La caída de Europa

Este breve artículo que me envió nuestro amigo Pablo Tonelli fue escrito, por evidencia interna, hace alg0 más de una semana, antes que comenzara la más reciente y aguda fase de la crisis española.

Igual, estén seguros que mantiene su vigencia y actualidad. No especialmente porque se han cumplido sus previsiones en cuanto al desarrollo de los acontecimientos – después de todo, es la crónica de una tragedia anunciada – sino porque, en conceptos sencillos y sin ecuaciones, describe el proceso que llevó a la crisis del euro. Un episodio y también un resultado de la Crisis financiera global, es cierto, pero es, hasta ahora, su consecuencia más peligrosa. Que amenaza a las economías de los países con la Gran Recesión. El petróleo y el oro han bajado algo en las últimas semanas. No quiero ser agorero, pero es una mala señal, si esas bajas continúan.

EL ÚLTIMO TANGO EN MADRID

Pablo Tonelli, economista.

Soraya Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta del Gobierno español afirmó recientemente:  “nuestros hijos vivirán peor que nosotros”. Una franqueza inusual para expresar la magnitud de la crisis que aflige a Europa, en la que luego de las elecciones griegas, que otorgaron un respiro al establishment de la Unión Europea, el escenario de contradicción y conflicto ahora se agita en España.

Mientras el Ministro de Economía español pide el inmediato rescate de la banca y se suceden las reuniones de “expertos”, funcionarios comunitarios y banqueros poniendo cifras y condiciones a ese pedido, resulta oportuno preguntarse cómo se llegó a esta situación en la UE y cómo se saldrá de ella.  Algo que permita comprender los hechos, lo que no es posible ciertamente a partir de los discursos altisonantes y vacios de la gran mayoría de los dirigentes políticos de la UE y los circunspectos lamentos de los banqueros que saturan los medios, mientras millones de personas ven empeorar día a día sus condiciones de vida.

El euro es un proyecto caro a los intereses dominantes y dinámicos del centro y norte de Europa – centralmente Alemania, Austria, Francia, los Países Bajos – en disputa con la hegemonía estadounidense y lógicamente distanciados del socio privilegiado de los EE.UU. en la región, Gran Bretaña. La moneda común permitió una rápida expansión comercial de la industria alemana y en menor medida de otras naciones. Esta expansión estuvo apoyada en los beneficios que para la banca europea – que a su vez la financió y creció aceleradamente – significaban la reducción del riesgo cambiario con otros países de la Zona (al tener todos al euro como moneda) y la eliminación de las regulaciones entre activos externos e internos de los Bancos Centrales, que existían con anterioridad a la unificación monetaria.

A su vez, existía la fuerte determinación de competir con el dólar y disputarle el lugar de divisa internacional para las transacciones comerciales y financieras. Concebido este proceso durante la fuerte expansión globalizadora del capitalismo que siguió a la caída de la URSS, los acuerdos de Maastrich, que consagraron la unión europea y su moneda el euro, tuvieron una fuerte impronta ideológica de carácter neoliberal.

Los tres lustros de apogeo que siguieron a la creación del euro, con la fuerte expansión económica subsecuente, acallaron todas las voces críticas y las advertencias respecto a los problemas que incubados, podrían algún día ser potencialmente explosivos. En 2008, ya desatada la crisis de las hipotecas subprime en los EE.UU., todo cambió dramáticamente.

La crisis, que se manifestó en primer término como crisis financiera, ocurrió en un escenario en el que los bancos afincados en la periferia mediterránea europea e Irlanda habían financiado una fuerte expansión del consumo, de la construcción y la vivienda, apoyados a su vez en el endeudamiento público (¿recuerdan la Convertibilidad?), que originó déficits crecientes de la balanza de pagos de Grecia, Portugal, España, Italia, Irlanda, que se sumaron a los déficits de las balanzas comerciales producidos por la pérdida de competitividad de estos países que aceptaron una moneda, el euro, sobrevaluada en relación con la productividad de sus economías.

¿Que significa esto?  Los Bancos se endeudaban a bajas tasas de interés y financiaban en euros el boom del consumo y de la construcción, con tasas mucho más bajas que las tasas históricas de estos países medidas en sus viejas monedas nacionales. El problema del euro, como el problema del tipo de cambio en general, es que fijado libremente por el mercado se asienta en el nivel de la mayor productividad existente. En este caso el nivel del euro en su origen reflejaba la alta productividad de la industria alemana, con costos unitarios menores y creando mayor valor en una hora de trabajo que el que podía generarse en otros lugares de la UE y particularmente en su periferia.

En resumen: esta situación generó un superávit de la cuenta corriente de los países centrales de Europa, particularmente Alemania, exportadora de bienes y capitales y un déficit crónico en la periferia importadora de ambos. La crisis de la Zona Euro se manifiesta entonces como una crisis de la balanza de pagos intra-zona.

La Unión Europea posee una moneda única, el euro, que como vimos conecta países de muy diferente productividad, producto de sus estructuras productivas regionales atrasadas en relación con el centro europeo, países que dictan sus propias políticas monetarias y fiscales y poseen sistemas financieros para los cuales el Banco Central Europeo (BCE) no es un prestamista de última instancia, rol clave de la Banca Central.

La conexión entre los sistemas productivos y financieros estuvo dada por la libre disposición del financiamiento. La crisis internacional, cuya dinámica y origen no es objeto de esta nota, se manifestó en primer lugar encareciendo ese financiamiento a Bancos y Estados Nacionales, luego ante lo gravoso del costo de la nueva deuda, vinieron los “paquetes de ayuda”, es decir nuevos créditos para financiar el pago de los créditos que los estados no podían pagar y la reducción de los salarios y prestaciones sociales públicas para acceder a los mismos sin afectar aún más los déficits fiscales. Los títulos públicos de dichos países bajaron y como consecuencia afectaron además los balances de los Bancos que los tenían en cartera.

Llegó la depresión de la economía y las carteras de consumo y créditos hipotecarios se tornaron impagables o de alto riesgo. Entonces los bancos debían capitalizarse, para eso se pensaron y piensan ayudas puntuales. Nuevos “paquetes”. Ahora bien, dado que la economía está sujeta a la depresión de la demanda que genera un sector público en perpetuo recorte de sus salarios y servicios sociales y al estancamiento del consumo y el parate de la inversión privada, el círculo vicioso no deja de alimentarse.

A la fecha la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) han librado recursos puntuales y en cuentagotas a Estados y bancos, comprometiendo aún más a los países en la suerte del sistema financiero con cada cláusula de los “paquetes” desembolsados y prometidos. El discurso ortodoxo imperante es el del ajuste.

Otras voces plantean – Paul Krugman es su cara más visible – que sólo la inyección de liquidez por parte del BCE al sistema financiero y la emisión de eurobonos que canjeados por las actuales Deudas Nacionales otorguen alivio a los Gobiernos, permitirá salvar a la Europa del euro. Esto traería aparejado despegar las dudas sobre la capacidad de pago de los países y sobre la solvencia y continuidad de los Bancos. Indudablemente, llevaría a una fuerte depreciación del euro y a un incremento de la tasa de inflación en la UE. Lo primero sería un instrumento de mejora de la competitividad europea y lo segundo un mecanismo apropiado de licuación de la deuda. Después de todo, ¿qué es lo que hizo EE.UU., luego de la caída del Banco Lehman Brothers?

Quizá Alemania sólo esté dispuesta a esto si consigue, vía un Acuerdo Fiscal, lograr lo que el euro no tiene, una única política monetaria y fiscal y una autoridad monetaria de control y prestamista de última instancia., bajo control comunitario. Es decir, bajo su control. O como me comentó risueñamente un economista ruso, lograr que el Euro logre lo que no pudieron los Panzers.

En el interín, España discute un paquete de ayuda por 100.000 millones de euros para su sistema financiero. Lo de “discute” es claramente un eufemismo. Y la desocupación, la desesperanza y en muchos la desesperación cunde en la tierra que originó la civilización occidental. No voy a profetizar que todo estallará por los aires, pero los tiempos se acortan dramáticamente.

24 Responses to La caída de Europa

  1. Andrés V dice:

    Estimado Abel,

    Considero que el artículo expone claramente un diágnostico de la crisis económica europea. Y que, como bien se señala, la salida no puede pasar por otro lado que no sea avanzar hacia una unión fiscal – es decir convetir a la UE en una especie de estado nacional – y una política monetaria bien expansiva, que colabore en provocar algún tipo de sana licuación de deuda.

    A esta altura, sorprende que alguien en su sano juicio – provenga del palo político que provenga – crea que se puede salir de esto por la vía del ajuste deflacionario que se está intentando. Es de un capitalismo del siglo XIX esa receta, y solo logra hacer las deudas más impagables de lo que ya son. Sin embargo, se continúa ímponiendo esta política. Me pregunto cuál es el objetivo y hasta dónde van a llegar, dado que no alcanzo a ver resultados favorables para nadie. Es simple ceguera ideológica?

    Algunos podrán decir que Alemania está logrando lo que no pudo hacer con los panzer, pero yo no veo como sus bancos e industria exportadora pueden beneficarse de la quiebra de la periferia europea, y que tipo de nuevo «espacio vital» puede interesarles ganar. Posiblemente se me escapa algo.

    Por otra parte, parece razonable pretender que el BCE siga una política mucho más agresiva de compra de deuda pública, aunque muy dificultoso que se logre avanzar en una Unión Fiscal, por los grados de pérdida de soberanía política que ello implicaría.

    Abrazo,

    Andrés V

  2. Rogelio dice:

    Estimados Abel, Andres V:

    Igual que en la famosa historia del comerciante del Véneto, en Europa se han acumulado “deudas impagables” y como contracara combinada existen “créditos incobrables” [activos financieros ilusorios], como describen muy bien Tonelli y también Cristina en la última reunión del G20.
    Las políticas de austeridad que hoy se impulsan en Europa no tienen ahora otro propósito que ayudar a que Shylock – el ghetto de Bruselas – obtenga su libra de carne.
    Bajo esta lógica, cuando se organizan rescates, la suerte de las naciones y los pueblos europeos está puesta entre las últimas prioridades.
    ¿ De qué rescate se trata y cuál es su precio?
    Frente a un cuadro dramático es natural y aconsejable recurrir a la memoria histórica.
    Por ejemplo, recordando la tradición cultural de los jubileos del Antiguo Testamento judeocristiano.

    Los jubileos y sus consecuencias
    « Declararéis santo el año cincuenta, y proclamaréis en la tierra liberación para todos sus habitantes. Será para vosotros un jubileo; cada uno recobrará su propiedad, y cada cual regresará a su familia » (Levítico 25, 10).
    Una de las consecuencias más significativas de los jubileos fue la «emancipación » de todos los habitantes necesitados de liberación.
    En esta ocasión cada israelita recobraba la posesión de la tierra de sus padres, si eventualmente la había vendido o perdido al caer en esclavitud. No podía privarse definitivamente de la tierra, puesto que pertenecía a Dios, ni podían los israelitas permanecer para siempre en una situación de esclavitud, dado que Dios los había « rescatado » para sí como propiedad exclusiva liberándolos de la esclavitud en Egipto.
    El año jubilar debía devolver la igualdad entre todos los hijos de Israel, abriendo nuevas posibilidades a las familias que habían perdido sus propiedades e incluso la libertad personal. En el tiempo previsto por la Ley debía proclamarse un año jubilar, que venía en ayuda de todos los necesitados.
    Los presupuestos de estas tradiciones eran estrictamente teológicos, relacionados ante todo con la teología de la creación y con la de la divina Providencia.
    Las riquezas de la creación se debían considerar como un bien común a toda la humanidad. Quien poseía estos bienes como propiedad suya era en realidad sólo un administrador, es decir, un encargado de actuar en nombre de Dios, único propietario en sentido pleno, siendo voluntad de Dios que los bienes creados sirvieran a todos de un modo justo. (Lv 25, 23) El año jubilar debía servir de ese modo al restablecimiento de esta justicia social.
    Aunque la realidad efectiva del año jubilar no haya pasado de ser una expectativa ideal, sobre la base de la normativa jurídica contenida en ellos se fue delineando una cierta doctrina social (recordando que doctrina = conocimiento práctico y operativo), que después se desarrolló con el correr de los siglos. Para ampliar: Tertio Millennio Adveniente, 9 a 16

    Un tiempo de liberación de Europa
    Quizás ha llegado el tiempo para la liberación de Europa a través de un procedimiento jubilar de reorganización por quiebra; declarando extinguidas las deudas manifiestamente incobrables.
    En sentido contrario a la hipótesis de Andrés V, es muy probable que el tiempo de liberación de Europa deba incluir también la recuperación plena de las soberanías nacionales de cada una de las naciones europeas para que, desde sus identidades y la plenitud de sus soberanías, intenten construir paso a paso una “comunidad europea de naciones” que no será posible alcanzar por imperio.

    Saludos

  3. Casiopea dice:

    Es ridículo decir que Europa sóla ha aplicado medidas de austeridad. El BCE ha inyectado sumas siderales a la economía a través de compras de bonos soberanos, y no obtuvo los resultados deseados porque es querer apagar un incendio con nafta, aunque los acólitos de Krugman alegan que es porque las inyecciones no son suficientes. El problema es la deuda, y la solución no es licuarla sino extinguirla por medio de quitas, reduciendo las deudas a montos manejables y achicando el sistema financiero cuyo sobredimensionamiento está en la raíz del problema. Tanto los así llamados «neoliberales» como los así llamados «neokeynesianos» proponen versiones distintas de salvar a los bancos, que son los que se benefician con la deflación si todo se subordina al pago de las deudas, y con la inflación porque la inflación beneficia al primero que recibe el dinero que son los bancos. Son variaciones de lo mismo, que implican someter a toda la sociedad al sustento de actores enfermos, sólo que la variante neokeynesiana también compromete la salud de la moneda por décadas y extiende la infección a todo el sistema por más tiempo.
    Si alguien entiende de esto es Alemania, que ha sufrido el colapso total de su moneda dos veces en un siglo.
    El problema político de fondo es que para salvar a los estados y al euro, cada país tiene que amputarse unos cuantos bancos y soportar el embate del «reset» (que implica otro tipo de austeridad más conducente), cosa que dudo que tengan el coraje de hacer. Lo más probable es que acaben todos saltando a las fraguas de Mount Doom abrazados al anillo, y lo bien que harán, porque así finalmente se producirá el tan esperado renacer de una economía más sana.
    A ver si terminamos con este falso debate entre la austeridad esclavizante y la morfina inflacionaria que igual acaba esclavizando a la población.
    El euro tiene falencias insolubles en su misma incepción por la falta de unión fiscal, porque cualquier modificación al statu quo requiere de complicadísimas enmiendas a los tratados y porque no tiene un protocolo para pilotear la salida de un miembro, con lo cual el primero que se baje arma un bolonqui padre aunque sea un paisito como Grecia, y aunque el euro no les cuadra ni a Grecia ni a Portugal ni a España, nadie puede echarlos. Eso es el resultado del voluntarismo político que se pone anteojeras ante las realidades económicas.
    Dudo muchísimo de que se pueda lograr una unión fiscal de todos los miembros como están hoy. No me sorprendería un desmembramiento en los próximos años, aunque no tengo idea de quién será el primero en patear el tablero. Desde el principio de esta crisis hubo quienes propusieron que Alemania se baje del euro. Vamos a ver qué pasa.

  4. Casiopea dice:

    En algún lado leí que en los tiempos bíblicos el precio de la tierra se establecía por el valor de las cosechas que faltaban hasta el próximo jubileo. El fundamento teológico estaba basado en claras percepciones políticas y económicas. El jubileo limpiaba las deudas y hacía el «reset», con lo cual se volvían a igualar los actores de la economía. En una cultura como la de los antiguos hebreos en la que todo el pueblo era el elegido y no sólo los sacerdotes o los propietarios, no había justificativo teológico para oprimir o esclavizar con deudas a otros elegidos. Voy a ver si encuentro el artículo.

  5. Andrés V dice:

    Estimados Rogelio y Casiopea,

    Me parece que por caminos distintos, ambos consideran que debiera haber una gran quita en deudas que resultan impagables. Lo que implicaría, a mi modo de ver, la quiebra del sistema financiero. Puede haber una bancarrota ordenada del sistema financiero? Lo dudo. Quién desarma la bomba? Que consecuencias políticas y sociales podrían derivarse de este hecho? Tal vez sería lo más sano y justo dejar que lo bancos quiebren, pero me parece impracticable. Lo más realista es licuar pasivos y activos por vía inflacionaria, aún sin ser esto ninguna panacea, y existiendo el riesgo de que la situación se desboque.

    Casiopea. No coincido con su apreciación de que el BCE ha gastado sumas siderales en la compra de títulos públicos.. No recuerdo los números precisos, pero tengo muy claro que solo ha sido una pequeña fracción de lo que compraron sus pares de Inglaterra y EEUU, que con problemas de endeudamiento similares a los de la periferia europea, no enfrentan los mismos niveles de desempleo. Lo que ha hecho principalmente el BCE es inyectar dinero a los bancos, situación que ha dado un poco de aire a los tesoros, a partir de las compras de títulos públicos que estos últimos hicieron con esos fondos. Pero eso no es lo mismo que tener un Banco Central dispuesto a emitir todo lo que haga falta para mantener los intereses de la deuda en niveles bajos..

    Saludos,

  6. Casiopea dice:

    Andrés, por su estatuto el BCE no puede hacer lo mismo que la Fed. Además, por estos días quedó bien claro (porque lo dijo Bernanke), que aún con las ingentes cantidades que «invirtió» la Fed no alcanza para hacer remontar la economía. Es verdad que los europeos han sido esquivos a la ayuda directa a los soberanos, pero les han dado a los bancos hasta ahora 489.000 millones de euros a interés cero por tres años, y eso NO incluye los salvatajes ya hechos a Irlanda, Portugal, Grecia y ahora España que se hacen a través de los fondos de emergencia y el FMI (no quiero saber a cuánto asciende todo eso, prefiero vivir en la feliz ignorancia de la cuenta total). Eso no incluye lo que dejan de ganar los ahorristas por tener su plata en el banco a interés cero con alto riesgo de inflación (que por ahora no hay).

    http://topics.nytimes.com/top/reference/timestopics/organizations/e/european_central_bank/index.html

    Vos hablás de un banco dispuesto a «emitir todo lo que haga falta para mantener los intereses de la deuda bajos». Perdoname, pero eso es una receta para inflación y la consecuente suba de los intereses de la deuda, o sea pan para hoy y hambre para mañana, y justamente lo que Alemania quiere evitar porque ha vivido en carne propia las consecuencias dentro de su memoria histórica. Los latinoamericanos también lo sabemos muy bien, pero nuestra historia de amor neokeynesiana está en la fase del enamoramiento.
    No me malentiendas, hay mucha, muchísima gente que piensa como vos y ciertamente es aterradora la perspectiva del derrumbe total del sistema financiero. Pero el mundo no va a desaparecer, ni la economía, ni las personas. Licuar pasivos lleva a la ruina también. Hay gente como Steve Keen, que (basado en las ideas de Hyman Mynski) proponen jubileos que en teoría permitirían emitir una moneda separada y distribuirla con la condición de que el que tiene deudas lo use para pagarlas (y el que no recibe una inyección de efectivo) para así proteger a los ahorristas y facilitar que continúe la actividad económica. Ya sé, suena descabellado y no ha sido probado, pero si buscás vas a encontrar mucho.
    Acá la idea presentada por un crítico.

    http://ralphanomics.blogspot.com/2012/05/steve-keens-debt-jubilee-idea.html

  7. oti dice:

    Rogelio, lo suyo, como siempre, impecable.

    ¿No le parece significativa la psoiciópn de CFK en el G20 respecto a Rusia y China? Lo que salió hoy en P12:

    «Hemos comprobado en el G-20 que las dos economías en crisis (Europa y los Estados Unidos) no han dado respuestas satisfactorias y no hemos encontrado una respuesta en términos de prácticas y políticas concretas», advirtió Cristina, quien dijo que el Mercosur y China tienen «los mismos objetivos y las mismas convicciones». Por su parte, Jiabao señaló que para China el Mercosur es el segundo mercado de exportación. «Frente a la crisis financiera internacional, compartimos intereses comunes» añadió, y remarcó que «China está dispuesta a celebrar un diálogo con los cancilleres (del Mercosur) y de esta manera coordinar nuestros intereses».

    Además está la perspectiva de acuerdos con los Rusos en torno al gas y FF.CC.

    Lo veo como una suerte de confirmación de lo que vengo insistiendo desde hace rato: Rusia, China y Argentina, entre algunos otros, se están, digamos así «desalineando» de Occidente, porque piensan más en qué destino en la economía concreta se le da a los excedentes económicos (lo cual exige cierto grado de soberanía) que en la administración de sistemas financieros y monetarios condenados (que exigen más globalización).

    La estrategia de CFK en el G20 es muy correcta y llama la atención que no haya sido motivo de comentarios en la blogósfera, en cuanto a eso.

  8. Lucas dice:

    «El euro tiene falencias insolubles en su misma incepción por la falta de unión fiscal»
    Y la falta de respaldo político de la autoridad monetaria y la falta de flexibilidad en el movimiento de factores de producción (principalmente trabajo) y un objetivo nominal demasiado rígido (2% CPI en todo momento)

    «Eso es el resultado del voluntarismo político que se pone anteojeras ante las realidades económicas.»
    Correcto. El euro es un proyecto político para ponerle broche a la integración europea. Los aspectos económicos fueron subestimados. Milton Friedman lo pone bien claro:
    » Michael Bordo: Do you think the recent introduction of the euro will lead to the formation of other common-currency areas?
    Milton Friedman: [SNIP] I think the euro is in its honeymoon phase. I hope it succeeds, but I have very low expectations for it. I think that differences are going to accumulate among the various countries and that non-synchronous shocks are going to affect them. Right now, Ireland is a very different state; it needs a very different monetary policy from that of Spain or Italy.
    [SNIP] You know, the various countries in the euro are not a natural currency trading group. They are not a currency area. There is very little mobility of people among the countries. They have extensive controls and regulations and rules, and so they need some kind of an adjustment mechanism to adjust to asynchronous shocks—and the floating exchange rate gave them one. They have no mechanism now.
    If we look back at recent history, they’ve tried in the past to have rigid exchange rates, and each time it has broken down. 1992, 1993, you had the crises. Before that, Europe had the snake, and then it broke down into something else. So the verdict isn’t in on the euro. It’s only a year old. Give it time to develop its troubles.

    On inflation targeting:
    Malcolm Knight: Countries with a flexible exchange rate need a nominal target for monetary policy to anchor expectations. Do you feel that inflation targeting provides a useful nominal target?
    Milton Friedman: As I mentioned earlier, I think it’s a good thing to have a nominal target, to say that you’re not going to try to fine-tune, and to indicate what you aren’t going to do. The problem I have is this: the current mechanism for all of the central banks who are inflation targeting is a short term interest rate—as in the United States—in all of the central banks.
    We know from the past that interest rates can be a very deceptive indicator of the state of affairs. A low interest rate may be a sign of an expansive monetary policy or of an earlier restrictive policy. And similarly, a high rate may be a sign of restriction, of trying to hold things down; or it may be asign of past inflation.
    The 1970s offer the classical illustration in which there were high interest rates that were reflecting the Fisher effect of inflation expectations. So I’m a little leery of operating primarily, or almost primarily, via interest rates. But, I think that having a given inflation target is a good objective. The question is, how long will you be able to keep it?» [1]

    «porque la inflación beneficia al primero que recibe el dinero que son los bancos»
    Esta es una visión bastante errada de cómo funciona una expansión monetaria.

    «El BCE ha inyectado sumas siderales a la economía a través de compras de bonos soberanos»
    Y aún así, el colapso en el PBI nominal, tasas de interés, expecativas de inflación y otros indicadores muestran que la «expansión sideral» no fue suficiente [2] para acompañar el aumento en la demanda de dinero. Los indicadores de «broad money» muestran una leve expansión y en Grecia e Italia ha habido contracción de M3

    1- http://worthwhile.typepad.com/worthwhile_canadian_initi/2012/05/milton-friedman-on-monetary-policy-circa-2000.html
    2- http://thefaintofheart.wordpress.com/2012/06/24/the-monetary-nature-of-the-problem-vividly-described/

  9. Ariel dice:

    el origen del problema europeo es el descontrol fiscal, gastaron por decadas por encima de sus posibilidades y ahora no tienen con que pagar. creo que el camino de la licuacion de pasivos via inflacion convinada con reestructuras de deuda con quitas (como la griega) es la salida (varios foristas antes lo han marcado en este blog)
    La intervencion del BCE es bien tibia si se compara con la intervencion de la FED, esto se debe a muchas cosas (regulaciones)pero veo una puja politica donde Alemania esta diciendo «si me voy a hacer cargo de toda esta deuda (eurobonos) quiero conseguir cosas a cambio (acuerdo fiscal con perdida de soberania para los paises)». Segun mi lectura Alemania cree que aun tiene tiempo y sigue presionando sin ceder, yo personalmente esperaba que en Grecia triunfe la izquierda para acelerar la toma de decisiones del BCE y los principales gobiernos de la eurozona.

    Por otra parte, la creacion de la eurozona es una cuestion principalmente politica, que incluye la parte economica. Como todo proceso economico necesita de un tiempo mayor de analisis para determinar si fue positivo o negativo. A mi entender dentro de unos anos, visto todo en perspectiva y con los cambios regulatorios que esta crisis traera, la conclusion sera exitosa. Aun a pesar que uno de los cambios que traera sera una disminucion del «estado de Bienestar» que existio en varios paises (trabajar 35 horas x semana y jubilarse a los 50 anos es algo que no pueden costear maxime con la calidad demografica de sus poblaciones, ej Francia).

    Saludos

  10. victorlustig dice:

    Perdon, y al pasar, lo que hizo FDR con el patron oro en 1935 sino lo califican de quita, como califica?

  11. Abel B. dice:

    Estimados:

    Estoy impresionado. Muy rara vez encontré, en este blog o en otros, una columna de comentarios que en pocas intervenciones, por muy pcos comentaristas, desarrolle un debate tan rico y tan bien preparado. Muchas gracias.

    Veo tres posiciones muy diferenciadas e igualmente lúcidas, las de Andrés V, Casiopea y Lucas (que pone énfasis en el punto, absolutamente correcto, que el monetarista MIlton Friedman era demasiado inteligente para cometer las estupideces que se han hecho en Europa), sobre el manejo monetario y financiero. Y Rogelio y Oti – que toman el enfoque, aparentemente ingenuo, de separar la economía física de la monetaria.

    Curiosamente, me inclino a pensar que en esta última postura están las raíces de la solución. Pero no me parece correcto ponerme a pontificar sin herramientas teóricas ni tiempo para desarrollar un buen argumento.

    Ahora subiré un post que tengo hecho hace unas horas, pero sigan, por favor, si quieren. Cuando tenga tiempo, armaré algo con los planteos de ustedes.

    Abrazos

  12. Abel B. dice:

    Ariel, AyJ: Perdonen la omisión, pero sus comentarios llegaron mientras escribía el mío.
    Quedan incluídos en mi admiración y agradecimiento

  13. […] (2 posts sobre política internacional. Y no pueden ser más distintos: la Crisis del euro en la Unión Europea, el triunfo de los partidos islámicos en el mundo árabe. Y sin embargo, es el mismo planeta, y se interrelacionan. Invito a que sigan los comentarios del post anterior). […]

  14. Rogelio dice:

    Víctor, también al pasar le digo que sería muy bueno que en un par de párrafos breves nos recuerde cuáles fueron las medidas de Franklin D. Roosevelt a las que usted se refiere y cuáles fueron sus efectos.

    Le estaremos todos agradecidos.

  15. Casiopea dice:

    Todos mienten, y los gallegos recién se desayunan…

    http://www.gurusblog.com/?s=el+rey+esta+desnudo&x=0&y=0

  16. Casiopea dice:

    Claro, FDR prohibió las compras de oro, pero si no me falla la memoria habían quebrado cientos y cientos de bancos.

  17. Rogelio dice:

    Andrés, me parece que la disyuntiva es la misma que la del Mercader del Véneto.

    1) Reconstrucción de un sistema de crédito a partir de la quiebra controlada del sistema financiero, en forma tan inmediata y ordenada como sean capaces;
    o
    2) Graves perjuicios para todos los pueblos europeos por la combinación de hiperinflación, mayor desocupación y probablemente disturbios o episodios de violencia.

    Los españoles formalizaron hoy el pedido de rescate pero tardarán “más de un mes” en calcular la magnitud del auxilio que necesitan.
    Y como dice Casiopea, ya son cuantiosos los Euros inyectados por el BCE y los Fondos europeos de emergencia.
    He leído estimaciones que anticipan las necesidades de rescates futuros en el orden de “trillones de Euros”.

    Pareciera, entonces, que “el ritmo del colapso” se está haciendo más acelerado que “la tasa posible del rescate”.
    Entre los colaboradores del blog – quizás Pablo Tonelli – habrá quien quiera explicarnos en detalle cuál es la dinámica característica entre ambos fenómenos (colapso / rescate) y cuál es la tendencia con que vienen evolucionando durante los últimos meses.

    Una medida alineada con la alternativa 1)
    Para comenzar a desarmar la bomba:
    Restablecimiento inmediato y generalizado de las monedas nacionales – coexistiendo con el Euro – con el propósito de que los Estados nacionales y sub-nacionales paguen sueldos y proveedores; y sean aceptadas además como medio de pago de los impuestos.
    Abrirían así un canal alternativo para recrear y sostener determinados niveles de actividad interior, para reducir algunos puntos la desocupación invirtiendo la tendencia y ayudarían a darle continuidad a la función esencial de intercambio social, tal como ocurrió entre nosotros con las cuasi-monedas provinciales en el 2001.

    Ya lo están haciendo algunas ciudades inglesas, por ejemplo con la “Libra de Bristol” sobre la cual posteó Abel AQUÍ, en el mes de febrero pasado.

    Pregunto: ¿ Por qué no ? ¿ Quiénes se opondrían ? ¿ Quiénes se atreverían ?

    Saludos

  18. victorlustig dice:

    no Casiopea, lo primero que hizo fue prohibir la posesion de oro por parte de los americanos, luego fue decir al que tenia oro que se lo tenia que vender al gobierno a USD 20 y luego el gobierno lo llevo a 35 (quejense de Remes despues de eso).
    y fue en el 33, mis disculpas por el error.

    basicamente Rogelio, lo que hizo fue devaluar la diferencia entre 20 y 35 para las compras de y hacia USA y prohibir el atesoramiento en otra cosa que no fuera USD.

    sinceramente me llama la atencion que nadie del gobierno se haya tomado el trabajo de salir y decir lo que se hizo, sin decir nombres y despues cansarse de tomarle el pelo a mas de un economista que no quiere recordar lo de USD 20 a 35 y la prohibicion, que, por otro lado, duro hasta 1971

    http://es.wikipedia.org/wiki/Executive_Order_6102

    pero bueno, es lo que hay

  19. oti dice:

    No hay problemas «técnicos» en la resolución de la crisis global. Hay problemas políticos, en el sentido preciso de problemas de poder.

    Se necesitan acuerdos entre poderes políticos nacionales (soberanos) para hacer lo que se necesita hacer y para lo cual no hay alternativas. Alemania, ni Francia, ni ningún país de Europa continental tienen la soberanía que hace falta para resolver los problemas que hay que resolver.

    Por lo tanto, la política (sobre todo en USA y Europa Occidental) debiera consistir en crear soberanía (como hace Rusia, China, Argentina, en la medida de lo posible). Crear soberanía es movilizar la conciencia popular para que reasuma, a través del Estado, las funciones soberanas sobre crédito nacional, sistemas financieros y comercio exterior. Para reasumir eso hay que luchar contra otra voluntad que es la que controla eso, la voluntad oligárquica, que consiste en un sistema poderoso aunque ahora jaqueado por la crisis de desintegración global.

    Una vez derrotada ese sistema oligárquico, basado en el pensamiento y voluntad oligárquica, la cuestión técnica es fácil:

    1) La reintroducción de la Glass-Steagall (una de las primeras medidas de FDR) pero ahora nivel mundial, implicará la quiebra de todas las grandes instituciones financieras que tienen créditos que no van a poder cobrar. Aproximadamente el 70% de la deuda global va a quedar congelada y/o anulada por 25 o 30 años.

    2) Todo el dinero hiperinflacionario emitido por la RF y el BCE pasará a manos soberanas, es decir, a Bancos Nacionales supervisados por los gobiernos. Se establecerán tipos de cambio absolutamente fijos durante décadas.

    3) Se destinará ese dinero a la financiación de un plan preestablecido basado en la construcción mundial de infraestructura moderna: MAGLEV, industria espacial, gestión hídrica, entre otros renglones.

    4) La reactivación espectacular, que en cuestión de meses, ocurrirá, una vez que esté funcionando eso creará condiciones para el progreso en varios países del mundo durante 30 años aproximadamente.

    En ese mundo, que Argentina deberá apoyar fervientemente, nuestro país desarrollará su infraestructura de una manera inédita cuantitativamente hablando, medida per cápita y por familia. Los problemas que nos aquejan ahora parecerán tonterías de niños.

  20. Lucas dice:

    Respuesta a previos comentaristas:

    @Ariel,
    «el origen del problema europeo es el descontrol fiscal, gastaron por decadas por encima de sus posibilidades»
    El problema español no es el descontrol fiscal. El problema italiano no es (principalmente) el gasto público excesivo.
    El descontrol fiscal explica solamente los problemas griegos.

    «Aun a pesar que uno de los cambios que traera sera una disminucion del “estado de Bienestar” que existio en varios paises (trabajar 35 horas x semana y jubilarse a los 50 anos es algo que no pueden costear maxime con la calidad demografica de sus poblaciones, ej Francia).»
    El estado de Bienestar actual es insostenible en la Europa continental a mediano plazo. Pueden hacer reformas a la sueca [1] o esperar que la bomba les estalle en las manos.

    @victorlustig,
    «Perdon, y al pasar, lo que hizo FDR con el patron oro en 1935 sino lo califican de quita, como califica?»
    Fue una devaluación que permitió una expansión nominal suficiente para sacar a la economía americana de la Depresión. La recuperación, explicada fundamentalmente por el canal de las expectativas [2] fue terminada bruscamente en varias oportunidades cuando FDR subió los salarios [3] y/o permitió la contracción monetaria al esterilizar los ingresos de oro (1937)

    @oti,
    «1) La reintroducción de la Glass-Steagall (una de las primeras medidas de FDR) pero ahora nivel mundial»
    Medida de dudosa eficacia y prácticamente imposible de implementar en el mundo actual. 2012 no es igual a 1970.

    «Todo el dinero hiperinflacionario emitido por la RF y el BCE»
    ¿Es Ud. austríaco/misesiano/rothbardiano?

    «pasará a manos soberanas, es decir, a Bancos Nacionales supervisados por los gobiernos.»
    Los Bancos Centrales, lugares de asiento de las autoridades monetarias, ya pertenecen al Estado. ¿Ud cree en las teorías conspirativas sobre el origen y función de los BCs [4]?

    «Se establecerán tipos de cambio absolutamente fijos durante décadas.»
    El tipo de cambio fijo explica la implosión de la macro argentina en 2001 y los problemas europeos actuales. El sistema de Bretton Woods terminó colapsando [5, 6]

    «Se destinará ese dinero a la financiación de un plan preestablecido basado en la construcción mundial de infraestructura moderna: MAGLEV, industria espacial, gestión hídrica, entre otros renglones.»
    Las economías pos-industriales no necesitan demasiada inversión en nueva infraestructura física. Necesitan más capital humano e institucional para expandir la frontera productiva.

    «La reactivación espectacular, que en cuestión de meses, ocurrirá, una vez que esté funcionando eso»
    Lo dudo mucho. Los problemas se resolverán cuando EUA, UE, el Reino Unido y Japón adopten las políticas monetarias exitosas de Suecia [7], Polonia, Suiza, Israel [8], Australia [9], Islandia.

    1- http://www.pensionfundsonline.co.uk/90/country-profiles/sweden/
    2- http://www.newyorkfed.org/research/economists/eggertsson/Great_Exp_AER.pdf
    3- http://www.themoneyillusion.com/?p=48
    4- http://www.publiceye.org/conspire/flaherty/Federal_Reserve.html
    5- http://en.wikipedia.org/wiki/Bretton_Woods_system#Decline
    6- http://en.wikipedia.org/wiki/Triffin%27s_Dilemma
    7- http://www.washingtonpost.com/business/economy/five-economic-lessons-from-sweden-the-rock-star-of-the-recovery/2011/06/21/AGyuJ3iH_story.html
    8- http://esoltas.blogspot.com/2012/06/israel-targets-ngdp.html
    9- http://www.rba.gov.au/monetary-policy/about.html

  21. oti dice:

    1) La Glass-Steagall es muy fácil de implementar y muy eficaz. Te recuerdo que funcionó hasta 1999, a pesar del socavamiento que poco a poco le hacía Greenspan.

    Cada reclamo de los Bancos para cobrar deudas generadas por sus actividades en la especulación queda neutralizado, invocando la Glass-Steagall.

    ¿Qué es más impracticable? ¿Eso o el empeño en una recesión mundial para arreglar los agujeros de los Bancos?

    2) No soy austriaco ni misesiano, ni nada. Cuál es su argumento, el ad-hominem?. El mío es claro: cantidades enormes de dinero que no tienen fin productivo alguno es hiperinflacionario.

    3) “Los Bancos Centrales, lugares de asiento de las autoridades monetarias, ya pertenecen al Estado. ¿Ud cree en las teorías conspirativas sobre el origen y función de los BCs [4]?”
    ¿A qué Estado “pertenece” la RF o el BCE? No creo en teorías conspirativas, sí creo en que hay intereses contrapuestos entre algunos sistemas y sectores o clases sociales, y cada cual hará lo que sea para prevalecer o sobrevivir, de acuerdo al poder y capacidad de cada cual.
    4) “El tipo de cambio fijo explica la implosión de la macro argentina en 2001 y los problemas europeos actuales. El sistema de Bretton Woods terminó colapsando [5, 6]”
    El sistema de BW terminó con una decisión política (no técnica) de Nixon en agosto de 1971, asesorado por conspicuos representantes de grupos oligárquicos privados. Era un sistema que tenía dificultades susceptibles de ser mejorado con alguna que otra receta técnica, pero de ninguna manera llegaban ellas al extremo que llegan ahora las que aquejan al sistema global especulativo que lo reemplazó. No hay dificultades, hay un cadáver global y una crisis sistémica nunca vista en la historia de la humanidad. En este contexto, hablar del “colapso de BW” suena a una tomada de pelo. No digo que estés tomando el pelo, solo que suena a eso.
    5) “Las economías pos-industriales no necesitan demasiada inversión en nueva infraestructura física. Necesitan más capital humano e institucional para expandir la frontera productiva.”
    Quizá si no fueran “pos-industriales” sino industriales, tendría Europa y USA, muchas más chances de sobrevivir a la actual crisis de desintegración.
    Las necesidades de infraestructura son mundiales, no solo en Europa (sobre todo en Europa del Sur) y USA, sino en China interior lejos de la costa, en Rusia, en África, y América Latina. La lista de necesidades es enorme, solo menciono unas pocas: energía nuclear; FF.CC de levitación electromagnética; represas; gestión de aguas; viviendas; establecimientos educativos y sanitarios; etc., etc., etc.
    6) Los problemas se resolverán cuando entidades realmente soberanas puedan poner el sistema financiero al servicio del crédito para resolver problemas en la economía “real”. La política monetaria y las finanzas deben volver a ser la cosa aburrida que siempre fue: servir a las necesidades reales de las sociedades, que es donde está lo verdaderamente emocionante y los desafíos.

  22. Casiopea dice:

    Víctor, no quieren recordarlo porque aunque es cierto lo de la devaluación y lo de la prohibición, los ahorros estaban asegurados y depositados a intereses que resguardaban de la inflación, que justamente se desató en los 70 cuando se abandonó el patrón oro (que ya era simbólico) y se hizo con Nixon otra gran devaluación en la que también tuvo que ver la crisis del petróleo. Después vino Paul Volcker.

  23. Casiopea dice:

    Es increíble cómo se están precipitando los acontecimientos en Europa. Como dice Andrés, la «solución» es imprimir, sólo es cuestión de saber si llegan a tiempo.

    http://www.peakprosperity.com/podcast/79115/shadow-bank-runs-central-bank-gaffes

    Sin embargo, para mí todas las teorías clásicas y monetaristas no pueden por su misma estructura calibrar los efectos del «shadow banking», cuyo «deleveraging» probablemente explique no sólo la ausencia de inflación sino las perceptibles presiones deflacionarias.

    http://www.zerohedge.com/news/verge-historic-inversion-shadow-banking

    Y la pregunta del trillón. ¿Alemania paga o no paga?

    http://www.zerohedge.com/news/ray-dalio-dont-assume-germany-will-bail-europe-out-consider-fat-tail-significant-possibility

  24. […] no lo resuelven – se ha debatido con amplitud y diversidad en la columna de comentarios de este post. Creo que con más rigor – que me disculpen – que este keynesianismo superficial de […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: