Dictaduras eran las de antes – 3ra. parte

justiciaEste posteo – dividido en tres partes, como la Galia – refleja una de mis debilidades como escritor. Acentuadas cuando escribo en medio de brindis de fin de año y viajes para reuniones familiares, claro. La idea me surgió, nítida, cuando leí las noticias, del fallo de la Corte Suprema de Justicia contra una intención muy explícita del Gobierno nacional, y de la ex ministra de Economía de Kirchner condenada por el encubrimiento de un delito que no se indica: “Dictaduras eran las de antes“.

Luego me dejé llevar por mi interés en comentar esos episodios mismos. Y la tentación de responder a algunos comentarios alevosos, o ingenuos (no hay tanta diferencia, en los argumentos políticos). Además, para ser francos, por la falta de tiempo y una pereza estival para desarrollar un análisis riguroso de las limitaciones de una estrategia «populista» en la Argentina moderna.

Entonces, quiero terminar con el posteo con una descripción breve de lo que entiendo es el punto central del planteo. El desarrollo quedará para el 2013. Tengo la firme sospecha que también en este año será la realidad la que se pronuncie con fuerza sobre las limitaciones que van a encontrar los partidarios y los opositores de una estrategia y un discurso «populista».

Las derrotas que menciono al comienzo, y algunas otras, del Ejecutivo en el ámbito del Poder Judicial son una indicación importante – más allá de los méritos o deméritos de las sentencias en sí – de un diagnóstico de poder, en unos tribunales tan sensibles a los vientos políticos como los nuestros.

Los opositores señalarán, y tendrán razón, muchos casos en que las sentencias, o simplemente los tiempos de los juicios, muestran una aparente benevolencia hacia el oficialismo. Vale. Pero, seamos realistas, esa es la situación natural, dada la naturaleza humana. Es el oficialismo, cualquiera sea, el que maneja los nombramientos de jueces, sus ascensos, y, hasta cierto punto. su continuidad en el cargo.

La mayoría de las provincias argentinas, bah, la mayoría de los países, son ejemplos que muestran que los oficialismos siempre corren con una cierta ventaja en los tribunales. Eso también sucede, no nos engañemos, en el ámbito nacional en nuestro país. Simplemente, hay una señal que… la cancha no está lisa.

No voy esta vez a meterme en las razones sociales e históricas que originan hoy estos aparentes brotes de hostilidad al gobierno nacional. Ya me arrepentí al comienzo de este posteo, y además no tengo tiempo. De todos modos, es sólo una señal más.

Ya tuve ocasión de mencionar en el blog que el gobierno K enfrenta la hostilidad de sectores sindicales minoritarios pero poderosos. El apoyo que le brinda la central sindical oficialista… no puede llamarse entusiasta (Conociendo de tiempo atrás a la UOM, tengo claro que Caló mucho antes que kirchnerista es metalúrgico).

El gobierno ha construido – como señala constantemente la oposición – una red de medios adictos. No le alcanza, evidentemente, para superar la repercusión que tienen los medios opositores. Y la Ley de Medios… no modifica en un ápice en el corto plazo esta realidad.

Tampoco cuenta con estructuras partidarias con capacidad de movilización capaces de «ganar la calle» e intimidar a sus adversarios. Eso se demuestra con una indiscutible evidencia: no lo ha hecho en los momentos más álgidos, junio de 2008 o noviembre de 2012.

Las fuerzas armadas y de seguridad no están, para ponerlo suavemente, ideológicamente comprometidas con las políticas de este gobierno. Entonces ¿qué cuernos tiene que ver el escenario político de la Argentina de hoy con el de la Venezuela de Chávez? ¿Con el de los años 1945 a 1955 del peronismo fundacional?

El punto no es que el gobierno actual no es una dictadura. Eso sólo se puede afirmar en las fantasías paranoicas de los opositores más enceguecidos por el odio. Tampoco lo es el gobierno de Chávez, si vamos al caso, o los primeros gobiernos de Perón. El punto clave es que tampoco es el escenario «populista» de las elucubraciones de un Ernesto Laclau.

El escenario político argentino se parece, mucho, al brasileño, por todas las diferencias en sus estructuras y sus tradiciones políticas. El poder del gobierno se basa en el manejo de las estructuras del Estado nacional – notoriamente ineficiente, pero es lo que hay – y en el apoyo popular. Una parte entusiasta y convencido, y otra movido por la conciencia que alguien tiene que gobernar y no aparecen otras opciones en el horizonte. Todavía.

Entonces, el desafío del kirchnerismo es construirse – ¿terminar de construirse? – como una corriente política coherente y perdurable en el seno del peronismo (fuera de él sería sólo una minoría testimonial). Y ganar la(s) interna(s). El desafío de la oposición… sería que dejara de ser definida, en los hechos, por su oposición al kirchnerismo y que surgiera en su seno una opción que fuera convincente y atractiva como opción de gobierno.

Ninguno de esos dos desafíos aparece como imposible, o demasiado audaz. Lo único… que los discursos políticos actuales no parecen coincidir con esa realidad.

12 Responses to Dictaduras eran las de antes – 3ra. parte

  1. ricardo j.m. dice:

    estos kakas van por todo abel , no respetan nada

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/comunicacion/10228-hacia-una-ley-de-medios-graficos.html

    y un maravolloso ejemplo de teoria economica.

    En negociaciones con un representante del Ministro Domingo Caballo, las revistas independientes lograron resistir hace ya varios años que les impusieran el pago del 21% de IVA, acordando un porcentaje de 10,5%. Acuña, relató aquella instancia: “Mantuvimos una reunión con el secretario de Ingresos Públicos del gabinete de Domingo Cavallo para resistir la imposición del IVA a las publicaciones periódicas. Nos dijo, como introducción: ‘Para mí no hay diferencia entre un zapato y una revista cultural’. Nuestra respuesta fue: ´Lamentamos mucho que tengamos que padecer su ignorancia´.

    jajajaja xd

  2. Sergio Robles dice:

    Dice Ud Don Abel:
    «…la mayoría de los países, son ejemplos que muestran que los oficialismos siempre corren con una cierta ventaja en los tribunales.»
    Permítame decirle que los Tribunales no están -tal cual se encuentra diseñado el sistema- para juzgar políticos (sean estos oficialistas u, dentro de ciertos límites, opositores) por la comisión de delitos comunes.
    El sistema abarca, exclusivamente, desde el lumpenaje hasta el ciudadano de a pie que se «disgració» y apuñaló a su patrona.

    Como dice el refrán, y por lo bajo repiten jueces y políticos, «…entre gitanos no nos vamos a estar echándonos la suerte…»

    Más adelante afirma: «….Conociendo de tiempo atrás a la UOM, tengo claro que Caló mucho antes que kirchnerista es metalúrgico…».

    No puedo menos que coincidir con Ud. Pero déjeme decirle que el único de ellos que hizo religión de aquello de: «…putos a veces, putos gratis nunca…», lo que hace que muchos lo recuerden con nostalgia, se llamó Augusto Timoteo Vandor.

    Sus sucesores (hablando ahora de los gremialistas en general) no superaron el estadio de «diamantes en bruto».

    Luego dice: «…El punto no es que el gobierno actual no es una dictadura…» Una vez más coincido con Ud. pero convengamos que a la hora de «chocar la calesita» son los campeones del mundo, seguidos de cerca por los dirigentes de «la oposición» (entre nos: ¿de la oposición a qué?).

    Soy de los que piensan que los gobiernos no son otra cosa que el espejo de sus pueblos pero he aquí que el Pueblo está cambiando.
    Hubo un tiempo en que canjeó su voto por una licuadora; otro en que lo hizo por un plasma.

    Convengamos, en su descargo, que cuando dió su voto a cambio de una promesa electoral invariablemente lo cagaron.

    Ahora no esperó a las elecciones y fue y tomó el plasma.

    Parece ir siendo hora de que nuestros políticos vayan pensado qué habrán de pedirle los votantes en un futuro más o menos cercano a cambio de seguir brindándoles su apoyo. La hora de la verdad parece acercarse y eso es siempre positivo, más no gratuito.

  3. oti dice:

    «El poder del gobierno se basa en el manejo de las estructuras del Estado nacional – notoriamente ineficiente, pero es lo que hay – y en el apoyo popular.» (Abel).

    Diría que el relativo poder que tiene el sector popular de la sociedad se refleja, en parte, en el Estado gracias al gobierno K votado por ese sector mayoritario.

    Por eso es conveniente distinguir, en este sentido, entre gobierno y Estado, porque no siempre la legitimidad del gobierno puede transmitir al Estado el poder de los sectores sociales.

    Puede haber gobiernos legítimos que hacen la política de la clase oligárquica en el Estado o puede haber gobiernos legítimos que hacen la política nacional y popular en el Estado o puede haber gobiernos legítimos que intentan hacer la política nacional y popular en el Estado y lo logran en algunas cosas y en otras no, etc.

  4. ANA dice:

    El primer peronismo ,o sea el del PERON fué directamente la concreción exitosa de un PARTIDO MILITAR que tuvo en su momento tres patas principales que le dieron sustento;a)el ejército(aeronáutica y tierra pués marina se conservó bajo influencia distinta) b) la iglesia católica y c) el sindicalismo organizado.
    Ojo con el sindicalismo del primer peronismo y ,a pesar del avance del socialismo con la juventud en el 73 PERON SE ESFORZABA EN EXPLICARLO:el sindicalismo CON SENTIDO NACIONAL y vocación acuerdista.
    Lo que pasa es que MIENTRAS PERON VIVIERA de ninguna manera creo,COMO EL SABIA BIEN QUE ESA ERA SU BASE FUNDAMENTAL ,iba a tratar de PASAR POR ARRIBA a los intereses genuinos de los trabajadores .
    Ahora en mi entender la presidenta trata de REEDITARLO pero dándolo vuelta totalmente.
    La base del PERONISMO era el pleno empleo con la industrialización.
    Problema grande pués en nombre de ese peronismo ahora las corrientes internas se enfrentan .
    Una se va para la desindustrialización con MENEM y otra hacia un populismo SIN PODER CREAR EMPLEO SUSTENTABLE por las consecuencias del desastre anterior.
    Incluso PERON no era tan drástico con las políticas de principios de siglo como es el grueso de la dirigencia peronista.
    Constantemente hablaba de como fracasó el proceso de INDUSTRIALIZACION DE PRINCIPIOS DE SIGLO Y ESE SIN NECESIDAD DE HACERSELO PAGAR AL CAMPO.
    Era tan claro PERON al respecto de haberse retractado de sus errores de sus primeros años de gobierno que le trajeron el malhumor de la clase media QUE INCLUSO FOMENTABA LA MODERNIZACION DEL CAMPO.
    Estas políticas de enfrentamiento REEDITADAS COMO REEDICION DEL PRIMER GOBIERNO SON TOTALMENTE RETRÓGRADAS.
    Una opinión que le escuché a PERON EN PERSONA me ha quedado EN LOS OIDOS .A lo que él era contrario era al proceso de DESINDUSTRIALIZACION involuntaria que hicieron LOS INDUSTRIALES DE LAS FLORECIENTES INDUSTRIAS DE PRINCIPIO DE SIGLO XX COMPRANDO PROPIEDADES RURALES COMO RENTA.
    Ese proceso se está dando ahora CON ESTOS NEO SOCIALISTAS que tienen MUCHA RENTA DE SUS PROPIEDADES SEAN RURALES URBANAS TURISTICAS ETC ETC.
    El primer peronismo tendría sus orígenes en las antípodas de este peronismo que tiene sus bases EN LAS ATROCIDADES COMETIDAS POR LAS FF AA.

  5. Abel:
    Escribes:
    «Entonces, el desafío del kirchnerismo es construirse – ¿terminar de construirse? – como una corriente política coherente y perdurable en el seno del peronismo (fuera de él sería sólo una minoría testimonial). Y ganar la(s) interna(s)»
    ¿No crees que el último discurso de la Presidente cierra definitivamente esa posibilidad?

  6. Abel B. dice:

    Estimado Daio, estando en Chajarí para una reunión familiar y con una chopera cerca, no estoy – como avisé – en ánimo de sostener una polémica. NI de realizar análisis profundos.

    Pero tengo decirle ¿su pregunta es en serio o una amable chicana de opositor? ¿Qué tiene que ver un discurso en particular de la Presidente con la posibilidad del desarrollo del kirchnerismo como una corriente política interna? Camino en el que, dicho sea de paso, ha avanzado muchísimo más de lo que lo hizo el menemismo, por ejemplo.

    Es cierto, lo reconocí en otros posteos, que el peronismo no tiene tradición de corrientes políticas coherentes y perdurables en su seno. Y es cierto también que es muy difícil armonizar el poder de un liderazgo personal, cualquiera sea éste, con la construcción de un poder orgánico. Pero pensar que depende de un discurso, o aún de la voluntad de una persona, es una visión muy ingenua. O periodismo militante (de Clarín).

    Abrazo

  7. Anahí dice:

    Abel, voy a conceder que aquí el que sabe de peronismo sos vos, así que en ese terreno no voy a meterme.
    Pero en tu última frase : «pensar que depende de un discurso, o aún de la voluntad de una persona, es una visión muy ingenua…» no te hace honor.
    El kirchnerismo se basa en su «relato» (forma posmoderna de aludir al «discurso político» en reemplazo de la «argumentación») , y para E. Laclau «el discurso hace a las cosas» (por eso los cánticos de la Cámpora «suenan» tan setentistas…)
    Abzo.

  8. Abel:
    Acusar (y basado en pruebas que dice que existen) al peronismo de haber fogoneado la salida de Alfonsín y de De La Rúa, ¿no le parece de una entidad suficiente como para indicar que no quiere tener nada que ver con esos golpistas y que prefiere manejarse solamente con sus muchachos?.
    Ingenuo es en todo caso pensar que el cristinismo no depende de la voluntad de una sola persona.
    Para evitar equívocos, le copio la parte pertinente del discurso, en que fundo mi opinión:
    «La verdad que muy brevemente, pero creo ameritan unas palabras los episodios, que tuvimos que ver los argentinos, el pasado 19 y 20 de diciembre, cuando se quiso, creo, que parodiar lo que había sido el 19 y el 20 de diciembre de 2001, que me tocó vivir a mí como Senadora, sentada en mi banca, cuando realmente el país se incendiaba. Pero yo quiero ser absolutamente sincera y honesta, porque yo creo que esto que se intentó hacer es una versión decadente de una mala copia de lo que sucedió en otros momentos históricos del país. Quiero hablar con la mano en el corazón, porque este es un manual de instrucciones políticas para saqueo, violencia y desestabilización de gobiernos que tiene su historia y yo quiero ser absolutamente sincera, como lo he sido siempre y decir lo que pienso. Empezó en las postrimerías, se inauguró el primer tomo en las postrimerías del gobierno del Doctor Alfonsín. Más allá de la situación económica, social, sectores políticos y fundamentalmente sectores del PJ, también todos los sabemos perfectamente. Yo fui, soy y seré toda la vida peronista, pero antes que peronista soy argentina y creo que la verdad no debe ofender a nadie. (APLAUSOS). Y la verdad que tampoco fueron espontáneos aquellos saqueos que terminaron sí muy mal y que obligaron a la salida anticipada del Doctor Alfonsín. Creo que también fueron provocados, todos sabemos que fueron provocados, seamos peronistas, radicales, independientes o lo que fuere, porque bueno hay sectores que realmente tienen prácticas que al no poder conciliar con los votos tienen este tipo de actitud. Lo mismo pasó en el año 2001, más allá de los terribles errores y horrores de un estado de sitio, de la salvaje represión con 38 muertos, de la golpiza a Madres de Plaza de Mayo. No está por acá Wado, un joven diputado nuestro, de nuestra bancada, ese día, fue detenido, torturado y picaneado en un vehículo de la policía federal y si no hubiera chocado contra otro vehículo, posiblemente, hoy no tendríamos a Wado, ni diputados. Esa es la verdad. Y también sabemos cómo se organizó eso, sabemos cómo empezó, sabemos quiénes eran los actores, sabemos que comenzó en la provincia de Buenos Aires, que pagaban sus sueldos en patacones y que ya no daba más y que entonces…toda la vieja historia que ya conocemos los argentinos. Y se intentó hacer lo mismo, en esta oportunidad, obviamente en un escenario social y político, que no tiene absolutamente nada que…»
    Felicidades y que siga descansando con mis vecinos de la otra costa de mí provincia.

  9. Uno dice:

    Abel, me da la impresión de que algunos párrafos de este post se contraponen un poco con otros comentarios suyos de posts anteriores. Ahora me da la impresión de que atribuye en cierta forma un par de fallos adversos en la justicia a un indicio de que podrían estar soplando vientos de cambio. Pero me pareció que también antes había dicho de que es el mismo oficialismo el que está marcándole la cancha a la justicia, empezandola a ver como un obstáculo en algunas cuestiones. No se si lo interpreto bien, pero en todo caso yo lo veo más como en la segunda visión, como que está en la genética mismas del kirchnerismo encontrar algo para cambiar, y así como le tocó a tantas estructuras ahora le tocaría a la justicia. Y al mismo tiempo, esa justicia es el poder más convervador de todos, y no le gusta que le planteen cosas raras como «per saltums», etc. Tampoco que le vengan con elecciones, y ni hablar de pagar impuestos.

  10. […] estimables comentaristas del blog Daio, Anahí y Uno me arrastran a un debate, en el último día del año, sobre cosas que dije en […]

  11. ricardo j.m. dice:

    y ?

    hay algunos que viven en un frasco.

    quien no sabia por dios quien , un apolitico solamente o alguien que cree que la realida es lo que el piensa que es.

    tu argumentacion se basa en un argumento que revela tu ignorancia de la realidad que anula cualquier capacidad de comprencion de lo lee.

    loco no te ofendas , yo soy muy jodon y en internet no se nota en estos temas por cuestiones ovbias por lo menos para mi.

    pero creme que te estoy respetando y considerando positivamente cuando te digo como ahora que vos de politica no entendes nada.

    hay que pasarle de largo en ese discurso al combustible de la interna radical y aire para todos y todas dentro de ella a ver de una ves por todas hacen esa tal oposicion que parece solos no pueden.

    le hablo a tu humanidad tratando de superar la barrera de tu interes para que puedas defenderlo mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: