Rucci

Hoy se cumplen 40 años del asesinato de Josè Ignacio Rucci, y es inevitable que lo tengamos presente. Su vida y su muerte están entre los símbolos más fuertes del peronismo. Y si todavía sigue provocando adhesión y rechazo, bueno, eso va de suyo. El peronismo tambièn.

Yo lo recordé varias veces en el blog, generalmente en la línea de algo que escribí hace 7 años: «Quiero recordar al Petiso con una foto que todos los que estábamos vivos entonces tenemos grabada: el primer regreso de Perón en el ´72, el Viejo desciende del avión bajo la lluvia, los dirigentes lo rodean, Rucci sostiene el paraguas. Perón tenía su sonrisa legendaria y los ojos alertas del que prevé las batallas que se avecinan. En los demás rostros hay en algunos preocupación, en otros alegría mezclada con temor: también veían las batallas que empezaban. En Rucci… hay una sonrisa jubilosa que le parte la cara. Él era peronista y estaba contento que Perón había vuelto a la Patria“.

Claro, esto tiene que ver con las memorias de una generación. Justamente, la de aquellos para quienes vimos a Rucci jugando decisivamente, para que la CGT se integrara a la estrategia de Perón. Y, luego, contribuyendo al desplazamiento de Cámpora en lo que alguien llamó «el 18 Brumario de José Ignacio Rucci». Que escuchamos la noticia de su asesinato, a dos días del triunfo de Perón.

Son memorias. Lo que vale – él habría estado de acuerdo – es qué hacemos hoy con ellas. La UOM, como desde hace 40 años, lo recordó en Chacarita. Algunos de mis amigos – irreconciliables anti K – lo homenajean hoy, tambièn como otros años, con una misa en la Catedral, a las 19 hs. No me termina de convencer, porque me parece que es mezclar peleas y banderas de tiempos distintos. Aunque entre esos amigos esté Osvaldo Agosto, que estuvo al lado de Rucci, que todos los años hace pegar esos afiches que lo recuerdan y que siente que sigue en la misma pelea que cuando en 1963 se afanó el sable de San Martín.

No voy a condenar a nadie simplemente porque piense que los K son truchos. Pero es muy delirante identificar a Montoneros y la JP de la Tendencia con el oficialismo actual – aunque haya algunos nombres, muy pocos (menos que cuando el oficialismo era Menem, por razón de biología). Ni el movimiento obrero es el mismo, como los sindicalistas saben bien.

Por eso me parece que de todos los recuerdos hoy de Rucci, el más relevante para el futuro es el que están haciendo algunos kirchneristas (que, también por biología, son una parte muy numerosa de la militancia peronista, no sé si lo notaron).

Digo esto porque estuve leyendo lo que subió la Agencia Paco Urondo, portal K si los hay. Es una mirada tan parcial como cualquier otra, y distante. Porque como decía el tío abuelo Carlos «es el ser social el que determina la conciencia, no la conciencia la que determina el ser social«. Y los licenciados en comunicación tienen experiencias muy distintas de los metalúrgicos.

Pero ahí se pueden ver las visiones distintas de Beraza y de Reato, una entrevista a su hijo Aníbal Rucci, y el editorial de 1973 que escribió Dardo Cabo en “El Descamisado”, el órgano de Montoneros (uno puede sentir ahí el dolor de Dardo; el venía de la UOM, y había luchado por Perón e ido a Malvinas con el respaldo de sus dirigentes. Esa guerra intestina lo desgarraba).

Y Horacio Bustingorry plantea que el kirchnerismo debe reivindicar a Rucci, el dirigente sindical que peleó siempre a favor de los intereses populares, el que apoyó fervorosamente las políticas distributivas que encarnó el FREJULI en los ´70. Las que hoy levantan los gobiernos K.

Sobre todo, quiero recomendarles que lean el debate Rucci-Tosco, que ahí está íntegro. Porque Agustín Tosco es una figura tan cargada de simbolismo para la izquierda como la de Rucci para los trabajadores peronistas. Las luchas que encarnaron, y el mundo en que las dieron, son pasado. Pero hay definiciones que permanecen.

13 Responses to Rucci

  1. Tosco era un miserable traidor al servicio de Agustin Lanusse. Durante el cordobazo descubri a licastro Y FUIMOs CON ERNESTO FOSSATI A HACERLE UN REPORTAJE. Licastro me dio una impresion de tanta sobroeactuacion que se lo comente a Ernesto,este imbecil parece un agente del ejercito.Me equivoque,el agente del ejercito todavia en servicio activo era exactamente su socio,Yo los conocia a ambos desde 1966.
    A Fosatti lo mataron por un nforme de la SIDE efectuado por el capitan de infanteria Julio Cesar Cayo,ex periodista de Clarin , ,efectuado en 1977 luego de la gira de Fossati por yugoeslavia y el libano.
    Abel,se acabo la epoca de los pelotudos porque vivimos muchos que sabemos la verdad
    SALUDOS..

  2. […] Pero si quieren leer algo que valga la pena sobre Rucci y el presente lean a Abel Fernandez. […]

  3. oti dice:

    Ya lo había dicho antes, el debate Rucci-Tosco, leído sin prejuicios, es absurdo. Rivalizan por quién es más nacionalizador de la economía. La única diferencia ideológica es si hay que nacionalizar todo o las empresas importantes.

    Rucci era un burócrata como lo hubiera sido cualquiera que ocupase el lugar que él ocupaba. Por que el ser burócrata no es un atributo personal o ideológico, sino que deriva de la posición en una estructura.

    Yo creo que, implícitamente, la reivindicación llegó de parte de la misma Presidenta CFK quien, en la entrevista de Brienza, reconoció los importantes logros del pacto social del ’73 y el Plan Gelbard, cuyos soportes más importantes eran Gelbard mismo, Rucci y Perón.

    Flaco favor a la patria le hizo la demonización a Rucci por una parte de la izquierda peronista.

    El gran mérito personal de Rucci fue interpretar leal y humildemente la estrategia que seguía Perón y hacerle entender eso al movimiento obrero.

  4. Lic. Baleno dice:

    El debate Rucci-Tosco es mejor que cualquiera que yo haya visto desde 1983 en adelante. Por mucho.

  5. Norberto dice:

    Acuerdo, y debo decir que me cuesta bastante contestare porque aparte del repudio por cualquier forma de violencia, entiendo este como uno de los puntos de quiebre que provocaron graves consecuencias para el país.
    Nosotros somos Ella, abrazos

  6. ariel dice:

    Rucci fue uno de los jefes indiscutidos de la derecha peronista y como tal el responsable de los crímenes de las bandas fascistas paraestatales ( AAA), principalmente de la Masacre de Ezeiza contra la Juventud Peronista el 20 de junio de 1973. Por todo ello se ganó merecidamente el mote de traidor por parte de los luchadores obreros.
    Rucci y la burocracia sindical son los maestros de los Pedraza de nuestros días. Practicaba un discurso reaccionario y macartista como complemento ideológico de su matonaje. Frases como «el sucio trapo rojo», “infiltrados”, “zurdaje”, son parte del arsenal argumentativo de esta burocracia. Ellos acuñaron el lema «Ni yanquis ni marxistas, peronistas», contra los Montoneros y la izquierda del movimiento obrero que crecía en las fábricas.

  7. Mariano T. dice:

    Tampoco es que fuera la Madre Teresa. Pero lo mataron para darle un mensaje a Perón. Debe haber pocos motivos más ignomiosos y absurdos de morir que servir de cartero-fiambre.
    Hoy la locura de esa época la vemos totalmente morigerada, casi farsesca. Menos dañina por falta de caballos de fuerza, pero en direcciones no muy diferentes.

  8. Gerardo josé González dice:

    El asesinato del General Aramburu puso en contra de los montos al Ejército. El de la hija del Almirante Lambruschini a la Armada. Y la bomba que mató treinta policías en el Comedor de Coordinación Federal a la Federal. El de Rucci a Perón.
    Estos y muchísimos otros les produjeron el rechazo de toda la sociedad argentina, que sirvió de base para la feroz represión, la guerra de exterminio que alcanzó su máximo en los años 76, 77 y parte del 78.
    Fue una guerra y así lo entendieron los montos desde el primer crimen. La cuestión de cuántos de ellos murieron, o de cuantos inocentes, da para discutir, pero en las guerras siempre muere gente y se cometen las peores barbaridades.
    Las Fuerzas Armadas prefirieron no repetir la experiencia de la Cámara especial de Lanusse, y mataron sin otro juicio que el de ellos.
    Recuerdo también las muertes de José Alonso y del Secretario General de la UOCRA, el negro Coria, entre otros.
    Nadie de la UOM fue o es «de derecha», porque son trabajadores peronistas.
    Esa limitada guerra civil es la gran tragedia argentina del siglo XX y merece un final, que todavía lo veo lejano. Quizá cuando muera toda nuestra generación (la de los 70), se verán las cosas con mayor equilibrio histórico. Ojalá, así pensaremos en construirnos un futuro político.

  9. paso otro post sobre este tema y como se lee hoy en dia http://www.losoperariosdelplan.wordpress.com saludos

  10. Mariano T. dice:

    No seas bruto. Cuando Rucci murió no existía la triple A. Y en Ezeiza él venía en el avión con Peron.
    Posiblemente la creación de la triple A haya tenido el cisto bueno de peron a raíz del asesinato de Rucci.
    Esto permite sacar conclusiones sobre las «formaciones especiales». Eran gente de mierda, soberbios y hdp de lo peor. El hecho de que la mayoría de sus cuadros hayan sufrido una muerte atroz (nadie merece eso), no los exculpa como corresponsables de la tragedia de los 70 vista en forma amplia.

  11. victorlustig dice:

    gastase demasiadas palabras en alguien que ni siquiera miro el almanque, ni, menos aun, leyo algo, solo repite

  12. […] tres años, cuando se cumplieron 40, escribí esto. Sigue en […]

  13. […] los 40 años del asesinato del Petiso, escribí esto. Cada tanto lo reitero, porque sigue pensando lo […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: