El drama argentino

IMG_20140125_134824

Me parece que todo lo que yo podía decir, constructivamente, sobre esta devaluación del jueves ya lo dije aquí y aquí. Lo que sigue depende en parte de la muñeca del gobierno. Y, claro, de la Realidad, que es un monstruo grande y pisa fuerte.

Mientras esperamos el lunes – que sigo pensando no va a pasar mucho, este lunes – uno se puede deprimir con el columnista de La Nación, Jorge Fernández Díaz, «Se acabaron el cash, las expectativas y el sentido común«, o llenarse de confianza con el joven ministro de Economía, Axel Kicillof, “Tenemos las herramientas para hacer frente a los ataques especulativos”.

Por mi parte, prefiero en un fin de semana de enero pensar en cosas menos materiales, y compartir con ustedes esta foto que sacó ayer un socio en #BASAT. Creo que la imagen toca un nivel profundo del alma argentina.

16 Responses to El drama argentino

  1. Gerardo josé González dice:

    El único tema, central, clave, a partir de mañana, es la inflación.
    El café, las bananas y ananás subirán un 20%.
    Los autos y electrodomésticos 18%.
    El turismo saliente 20%: el interno 15, por efecto arrastre.
    Como los sueldos son los mismos que en diciembre, es obvio que habrá la recesión inicial típica de las devaluaciones.
    Si los obreros se bancaran una pérdida de -digamos- 10% de su salario, la oferta general bajaría precios hasta que las líneas se crucen en los nuevos niveles.
    Y si se bancaran un 20%, mejor todavía.
    La Nación de hoy ponía en boca de un supermercadista la afirmación de que si el gobierno pone precios que obliguen a producir o vender a perdida, simplemente faltarán los productos.
    Me hizo recordar muchas épocas pasadas, que es mejor no contarle a los jóvenes para que no tengan malos sueños.
    La superinflación es algo terrible.
    Y la hiperinflación es la destrucción de la economía y del entramado social.
    Coincido con Abel en que se probará la muñeca de los muchachos de la Facu en las próximas semanas. Ojalá la tengan buena, por que les va la cabeza.
    Tenemos una costumbre de décadas de malos gobiernos que llevaron a la remarcación anticipada de precios, un colchón grueso por si acaso.
    Si esto ocurre -y es lo mas probable- que hará el gobierno?
    Aplicar la ley de abastecimientos, o la de terrorismo?
    ¿Le darán credencial de inspector a los militantes de UyO?
    ¿Multarán a Coto?

    Seguiremos en el próximo progama.

  2. Raúl C. dice:

    Y ojalá que el precio de lo de la foto no escale mucho.

  3. Me parece que hay una confusion y es simplemente politica.Bastaria reemplazar al gobierno por otro y gran parte de la confianza volveria.Brasil esta aterrado por nuestras aventuras,la presidente inaugura el destino de Cuba cuando se vayan biologicamente los Castro,un lugar de juego ,turismo y conferencias latinoamericanas que no interesan a nadie.Las inversiones europeas ya estan llegando y luego los norteamericanas y brasileñas y Cuba no escapara a su destino de monocultivo mas servicios.El chico Kilicof podria tener el destino de Cohn Bendit porque para un organismo internacional no le da.Triste final argentino ,otra vuelta de tuerca..Abel,que es mi amigo sobre todo en la adversidad tiene optimismo.Pone una foto de la carne argentina.Pronto aumentara la comida para perros.Recuerdenlo.
    Arrivillaga.

  4. Mariano T. dice:

    Seguimos con mal diagnóstico. Todo es culpa de oscuras figuras, conspiraciones, etc.
    A veces no se si realmente lo creen, o si le estan hablando a la loca.
    La pared esta mas cerca, y acelerando.

  5. casiopea dice:

    Por respeto a Abel, intento una arenga sin mirar para atrás: de acá en adelante defendamos nuestra moneda, como gobernantes y como consumidores. Eso es soberanía. El gobierno necesita actuar de una manera que permita que los argentinos crean en el peso argentino. No es momento de culpas ni de conspiraciones, es momento de proponer algo que alinee a la gente detrás de su gobierno con un proyecto comprensible y claro. No hablo de Malvinas, ni de fútbol, ni de buitres, ni de oligarcas, sino de una moneda que nos represente sin tener que reventarla antes de que sea papel higiénico ni cambiarla por verdes para poder ahorrar. Ese es el trabajo que tiene por delante el equipo económico si no quiere que nos desbarranquemos de esta cornisa tan resbaladiza en la que estamos.

  6. Abel B. dice:

    Casio:

    Agradezco su actitud.

    Y se la reconozco como un aporte. Pero este posteo no ha sido más que un saludo para sugerir descomprimir una tensión que, pienso, está un poco exagerada.

    La devaluación hace visible, una realidad q ya existía. La Argentina no es más pobre que la semana pasada. Ni más rica, claro.

    El equipo económico tiene la tarea – difícil – de encauzar el nuevo equilibrio, evitar los peores abusos y, sobre todo, que se desequilibre nuevamente.

    Si no lo consiguen, Cristina los va a reemplazar. No creo q le tiemble el pulso.

    La tarea que Ud. propone, es una tarea necesaria, pero mucho más larga y todavía más difícll. El gboierno trató, con torpeza, de pesificar la economía hace dos años, y falló.

    En un año y diez meses que le queda… no lo veo. Si consigue mantener el rumbo, sin otro salto inflacionario, habrá hecho un buen trabajo.

    Abrazo

  7. Mariano T. dice:

    No es una cuestión de «pesificación» como torpemente intentaron estos tipos.
    Volver a creer en el peso será como volver a creer en una esposa que ya te engañó con todos tus amigos.
    Varios años de buena conductan van a hacer falta. Y buena conducta es tener baja inflación, y que la seguridad jurídica haga impensable una nueva confiscación.

  8. Ariel dice:

    Hay mucha improvisacion y veo que el BCRA y el Mecon no trabajan coordinados, esto es grave,
    paritarias, inflacion, emision monetaria y tasas de interes son los aspectos a seguir, va a ser un año duro
    Por otra parte, que buena foto
    abrazo

  9. […] ser que la foto que encabeza el posteo anterior hizo pensar a los amables visitantes que este finde estuvo dedicado exclusivamente al rito […]

  10. MAGAM dice:

    Casio, comparto 100%. Ojalá los gobernates se den cuenta que no es posible hacerlo por decreto.

    A esta altura más que patriota me siento un pelotudo, aunque ya muy tarde, probablemente sea momento de comportarme según la idiosincrasia argentina.

  11. Ricardo dice:

    Ya que hablás de Brasil. En el 2013 tuvo un superavit comercial que no llegó a los $ 3.000 M, siendo que su PBI es varias veces superior al nuestro.

  12. Ricardo dice:

    Generalmente, las cosas más importantes pueden ser impulsadas por un gobieron, pero no dependen de él, tiene que existir un compromiso de la población. La moneda tiene que ser un instrumento para impulsar la actividad económica y el desarrollo, si los argentinos no lo consideramos así, y convalidamos con nuestras conductas otras tendencias, siempre vamos a encontrarnos con estos tropiezos.
    Mirar la superficie siempre da falsas imágenes. Solemos mirar los efectos y no las causas. Cuando hablamos de «milagros económicos» p.ej. Corea del Sur, (que en el año 50 era muchísimo menos que la Argentina) dejamos de lado que estuvieron más de 20 años en un régimen de economía planificada por el Estado, Planes Quinquenales, proteccionismo comercial, restricciones a la importación y control cambiario estrictísimo, nadie podía adquirir moneda extranjera y sólo estaba permitido viajar al exterior por cuestiones comerciales o por estudio.
    Claro que en hedonismo, los argentinos (en términos generales) siempre medimos mucho más que los surcoreanos

  13. Ricardo dice:

    Disculpame MAGAM, pero no comparto tu autoflagelación.

    Pelotudos somos los argentinos cuando no somos capaces de autoimpulsarnos con nuestros propios recursos, sin pretender ser más que lo que somos o menos de lo que podemos ser.

  14. Mariano. T. dice:

    Te faltó un ingrediente clave: bajos salarios sin huelgas y nulo mercado interno. Arroz y pescado.
    Ahora son un gran mercado para venderles

  15. casiopea dice:

    Claro, Mariano, pero si hay un eunuco fornido que custodia a la casquivana las 24 horas del día, quiera o no quiera se va a portar mejor 😉

  16. Ricardo dice:

    Sí, bajos salarios y una inflación de 20% promedio anual durante un período de unos 20 años aproximadamente, pero a pesar de eso mucha inversión productiva, industrial y tecnológica, sin comportamientos rentísticos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: