Los modelos sindicales, el “republicanismo” y la realidad

Triste-balance-modelo-sindical-kirchnerismo

Leía hoy en Clarín (¡natch!) una nota de Horacio Meguira, Director del Dto. Jurídico de la CTA, Triste balance del modelo sindical del kirchnerismo, y me inspiró algunas reflexiones (cortas, lo prometo).

Ante todo, hay que suponer que lo de “kirchnerismo” en el título es un requisito clarinista. El “balance” y el cuestionamiento se refiere, queda aclarado en el texto, al denominado “modelo sindical argentino”. Básicamente, con excepciones y matices, la centralización de la representación legal de los trabajadores en un sindicato por ocupación, modelo que, por 60 años largos, ha sido identificado con el peronismo.

¿Qué dice el Dr. Meguira? Entre algunas observaciones válidas, cómo no, avanza un argumento central:

¿Por qué el Gobierno soporta todos los años las observaciones de la Comisión de Expertos de la OIT por incompatibilidad de la ley sindical con el convenio 87?

(En el 2014 es inminente un nuevo cuestionamiento). En dos oportunidades, 2005 y 2007, el Gobierno tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados ante la Comisión de Aplicación de Normas de la conferencia de la OIT.

Prometió reformas que jamás cumplió.

Su condición de dador de representación sindical garantiza que las contradicciones capital-trabajo se resuelvan de acuerdo a las pautas impuestas por sus propias necesidades.

Requiere de dirigentes que pacten fácilmente, sean accesibles y terminen acordando en desmedro de los derechos de los trabajadores.

El temible “derecho a la lapicera” actúa en favor de los intereses de las empresas y resultan funcionales a la gobernabilidad.

Las negociaciones se hacen a puertas cerradas y los trabajadores sólo se enteran cuando leen el recibo de haberes o reciben el telegrama. A cambio se imponen coimas encubiertas denominadas cuotas solidarias, sin consulta ni mandato“.  (completo aquí, para los que leen los alegatos de abogados)

Tengo que decir que el argumento suena impactante, y hasta tiene una carga emocional acorde con una visión extendida entre muchos argentinos: los sindicalistas (no los de la CTA, se apresuraría a aclarar Meguira) que sólo se ocupan de sus propios intereses y se despreocupan de sus representados.

Ahora, les propongo que hagamos algo novedoso, y que el pensamiento liberal argentino – de izquierda y de derecha – mira con justificada desconfianza: veamos cómo funciona el argumento en la realidad.

Si este cuestionamiento es válido, el sindicalismo argentino ha sido débil, y dócil instrumento de gobiernos y patrones, por casi siete décadas. En cambio, en los países que practican lam “verdadera” libertad y democracia sindical – como los europeos, por ejemplo, que hacen esas observaciones en la OIT – los derechos de los trabajadores son defendidos ferozmente, y cosas tales como la reducción de derechos laborales y los contratos basura son cosas desconocidas.

El único comentario que se me ocurre es uno de mi barrio: “¡Andaaá…!“. Ese era el de los niños bien educados. Los reos le dirían otra cosa.

– o –

Quiero aclarar que este no es un posteo sobre sindicalismo (Recuerdo que quedé debiendo esa materia). No menciona la profunda transformación que no originó el peronismo, sino Francisco Manrique: las Obras Sociales como hoy las conocemos. Ni los cambios que plantea, por ejemplo, Facundo Moyano.

Especialmente, está pendiente un asunto poco analizado: Por qué – a pesar del terror, de los asesinatos de muchísimos luchadores sindicales del Proceso en el ´76 – los trabajadores lucharon más eficazmente contra las políticas de los gobiernos militares que contra las de Menem (Dije “más eficazmente”. En ambos casos, hubo gremios que lucharon denonadamente, con riesgos que sus críticos no corrieron).

El motivo de este posteo es más general: mostrar como el pensamiento que llamamos “liberal progre” o “republicano” en Argentina, tiene un problema con la realidad. Creo que ya viene de la Universidad de Chuquisaca, antes que hubiera una República Argentina.

15 Responses to Los modelos sindicales, el “republicanismo” y la realidad

  1. Bistiarj dice:

    Excelente artículo!
    ¿Manrique es el tipo que transfirió los tratamientos de alta complejidad (y alto costo) del estado a las OS para desfinanciar a los sindicatos? ¿Estoy equivocado?
    ¿Para cuando un rediseño y re-planificación del sistema sanitario nacional (y provincial y municipal)? Tanto darle la lata por la ley de medios y nos olvidamos de un servicio tan importante (en algunos aspectos más importante) que es la salud pública.
    El sistema sanitario nacional, está parcialmente anárquizado y poco planificado.
    Dejo el link de las regiones sanitarias en que está dividida CABA y vean ustedes la distribución de Hospitales públicos y su forma. (Y vean lo que falta, que son los sanatorios privados que no aparecen en el mapa y están donde faltan los hospitales públicos)
    ¿Y para cuando el FpV porteño planteará cosas así?
    Link: http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/salud/regionalizacion/mapa_regiones.pdf

    PD: este tema de los servicios públicos estatales de calidad, un tema en que nosotros venimos rengueando fiero, es interesantísimo (probablemente una causa firme de los resultados adversos en los grandes distritos)
    En el blog Panamá (creo) leí una secuencia iluminadora, del hospital a la obra social y de la obra social a la pre-paga (secuencia “ideal” en la que transcurre el ascenso social argentino en los últimos tiempos) ¿Como no van a pedir la baja del impuesto a las ganancias y menos impuestos, si no son beneficiarios directos de servicios públicos estatales de calidad, y progresivamente van migrando a servicios públicos brindados por privados? Dejo esa inquietud. ¿Para cuando el FpV propondrá, además de la necesaria ampliación de servicios públicos estatales (como derechos y no negocio) un programa de re-diseño del existente para incorporar a la clase media, en vez de convertirlo en negocio para privados (que compran insumos, maquinaria y medicamentos importados)?
    Tengo pre-paga y trabajo en un mayorista de medicamentos (droguería)
    Abrazo

  2. Abel B. dice:

    F. Manrique creó el PAMI y puso, en su relativamente breve gestión como Ministro de Bienestar Social de Levingston y de Lanusse, las bases del sistema de Obras Sociales que conocemos y que ha sido un rasgo fundamental del sindicalismo por más de 40 años.

    Fue gorila y una figura clave del partido “cívico-militar”, que a su vez fue la pieza clave del sistema político argentino entre 1955 y 1983.

    Y, para ser justos, uno de los muy pocos de ese palo que tuvo la lucidez y el coraje de denunciar la locura asesina en que terminó la última etapa de esos gobiernos “cívico-militares”. Él lo llamó públicamente “hijo de puta” a Camps, cuando éste era el Jefe de la Policía Bonaerense.

    Abrazo

  3. Abel B. dice:

    Ah, y el resto de tu comentario: De acuerdo

  4. matecosi2 dice:

    Como bien decía El General y plagiaba Aristóteles: “la única verdad es la realidad”.
    El problema de las ciencias sociales y especialmente la economía (aunque los politólogos y analistas políticos están compitiendo seriamente con ellos) es que parten de supuestos y después cuando la realidad no los cumple la culpa es de la realidad.
    Hay mucho pendiente en cuanto a “ordenar” el modelo sindical. Como hay mucho pendiente en cuanto a “ordenar” el tema salud (hoy es posible pagar “hotelería” disfrazada de salud que evade ganancias).
    El tema central en cuanto al sindicalismo pasa por un lado por el alto nivel de empleados “en negro” o por fuera de la cuestión sindical. Parte de ellos producto de la alergia clasemediera a la sindicalización.
    Y por el otro en cuanto a que cuando todo se trata de la supervivencia del empleo es difícil cuestionar la “posesión” (es decir, intervenir en la organización del trabajo concreto) como si lo hacían las comisiones internas en los 60 y 70 (razón por la cual fue un espacio en el que la dictadura no dudó en literalmente dinamitar activistas como en Fátima).
    Pasa que primero hay que conseguir algo cercano al pleno empleo, luego conseguir que mayoritariamente este sea “en blanco” y “competitivo” (dentro de las protecciones legales y aduaneras del caso) y solo después se abre un escenario donde hay un poder real en la clase obrera. Antes… solo hay metrodelegados, que generan lucha de empleados contra empleados (o pobres contra pobres) que el troskismo reinvindica como “clasista”.

  5. Norberto dice:

    Deberíamos aclarar que el Dr.Meguira responde a la CTA opositora, esa bastante floja de papeles después del papelón de la elección de autoridades, que se caracteriza por su adhesión a cuanto fragote pueda generar desgaste, con o sin motivo.
    Esto no obsta para decir que quienes buscaron realizar sus ambiciones personales, mas allá de la defensa de los trabajadores, y hablo de De Genaro, de Moyano, del mismo Micheli, son los responsables de ruptura del movimiento obrero, y no fue una malvada maniobra K la que buscó esta atomización que políticamente deja al gobierno sin contrapeso contra las permanentes demandas empresarias y el salvajismo de medidas sindicales promovidas por grupúsculos de mínima representación no contenidas por agrupaciones de mayor orden que encausen demandas las mas de las veces justas.
    Nunca menos y abrazos

  6. Capitán Yáñez dice:

    De la Universidad de Chuquisaca… y de algunos que mamaron republicanismo liberal progre (en tiempos en que liberalismo y progresismo no eran antónimos, vale aclararlo) directamente en Europa, como Rivadavia. El de la avenida más larga del mundo… además de uno de los grandes canallas de nuestra Historia. Tal problema tenía don Bernardino ((a) El Mulato) con la realidad que el inefable don Bartolo (más canalla aún que él) no tuvo más remedio que recurrir, para describirlo, al grotesco sonsonete de “el hombre que se adelantó a su tiempo”, canallada (más que zoncera) de la que se ocupó ampliamente don Arturo Jauretche. Los grandes beneficiarios de la “enfiteusis” y del celebérrimo Empréstito, en cambio y huelga aclararlo… no tenían ningún problema con la realidad.

  7. Abel B. dice:

    Bernardino se educó en el Real Colegio de San Carlos, aquí nomás. Esa clase de liberalismo de libros es también un fruto del país, Capi.

    Salvador Ferla rastreaba el origen de la cosa en un complejo de inferioridad de nuestras “clases educadas”. Hay q reeditar su “Historia argentina con drama y humor”.

    Abrazo

  8. Gerardo josé González dice:

    Querido Abel: La Ley 18.610 de obras sociales sindicales fue sancionada por el gobierno del general Onganía. La audaz iniciativa fue idea de José Alonso, gremialista de un pequeño sindicato, el SOIVA, asesinado en su momento por los montoneros. El redactor de la ley fue Santiago de Estrada (h.), que fue subsecretario de bienestar social del Onganía. Los gremios mas antiguos, ricos, organizados o vivos, lograron leyes propias para su obra social, como los bancarios, el seguro, los ferroviarios y los empleados del vidrio, doce en total. Siguieron el modelo franquista, con directorio integrado por el Estado nacional, los patrones y los trabajadores.
    El PAMI sí fue creación de Francisco Manrique (1971), que copió la figura del directorio de los institutos sindicales tripartitos, pero sin representación obrera, porque era un gorila peludo y sin la patronal, porque hubiera sido una guasada.
    Esa historia explica que después de la dictadura eclesiástico-cívico-militar-mediática los gremios trataran tan amablemente al embajador argentino ante el Estado de la Ciudad del Vaticano durante 1983-89, el mismo de Estrada que presidió hasta hace poco la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
    Es oportuna la letra chica de la historia para ilustración de las almas bellas, que creen que hay buenos y malos, o casi buenos y casi malos.
    Juan Carlos Onganía, sí.

  9. Capitan Medibacha dice:

    A veces me pregunto (ojo, como kirchnerista de la 1° hora). ¿El esquema que incluye como aceptable la inflación (entre el 15 y el 25%) no es funcional a las dirigencias sindicales? En la década de los 90, con 0%, o poco más de inflación anual ¿qué podían éstos negociar? Condiciones de trabajo y a la baja.- Ahora, son reyes porque únicamente consiguen pelear con la inflación quienes están representados en negociaciones paritarias por gremios fuertes.- Creo por ello que la decisión de tolerar una inflación de 2 dígitos puede tener un componente político: ayudar a que los gremios recuperasen la importancia perdida y así restablecer un interlocutor conveniente.- El problema, y el Dr. Meguira es un claro ejemplo, es que los más recalcitrantes son los gremios que representan a trabajadores del Estado (ATE, docentes) que no negocian con empresarios, sino con funcionarios del Estado.- Desde allí pueden saboteat todo esquema económico que pueda plantear el Gobierno.-

    La CGT, (1, 2, 3, ó 4) no decide ni negocia nada.- Los que negocian las paritarias son los sindicatos o federaciones con personería gremial, no las centrales.- ¿Para qué quiere Meguira personería gremial para la CTA disidente? ¿Qué cambiaría de la actual realidad?
    Nada.- Es un argumento “pour la galerie”.- Saludos

  10. Abel B. dice:

    Querido Gerardo, no pretendo restarle méritos a Santiaguito, como todavía le dicen sus amigos. Pero que haya sido redactor no lo hace el autor de la ley. No tenía el poder político. El hombre que la llevó adelante fue el legendario Rubens San Sebastián, ministro de Trabajo de Onganía, antes hombre de contacto entre Frondizi y Vandor, y también muchas otras cosas…

    Pero tengo el recuerdo que en aquel momento pensaba que el cerebro fue Manrique. Pude haber estado equivocado; era muy joven.

    Abrazo

  11. guido dice:

    La silla en la discusión del SMVM y los pasajes pagos a Ginebra. En algún momento hablaban de democratización interna de los gremios, pero la famosa “ley de hierro de la oligarquía” (todo grupo dirigente de una organización compleja tiende a desarrollar una experticia específica que lo hace imprescindible y mecanismos que obturan la renovación, es decir su desplazamiento) ya les llegó hace rato, y es demasiado ridículo que un Miceli quiera insistir por ahí.

  12. musgrave07 dice:

    Abel, mirá esto que dicen dos noruegas peronistas. Parece que allá tambien están de este Lado de la Fuerza

    “La primera es que la igualdad salarial ha podido estimular la productividad. Noruega tiene hoy una de las brechas salariales más estrechas del mundo. Los sueldos son prácticamente parejos tanto en sectores de alta como de baja productividad. Un mecanismo importante para lograr esta igualdad salarial es la determinación de sueldos de manera ordenada a través de la negociación colectiva, por sector. Como resultado, los trabajos menos cualificados son relativamente bien remunerados, mientras los trabajos que requieren alta cualificación tienen una remuneración relativamente baja, en comparación con otros países. Este tipo de “compresión” de sueldos funciona como un “subsidio” permanente a los sectores que dependen de profesionales altamente cualificados. A largo plazo, las mínimas diferencias salariales han resultado en un cambio estructural. La compresión de sueldos es un incentivo para una mayor eficiencia y un crecimiento en la productividad: el superávit y las inversiones aumentan en empresas de alta productividad, mientras que en empresas de baja productividad éstas tienden a decrecer. Como consecuencia, en el siglo pasado se ha dado una transición hacia una economía más productiva que a la vez ha consolidado el crecimiento económico”

    http://www.eclac.cl/cgi-bin/getprod.asp?xml=/prensa/noticias/paginas/4/51734/P51734.xml&xsl=/prensa/tpl/p18f-st.xsl&base=/prensa/tpl/top-bottom.xsl

  13. Bistiarj dice:

    Puntos pasados por alto en mi primera lectura.
    Aparentemente el unicato sindical al momento de la negociación es una característica del sindicalismo griego, no lo tengo confirmado. Quizás habrían querido hacer estallar aprovechando la crisis de 2008 (en Grecia claro)
    Interesante la observación sobre las posibilidades de resistencia del sindicalismo durante la dictadura vs. los noventa. ¿Que se puede hacer al respecto? ¿Es más fácil de oponerse a lo que se considera ilegítimo o lo que se considera legítimo? (que pregunta boba) ¿tanto cambió la política, en todos sus aspectos, entre el 76-82 y los noventa? (más allá del régimen democrático, digo)
    En el caso de los cambios que propone Facundo Moyano, ¿te refierís al código electoral sindical?
    Abrazo

  14. Abel y Gerardo,las leyes a las que ustedes se refieren se deben tanto al regimen de Ongania,que el peronismo apoyo inicialmente,recordar a Borda y otros como al marino Francisco Manrique,quien pidio su baja para dedicarse al periodismo y tuvo bastantes votos ,incluso peronistas,era un transfomista.No lo definiria como gorila y si lo fue era menos gorila que muchos kirchneristas actuales.No doy nombres porque es sabado,dentro de tres sabados mas no se cuantos genuinos K quedaran.
    Santiago de Estrada ,ademas de ser una excelente persona esta vinculado de antaño con el Vaticano.Ocurre que su familia dono al pais la embajada que ellos mismos compraron cerca de piazza Navona.Se dice -y es probable que asi sea -que Estrada tenia dialogo telefonico consetudinario con el papa polaco.Lo que si se es que era un embajador influyente y muy cercano a Ratzinger .a quien nadie imaginaba como papable tambien.
    Uno de los problemas de esos años procesistas,sobre todo en la cartera de Liendo -Trabajo -era la conformacion de las delegaciones sindicales para Ginebra.Obviamente la oposicion venia del lado de Martinez de Hoz pero la realidad se imponia.El movimiento obrero no podia dejar de estar presente en la OIT y Liendo simplemente negociaba.En realidad esa area del proceso fue mucho mas flexible y abierta que la etapa menemista.Liendo negociaba ,en tanto que Koham compraba.Siendo objetivo podria decir que el taponamiento y la consolidacion de una oligarquia sindical se dio durante el proceso.
    Algo conozco del asunto porque en esa epoca tenia una columna semanal sobre politica sindical en el diario Tiempos de Cordoba ,propiedad del italo-argentino Piero Astori,democratacristiano.
    Deje de escribir cuando comenzo cierta censura que no venia del propietario precisamente.Mi ultma columna se llamaba LA HORA DE LOS BOMBOS y estaba claramente escorada hacia la linea de Lorenzo Miguel.
    Buenas Pascuas para ambos.
    Edgardol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: