Ampliando reflexiones sobre el golpe en Paraguay, y la América del Sur

Anoche, con la noticia fresca de la destitución del presidente Lugo. subí un post sobre el asunto (mantengo lo que allí dije). Lo mismo hizo una parte significativa de la blogosfera nac&pop.

En este blog, un comentarista habitual, el lúcido Desde Mompracem, eligió una indignación menos obvia: «Brasil, Uruguay, Argentina, contra el juicio político que destituyó al presidente Lugo: ¿otra Triple Alianza de “virtuosos” que anuncian un bloqueo que sufrirán los paraguas de a pie?. ¿Otra vez los curepís huelen la sangre y la posibildad de rehacerse virginidades políticas? Yo pediría prudencia. No olvidar quiénes sufrieron realmente en Honduras con planteos semejantes de parte de aquellos que se colocan, como decía Jauretche, “con el libro y el látigo en la mano”«.

Podría decir que el amigo De. Mompr. usó una táctica muy conocida: inventar un «hombre de paja» y debatir con él. Ni el post, ni ningún comentarista había sugerido enviar «ejércitos a Asunción, en cuyas banderas estuvieran inscriptos los principios gloriosos del proteccionismo«. Ni, que yo sepa, nadie argumentó a favor, en ningún sitio, de un cierre de fronteras permanente, por ejemplo, u otra medida que dañase profundamente la economía paraguaya.

Pero prefiero ver su comentario como una incitación a pensar en el real problema: frente a una situación como ésta, ¿qué hace, qué puede hacer, una comunidad de naciones, con un proceso de integración todavía muy incipiente? El hecho, la destitución «express» de un presidente, la asunción de otro, en el marco de un proceso con las formalidades legales, está consumado. El ex presidente aceptó la decisión. Y el nuevo gobierno controla las palancas del Estado, por lo menos hasta el punto que el anterior lo hacía.

Las respuestas pueden darse al menos en dos niveles. Y son muy realistas, si entendemos la realidad como un proceso, y no como la foto de un momento. La propuesta de la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, de expulsar a Paraguay del Mercosur y de la Unasur, el anuncio de la presidente de Argentina, Cristina Fernández,  que «no se convalidará el golpe de Estado en Paraguay«, el rechazo de la Unasur y su aviso que estudiará «medidas a tomar» en la cumbre de la semana próxima en Mendoza, son presiones legítimas y usuales en el juego de relaciones entre los estados. Honduras, allá en el Caribe, con su economía volcada casi por completo al mercado norteamericano, pudo ignorarlas ¿Es capaz de hacerlo el Paraguay, situado entre Brasil y Argentina?

Hay otro plano, el de las fuerzas políticas. En el programa de ayer en Canal 26 de «Café Las Palabras«, en el que Eduardo Valdés tuvo la amabilidad de invitarme a participar – al que la noticia de la votación del Senado paraguayo llegó justo cuando empezábamos a grabar, y, claro, se convirtió en el tema – Luis D´Elía propuso movilizaciones populares contra el «golpe blanco». Y eso también es legítimo, porque no es un funcionario de gobierno y sí un dirigente político. Su partido, el MILES, condena abiertamente ese golpe, y puede colaborar con la comunidad paraguaya en nuestro país para expresar las protestas de los que se oponen al nuevo gobierno. Sería más importante – y, ojo, también más comprometido – que el Frente para la Victoria estuviera en condiciones de hacer lo mismo.

En adelante, debemos pensar seriamente en estructurar fuerzas políticas sudamericanas, y coordinar las que existen, para enfrentar los temas que hacen al conjunto de nuestros países.

Ojo: reitero lo que dije anoche: «la estabilidad democrática del Paraguay es un tema económico y de seguridad para sus vecinos, y para todo el subcontinente«. No la suerte de un gobierno que cae porque no tuvo los legisladores, las lealtades, para mantenerse.

El realismo nos obliga a tener presente que el factor decisivo en la evolución de la situación será la capacidad de quienes detentan hoy el gobierno en el país hermano de estabilizar la situación, sin reprimir a los paraguayos – que ya no es un método aceptable en las nuevas reglas de juego que, afortunadamente, hemos conseguido imponer. Un gobierno moderado, pero timorato, como el de Fernando Lugo no fue capaz de hacerlo ¿Lo conseguirá la derecha cuasi macrista que hoy empieza a pretender gobernar Paraguay?

10 Responses to Ampliando reflexiones sobre el golpe en Paraguay, y la América del Sur

  1. Carlos G. dice:

    Yo creo que el daño está hecho y es irreversible.
    No creo que este Franco tenga el timming del presidente colombiano.
    Dudo que las presiomes del Mercosur y la Unasur puedan retrotraer a la situación anterior, ya de por sí poco promisoria.
    El mismo senado que destituye en forma express a Lugo es el que no permite el ingreso de Venezuela al Mercosur.
    Todo esto con el apoyo de la iglesia y «la» embajada.
    ¿Se podrá hacer mucho, o algo, sin perjudicar al pueblo paraguayo?

  2. Desde Mompracem dice:

    Me gustaría conocer cuáles son las ventajas que extraería la Argetina del ingreso de Venezuela al Mercosur, actualmente una especie de NAFTA deshidratado donde hacemos el papel de México, rogando para que el grandote no se caiga, mientras se reduce el papel de Uruguay y Paraguay mirones con la ñata contra el vidrio. Observo que Chilavert apunta mejor en política exterior que Timerman

  3. Abel B. dice:

    D.M., lo veo muy motivado con el tema Chávez. Personalmente, estimo q la incorporación de Venezuela, un aliado geopolítico tradicional de Argentina, al Mercosur, nos conviene.
    Pero no lo veo como un asunto tan central. La relación con el Paraguay es mucho más inmediata y delicada para nuestro país.

  4. Rogelio dice:

    Abel:

    Dices: En adelante, debemos pensar seriamente en estructurar fuerzas políticas sudamericanas, y coordinar las que existen, para enfrentar los temas que hacen al conjunto de nuestros países.

    Tomaron la delantera Durán Barbas con sus pupilos Mauricio y Federico Franco. Y parece que cartesianos no son porque además de «pensar», accionan.

  5. Abel B. dice:

    Rogelio, no sobreestimemos al compañero Durán Barba (le dejamos eso a Artemio). No inventó nada. Roscas hubo siempre. O acaso Alfonsín no tuvo que ver en la caída de Stroessner, o Perón en la Revolución Boliviana de 1952?

    Estructurar, coordinar fuerzas políticas es un objetivo MUCHO más ambicioso. Pero, como dicen los chinos, una camino de mil días empieza con un paso.

  6. Rogelio dice:

    Abel, O Globo titula ACÁ: “Mercosul e Unasul decidem afastar Paraguai de suas atividades”.

    Se demuestra – pese al “ninguneo” y los obstáculos – que Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú ya han dado pasos importantes para desandar el camino de los mil días que convertirán en realidad efectiva al mito de la “comunidad de naciones soberanas e integradas”.
    ——
    Me pareció muy bueno el programa del Café Las Palabras, felicitaciones !

  7. Hernán dice:

    Coincido. Si se expulsa a Paraguay de Mercosur o de la Unasur (como amenazó Rousseff), se le cierra el comercio, se le sabotea el petróleo o la energía (como amenzó Chávez), se le está dando pie al contubernio liberal-colorado para legitimarse como defensores de la dignidad paraguaya frente a los «curepís» y brasucas, que somos percibidos, y no sin razón, como los que siempre jodieron al Paraguay. En mi opinión lo que hay que hacer es condenar la parodia de juicio político, el golpe, y el gobierno surgido de él, pero demostrar que estamos y siempre estaremos con el pueblo paraguayo. No se puede castigar a un pueblo por el gobierno que tiene, porque no haremos más que aglutinarlo en torno a ese gobierno. Una gran parte del pueblo paraguayo está con Lugo y en contra del golpe, pero no se los hagamos más difícil. Coincido que hay que tejer alianzas y trabajar en conjunto con las bases que apoyan a Lugo (tanto acá como en Paraguay), como hace Delía. Ese es el camino, no ganándose la enemistad del pueblo paraguayo o dejándolo a merced de la propaganda golpista.

  8. […] pro témpore. . Todos tenemos nuestra opinión sobre el asunto; la mía la hice pública en este blog y hasta en TV. Pero no es un trabajo simple elaborar una posición válida para el Foro como tal. […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: