A 57 años de la “Junta Consultiva”

Ya que estamos con efemérides, me parece oportuno ofrecerles este artículo de Mario Casalla, del diario Punto.Uno. Se refiere a un momento histórico lejano, de más de medio siglo atrás. Sus protagonistas han muerto. Argentina es muy distinta. Y, sin embargo, algunas cosas permanecen.

Fue un día como el de hoy pero cincuenta y siete años atrás, más precisamente el 28 de octubre de 1955. Ese día por decreto del gobierno de facto (asumido el 16 de septiembre y autodenominado Revolución Libertadora) se creaba una “Junta Consultiva Nacional”. Era un organismo asesor del entonces presidente, general Eduardo Lonardi, y fue puesta bajo la conducción directa del vicepresidente, almirante Isaac Francisco Rojas. Inició su sesiones el 10 de noviembre y duró hasta el 1° de mayo de 1958, cuando Arturo Frondizi asumió la presidencia de la Nación. Estaba integrada por todos los partidos políticos, menos el peronismo (proscripto) y el comunismo (no invitado).

LOS DUROS SE QUEDAN CON EL PODER

 El acto del inicio de sesiones de esa flamante Junta Consultiva fue impresionante. Un salón del Congreso Nacional abarrotado por más de trescientos invitados especiales, el famoso óleo de la Asamblea General Constituyente de 1853 presidiendo la ceremonia y la pequeña pero célebre figura del almirante Isaac Rojas quien – en uniforme de gala – monitoreaba para que todo saliese con la perfección y limpieza de una cubierta de buque recién baldeada. Es que él era el héroe de las jornadas de septiembre, el que se había jugado a fondo contra el Tirano Depuesto; el que como jefe de la flota de mar amenazó con bombardear los depósitos de gas y de petróleo costeros – si hacía falta – para que Perón renunciase; aquél a quien no le tembló la mano para mandar la Aviación Naval a bombardear la plaza de Mayo y matarlo si fuera posible. En fin, el campeón visible del antiperonismo, ya enfrentado al “tibio” general Lonardi y a un Ejército en el que el peronismo seguía teniendo algunos leales.

En el mes anterior las presiones sobre el presidente Lonardi había dado resultado y el general Arturo Osorio Arana – otro “duro” de ley – asumía el Ministerio de Ejército en reemplazo de Justo León Bengoa. Así el ala más antiperonista del Ejército empezaba a triunfar sobre los denominados “nacionalistas” y el propio general Lonardi terminaría relevado del poder tres días más tarde para instalar allí a otro duro: el general Pedro E. Aramburu. A éste tampoco le temblaría la mano para fusilar militares y civiles en el alzamiento del 9 de junio de 1956. Veintisiete fusilados en el patio de la Penintenciaria Nacional y en la Unidad Regional Lanús (entre ellos sus camaradas de armas Valle y Cogorno) y un grupo de civiles, por izquierda, en los basurales de José León Suárez.

Es que se había acabado la “leche de la clemencia” y llegaba la hora de darles su merecido. El país estaba lamentablemente fracturado. Se consideraba que el denominado “espíritu de Mayo” – triunfante otrora sobre Rosas – volvía ahora para imponerse sobre Perón. Por eso la repetición por parte del general Lonardi de la consigna “Ni vencedores ni vencidos” (la misma con la cual Urquiza entró a Buenos Aires) les sonó a los duros del 55 tan mal, como en su momento resultó en los oídos de Mitre o Sarmiento. Y si entonces fue el mismísimo Sarmiento quien alentó a Mitre “a no ahorrar sangre de gauchos, porque es buena para abonar la tierra”, ahora también se consideraba necesario que hubiese vencedores, vencidos y escarmentados. Así el almirante Rojas fue el John Wayne de la época y el vasco Aramburu (quien años después intentaría legitimarse participando de la política) no hizo entonces gala de la perseverancia de sus ancestros. Luego Menem presidente terminaría la historia abrazando al almirante Rojas.

LOS POLITICOS ACOMPAÑAN

Aquel 28 de octubre del ’55 se convocaron a casi todos los partidos políticos y la ceremonia fue transmitida por la cadena radiofónica. Con la solemnidad del caso fueron entrando al Congreso Nacional una a una las delegaciones de los seis partidos políticos que integrarían la flamante Junta Consultiva Nacional. Su nómina era: por la Unión Cívica Radical, Oscar Alende, Juan Gauna, Oscar López Serrot y Miguel Ángel Zavala Ortiz; por el Partido Socialista, Alicia Moreau de Justo, Ramón Muñiz, Nicolás Repetto y Américo Ghioldi; por el Partido Demócrata Nacional José Aguirre Cámara, Rodolfo Coromina Segura, Adolfo Mugica y Reinaldo Pastor; por el Partido Demócrata Cristiano, Rodolfo Martínez y Manuel Ordóñez; por el Partido Demócrata Progresista, Juan José Díaz Arana, Luciano Molinas, Julio Argentino Noble y Horacio Thedy y por la Unión Federal, Enrique Arrioti y Horacio Storni.

Inexplicablemente se dejó afuera al Partido Comunista: sin embargo su prédica antiperonista había sido tan frontal como las demás, por lo cual el enojo de don Vittorio Codovilla resultó notorio. Sus razones tenía el hombre: no sólo habían caminado juntos en la coqueta plaza San Martín (durante la Marcha por la Libertad y la Democracia), sino que en 1945 – en el acto del Luna Park donde se proclamó la fórmula Tamborini-Mosca, que competiría con la de Perón-Quijano – el retrato de Stalin acompañaba en el palco al de Roosevelt y Churchill.

DEPUESTOS Y REPUESTOS

La exclusión del peronismo era acaso la única justificable, porque contra ellos era la cosa y sin medias tintas. La edición del diario socialista “La Época” del mismo día en que asumió la Junta Consultiva, lo decía bien clarito: “Vamos a hacer la Revolución Libertadora desde el gobierno, con el gobierno, sin el gobierno o contra el gobierno”. Y ya se sabe que quería decir entonces “hacer la revolución libertadora”: derrocar a Lonardi y sus tibios (tres días después); al mes siguiente, intervenir la CGT, derogar la legislación obrera y disolver el Partido Peronista; aprobar la derogación de la Constitución Nacional de 1949 por un decreto del Poder Ejecutivo (27 de abril de 1956); aprobar los fusilamientos de peronistas sin juicio previo en la asonada del 9 de junio de 1956; intervenir las universidades nacionales y expulsar en masa a los profesores “adictos al régimen depuesto” (esa vez con el entusiasmo juvenil y democrático de la FUA y la FUBA, conducidas por los mismos partidos que integraban la Junta Consultiva Nacional) repitiendo el gesto que ya habían tenido en 1930 con la caída de Hipólito Yrigoyen. Se había acabado la leche de la clemencia. Sin embargo el pueblo llano no se amilanaría fácilmente: en las elecciones de convencionales constituyentes para reformar otra vez la Constitución Nacional (28 de julio de 1957), el voto en blanco superó a todos los partidos políticos. Cuando se terminaron de contar, aparecieron 2.115.861 razones para seguir inquietos. Porque como años más tarde escribiera don Leopoldo Marechal: “a veces las deposiciones no pasan del significado médico-fisiológico que tiene esa palabra”.

12 Responses to A 57 años de la “Junta Consultiva”

  1. ABEL: Me acuerdo de aquellos días. A Arrioti y a Storni (la Unión Federal era un partido de católicos nacionalistas) los renunciaron cuando lo sacaron a Lonardi porque no quisieron participar en el asunto. Y me acuerdo también que con la intervención a la CGT agregaron insulto a la injuria: el interventor fue el Capitán de Navío Alberto PATRÓN Laplacette.
    Eddie

  2. Capitán Yáñez dice:

    Notable conjunción de encendido republicanismo y pura vocación democrática. Algunas cosas, en efecto, permanecen: “Si Alicia Moreau viviera sería cacerolera” bien podrían cantar los actuales “socialistas”.
    En algo se equivoca el escriba: el abrazo de Menem a Rojas fue a título personal y no cerró ninguna historia.

  3. Que no se haya invitado al Partido Comunista a integrar la Junta Consultiva, puede ser coherente con su cambiante actitud con relación al primer gobierno de Perón:
    http://redesperonismo.com.ar/archivos/CD1/PP/gurbanov.pdf
    Hoy sabemos un poco más sobre las relaciones entre el General y el partido comunista -algo de lo que probablemente se conocería en esos tiempos- en parte gracias a las investigaciones de Isidoro Gilbert, especialmente “El oro de Moscú.” Planeta. Bs. As. 1994.
    Ahora bien, “nuestros vecinos comunistas”, siempre se caracterizaron por su excelente olfato político, como Victorio Codovilla que vaticinaba:
    “Entre los propios militares que actuaron para derrocar al gobierno de Perón existen distintas opiniones respecto a la orientación económica y política, interna y externa […] se destacan hasta ahora, dos fundamentales: una, la que encabeza el general Lonardi (presidente) que sufre una fuerte influencia clerical y proimperialista yanqui que lo empuja hacia la derecha; otra, la que encabeza el contraalmirante Rojas (vicepresidente), que se inclina hacia posiciones democráticas y de cierta resistencia al imperialismo”.
    Ello justificaría el abrazo del riojano con el almirante.

  4. JULIA dice:

    Abel, así como ante tu post de ayer agregué una parte de la columna de De La torre de página de este domingo, para explicitar lo erróneo de tus conclusiones ya q el gobierno continua con medidas contundentes poco reconocidas, a las que conjugan con la machacona repetición de otros medios de que xst es menos q Néstor o ahora q no habla con nadie ( quien es nadie?) este recuerdo debería ser un poco mas cáustico ya q te olvidaste de incluir a los que usan y usaron las escuelas confesionales y las creencias de algunos fieles para bajar línea y generar esos enfrentamientos, ayer y hoy. será por eso q excluyeron al estúpido PC q también apoyó a Videla junto con el PSA? ( luego pidieron disculpas pero los muertos no resucitan)
    La realidad tiene muchísimas caras.

  5. Abel B. dice:

    Julia, voy a tener q preguntarle lo mismo q a algunos otros comentaristas ¿Leyó mi posteo?

    ¿Dónde están mis “conclusiones” q el gobierno no continua con medidas contundentes? Al contrario, digo que es ahora cuando – necesariamente – está tomando medidas más “contundentes”, es decir, que pisan callos más sensibles.

    Eso sí, yo no aseguro que son acertadas. Eso lo va a decidir la Sra. Realidad.

    En cuanto a lo de usar las escuelas confesionales y las creencias para “bajar línea”, esa es la tarea de las religiones desde hace algunos miles de años. Y – lo siento por la izquierda bienpensante, que está convencida que sólo ella tendría el derecho de hacerlo, para guiar bien a las masas – lo van a seguir haciendo.

    Saludos

  6. Jaime dice:

    Rojas, como integrante de la marina argentina que era, procedió naturalmente bajo tutoría británica y por eso practicó la doctrina Drago (América para todos los hombres del mundo) y no la doctrina Monroe (América para los americanos): en eso consistía la “resistencia al imperialismo” que los jefes de Codovilla consideraron bueno estimular.
    Es una cuestión estructural y permanente: no al pedo Ghana, un miembro del Commonwealth, fue eligida como escala de la nave insignia en momentos en que mantenemos un diferendo activo con UK.

  7. Jaime:
    Me parece que la doctrina Drago, que enunciada en 1902, con motivo del bloqueo anglo-germano de las costas de Venezuela, para el cobro de deudas y que resumida entendía que “En una palabra, el principio que quisiera ver reconocido, es el de que la deuda pública no puede dar lugar a una intervención armada, ni menos a la ocupación material del suelo de las naciones americanas por una potencia europea”, no le debe haber gustado mucho a los europeos y menos a los tutores del almirante.
    Lo que buscaba Drago más que acotar la doctrina Monroe, era más bien ampliarla, para que los EE.UU. rechazaran también el cobro compulsivo de deudas, por eso su doctrina se comienza a configurar por medio de una nota dirigida al embajador argentino en Washington, luego comunicada al Departamento de Estado, para frenar las aspiraciones imperialistas de los europeos. Por supuesto los “hermanos” del Norte se hicieron los distraídos. No creo que al Almirante le hubiere gustado.
    No olvidemos que en este tema había sido pionero Carlos Calvo, quien sostenía que los inversores extranjeros solo podían acudir a los tribunales de la nación en la que estaban establecidos.
    Recuerdo que la frase “Sea la América para la humanidad”, en realidad le pertenece a Roque Sáenz Peña, y la expresaría al cierre de la Primera Conferencia Interamericana (Washington, 1889), y expresaba la afinidad de nuestras clases dirigentes, por motivos económicos y culturales, con Europa, y cierto rechazo al “garrote” norteamericano.

  8. Eduardo A. dice:

    siendo tan insignificante, y tan alejado del “pueblo” , con ideas tan extrañas a nuestras 20 verdades que guian al soberano, porque extraña razon (que algun psicoterapeuta debiera dilucidar), queridos compañeros, porque no podemos vivir sin referir al asqueroso PC??

  9. Abel B. dice:

    Eduardo A, no creo que corresponda que deba ser tan denigratorio (¿autodenigratorio?) para referirse al PC.

    Después de todo, ha proporcionado muchos cuadros que son parte importante del actual gobierno.

    Es más, un viejo dirigente peronista, ahora ferviente cristinista, dijo hace poco tiempo “Nos enfrentamos nuevamente a la Unión Democrática. Sólo que esta vez, llevar al PC nos toca a nosotros”.

    Saludos

  10. ana dice:

    Como soy abogada ,me manejo con pruebas ,algún día conseguiré documentarme sobre el telegrama procedente de VILLA RICA que avisó del levantamiento de VALLE y TANCO.
    Más o menos la reacción de PERON ,colocando gente de distinta tendencia en el gobierno en el que él fué titular puede probar que mi afirmación no es un absurdo.
    Cuando hablamos de ROJAS nos referimos a un peronista de derecha ,prueba el abrazo y consideración para con él de MENEM que bien citas.
    Rojas no ordenò el bombardeo a la casa de gobierno fué GARCCIULO que luego se suicidò.Bengoa entuciasmò para esa revolución y luego se abrió.
    Les puedo referir paso por paso las diferencias que tuvieron ambos levantamientos.
    Mi padre ,que era antigolpista por principios sostenía que muchos políticos entraron EN EL DEL 16 DE JUNIO por ambiciones personales .El del 16 de setiembre que termina el 23 del mismo mes fué ,Harry puede corregirme si me equivoco,organizado más bien por PERONISTAS DESCONTENTOS CON CIERTAS ACTITUDES DE PERON.
    Una persona ,que DAIO conoce muy bien ,ha descripto brillantemente en uno de sus relatos la forma en que la IGLESIA CATOLICA concentró ese clamor contra el gobierno de PERON.Relata esa gran escritora la actitud de su padre,agnóstico,cantando la canción religiosa SALVA AL PUEBLO ARGENTINO.
    Fuí testigo siendo muy niña -amargaron mi primera edad -los desplantes de autoridad de partido militar de PERON(hay que reconocer que fué bastante herbívoro en el sentido de que no mató a nadie solo se enojaba )y luego los desaguisados de la REVOLUCION LIBERTADORA .Mi padre era presidente distrital de la UCR y se impresionó muchìsimo con la drasticidad de la respuesta del gobierno provicional.
    Algo que de niña me impresionò fué la actitud (por favor con la documentación històrica estudiénla )de LAVADA DE MANO de ARAMBURU con respecto a los fusilamientos ,aunque luego puso su firma.Creo que hasta la hija de VALLE la confirmò cuando hizo declaraciones en 1963 cuando dicho general era candidato a la presidencia.La gente enardecida luego de la caída de PERON ponderaba la fiereza de ROJAS.
    Parecida a la decisión de CASTELLI Y MORENO que a la actual presidente parece que le gusta.
    Por esa razón muchas actitudes de este gobierno que tratan de volver a ese CUADRO DE ENFRENTAMIENTO aunque con intereses hasta opuestos al de PERON en su primer gobierno ,los repudio.No hace bien al país estar enfrentado.
    Se puede ser muchìsimo más efectivo en el cambio social sin tantas circunstancias exteriores .
    Me quedo con el PERON que conocí ,abrazado con BALBIN y soñando con su ARGENTINA POTENCIA.

  11. ana dice:

    Perdonen que me meta con el peronismo ,no tendría autoridad para ello pués uds lo son ,pero hay algo que uds quizás desconocen con respecto a PERON persona.
    Perón fué muy traicionado por sus amigos militares ,eso sembró en él una suerte de resentimiento que nubló muchas de sus decisiones posteriores .Le quitó grandeza-él lo reconocía-como estadista.
    Quizás escuchándolo hablar de entrecasa uno vió la lucha feroz entre sus aciertos ,sus claras ideas en algunos aspectos y sus actitudes contradictorias en otros con respecto a acontecimientos vividos en el país posteriores al 16 de setiembre del 55.
    Hay corrientes dentro del país -acepto corrección de HARRY que de esto sabe mucho -como la división del radicalismo en dos ramas y la idea de un peronismo SIN PERON que se manifestó poderosamente después del 55 que tuvieron UN MISMO ORIGEN.

  12. Creo que estas breves líneas de Luis Alberto Romero, nos pueden servir para tratar de entender esos años, y al resultar difícil disentir con su autor, tomarlas como una base común para la mejor comprensión de nuestro pasado:
    http://edant.clarin.com/diario/2005/09/13/opinion/o-02901.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: