La guerra de Siria – 2da. parte

Arab_world

(Repasando lo que subí anoche, me impresionó algún parecido entre la historia de los países árabes y lo que les sucedía, décadas atrás, a los países latinoamericanos. No estoy diciendo que esos dos grupos de países se parezcan, claro. El parecido está en la (dolorosa) relación con las Grandes Potencias. Pero, sobre eso, comento algo al final).

Lo que está pasando en Siria creo que es necesario verlo en el marco de que ha sucedido en las ultimas décadas en el mundo llamado convencionalmente “árabe”, 22 países, desde el Sahara Occidental hasta la punta más oriental de la Península Arábiga y las fronteras de Irán, más de 400 millones de habitantes que comparten, no una herencia étnica, pero sí una comunidad cultural y lingüística, y, mayoritariamente, una religión: el Islam.  Especialmente desde la primera Guerra del Golfo, puede verse el fracaso de los estados nacionales construidos en el molde occidental, con base territorial y nominalmente laicos, en enfrentar los desafíos de la Modernidad frente a las aspiraciones de sus pueblos, y, por encima de todo, los que les presentan el poder económico y militar de los EE.UU., la Unión Europea e Israel.

Y por eso era previsible, al menos para quienes leyeron Historia, que una gran parte de esos pueblos se volcasen hacia su identidad más profunda: la religiosa. La llamada “Primavera Arabe” culminó en la revitalizacion de partidos islámicos.

Es un desarrollo ”cargado de futuro”, pero, en lo inmediato, esas fuerzas despiertan la oposición interna de minorías identificadas con otra religión – los cristianos coptos en Egipto, los maronitas en El Líbano, por ejempo – y también de los sectores de su propio pueblo que prefieren un estilo de vida más cercano a la Modernidad. En esas condiciones, no han podido construir gobiernos estables ni en condiciones de defenderse frente a las Potencias «occidentales» y, en el Oriente Medio, a Israel.

Y en este caso en particular hay una fuente histórica de enfrentamientos que sus enemigos aprovechan: el mundo musulmán, más allá de las “Setenta y tres partes” que menciona la tradición islámica, está profundamente dividido, al menos desde las costas orientales del Mediterráneo hasta el Asia Central, por una separación teológica, histórica y social entre dos vertientes amargamente separadas: Sunna y Shia.

La guerra civil en Siria, además de los siempre presentes poderes externos que la alimentan, es una manifestación más de esta pugna. Los Assad, alauitas, son apoyados por Iran, shiita, y por la comunidad mayoritaria de esa vertiente en el destrozado Iraq. El Hizbolá libanés, tambien shiita, ha sentido la necesidad de combatir en favor del régimen de Assad, aunque perciba agudamente la necesidad de unión de los árabes contra Israel. Como Hamas, en Gaza; que está tironeado entre la necesidad de apoyo de todos, tanto de Irán como de su archienemigo, Arabia Saudita, el autoproclamado campeón de la Sunna, y su propia identidad confesional sunnita.

Es una división profunda, como dije, con raíces que van atrás casi catorce siglos. Y, por supuesto, hoy es alentada por poderes externos a la región. A Occidente – o, con más justeza, al Atlántico Norte – la revigorización de la militancia sunnita, por todo su ímpetu puritano, le ha sido útil, como se vio en Libia.

Resumiendo: Hasta ahora, EE.UU., Inglaterra y Francia, con sus aliados y sus satélites han contribuído a derribar – por un proyecto deliberado, por sus intereses económicos o por razones de su política doméstica; usualmente una combinación de los tres – a los Estados fuertes que habían surgido en el mundo árabe. Los gobiernos con base en partidos islámicos no han conseguido afirmarse o son también hostilizados, como el Hizbolá. Por ahora, su programa parece ser mantener dictaduras corruptas o gobiernos que dependen totalmente de su paraguas militar, como los Emiratos o la misma Arabia Saudita.

Donde no consiguen imponerlos, el destino parece ser el de una desintegración del Estado unitario en una base territorial, como puede suceder en Siria y ocurrió en Irak y en el Líbano. Esto juega a favor de los intereses geopolíticos inmediatos de Israel, y por eso sus halcones están decididamente a favor de éstas políticas.

Pagan un precio, por supuesto. Irán, a pesar de su marginación, se está convirtiendo en la Potencia regional (Irónicamente, el esquema de Kissinger, aunque en un marco que al buen doctor no le gustará). A Rusia y a China, a pesar de sus propios problemas con comunidades musulmanas dentro de sus fronteras, se les brinda gratuitamente un rol de protectores de los países de la región que se enfrenten a Occidente, Como Siria.

De todos modos, hablé de los intereses geopolíticos inmediatos. Porque se están creando, o fortaleciendo, los lazos de una comunidad, unida por la humillación, de más de 400 millones de personas, ubicada en una región de inmensa importancia estratégica, y vinculada por los lazos de una religión vigorosa con el resto de los más de mil millones de musulmanes.

En la década del ´20 del siglo pasado, Toynbee especulaba que el Islam, resurgiendo de su torpor, podía volver a ser, como lo fué históricamente, el vehículo y motor de la reacción de los «nativos» frente a la invasión occidental. Y el reemplazo de una civilización cansada.

Pero eso es la Historia, que se mide en siglos. Por ahora, el mundo árabe sufre las consecuencias de no contar en su seno con una Potencia regional, al menos con los recursos de Turquía o de Irán, que obligara a los Estados Mayores de las potencias occidentales a analizar con más cuidado los costos de sus aventuras militares. Lo más cercano a eso en potencial, Egipto, … sus fuerzas armadas se han convertido en dependientes de la ayuda norteamericana, y de los negocios que la acompañan.

Los sueños de unidad… han quedado por ahora solamente en sueños. Y la Liga Árabe cumple un rol similar al de la OEA entre nosotros, en los tiempos de la Guerra Fría: una oficina de coordinación para la Gran Potencia hegemónica.

Por eso no me canso de repetir que – en el mundo en que vivimos – nuestro proceso de integración en la América del Sur no debe medirse por la integración económica, valiosa y necesaria como es, sino por la formación de alianzas sólidas y de un sentimiento de destino común. Que es lo se está construyendo.

Brasil y Chile han apoyado lealmente la postura de Argentina frente a Gran Bretaña en las disputas por el Atlántico Sur y el Sector Antártico. Argentina, a pesar de sus problemas, presta especial atención a la alianza con Brasil. Y con Chile hacemos ejercicios militares conjuntos. Hay una Fuerza de Paz “Cruz del Sur”, un emprendimiento binacional de integración militar, con el objetivo de fomentar la confianza mutua, la interoperabilidad y complementariedad entre las Fuerzas Armadas de Argentina y Chile. Y una Compañía de Ingenieros “Libertador Don José de San Martín”, que constituye una Fuerza de Paz Combinada Binacional Argentino-Peruana.

Probablemente la iniciativa más importante de la UNASUR, en el largo plazo, es el Consejo de Defensa Suramericano.

Volviendo al tema del posteo, sólo me queda decir que avalo, y me parece correcta, la posición de Argentina en tanto presidente temporaria del Consejo de Seguridad, proponiendo “el embargo de armas, una intervención humanitaria liderada por el Secretario General, una reunión de emergencia de la Asamblea General o la acción en el terreno del conflicto de los cancilleres miembros del Consejo de Seguridad” (aunque agregue, a mi juicio, demasiado palabrerío emocional), y rechazo el nostálgico planteo de alinearnos en la lucha contra el régimen de Assad que hace ese yihadista apasionado, García Moritán.

27 Responses to La guerra de Siria – 2da. parte

  1. Mariano T. dice:

    No me cabe duda de que Assad es un carnicero de su propio pueblo. Pero tampoco me extrañaría que los rebeldes sean similares.
    Acá hay dos principios contrapuestos, el de soberanía nacional y los derechos humanos. Creo que debe primar el primero. No me habría caído nada bien que bombarderan Buenos Aires y nos invadieran para derrocar a Videla. El sistema político sirio ha generado un tipo que masacra a su pueblo, pero es SU sistema político.

  2. casiopea dice:

    Cuando uno no está directamente involucrado, uno puede darse el lujo de decir cosas sabias que queden labradas en actas para la posteridad. No me preocupa en lo más mínimo, dale que va. Podemos pasar silbando al lado de esta tumba y jugarla de espectadores. Es un asunto gravísimo, sin duda, pero para el destino de los argentinos hay otros mucho más acuciantes. Desgraciadamente, a muchos otros se les va el pellejo en este quilombo aunque no sean fanáticos religiosos o reivindicadores de Assad, sino sólo por ser sirios. Las bombas no distinguen.

  3. Masat dice:

    El Parlamento británico no autoriza a Cameron enviar tropas a Siria, presionado tal vez por la opinión pública (el 60% se opone a la invasión) o por el sentido común. Golpe bajo para Cameron y Obama. El histórico aliado le dá la espalda. Solo queda la incondicional Israel. Siempre hay una primera vez.
    George W Obama dice igual que se la arregla solo y la decisión del consejo de seguridad de la ONU es indistinto para los intereses de USA. Mientras tanto según agencias arabes, Rusia mueve su flota cerca de la zona de conflicto y un ataque americano a Siria sería respondido con un inmediato ataque a Arabia Saudi probablemente despues Qatar y Kuwait, estados lamebotas si los hay. Quien moverá la primera pieza. Los acontecimientos se adelantan. Lo que debería pasar dentro de 15 años, tal vez suceda mañana mismo o pasado o dentro de una semana. Tal vez.-

  4. victorlustig dice:

    Creo que hay una cosa importante en el analisis que se omite, con mis respetos

    Dentro del conjunto de los paises arabes hay al menos 4 categorias, que, generan antes o coincidentemente de eso las tensiones
    a) Los turcomanos
    b) Los persas
    c) los arabes
    d) los bereberes

    el orden no es arbitrario, muestra las relaciones de poder desde hace 600 años.

  5. Norberto dice:

    Tal vez tendríamos una visión más equilibrada si además de las agencias occidentales y de las monarquías y teocracias árabes tomamos los post de
    http://chegenetic.blogspot.com.ar/
    sobre el tema con información proveniente de la agencia Siria, que por otra parte durante la guerra del Golfo participó de la coalición para derrocar a Hussein.
    Nosotros somos Ella, abrazos

  6. Abel B. dice:

    ¿Quiso decir «dentro del conjunto de los países musulmanes del Oriente Medio y el Norte de África», Víctor? Precisamente, el conjunto de los países árabes no incluye a Irán ni a Turquía. En cuanto a los bereberes estimo, sin ser un conocedor profundo, que se los puede considerar integrados en la identidad actual de lo «árabe». Que, repito, no es étnica en absoluto, sino linguística, cultural y, en un sector decisivo, religiosa. Abrazo

  7. guido dice:

    Los pueblos de lengua bereber que aún no han sido arabizados son, en lo fundamental, analogables a comunidades indígenas en algunos lugares acotados de Latam. Pueden ser un factor de desestabilización a nivel subnacional. Lo han sido en Argelia y Libia y, sobre todo, en el segundo cordón del conurbano europeo, que es la franja del Sahel, allí donde comienza el áfrica subsahariana (mali, senegal, etc.). No más que eso.

    Si la identidad religiosa primara sobre las otras venecitas del mosaico, los «turcomanos» podrían llegar a jugar un rol, si no no. Me parece, sin embargo, que Turquía rompe un poco el esquema que Abel presenta para los árabes. Allí, el «artefacto» nacional parece haber funcionado. Turquía es una nación fuertemente islámica, pero pareciera ser claramente una Nación. Y como estado funciona razonablemente bien. Sus miras geopolíticas, por otro lado, parecen mirar hacia los estados ex-soviéticos linguísticamente afines (todos los que terminan con «tan» y donde no predominan lenguas indoeuropeas). Los turcomanos que viven en países árabes, por otro lado, son muy poquitos.

    Pero sospecho que Jordi apunta a plantear bloques dentro del mundo islámico (no árabe, como dice). Faltaría un e) y f) por lo menos. El de los tres estados subcontinente indio (dominante en dos estados y primera minoría en el tercero). Y el del archipiélago indonesio. Tendemos a vincular Islam con el más cercano (a europa), pero en «e» y «f» viven la mayoría de los musulmanes del mundo. Y sus economías crecen y crecen, a diferencia del levante.

    abz

  8. victorlustig dice:

    si, hay un problema de lenguaje, y, no inclui de Pakistan al este, ahi se pelean con los chinos, desde la batalla de Talas. Y, si Indonesia es el pais islamico mas grande, pero ahi estan los chinos
    Y, no solo hay turcos en Turquia, los mamelucos son o eran turcos por adopcion, estan los kurdos, etc en fin una receta muy complicada
    La identidad religiosa es anterior a Ataturk y al Jedive, y, al final en zonas donde se pelean por un olivo desde hace 1000 años, es el factor aglutinante quizas
    Y no Abel, los bereberes parecerian ser de 4ta, pero, es solo opinion sin conocer el terreno.

  9. ram dice:

    Es sencillamente maravilloso que se pueda definir a AlAssad como «carnicero de su propio pueblo» en base al generoso aporte de la misma prensa que decía lo mismo de Khadafy (pero no de los dólares de Khadafy cuando lo mangueaban), que armaban «represiones» en decorados de Qatar, de las armas de destrucción masiva y químicas de saddam hussein (tenían los recibos y las constancias de que ya las habían usado contra Irán) y que ahora quieren montar un show gaseoso en el que, AlAssad, el malísimo es además un estúpido terminal que va a reprimir a ese pueblo que lo apoya.
    También se sabe, o se sabe pero no conviene mencionar algunas cositas, que hubo un tal Harris que inventó el concepto de «bombardeo terrorista» (lindo nombre, no?) por el cual tanto la RAF como la USAF, conseguían el milagro de conseguir que los hamburgueses se frían a 6000 grados – bombardear 3 días seguidos con bombas incendiarias una ciudad, la parte CIVIL, mientras la producción de armas alemanas nunca paró de aumentar, un éxito bárbaro, no? – El embuste actual es el mismo, hago moco todo para «voltear al régimen y proteger a los sirios» – ¿cuáles sirios?, los de a pata o cosas «sirias» más concretas como gasoductos, accesos a otros mercados/frentes y demases minucias propias de la avidez del tío sam.
    No estaría mal sincerarse un poco, lo que se está exhibiendo ahora es simple, el austríaco del bigotito tenía razón, nada más que se dedicó a los semitas equivocados y el simpático chocolatín premio nobel de la paz necesita rectificar el error y reventar los semitas correctos y, lógico, cobrar el favorcito en alguna «especie vital». ¿O soy demasiado prejuicioso a la hora de pensar en «carniceros» en acción?

  10. dennet dice:

    Me pregunto si la actual situacion en Medio Oriente no es mas que un sintoma del fracaso del proceso de descolonizacion.No hay grandes diferencias,al cabo,con el Africa subahariana,salvo la existencia de factores geopoliticos y economicos que llevan a la intervencion de actores externos¿Cual es,en esencia, la diferencia entre Siria y Ruanda?La pretension de construir Estados-nacion en donde nunca habian existido y en donde nadie,salvo la elite que aspiraba a gobernarlos,los reclamaba llevo a la constitucion de monarquias y dictaduras militares y/o de partido unico que se sostuvieron en tanto las condiciones externas (Guerra Fria sobre todo) lo permitieron.Hoy,luego de decadas de asfixia politica, las multitudes exigen democracia en paises donde las unicas fuerzas efectivamente organizadas en condiciones de ganar elecciones son las confesionales,que teoricamente serian antidemocraticas.No estoy tan seguro de que esta caracterizacion sea justa,mas aun me suena similar a cierto elitismo vernaculo que lamenta que en las democracias latinoamericanas casi siempre ganan los «autoritarios».

  11. Chiclana dice:

    Los embargos de armas siempre funcionaron igual, el poderoso que es dueño del ejercito mata a su antojo, Croacia y Bosnia son la muestra y solo se detuvo cuando los Croatas consiguieron suficientes armas y en Bosnia cuando USA bombardeo.

  12. CineBraille dice:

    1) Hace unos años se comparaba desfavorablemente al proceso de consolidación del Mercosur (y de Unasur) con respecto al de la Unión Europea, porque priorizaba la coordinación política a la integración económica y financiera. Me parece que esa crítica perdió vigencia, viendo el descalabro que han producido el euro y la desregulación financiera continental.
    2) ¿La caída del régimen de los Assad podrá despejar el camino para averiguar la verdad acerca del atentado a la AMIA? Sólo una pregunta de alguien a quien nunca terminó de convencer la pista iraní.
    3) Como bien dice Abel, el mundo árabe no es una construcción de base étnica sino cultural, lingüistica y religiosa. Y digo construcción porque sólo en el Líbano, un país minúsculo, hay varias identidades: chiítas, sunitas, maronitas, drusos, armenios… En Irak hay hasta asirios, un pueblo que supuestamente desapareció de la historia hace 2700 años, y hay mandeos, que pasan por ser descendientes de los seguidores de Juan el Bautista.
    4) Irak y Siria fueron regidas por ramas el mismo partido Baath, nacionalista laico, medio socialista y, la verdad, medio peronista. No sólo no eran aliados, sino que eran enemigos mortales, y como se recordó en un comentario, Siria hasta participó con tropas en la invasión a Irak de 1990. De hecho, incluso también colaboró con la tortura de presos de la Guerra Contra el Terror (muchos sic) por cuenta de la CIA. Roma no paga traidores, y EE.UU. tampoco.
    5) Una supuesta paradoja, que no es tal: el aumento en las tasas de alfabetización en los años 1960s y 1970s supuestamente debía llevar a las masas árabes a la modernidad. En su lugar sirvió para hacer que millones estuvieran en condiciones de leer las interpretaciones fundamentalistas del Corán.
    Saludos

  13. CineBraille dice:

    Los bombardeos de la RAF no hacen paladín de los derechos humanos a Asad, con perdón de la mesa.

  14. CineBraille dice:

    Abel, si nota que la duración de las visitas a su blog se va para arriba, soy yo, que estoy en el trabajo y hace una hora que estoy en este post entre interrupción e interrupción.

  15. Norberto dice:

    Solo añadir para completar el esquema, que ademas de turcomanos existen diferentes etnias del sur de Asia, África y Europa que tienen por religión el Islam, entre ellos los bosnios y montenegrinos, resabios del pasado colonial turco en los balcanes donde el Sultán tomaba a los primogénitos croatas y creo que serbios para sus regimientos de genízaros, conveniente instruidos en esa fé y la devoción al monarca, cuyos sobrevivientes tenían asegurada su vejez en esas tierras con una propiedad de premio, los kurdos que tienen asentamiento en cuatro naciones, dos árabes, los afganos en sus múltiples etnias, los bengalíes, los indios de uno u otro lado de la frontera con Paquistan, los malayos, algunas de las etnias indochinas, diversas etnias subsaharianas que de árabes tienen poco y nada como eritreos, somalíes, habitantes de la cuenca del Niger, y las etnias del noroeste chino.
    Nosotros somos Ella, abrazos

  16. Abel B. dice:

    El sr. WordPress no me informa de esos detalles. Es uno de los pocos aspectos en que Blogger es superior a WP. Abrazo

  17. Mariano T. dice:

    Si me comentaras que alguna abuela nazi tuya se frió viva en Dresden me alegrarías el día.

  18. masat dice:

    El «conservador neo liberal» de Cameron no enviará tropas, el «progresista» Hollande enviará, que opinará Hermes Binner y todo el progresismo eurocentrista.
    ¿meta misiles con George W Obama?

  19. ram dice:

    No, marianito no, ahora qué pensará tu abuelita de la clase de mierdas que te alegran los días.

  20. ram dice:

    No hacen paladín de nada a Assad, ni mejor ni peor, y debiera estar claro que eso depende de los sirios. Los que, pobrecitos, son tan bestias que no entienden las ventajas de perder el país para que los «liberen». Por las dudas, empecemos a mencionar al negrito bombardero como el San Martín del siglo 21.
    Ahora, si lo que se pretende hacer con Siria y los sirios no es fascismo, no es racismo y no es absolutamente violatorio de cuanto derecho humano, político, social ande suelto por ahí, de qué cornos hablamos?. No te gusta Assad y que hagan moco todo te deja contento?. Tener mentalidad colonial vaya y pase, pero que te colonicen hasta la decencia más básica, es mucho.

  21. Capitan Medibacha dice:

    Francamente no puedo opinar sobre la realidad política de Siria, porque no la conozco.- No sé que fundamentos tiene Mariano T para juzgar a Assad como un «carnicero» de su propio pueblo, ni mucho menos para saber quien tiene razón en esa guerra civil.- Lo que sí tengo claro es quien es el matón del barrio.- Desde la 2° querra mundial creo que el único presidente de EEUU que no ordenó invadir otro país fue Carter y fue el único no reelegido.- Corea, Vietnam, Guatemala, Santo Domingo, Bahía de los Cochinos en Cuba, Grenada, Panamá, Nicaragua con los contras, el asesinato del Gral Schneider en Chile, Bosnia, Irak, Afganistán, Libia, y ahora se aprestan a bombardear Siria.- Realmente son muy peligrosos y me alegro que Argentina esté tan lejos de USA y no seamos un país petrolero (Falta que se encuentre mucho petroleo en Vaca Muerta y nos coloque en la linea de fuego).- Su desprecio por cualquier norma del derecho internacional es evidente.- ¿Con qué cara pueden ellos justificar un bombardeo punitivo contra Siria por el uso de gases venenosos, si fueron ellos los que, en Vietnam, bombardearon a los civiles con napalm y los gasearon con defoliantes? La hipocresía que tuvieron al inventar el incidente del golfo de Tonkin para atacar Vietnam y al invocar las «armas de destrucción masiva» para invadir y apropiarse de Irak hace ya 10 años, es la misma que tienen ahora para atacar y matar a los sirios.- La fuerza es el derecho de las bestias escribió el Gral.- Saludos

  22. oti dice:

    Tiendo a coincidir más con este 2º post.

    Los acontecimientos hay que enmarcarlos en procesos que hay que saber captar.

    Un proceso no es una suma, combinación o serie mecánica de acontecimientos. Un proceso es lo que suele influir, condicionar y determinar a los acontecimientos. Pero no se lo puede ver al proceso mismo como si se tratara de un acontecimiento pero más grande.

    Las razones de esto radican en que un proceso histórico (que involucra lo social, económico, ideológico, científico, político) es un continuo en el espacio-tiempo, es una dinámica, una acción que siempre está presente -aunque no se vea- en el transcurso de las generaciones humanas. No se lo puede dividir en intervalos o partes más que por razones didácticas.

    Cuando Abel dice lo del enfrentamiento histórico entre Sunna y Shia, eso, de algún modo, vive en el presente, porque forma parte de un proceso histórico que no se puede anular por decreto o por arte de magia.

    Pero, deducir de aquí que, en la explicación de lo que ocurre en los países mencionados, tienen primacía las variables “internas” de los mismos, es ya asumir supuestos que no son reales, por la sencilla razón de que nunca (subrayo NUNCA) en ninguna parte de ningún lugar de la tierra entera, una sociedad puede explicarse en forma aislada, porque las sociedades humanas no son como Robinson Crusoe en una isla.

    Lo que Abel llama “grandes potencias” es lo que yo llamo “Estados importantes colonizados y hegemonizados por oligarquías globales”. Y dado que los resortes fundamentales que ellas controlan (por lo cual son oligarquías) existen desde los orígenes de la civilización, sus acciones también vienen desde el origen de la civilización.

    En tal perspectiva, el proceso global es un proceso a predominio imperial, y nada puede sustraerse a la influencia de éste. Por más históricos y profundamente enraizados en la historia interna de los países que parezcan los acontecimientos, éstos no pueden sustraerse al proceso global del que forman parte y no pueden evitar estar teñidos por él. Podrá haber en muchos países siglos y siglos de luchas “internas”, pero no son, en rigor, internas, puesto que siempre estuvieron expuestas a la interacción e influencia del proceso global.

  23. CineBraille dice:

    Perdón por la pedantería del detalle, pero el primer Bush tampoco fue reelegido, el primer invasor de Irak. Y técnicamente Truman y Johnson no fueron reelegidos, porque sus primeros mandatos completaron los de presidentes fallecidos. Y aparte, la calidad de matón del barrio de EE.UU. no absuelve a Asad, cuyos crímenes están bien documentados. Por caso, torturador de prisioneros remitidos por la CIA. Dejémonos de joder con la lógica binaria, que en política internacional es todavía menos aplicable que en otros campos. Por lo pronto, la cancillería argentina hasta ahora ha ido por el camino correcto, que es no meterse en quilombos muy ajenos y muy complicados, siguiendo la escuela de De La Plaza, Yrigoyen, Castillo, Ramírez, Farrell y Perón.
    Saludos.

  24. José Mercado dice:

    El término castellano para «torpor» es letargo. Así la próxima vez no tengo que googlear o guglear.

  25. Mariano T. dice:

    Volviendo a lo que dije antes. Cuál es el límite de violación a los derechos humanos que puede superar la barrera de la no intervención y la soberanía?
    Un genocidio? (hablo de cientos de miles de muertos, no el berretea que tuvimos acá). Un megagenocidio? El asesinato del 20% de un grupo étnico o religioso? Un 50%?
    No podemos poner al los DDHH como principio absoluto ante el cual cede cualquier soberanía. Mucho menos a la democracia.
    Tampoco, creo yo, podemos decir que el principio de la soberanía puede permitir que se elimine, para exagerar, al 90% de la población de un país, con el resto del mundo cruzado de brazos y sin poder hacer nada.
    Hay un punto, tal vez la comunidad internacional podría fijarlo. Dsde luego que el poder de los países influye. Tienen menos esperanzas los chechenos en Rusia que los mapuches en Chile.

  26. […] Pero no quiero dejar de hacer una reflexión rápida sobre el asunto. Porque indica una movida más importante, en el juego de poder global, que la tragedia de Siria y aún el dilema del mundo árabe, sobre los que escribí aquí y aquí. […]

  27. […] opinar sobre eso. He reflexionado en el blog varias veces sobre la tragedia de Siria, y los dilemas de los países árabes. Que son diferentes aunque no demasiado de los que enfrentamos históricamente los países […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: