Gestos y devociones

Algo que hace unas horas encontré en un blog me dejó pensando – me pasa a menudo. Esta vez fue en el de José Rubén Sentis, tandileño y kirchnerista. También había visto menciones en los medios, claro – fue un viaje presidencial – pero con la ligereza y superficialidad habitual de las noticias del día. Sentis, en este posteo y en éste, me permitió hacer la síntesis de lo que entiendo importante:

La Presidente concurrió este jueves a la ciudad correntina de Itatí para depositar a los pies de la Virgen una de las siete banderas patrias que se enarbolaron en las Islas Malvinas en 1966 durante el “Operativo Cóndor”, encabezado por el dirigente de la Juventud Peronista Dardo Cabo.

Cumplió de esta manera con la petición que formuló la esposa de Cabo, María Cristina Verrier, la única mujer del operativo: llevar esa bandera a la Basílica de Nuestra Señora de Itatí, a la “Virgen Morena”.

Allí también homenajeó “el valor de los correntinos en Malvinas, el valor de ese Regimiento 12 que estaba en Mercedes y que formó la primera línea de fuego en el combate en Pradera del Ganso, uno de los más cruentos, y esos valerosos correntinos fueron reconocidos por el propio adversario inglés por el valor que habían mostrado”.

Y recordó la represión ejercida contra los manifestantes correntinos que cortaron el puente General Belgrano en 1999, y cuyas víctimas “no encontraron justicia aquí y tuvieron que ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Hubo otros elementos en su discurso, por supuesto: es la Presidente y ejerce la conducción política del peronismo. Que reivindique su gobierno es natural y esperable. Lo que sinteticé recién… no me resulta tan obvio.

Porque el peronismo – que puede ser pensado como una identidad cultural, la de una parte de los argentinos – también está sujeto, como todas las cosas humanas, al tiempo y a los cambios. Se me ocurre que, si la mayoría de los peronistas “tradicionales” son hostiles al kirchnerismo, y la mayoría de los jóvenes kirchneristas lo identifican con naturalidad con el peronismo (No empiecen a recitarme las excepciones; dije “la mayoría”), eso se debe a las transformaciones que ha habido en la sociedad argentina y en sus valores en las últimas décadas. A, como me dice un amigo más tradicionalista que yo, “a la batalla cultural que perdimos“.

Alguien que se acerca por primera vez a esta discusión puede encontrar unas pistas en la columna de comentarios de este reciente posteo. Pero, en realidad, subyace en todos los blogs políticos interesantes. El kirchnerismo ha representado una “revolución cultural” en el peronismo; de signo opuesto – en lo referente a las políticas económicas – de lo que llevó a cabo el menemismo, pero tan profunda como aquel, y, al ser más consciente, fue más revulsiva para los que se aferran a la simbología y a los valores asociados con el peronismo fundacional.

Esta ruptura, y la tensión entre valores distintos ya se produjo en los ´70, y contribuyó a hacer más ideológica la lucha por el poder que se desató después del regreso de Perón. La generación de Cristina vivió claramente la incapacidad de comunicación, excepto a los tiros, con lo que entonces era la “derecha” peronista; y aunque algunos sectores de la Juventud sobreactuamos nuestra “ortodoxia”, las diferencias culturales eran muy visibles. Mucho tenía que ver, por supuesto, el hecho que el peronismo original, con una pequeña capa de intelectuales provenientes en buena parte del nacionalismo católico, era básicamente obrero. Y las generaciones que se incorporaban venían de las clases medias que eran, irónicamente, consecuencia de las transformaciones del peronismo.

De todos modos, eso es historia. La brecha de ahora está muy marcada por la influencia de una izquierda pos marxista, simbolizada fundamentalmente por las “políticas de género”. Y que en las nuevas generaciones, no es en absoluto patrimonio de una clase media universitaria.

Ahora, también persisten, y cómo, en nuestro pueblo, valores tradicionales. El patriotismo, por ejemplo. Por razones de historia personal, me tocó mucho el gesto de… consagrar, se decía en otro tiempo, una de las banderas del “Operativo Cóndor”, del que relaté hace algunos años su historia, tal vez con demasiado romanticismo. Pero es un buen símbolo el elegido, esos muchachos jóvenes que arriesgaron su vida por un gesto de heroísmo, sin derramar una gota de sangre ajena.

Y la devoción por la Virgen, sus diversas manifestaciones, movilizan a nuestra gente mucho, pero muchísimo más que cualquier expresión política. Uno está enterado que Cristina es personalmente devota de ella, pero una Presidente y dirigente política siempre toma en cuenta el significado de los gestos. Aquí está – por ejemplo, cuando recuerda el heroísmo de los correntinos y la represión que sufrieron – uniendo dos sistemas de valores… no antagónicos, pero distintos en su lenguaje.

Mi aprecio por la experiencia kirchnerista es puramente racional, basado en la apreciación que es la mejor opción que teníamos; no se me ocurriría llamarme un soldado cristinista, y no soy devoto de la Virgen de Itatí. Pero tengo que decir que estos gestos me gustan, che.

34 Responses to Gestos y devociones

  1. JULIA dice:

    Se de algunos peronometristas que parecen querer aplicar las costumbres de Procusto, así que me alegro de poder seguir visitando este blog, porque este cierre de su posteo me da algo de esperanza. Tampoco tengo devociones o podría llamarme cristinista, pero si en muchas empresas los ceos permanecen mucho mas q algunos gobernantes, le sigo dando crédito a nuestra presidenta, como se les da amuchos ceos, porque sostiene bastante bien el volante en estos minados campos argentinos. gracias.

  2. Ladislao Fokas dice:

    Yo lo respeto Abel, aprecio los artículos y aprendo, las más de las veces no comento nada. Mi abuelo, de quien heredé el nombre, me decía que si uno no está dispuesto a preguntar y a aprender es síntoma que está decidiendo morirse. Aún a mi edad, que no es poca y dejé hace bastante de ser considerado joven, donde vengo acercándome a la edad en que él me dijo eso.
    Por eso no entiendo lo que usted dice:”Se me ocurre que, si la mayoría de los peronistas “tradicionales” son hostiles al kirchnerismo, y la mayoría de los jóvenes kirchneristas lo identifican con naturalidad con el peronismo (…)”

    No sé cómo hace la “encuesta” personal que lo lleva a la percepción que afirma como “mayoritaria”. Los viejos peronistas que yo conozco están con el kirchnerismo, se sienten rejuvenecidos, animados de re-encontrar aliento a una construcción política que pensaban que estaba jubilada como ellos. Y se encuentran con sus nietos discutiendo de política y en algunos casos hasta compartiendo reuniones y manifestaciones. No sé, quizá usted tiene otro tipo de amigos, quizá sea que sus amigos están en otras posiciones y los míos en el llano más llano, limitados al ostracismo de la jubilación, o eso creían.

    Porque ¿quiénes son esas mayorías de “peronistas tradicionales” en contra del kirchnerismo? No es por chicana, pero en serio, son gentes que sintieron que les pisaron su quintita, o siquiera, su surco (más reducido aún)? ¿o realmente piensan que esta política no es peronista? ¿qué parte de la doctrina concretamente no se cumple? ¿qué parte de la “simbología” no está? Esos mismos, vivieron el 45 y el 73? Lo dudo, viejos en serio quedan pocos. Yo me considero viejo pero no viví el 45. ¿Quiénes son?
    Intento buscar la respuesta en el otro artículo y los comentarios como usted sugiere: ¿qué reprochan, un estilo “soberbio”? ¿ponerse en contra de las corporaciones? No se, yo recuerdo un Perón que era un águila y un lince, pero muy humilde no lo recuerdo.

    En serio quiero entenderlo, porque en un artículo que me gustó mucho y coincido en que emociona, asumo que le está hablando a algunos amigos “tradicionales”, pero no entiendo a quiénes ni por qué. A lo mejor yo leo mal la doctrina y me olvidé de la práctica peronista por el paso del tiempo, dictadura, errores y neoliberalismo mediante, pero la reviso y encuentro que este período kirchnerista es peronista de pé a pá. Y encuentro viejos como yo que están en la misma, y encuentro jóvenes de 30 que supieron qué es peronismo con este kirchnerismo porque lo único que conocían era un “peronismo neoliberal”, como si tal cosa pudiera coincidir con la doctrina.

    Tengo un amigo, intelectualoso él, que define al peronismo como un movimiento que supo descubrir que deseo no es lo mismo que demanda y que no es lo mismo que necesidad, intentando cubrir las necesidades como derechos que son, alentar los deseos y reducir las demandas. Tampoco lo entiendo, demasiado Lacan para mis gustos de barrio de Constitución. Ya lo ve, otro “constitucionalista”.

    En serio don Abel, me gustaría entenderlo.
    Le mando un abrazo peronista
    Ladislao

  3. Ese es el fondo de la cosa, Abel. Bien captado. Abrazo.

  4. Abel B. dice:

    Estimados:

    Gracias a los madrugadores que visitan. Disculpas a Julia, porque su coment. quedó en un pliegue de WordPress y lo encontré más tarde.

    Contesto, o empiezo a, lo de Ladislao porque creo que es un cuestionamiento importante. Que muestra que no fui tan claro como pensaba.
    Hablé de “jóvenes kirchneristas” y de “peronistas tradicionales”. Que NO es “viejos peronistas”. Elegí con cuidado la palabra, aunque no hay etiquetas precisas en política y menos en el peronismo.
    Los per. trads. reinvindican la adherencia a símbolos y estilos, Algunos de éstos se mencionan en el posteo. Pero ellos no pertenecen al peronismo fundacional. De esos quedan muy, muy pocos, además de Cafiero.
    Hay una cuestión de edad, seguro. Pero la diferencia clave pasa por (somos argentinos) en qué peleas han quedado enganchados. Muchos, como es evidente en Ladislao, tienen más presente las de los ´90. Otros muchos no pueden dejar la de los ´70.

    Por eso dije en un tuit recién que había empezado una discusión entre nostalgias diferentes.

    (Lo irónico es que el estilo de conducción K es más parecido al del peronismo fundacional que aquel al que se habituaron los peronistas después del ´55).

    El tema da para mucho más, pero tengo que trabajar. Por mi parte, me interesa que juzguemos, y exijamos, al gobierno por lo que hace, no por los símbolos. Pero los símbolos, los gestos, son parte muy importante de la política real.

    De eso quise hablar en el posteo. Abrazos

  5. Ladislao Fokas dice:

    Gracias por el comentario Abel. Lo valoro y coincido en que es una discusión que va mucho más allá, coincido en que es importante lo que se hace pero que también son importantes los símbolos, pero sobre todo coincido con el paréntesis:
    “(Lo irónico es que el estilo de conducción K es más parecido al del peronismo fundacional que aquel al que se habituaron los peronistas después del ´55).”

    Un gran amigo personal, fomentista él y peronista hasta los tuétanos, pasó a mejor vida hace tres meses y siempre hablábamos de política. Para él la política era el barrio y la sociedad de fomento de la misma manera que había sido la fábrica… sin mucha formación formal, su formación real venía de la militancia y del contacto con los compañeros, sus preocupaciones, angustias y anhelos. Lo que lo había marcado a él no era el 45 porque era un puber, tampoco los 90 porque ya era viejo. Lo que lo había marcado a él, y es mi primera impresión, mi marca peronista inicial por así decir, es la Resistencia. Mucho más que las posiciones de los 70. Pero entiendo que los jóvenes ven al kirchnerismo, que dice ser peronista, revisan la historia y la doctrina y encuentran que tiene razón Cristina para decirse peronista.

    Recuerdo cuando el compañero Cafiero se juntaba a jugar al fútbol en el campito cerca del Abasto de Beccar. En aquella época estaba mi familia por esa zona, yo era chico y Cafiero todavía joven, o sea hace mucho tiempo. Allí había tiempos compartidos, además de símbolos. Yo no era de la partida pero asistía a otear nomás. Lo que digo es que un dirigente como Cafiero tenía contacto cotidiano con las bases, con peronistas del llano como yo.

    Es cierto que hay marcas y símbolos. Pero hay doctrina. Quizá, lo pongo a consideración sin saberlo, para algunos la importancia de la doctrina es más importante que otras cuitas. Pero me parece que los “peronistas tradicionales” que usted dice difícilmente se oponen a Cristina por doctrina, difícilmente se oponen simplemente por símbolos porque Cristina los tiene y muchos, no. Yo creo que se oponen porque SU propia tradición, en lo que han quedado enfocados y “enganchados” es en su posición a lo orgánico en los 90. Pongo un ejemplo: Asis. El turco era un joven en los 70, pero su despliegue fue en los 90. Y muchos así en lo territorial.

    De cualquier manera me parece un gran artículo el suyo y muy válida la discusión. Y creo que es fructífero como lo encara.
    Saludos
    Ladislao
    PD: perdón por mi incapacidad de síntesis

  6. Norberto dice:

    Completamente de aacuerdo con el post, pero aun mas con el comentario, don Abel, y aporto una respuesta de un comentario de un post anterior que por no rara casualidad coincide con lo de Ladislao

    ” Norberto dice:
    octubre 18, 2012 en 13:32

    Me parece Jorge que tu visión del peronismo difiere mucho de la mia, por ejemplo el trabajo territorial a que haces referencia cuando no es de obra pública o de creación de trabajo me hace acordar a la práctica de los punteros radicales que en los cincuenta los peronistas detestábamos, que gracias a las grandes reformas y consiguiente pérdidas de derechos laborales iniciadas después del 76 y consolidadas después del 89 dieron lugar al punterismo de las llamadas manzaneras, que no tenían otra alternativa por la situación de miles de familias donde no trabajaban de abuelos a hijos porque no había donde, en un país donde la tasa de desocupación histórica no pasaba del 8%, para el 95 se había duplicado y para el fin de la convertibilidad triplicado, y lo que es peor, ademas la mitad de los asalariados habían perdido sus derechos por trabajar en negro, quebrando obras sociales y sistema jubilatorio, y ademas dejando en el desamparo a quienes llegaban a edad de retiro sin aportes.
    Y si es doctrina el peronismo, con respecto al pueblo se traduce en una de las mejores frases del General, “mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar” y en sus tres banderas y sus veinte verdades, y en mis setenta años no conozco un gobierno fuera de los de Perón que haya hecho más que el actual en estos rubros, ademas de recuperar derechos que creíamos pérdidos para siempre, por genuflexión de quienes creyeron que el peronismo podía interpretarse de otra forma.”

    Creo que es evidente que tanto Ladislao como yo nos encontramos entre los fundacionales, pero todo esto esto me aclara las diferencias que yo tambien tengo con aquellos que son diez años menores, y que todavía siguen pegados a las lealtades de las orgas, de ambos lados, lo que les impide ver cosas evidentes, como tener que discutir con personas de educación universitaria desde hace meses y hasta las preguntas en las Universidades de Georgetown y Harvard el porque de las restricciones del dolar, dado que quieren liberarse de la deuda externa, adquirir YPF e invertir en su desarrollo, renovar los ferrocarriles, solucionar el problema de la vivienda en todo el pais, mejorar la educacion y las prestaciones de salud gratuitas, aumentar las jubilaciones, avanzar con la infraestructura caminera y de comunicaciones, subencionar los consumos de servicios sin existan restricciones de energía y combustibles, renovar y aumentar la flota de Aerolineas, pero tambien crear una nueva Elma, y algunas cosas mas que olvido, sin molestias para la compra de dolares, porque eso es un derecho personal, ¡y son compañeros!, imagínelo entre quienes ademas se creyeron peronistas porque les gustó el proyecto de Menen, o directamente entre quienes siempre sintieron asco por el peronismo, y no conciben vida inteligente en el mismo.
    Nunca menos y abrazos

  7. Carlos G. dice:

    Qué bueno (me parece que) sería que todos aquellos que apoyamos este gobierno y que nos sentimos (más o menos) representados por él, pudiéramos, de alguna manera, desembarazarnos, desencascararnos de capas sobre capas que dan razón a supuestas ortodoxias, antigüedades, tradiciones y doctrinas, para dejar el hueso desnudo del país que queremos construir.

  8. tomas gigli dice:

    Felicito al autor del blog y a muchos comentaristas por el respeto y los aportes que hacen ; les hago a todos una pregunta que considero importante ( no tiene que ver con el debate de esta entrada de Itatí ) : ¿ cuales fueron los motivos y causas por los cuales Perón no combatió en el 55 ? , saludos .

  9. Jorge dice:

    Abel…. Muchos jóvenes y no tan jóvenes K (festejo su participación) desautorizan al “peronismo tradicional” (yo diría peronismo de Perón) porque participan del Kirchnerismo desde la transversalidad (cosa que festejo) pero se la pasan “bajan línea al peronismo” en esta batalla cultural desde Evitismo, considerando a Perón un fascista y los sindicatos su peor expresión. Este discurso muy generalizado está convencido que el peronismo tuvo su cenit revolucionario en los 70 y se retoma en el 2003 para concluir esa etapa trunca. Todo se está construyendo a partir de esta historia a la carta. Bien haces en señalar la influencia actual del post marxismo. Aclaro que pese a mis observaciones manifiestas en mis intervenciones, si “mañana” hubiera elecciones yo vuelvo a votar a Cristina. Pero eso paradójicamente es otro tema.

  10. Norberto dice:

    No tan paradojicamente, Jorge, solo hay que mirar que hay enfrente.
    Nunca menos y abrazos

  11. hector felix dice:

    Tomas: La explicación que se dio en su momento, fue la de que Peron se consideraba a si mismo como el ejercito y no estaba dispuesto a que hubiera un enfrentamiento interno. Cierto es que, según dicen los que saben, el disponía de mayor poder de fuego que la libertadura, pero usarlo hubiese producido una fractura muy profunda dentro del ejercito. Esa fractura lo hubiera debilitado al extremo de quedar imposibilitando de cumplir la función que garante de la cohesión interior, que era tal como Perón lo visualizaba Saludos

  12. JULIA dice:

    Todas las fuerzas armadas se alzaron en contra a traves de otras fuerzas como en el 76, por eso la sonrisa del regreso en el 73, se trocó en cara seria, sabía que iba a ser una masacre, al igual que en la guerra civil española … ¿ya pasó? en la península volvieron, esperemos que por acá sigan en las gateras y tratemos que se difunda el apoyo , no se si el 27, o mejor como se esta haciendo provincia a provincia, el otro día en Jujuy, después en Corrientes.

  13. JULIA dice:

    Lo que acá se llama tradicional se refire a los que se enfrentaron duramente en los 70,las orgas. Por eso a lo actual se lo asocia mas al original, sin grietas insalvables.

  14. JULIA dice:

    En Nac&Pop, lei muy buenas reseñas del joven de la foto hace unos días, para el aniversario del condor, entiendo que fue víctima prácticamente inocente de aquellas grietas.

  15. Jorge dice:

    Norberto…. Yo separo Cristina/FPV de Cristina/Peronismo y soy bastante crítico en este segundo segmento, inclusive tengo en mi imaginarios lecturas distintas de Néstor y de Cristina.

  16. Creo que para entender los hechos del 55, no hay que soslayar cierto desencanto experimentado por el pueblo a partir de las políticas implementadas por el Perón con el denominado plan de estabilización iniciado en 1952, el segundo plan quinquenal, la ley de inversiones extranjeras, los contratos petroleros, y el famoso y, tan olvidado, “Congreso de la Productividad” -21/23 de marzo de 1955-, que puso en evidencia la tirantez existente entre el gobierno y la CGT. Síntomas de esos tiempos fueron los numerosos conflictos gremiales que se van produciendo a partir de 1954 y hasta la caída del general. También el General se desencantó del pueblo.

  17. Norberto dice:

    Precisamente por su juventud Jorge, y por otra parte es natural que una pareja que es evidente que discutian todo y tomaban decisiones en conjunto sobre las mejores alternativas, se resienta cuando falta una de las partes, no piense en Nestor sin Cristina porque se equivoca, actuaban como dos caras de la misma moneda y siempre lo discutían todo, puede que en economía Nestor fuese mas conservador y Cristina más audaz, pero es claro que ella es una muy buena alumna de él. Por fuera de eso, mi acotación se refiere a si ve Ud. alguien con siquiera la mitad de la capacidad y del coraje de ella en todo el espectro que encuentra enfrente, yo lo voy a ayudar con alguien con parte de la capacidad , mucho de blableta y nada de coraje, alli acabo de describirle al Pálido, del resto, muchos Lavalles, es decir espadas sin cabezas.
    Nunca menos y abrazos

  18. Jorge dice:

    Hola Norberto…. Escribiste “Precisamente por su juventud Jorge”, no me queda claro si te referís a mí o al binomio, además desearía me aclares lo del Pálido porque no sé a quién te referís, perdón.… No desconozco la capacidad de Cristina, pero en esa virtud está la limitación. “La organización vence al tiempo” ¿Qué organización con poder se construyó para que se garantice la continuidad?. En cuanto a las características personales, mi apreciación es que Néstor era un constructor nato de poder, no nos olvidemos que acepto la invitación de Duhalde, no la veo a Cristina admitiendo esa instancia, sin esa decisión olvidada por muchos hoy estaríamos discutiendo otra cosa

  19. Uno dice:

    Interesantísima discusión.

    A mi lo que me cuesta entender de algunos que se dicen peronistas no kirchneristas, son las críticas que le hacen al gobierno por sus formas. Hablan del 45 con nostalgia y critican la “falta de libertad” actual. Creo que hay muchos que apenas vivieron el peronismo original, se dicen muy peronistas, pero si viajaran en el tiempo hasta esos años serían profundamente antiperonistas.

    Otra cosa distinta es criticar al kirchnerismo por considerarlo tibio en realción al primer peronismo, o por criticarle la falta de un legado más tangible, ya sea en obras públicas o en estructuras que perduren en el tiempo. Esto último habrá que verlo en el futuro.

  20. Jorge dice:

    Abel….. Partiendo de tu concepto “el estilo de conducción K es más parecido al del peronismo fundacional que aquel al que se habituaron los peronistas después del ´55” . Me pregunto: ¿Esa similitud de estilo como forma de aplicación, plantea una suerte de equivalencia entre ese y este modelo?

  21. Jorge dice:

    Desde mis conceptos que suelen ser críticos poco me interesan las formas y si en algún momento critique ciertas formas lo hice desde los contenidos, porque creo el gobierno está más pendiente que las formas se asimilen al peronismo, que por la profundidad de los contenidos. Además como bien te interrogás sobre el futuro, el peronismo validó su condición precisamente cuando no fue gobierno, no podría asegurar la equivalencia del kirchnerismo.

  22. Abel B. dice:

    Esta columna se ha hecho compleja y diversa. Los comentaristas discuten sobre experiencias y… símbolos que tienen que ver con ellos. A menudo pasa eso.
    Pero es la causa que encuentre difícil dar respuestas comunes.

    Contesto a su pregunta: El estilo de conducción vertical de Néstor y Cristina es más parecido al q ejercía Perón entre ´46 y ’55 que la articulación entre fuerzas autónomas que fue necesaria después.
    Lo que digo es no más y no menos que eso.
    El mundo, el país, el gobierno, el poder de la conducción política… son completamente diferentes.

  23. Abel B. dice:

    No de aquellas grietas, Julia. Fue asesinado por la dictadura militar durante un traslado.

  24. ricardo j.m. dice:

    che pero ante quien la valido, ante vos. por que ya lo habian validado los votos antes , la validacion de hecho seria la causa de su persecucion y posterior resistencia.

    igual si ponemos la carreta adelante del caballo pero al reves para poder atarlo a ella las ruedas ruedan para donde empuja el caballo

  25. Jorge dice:

    Hola Ricardo J. M…. Te pido disculpas si consideraste ofensiva “una palabra”, tan solo di una opinión en la que podemos no acordar, no me considero especial soy uno mas… Te propongo que dejemos para considerar la “validación” para dentro de 18 años, ahí encontraremos la respuesta…. Saludos.

  26. Jaime dice:

    Jorge:
    El que es conocido públicamente como “el pálido” es Monseñor Roberto La Baña, gran operador de Bruselas en la Argentina (cónyuge de la Societe Generale belga).

    En una época, cuando era secretario de comercio del AlfonCinismo, se hacía llamar “economista del peronismo”. Lo cual no le impidió ser candidato a presidente por el radicalismo en 2007.

    El binomio Duhalde-Alfonsín – viejos socios – lo hizo ministro de economía y Néstor – que lo heredó – lo soportó durante los tramos iniciales de su gestión hasta que pudo pegarle un soberano shot de cul para comenzar a tomar distancia, entre otros, de Techint (principal arrendatario local del pálido).

    Monseñor La Baña es el principal impulsor y libretista de la leyenda negra del INDEC y la lanzó (2008) cuando no pudo manipular los datos en forma exclusiva desde su consultora EcoLatina como lo había venido haciendo en las últimas décadas.

    En síntesis = un garca.
    Ojo, todo dicho con absoluto respeto y reflejando estrictamente la verdad de la milanesa.

    Saludos cordiales

  27. Carlos Boyle dice:

    Perdone Abel que discrepe con Ud. Casi vivo permanentemente en Mercedes Corrientes donde en la plaza principal hay 42 monolitos en honor a los “caídos”, (solo muertos en combate). Mercedes tiene un poco más de 30 mil almas. Es muy doloroso atravesar ese pasadizo de la memoria.
    Ahora bien su lógica peronista o la del gran Manolo acá no corren, acá son Autonomistas o Liberales, si bien esas expresiones políticas no tienen una referencia en la actualidad, que podrían canalizarse por el radicalismo y peronismo, lo cierto es que la lógica del correntino responde a esa binaridad.
    Pero sobretodo el correntino es alguien profundamente religioso, la Itatí así como el local Cruz Gil son devociones muy profundas que llevan ciento de miles a sus celebraciones.
    Unir Malvinas con religiosidad no solo es un golpe bajo al correntino, es una falta de respeto a sus muertos y a su religiosidad politizando una virgen, o si prefiere santificando una sangría que se cobró tres de cada dos mil mercedeños es el uso particular de la política con el que yo no comulgo, además no le hace nada bien a esta querida provincia.
    Desalambre, baje a Perón del pintado que acá no corre eso y haga un minuto de silencio por los muertos.
    Mi homenaje a corrientes es este poema del cura Julián Zini (ex cura párroco de Mercedes):
    http://elchalchal.com.ar/chamamecero-poema-p-julian-zini/

  28. ricardo j.m. dice:

    no es una palabra, es un concepto, y no me ofende.

    el que lo mira habla con la urnas

  29. Norberto dice:

    Xactamente Jaime, como si lo hubiera escrito yo, Ud debe ser de los fundacionales, y debe ser por eso que el tradicional no nos entiende, y parece que compartimos la misma visión sobre varias cosas, o en todo caso si no es fundacional, por esa visión debe pertenecer a los jovenes que descubrieron el que yo creo verdadero peronismo desde los K, el de los que valoramos mucho más hechos que las palabras, aunque a CFK hoy no hay nadie, que se le pueda oponer en ese metier.
    Nunca menos y abrazos

  30. JULIA dice:

    A Cabo lo acusaban de la irrupción en la uom, por eso lo de víctima “Fue secuestrado el 17 de abril de 1975 y visto en la cárcel de La Plata” , de todas maneras dudo de que todo lo q pasó antes del 76 fuera accionado sólo por la AAA, también dudo q Perón cobijara a un, así llamado, monstruo mistico, tengo para mi q no se sabe todo. Gracias por responderme lo de las grietas.

  31. CV dice:

    Bueno, si creo q hay un “progresismo siome”, q no logra ver q las clases trabajadoras son religiosas en todas partes:

    Saludos!

  32. Lada Laika dice:

    Buenas, quizás sea algo tarde para agregar un link, cuando el debate giró hacia otros rumbos, pero de todos modos, esta encuesta sobre “creencias y actitudes religiosas” puede ser útil de algún modo para evaluar el hecho: http://j.mp/TGpFYn.
    Saludos.

  33. Algunos lo vieron en un momento, pero no lo comprendieron en su totalidad y por lo tanto no supieron instrumentarlo: “El principal obstáculo que -desde el Siglo de las Luces hasta el tiempo presente- han encontrado las ideologías progresistas ha sido éste: la devoción está más arraigada que la razón raciocinante. Para llegar a propagarse entre el pueblo, las nuevas doctrinas políticas tienen que soslayar las imágenes santas y disfrazarse de evangelismo redivivo. No otra cosa es la teología de la liberación, cuya realización concreta es la vida comunitaria al estilo de las primitivas comunidades de los tiempos evangélicos.” Jacques Lafaye. Mesías, cruzadas, utopías. FCE. México. 1997. página 15.

  34. Abel B. dice:

    No hay nada que perdonar, ni nada raro, en discrepar conmigo. Puedo entender su visión, aunque no la comparta. Yo no encuentro nada chocante en unir el sentimiento patriótico por Malvinas con la religiosidad popular.

    Pero pido disculpas si mi visión, lejos de Mercedes y de Corrientes, le haya resultado hiriente a algún correntino.

    Supongo que no lo fue para los que asistieron al acto que menciono en el posteo. Pero se me ocurre que en Corrientes, además de autonomistas y liberales, habrá algún peronista.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: