Últimas observaciones sobre los saqueos antes de Navidad

santa-or-thief

Lejos de la ciudad y de las discusiones políticas y con acceso muy espaciado a Internet, no estoy en condiciones de hacer aportes interesantes. Tal vez lo único ... Este blog, en particular, dos de sus posteos, éste y éste, se han convertido en uno de los lugares en la blogosfera donde el tema se debate. Eso que los debates necesariamente echan luz sobre los temas es una de las piadosas mentiras que hoy llaman «políticamente correcto». Pero echan luz sobre los que debatimos, cómo no.

Aquí Florencia analiza con agudeza a los dos bandos principales del debate. Me parece válida su percepción que los ve – a los más vocales, que intervienen con más fervor – compartiendo un enfoque ideológico y una ubicación social bastante similar y divididos por «relatos» antagónicos. Por mi parte, agrego que esos «relatos» se corresponden – no con actitudes distintas ante la pobreza o los saqueos, sino con  el apoyo o  la oposición al gobierno nacional.

Y es natural que así sea. Tengo claro que la, muy relativa, objetividad de la que hago gala en el blog se debe a que sé que cualquiera que se ponga a leer estos largos posteos ya tiene un compromiso político y está convencido de su propia versión. Si yo hablara en un acto, hiciera declaraciones por TV o fuera un tuitero frecuente… mi discurso sería distinto.

Ahora sólo voy a hacer un par de observaciones: Amigos y visitantes comprometidos, me parece que se están equivocando con sus respectivos relatos. No en relación a la Verdad, sea lo que sea. En relación a sus objetivos.

Los opositores, creo, necesitan tener más claro que no importan tanto las causas y las resposabilidades de los saqueos. Son un problema en sí mismos, una vez que se producen, y el gobierno debe resolverlos. Esto es, contenerlos sin hacer uso de una «violencia desproporcionada» (como dice la ONU cuando Israel bombardea Gaza). Son episodios de violencia grupal protagonizados por – casi exclusivamente – jóvenes marginales. Con toda la furia, y en todo el país, esos protagonistas suman cientos, hasta un máximo de un par de miles. Los miran con temor y angustia los sectores más pobres, que son las víctimas de esa violencia. Para no hablar de los sectores medios y altos.

Hasta ahora, el gobierno – salvo cuando comunica, donde no para de cometer boludeces – lo ha manejado razonablemente bien. Los profesionales empezarán a gritar ahora, señalando todos los errores. Lo acepto: no soy profesional, pero hasta yo puedo darme cuenta de la ausencia de previsión, cuando todos sabemos que estos hechos se producen con más frecuencia, cerca de las fiestas. No importa: eso es el Estado que tenemos (y, que es cierto, el gobierno no se preocupa en mejorar). Yo estoy comparando su manejo político con los gobiernos recientes de De la Rúa y de Duhalde, y me parece que la diferencia es evidente.

Creo también que la población tiene muy presente la necesidad de poner límites a la violencia – Marcola no gana elecciones en Río, Manolo -, y que cualquier opositor deberá convencer que él también puede hacerlo ¿Tengo que decir que ni el socialismo santafesino ni el macrismo porteño muestran mucha actitud?

La otra observación que se me ocurre ahora, acercándose la Nochebuena, es para mis amigos K, y pienso que alcanza más allá de esta coyuntura: Chicos, acábenla con las comparaciones. Esto es algo que hacemos los cuadros y militantes políticos, como yo recién. Y ustedes, todos, desde Aliverti a Artemio, se pusieron a comparar estos saqueos con las manifestaciones del 2001 – que esas estaban «justificadas» (ya se acabó el relato que las hizo Duhalde para voltear un gobierno democrático) pero estas son «injustificadas» y Malas.

Eso fue hace once años. Creánme, los argentinos y argentinas de a pie no las comparan. Tampoco están pensando todo el tiempo qué mal que estaban en el 2002, o en 1998. Y si los militantes solamente les recuerdan eso, al final se transforman en un ruido aburrido. Es más, por la perversidad de la memoria humana, bastantes compatriotas a lo mejor se acuerdan que en la primera mitad de los ´90 estaban mejor (Las estadísticas les dicen eso).

El problema a enfrentar es que la mayoría de los argentinos no estuvieron mejor en el 2012 que en el 2011. Hay explicaciones válidas: la Crisis internacional, la disminución del crecimiento brasileño… Pero con las explicaciones no se va al supermercado. El desafío del oficialismo, y por el cual va a ser medido, es que la mayoría esté mejor en el 2013 que en el 2012. También ayudaría, pienso, que Juan Manuel Abal Medina jr. deje de hacer declaraciones sobre el “repudio profundo de este gobierno y de todos los argentinos frente a estos hechos que intentan frenar la paz social, el gran momento que vive la Argentina”.

Seamos francos: muchas afirmaciones del oficialismo suenan parecido. Y dejan picando una respuesta: ¿Así que vos estás viviendo un gran momento?

15 Responses to Últimas observaciones sobre los saqueos antes de Navidad

  1. Norberto dice:

    Permitáseme a mi una crítica, a mi vez, Big Chief, que alguien tenga información de que se van a producir determinados hechos no significa que se la tenga de lugar y hora, o de como será la secuencia, ese es el gran problema de las defensas estáticas, como lo demostró Malvinas, ante ataques variados de gran movilidad, sólo una concentración adecuada de la masa, digamos represora, con la velocidad necesaria, permite detener ese derrame, y eso creo que los resultados demuestran que estuvo presente.
    Ya durante la Segunda Guerra Mundial, esto presentó graves problemas a los estados mayores, resueltos con mayor o menor felicidad por los mismos, como en los casos Anzio, donde a pesar de sostener la cabeza de playa la campaña se empantanó, o el de Normandía, que por ser tantos los puntos de ataque, una inteligencia aliada despierta logró que se reforzaran las fortificaciones de Caláis en detrimento de las del lugar de desembarco, y sólo se logró una posibilidad de detener el avance en Las Ardenas.
    Nunca menos y un navideño abrazo para todos y todas

  2. Rodolfo Bertoloni dice:

    Sobre tu afirmación final que dice deja picando «asi que vos estas viviendo un gran momento?», te pregunto lo mismo a vos «Asi que vos vivias un gran momento a mediados de los 90’s?». Por que mis estadísticas del PNUD sobre Desarrollo Humano y el desempleo creado por las privatizaciones, que llamo robo, no me dicen qye ese sea el mejor momento de la Argentina, sino de un sector de la Argentina perteneciente al sector servicios, que financio su «bienestar» con deuda externa. Que tengas un bueb año.

  3. Uno dice:

    Sigo insitiendo en la línea de que considerar que estos hechos son responsabilidad del gobierno por no haber mejorado lo suficiente la calidad de vida son un error que puede costar demasiado caro.

    A ver si nos entendemos, Argentina es de los países con más índice de desarrollo humano de latinoamerica, y si nos comparamos con el resto del mundo, estamos claramente entre los más vivibles. Con el razonamiento de que la situación económica llevó a estos problemas, gran parte de latinoamérica sería ingobernable. O hay alguien que piense que en Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil, etc, etc, esa marginalidad de la que hablamos no es peor que en Argentina?

    Si pensamos que hasta que no haya estándares de vida escandinavos el estado tiene que tolerar actos delictivos que atentan contra la gobernabilidad vamos mal, porque se va a hacer cuesta arriba llegar a esa tierra prometida.

    Para mi, la lección más importante, es que mientras se sigue trabajando por las miles de problemáticas sociales que subsisten en el país, que pueden haber aumentado o no este 2012, tiene que mejorarse la autoridad del Estado, con fuerzas de seguridad e inteligencia mucho mejor preparadas, y encontrando algún punto intermedio entre no hacer nada y matar a mansalva.

  4. Y eso que abalito no vive ¿aún?- en Puerto Madero.
    Con esas declaraciones ¿estará construyendo una imagen adecuada, debido a que cree que es el candidato «In pectore» de la Presidente, para el supuesto de que no se consiga la ree ree?

  5. Capitán Yáñez dice:

    Y, si… algunos están viviendo un gran momento.
    Las previsiones para 2013 no son para nada espectaculares en materia económica: será, parece, otro año de crecimiento muy alejado de las «tasas chinas» que han henchido tanto pecho kirchnerista en 2011… y mucho menos en 2012. Nada mal en relación al «mundo occidental y cristiano», pero insuficiente para agregarle épica al «relato».
    ¿Y si la cortamos de una buena vez con el «relato»?
    El próximo 25 de mayo se cumple una década de gobierno kirchnerista. Ciertamente, ni se me pasa por la cabeza hacer balances, pero creo que en el podio de los logros K está la contundente demostración de que «el mercado sólo se autorregula con el látigo del Estado». Hipótesis, demostración y tesis cumplidas. Ya está. Suficiente. Pasemos a otra cosa. Por favor. Está demostrado que la panoplia liberal sólo funciona en los escritos de unos cuantos canallas… pero la inversa también. Un tal Juan Domingo Perón, tan nuestro como el bife de chorizo, lo dijo hace décadas, pero… bueno, ya se sabe: «qué va a hacer ese… si vivía acá al lado».
    Con explicaciones no se va al supermercado… decís, Abel. Hmmm… depende de quién las dé. Con las del torpe jefe de gabinete no voy ni a la carnicería de acá abajo. Ni hablar del supermercado. Ni siquiera del «yo te conozco», en el que el viernes a la tarde el quilo de manzanas valía 14 mangos y el lunes a la mañana 20… ¿qué pasó el sábado y domingo? ¿hubo alguna clase de golpe inflacionario del cual en mi retiro laboral campestre del british weekend no me enteré?. No. ¿Saquearon alguna cuantas de sus sucursales y necesitaba resarcirse de las pérdidas? Tampoco. ¿La ensalada de frutas es un clásico navideño? Si. Pues… don Alfredo: métase las manzanas en el baúl de su auto.
    Conclusión: mientras seguimos construyendo Estado… ¿qué tal si empezamos a hablar en serio del Mercado y se le dice a «la mayoría» que no va a estar mucho mejor que en 2012?. Pues así parece que será.
    Es una gran oportunidad para empezar a hablar con crudeza: del otro lado no hay absolutamente nada. Ni nadie.

  6. ricardo j.m. dice:

    claro que si, economicamente y socialmente si estamos viviendo un gran momento y negarlo es absurdo si no sos un transculturizado y la manipulacion de las necesidades siempre fue repudiable.

    que un trepadorzuelo como el bañero haya aprovechado o no la situacion social , cosa bastante discutible. es apenas una nota al pie de pagina de la historia.

    pero claro hay que determinar que futuro se tiene en la cabeza para definir si un momento determinado es bueno o malo o como sea.

    tambien podriamos de decir que es malo, si tenemos en cuenta que hay un millon casi de trabajadores en negro que son empleados de plomeros pintores etc que se ocupa de los arreglos cotidianos o mantenimiento de las casas de los que se quejan del trabajo en negro pero de pedir los papeles nada cuando se trata de tener la casa linda y rapido y ni hablar de cagarse en los miles de vidas que costo la jornada de ocho horas, no. desde ahi estamos para el orto con todos estos hipocritas de la militancia moral para otros.

    para un pueblo que acepto por conveniencia imbecil a un confeso evasor como candidato a diputado y al hijo parasito de un millonario como gobernador de caba estamos barbaro, por lo menos si tenes que vivir con el agua al cuello es agua, no la mierda de la oligarquia parasita.

  7. Abel B. dice:

    Estimados:

    Será el espíritu navideño, o los brindis de las fiestas, pero estoy más permisivo en autorizar comentarios que de costumbre.

    Como ejemplo – no el único – el de Bertoloni. Mi primer impulso es borrarlo, o – si estoy de mal humor – invitarlo a que se meta la pregunta donde quepa. No soy un personaje público, ni siquiera estoy obligado a defender a los personajes públicos que dicen tonterías.
    Pero pensé que, como bloguero, también hago declaraciones públicas. Así que contesto:
    Estuve viviendo un buen momento en mis ingresos en la 1° mitad de los ´90 y en la década entre el 2002 y ahora (todavía no experimenté un «gran» momento, pero no pierdo las esperanzas).
    La 2° mitad de los ´90 no fue buena para mis ingresos. Aunque en ella nacieron mis hijos, así que fue muy buena en otros aspectos.

    Sucede que, según las estadísticas, mi curva de ingresos coincide con la de la mayoría de los argentinos (no con el promedio, que es otra cosa). Y ESO NO TIENE NADA QUE VER.

    Cómo le va a uno es un dato muy chiquito para hablar de los argentinos en conjunto. Y, sobre todo, no hay política económica en este mundo que sea la óptima para todos. La justificación de la democracia es que permite decidir con esas encuestas más o menos serias que llaman elecciones cómo la sienten la mayoría.

    Ah, Daio, su pregunta es legítima en el juego político de un opositor, pero, créame que con esa declaración JMAM jr. está trabajando en la campaña «Scioli candidato del FPV». Lo que a mí me parece prematuro, qué quiere que le diga.

    Abrazos,

  8. Abel:
    No me van a hacer baja la guardia esas voces kirchneristas que, resignadamente, hablan de la candidatura de Scioli. El proyecto de la «ree-ree» goza de muy buena salud. Lo de prematuro habría que imputárselo en todo caso a Diana Conti o Julio De Vido. Personalmente no creo que lo sea, debido en que en buena parte se juega en las elecciones del 2013. En buena parte solamente, hay varias formas de lograr una nueva candidatura, Como expresó el «socio» venezolano, Nicolás Maduro, que importa un texto constitucional frente al deseo de las mayorías.

  9. Norberto dice:

    Daio, la re-re goza de buena salud en los ámbitos mediático/político opositores, porque la sola visión de los diputados opositores que deben renovar bancas hace que deban buscar algún motivo para que los voten, y como no tienen otro a la vistas se aferran a esa re-re., en nuestro campo solo se habla de gestión de lo faltante y corrección de los problemas que presenta lo existente.
    Nunca menos y abrazos

  10. locorojitas dice:

    No es el mejor momento ni cerca, salvo si lo comparamos con los últimos 12 años.

  11. Abel B. dice:

    La respuesta desde la ortodoxia K corresponde a Norberto.

    Por mi parte, sólo puedo decirle que, pese a las apariencias, mi comentario estaba dirigido a nuestra interna.
    No quiero q la oposición baje la guardia. Hasta, le digo, me gustaría que existiera.
    Pero mientras no puedan librase de esa convicción profunda, internalizada, que la mayoría votará a Cristina, y que la única forma de evitar que sea reelecta una y otra vez es que algún mecanismo constitucional lo impida… la oposición seguirá sin existir.
    Patético.

  12. Norberto:
    Mí brindis de fin de año: Que se cumplan tus deseos.

  13. Probablemente la mayoría puede votar nuevamente a Cristina, pero no por una falla en la oposición, sino porque tiene todos los recursos del Estado en sus manos para lograrlo. Debido a ello, toda sabia constitución, prohíbe las reelecciones.

  14. ricardo j.m. dice:

    eso che , es rechiquito como le va a cada uno, a mi me va para el orto por ejemplo hache unas chemanas con un asunto de salud pobrechito yo

    tambien creo que la comparativa real es hacia mañana no hacia ayer son los posibles concebibles lo que definen el hoy cualitativamente

    para darle un marco diria que haber aportado 30 mil puestos de trabajo perdidos a la crisis este año solamente. la posibilidad de recuperarlos el año que viene es cierta.
    y esto implica un buen momento que no todas la sociedades viven

    despues si, siempre te puede caer un rayo

  15. ricardo j.m. dice:

    esecto ese pequeño detalle de tu subjetivivido y sentido de las cosas. yo te achico y te agrando el idioma cuando quieras

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: