablando». Mucho tiempo después sí entendí el significado de esa frase.
    Un poco del viejo Perón en la comunicación no vendría nada mal, sobre todo en los momentos difíciles. Permítanme considerar que el márketing tiene sus límites y sus limitaciones: decir las cosas como son, en forma simple y con honestidad convence más que cualquier otra cosa. Digo, convence más a uno, que es uno de los que andan de a pie. Y eso se puede hacer sin perder de vista esto otro:

    De Florencia:
    « Es decir, usar la comunicación como herramienta para desarticular esa espiral negativa y fortalecer, al mismo tiempo, la autoridad del emisor; es decir, restituir la confianza».

    Abel, con respecto al Plan Progresar y su comunicación, me parece que no es el mejor ejemplo a utilizar para el tema de tu artículo. Creo que hay que esperar a ver cómo se desarrollan las cosas. Hay muchos jóvenes que se anotarán por la información que circula. Los que no, en gran medida lo harán únicamente si reciben una aproximación específica, personal, que los convenza en un «mano a mano»; los afiches y mensajes generales serán inútiles. En esto Cristina tiene razón: se requiere de trabajo militante (político, social, religioso, etc.). Y posiblemente en febrero, cuando las instituciones educativas estén funcionando, aparezcan estrategias comunicacionales más específicas a través de ellas.

    Saludos.
    Esther

  41. Rogelio dice:

    Esther, le voy a plantear algunas inquietudes sobre un tema específico que – en mi humilde opinión – es principalmente de «comunicación pública» y se refiere al área de Defensa.

    Uniformes militares
    – ¿ Conoce usted cuál es la posición de las cámaras empresarias y los gremios de trabajadores del vestido, textiles e indumentaria de esta decisión ? => click ACÁ http://tw.gs/RcRbfX
    – ¿ Conoce el ministro Rossi cuál es la posición de esas cámaras y gremios ?
    – ¿ Es posible que los chicos «ni-ni» que se inscribirán en el plan Progresar reciban formación en disciplinas y saberes de la industria de la indumentaria ? ¿ Si no es así, en qué especialidad y rama productiva está previsto que se van a ocupar ?
    – ¿ Es una cuestión de comunicación pública la que está aquí planteada ?

    Saludos cordiales y gracias por su respuesta.

  42. Esther dice:

    Hola, Rogelio

    Lo que sé sobre el plan Progresar es lo que saben todos, esto es, lo que se ha hecho público, desconozco los detalles de implementación, salvo que se destinará a estudios primarios, secundarios y terciarios (en instituciones públicas) o capacitaciones laborales que estén incluídas en convenios con educación; se mencionó específicamente las capacitaciones laborales que ofrecen gremios; habría que ver si los gremios relacionados con la industria de la vestimenta tienen cursos aprobados; por otro lado, también habría que ver qué instituciones de nivel terciario (universitario o no) poseen o piensan poner en marcha tecnicaturas en relación con la industria de la vestimenta. Supongo que todo esto variará de región en región, ya que dependerá de las características y posibilidades de las instituciones oferentes.

    Estimo que también las distintas cámaras empresariales podrán aportar sus necesidades a los organizadores del Plan Progresar o se generarán relaciones internas con las instituciones educativas; muchas de estas últimas propician el implementar carreras cortas o tecnicaturas con salida laboral en la región en la que están insertas.

    Saludos.
    Esther

  43. «El Diario» de Paraná, es el Boletín Oficial del gobernador Uribarri (candidato in pectore para lo que la presidenta ordene), y comunica así:
    http://m.tn.com.ar/tnylagente/lo-que-dijo-el-diario-de-parana-sobre-el-discurso-de-cristina_442719
    No pude pegar la tapa original, puesto que ha sido desactivada.
    Un mal pensado diría: Bueno, si se lucha por la igualdad, al final se terminaría el clientelismo populista. ¡aguante la desigualdad!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: