¿Dónde está el Clarín K?

La Corte Suprema de Justicia resolvió hoy por voto unánime destrabar el artículo 161 de la Ley de Medios, que establece la obligatoriedad de desinvertir – es decir, vender algunos de los medios que poseen – para aquellos grupos que superen los topes de la regulación. Es decir, sobre todo, el Grupo Clarín. Julio Ramos festeja desde donde esté.

La decisión va a resonar con fuerza y elocuencia en la blogosfera: Una gran parte de los blogueros son gente de los medios. Y una gran parte de esa gran parte le tiene viejas broncas al Grupo. O son progres y K, y Magnetto es el hombre que aman odiar. Igual, me parece percibir en las primeras reacciones – lo estoy mirando a Lucas Carrasco – una cierta falta de entusiasmo. No me extraña, esta es una etapa en el que la pelea la dan abogados y contadores, inevitable y necesaria después de toda medida revolucionaria. Pero es difícil mantener la pasión en una etapa así, si no se cuenta con la G.P.U. para mandar a Siberia a todo el que no se muestre apasionado.

De todos modos, en este tema no puedo aportar mucho. No soy periodista. No soy abogado, y dudo que me pidan auditar las transacciones del Grupo Clarín. Por eso quiero volcarles una reflexión breve, que esta noticia me vuelve a la mente: ¿Dónde está el Clarín K?

Reflexiono desde la política, entiéndanme. No estoy pensando en el Grupo Szpolski. Es una estructura editorial importante, subvencionada por el gobierno y cuya lógica empresaria depende de eso. En esas condiciones, ha producido algunos experimentos interesantes, como ContraEditorial – que aparentemente ya no sale -, revistas de calidad aceptable, como la versión local de Newsweek, y algunas berretadas. Sobre todo, sostiene Página 12, el órgano del progresismo pro kirchnerista, que además ejerce influencia en el espacio progre en general. Un sector importante – aunque minoritario – de la coalición que sostiene al gobierno. Pero no es el diario masivo que es Clarín, ni pretende serlo.

Tampoco pienso en operaciones comerciales, como la compra que Cristóbal López habría hecho de las acciones de Daniel Hadad. No me parece que el cambio de propietario cambie mucho en esos medios. Algo cambiará, o no se habría hecho la compra. Pero, francamente, no los veo como formadores de opinión, salvo que consigan a un Bernardo Neustadt o un Chiche Gelblung joven y K, y el clima de época que les dió a ellos su espacio. Insisto, no lo veo.

Hay un desarrollo pendiente, que es la esperanza real, y la mejor, de muchos que lucharon por la Ley de Medios: la eclosión de muchas voces diferentes, más auténticas y más cercanas a la sociedad. Algo de eso puede estar pasando, y las limitaciones a las absorciones que el Grupo Clarín irresistiblemente hacía de medios locales ayuda. Pero… los medios locales son eso, locales. Un diario o una estación o un cable de Famatina, o de la Villa 31, o de Recoleta si vamos al caso, puede ser una ráfaga de aire fresco, y hasta cumplir un rol social importante. Pero no es, por definición, un medio masivo.

Voy a tomar una definición, arbitraria, pero para entender de qué estamos hablando. Porque Clarín no es un “diario popular”. En realidad, los laburantes y los jóvenes cada vez leen menos un diario, en promedio. Y TN, omnipresente como es, tiene menos rating que cualquier canal de aire, salvo la TV Pública. Voy a decir entonces que Clarín es el Página 12 para los sectores medios que no son psicólogos ni sociólogos ni militantes políticos, es decir la inmensa mayoria. Por eso al gobierno, a cualquier gobierno, le vendría muy bien un Clarín propio, porque esos sectores medios son los que definen las elecciones en Argentina.

Se podría decir – y ésta es la clave de mi argumento – que Néstor Kirchner tuvo un Clarín de su lado en los primeros años, cuando Alberto Fernández era Jefe de Gabinete (algunos dicen que por eso era Jefe de Gabinete). Digo que esa es la clave, porque un diario masivo puede favorecer a un gobierno, pero en forma sutil, o deja de ser interesante salvo como papel para envolver. Entonces, si estoy en lo cierto, la pregunta del título puede reformularse así: ¿Está dispuesto el gobierno de Cristina Fernández a aceptar que un diario masivo que lo apoye debe criticar alguna de sus políticas, las que irritan a su público? ¿Revelar, de vez en cuando, algunos platos sucios? Si no es capaz de entender eso, y no ha mostrado mucha predisposición a hacerlo, no va a tener un medio masivo de su lado.

Anuncios

15 Responses to ¿Dónde está el Clarín K?

  1. manolo dice:

    Abel

    Lo que analizas ya se sabia hace 4 años atrás; pero, la Burguesía Cultural prefirió no verlo, creyendo que los “Cristóbal López Progresistas” compararían el desaguase del Grupo, y le entregaría a “ellos” la línea editorial.

    Ojo, no hay que olvidar que son los hijos, y nietos, de quienes acompañaron a Frondizi del 45 al 62; no es casual que el ex Socialista Independiente Noble haya fundado Clarín como vocero de la corriente.

    Para no terminar haciendo una “autopsia” de los fracasos históricos de la Burguesía Cultural, vayamos a lo concreto.

    Lo que no se logro hacer en los últimos 9 años, y no fue por falta de fondos, sino de “producción”; en calidad y masividad, es difícil que lo logren en los próximos años.

    El “invierno distribucionista” que menciona Luciano ya es una limitación objetiva; y el resultado se puede ver en los editoriales de Fernández Díaz.

    Que “abre” generosamente las paginas de La Nación para los “desencantados”.

    Hay mucho Intelectual Kirchnerista con el Síndrome de Loperfido.

    El Suplemento Cultura de la Tribuna de Doctrina tiene mucho mas prestigio internacional del que nunca tuvo Clarín.

    Y eso no es todo, en un “giro a la Izquierda”; hay una alianza editorial, no escrita, con el Grupo Prisa, el Shangri La de la Izquierda Iberoamericana; que a su vez tiene una asociación, publica, con The Huffington Post.
    http://elpais.com/diario/2011/12/13/radiotv/1323730802_850215.html

    Resumiendo, estimado Compañero, la Burguesía Cultural esta al horno; y no son el asado sino la guarnición.

    Porque quienes mejor manejan las “nuevas” herramientas, y como plus son productivos y originales, es la “peronosfera” mas cerril y retobada.

    Solo hay que leer los post de Lucas Carrasco de los ultimos dos meses.

    Un abrazo peronista.

  2. Pablo L dice:

    Sobre todo ahora que los indices económico no son tan buenos como hace algunos meses atrás y se ven algunos problemas en el horizonte más o menos cercano, un diario muy leído que explique, entre otras cosas, la situación económica y el porqué de ciertas medidas económicas gubernamentales, desde una mirada K, le vendría muy bien al gobierno. No hablo de crear un relato épico, que creo que fracasaría, pero sí hablar de temas como el gasto público y la devaluación… Este diario hipotético también tendría que hablar de la inflación y otros problemas.

  3. jorge oscar garcia dice:

    Decir que Cristina no admite criticas, es ponerse
    del “lado Magneto” de la vida, como dice VHM.

    • Norberto dice:

      Desde mi punto de vista, disiento con mis grandes admirados de la blogosfera en lo referente a la palabra, no hay ni habrá un Clorín K, lo que existe es mucho mas especifico y sutil, es un sistema de medios que distribuye la palabra según diferentes paladares, y con mucha eficacia, empezando por Ámbito, que según el dueño del blog con el que coincido en ese aspecto, es criptokirchnerista, siguiendo por BAE mucho mas abiertamente K a pesar de su impronta moyanista, está Tiempo para el mediero K que como el de Clorín lee títulos y algunos arículos, con la salvedad que sus editorialistas y articulistas son de mucha mayor calidad que los actuales de Clorín y La Nazi ON, con alguna excepción en esta última, para el progre extremo está Sur que tiene calidad y público semejantes a Página, y por último para el pueblo de a pie, ese que sobrevive a dos horas de viaje para llegar al laburo, su entretenimiento es Crónica, otro criptoK.
      En medios audivisuales, ayer comentaba en otro blog mis dudas sobre los ratings Ibope cuando Larrata mide mas que un partido importante en canal 7, y programas que según esa medidora no ve nadie, los comenta todo el mundo, tales como los de Capusoto o Cocineros Argentinos, o cuando Boca duplica su medición si es por canal 13, o cuando el daño que provocan los programas de PPT se comprueba claramente en la bronca de los “periodistas” y personajes que caen bajo la lupa de los mismos, que según las mediciones tienen ratings lamentables.
      Y despues está la guerrilla, donde toda información de los grandes medios de todo tipo se discute, donde bajo vuestra batuta, todos aportamos para, a veces, dar mas claridad a los temas tratados, y esta información es cada vez mas reconocida y utilizada.
      Hace unos años años Clorín sacaba a la calle cerca de medio millon de ejemplares, hoy se está aproximando a la mitad de esa cifra, con la particularidad de que alrededor de la mitad de sus lectores votó por CFK en las últimas generales.
      No creo equivocarme previendo un escenario de medios “taylor made” donde no haya un Clorín K, porque ninguno será tan general.
      Nunca menos y abrazos

  4. Eduardo dice:

    No nos olvidemos de que se trata de una medida cautelar, la que se mantiene hasta diciembre. En el ínterin existirá la puja entre los abogados de Clarín, que deberán conseguir se dicte el fallo sobre el tema de fondo, antes de esa fecha, y los del gobierno, que tratarán de demorar lo máximo posible esa sentencia. Veremos.

  5. daniel z dice:

    Coincido en general con el comentario de Norberto.Los cambios legales y tecnologicos nos llevan a un aumento de la diversidad informativa que necesariamente horadara la posicion de los medios dominantes.Por otra parte me parece erroneo atribuir la preeminencia de Clarin en las ultimas decadas a un posicionamiento politico-ideologico.Ideologia tienen La Nacion y Pagina,Clarin tiene estrategia de negocios y una que va mas alla de lo meramente periodistico.En ese sentido,le duele mucho mas la perdida del futbol que la aparicion de medios oficialistas.Su relacion con el gobierno(Este o cualquier otro) es determinada por como son afectados sus intereses economicos.

  6. Jaime dice:

    Se dice que la razón social “Magnetto & Gvirtz Inc.”, constituida en Vaduz como resultado legítimo y novedoso del proceso de desinversión dispuesto por la Ley de Medios, ya ha planificado el lanzamiento de “ViolínK”, que ocupará el lugar por el que estás preguntando.

    La Nata aspira a la posición de “jefe de redacción en las sombras”, durante la etapa fundacional

    El tono general de “ViolínK” seguirá el modelo “tomála vos, dámela a mí”, que ya conocemos. Aunque quizás no sea un medio único sino una combinación de varios medios diversos y contrapuestos, más o menos como ya es ahora.
    Los argentinos agradecidos por tanta innovación.

  7. guido dice:

    Abel, el TN K (y que le pisa el rating) es C5N. Sacando algún Longo (yo diría bastante vintage a esta altura), y la obviedad de que su línea histórica en algunas cuestiones choca con la hegemónica en el oficialismo (matar negros chorros a tiros vs. matar negros chorros a tiros pero cuestionando que se mate chorros y se utilice la expresión “negro) es difícil ver mucha oposición en ese canal. Y si, hablan de la inflación, etc. A lo mejor por eso lo compró López y no, no creo que haya cambios.

    Con los diarios parece más difícil. A mi P12 me parece muy diferente de, por ejemplo, Tiempo Argentino. Tiene el peso suficiente para tener juego propio y, por lo general (no siempre) creo que la etiqueta de aplaudidor no le hace justicia. Pero como LN (y aún más), es un diario de minorías politizadas por definición. En alguna época quisieron darle un poco más de bola al fóbal para ganar lectores pero la verdad es que el suplemento deportivo siempre fue malísimo. Y ni hablar de la contratapa. Vos comprás Clarín y tenés un Sendra y un Caloi, en el página te sacuden un Rep, con su niño azul francamente incomprensible.

    El tema es que, aunque es cierto que es poca la gente que se informa por diarios directamente, no lo es menos que los diarios “nacionales” son la principal fuente de información de la mayoría de los programas de radio (que escuchan todos los laburantes, desde la oficina hasta el camión). Muchos, incluso, comienzan los programas leyendo los titulares. De ahí que las tapas de los diarios sean tan influyentes. Curiosamente, esta modalidad (para mi incomprensible) de los periodistas de radio favorece a P12, que por lo general es leído junto con LN y C, pero vende mil veces menos.

    • daniel z dice:

      Yo agregaria que es cierto que se venden menos diarios en papel pero mucha gente lee las ediciones electronicas por lo que es muy posible que en realidad haya mas lectores de diarios hoy que en la era pre-Internet.Mas aun,hoy se da que los “politizados”,otrora clientela cautiva de un determinado medio,hoy siguen tambien a los de la “contra”,algo que pocos hacian cuando para leer un diario habia que ir al kiosco y pagarlo.

  8. ABEL: Decís que no hay un Clarín K. ¿Pero alguna vez lo hubo?
    Esto es, durante el “primer peronismo” -el de 46/55, tampoco existió tal periódico. Te recuerdo que el “Clarín” de entonces era un vespertino, “La Razón”, que, si bien era formalmente oficialista (no le quedaba demasiado de otra), seguía siendo de los Peralta Ramos, como antes del 46. En algún momento fue, por lejos, el de mayor tirada de todos los diarios porteños. “La Prensa” era el diario opositor favorito (hasta 1951, claro), pero de ninguna manwera el de mayor circulación. “La Nación” nunca usó un lenguaje “anti” como el de “La Prensa” y después de 1951 aprendió a decir “pubrucitu el cucudrilu”. Los demás diarios no contaban, con dos excepciones dirigidas al mismo público -el de militantes y funcionarios peronistas-: el matutino “Democracia” (donde el propio Perón publicaba irregularmente su columna) y el vespertino “La Época”, del ex-radical yrigoyenista y luego diputado nacional peronista Eduardo Colom, periodista muy inteligente, que tenía una tirada muy restringida pero contenía valiosos artículos y comentarios políticos.
    Eddie

  9. Gerardo González dice:

    Clarín NO MIENTE.
    O miente mucho menos que el gobierno.
    Es el mejor diario argentino.

  10. Abel B. dice:

    Estimados:

    Valiosos comentarios! Amplían y enriquecen el post, sobre un tema, la comunicación, en el que no tengo conocimientos teóricos (ni he leído mucho, tampoco). Pero que es fundamental para la política.

    Hago abstracción de los comentarios de j. o. garcía y g. gonzález, que los tomo como muestras de humor satirico, anti K y K respectivamente. El resto, aún la ironía de Jaime, son interesantes análisis… que revelan un bias generacional.
    El peronismo en su versión tradicional no tenía ni quería un Clarín, porque su discurso estaba dirigido a lo propio. Idealmente, al pueblo peronista, al que se quería brindar doctrina.

    Pablo L, que es joven, y Manolo, que tiene espíritu joven, se dan cuenta que la versión kirchnerista, necesariamente más moderna, debe tener un discurso para los sectores medios que no son K, aunque, como en octubre pasado, la voten. ESO, en un diario, sería un Clarín K, como el que tuvieron entre 2003 y 2007.

    Vale la pena leer – porque muestra un desarrollo, desde la Oposición, que sería justo lo inverso de lo que planteo aquí – este post de Fede Vázquez http://fedevazquez.wordpress.com/2012/05/23/un-fuck-you-en-artepolitica/

    Abrazos

  11. Eduardo dice:

    Es interesante el último considerando del fallo de la Corte Suprema sobre la cautelar de Clarín:
    “11) Que, finalmente, corresponde señalar a las partes
    que lo aqui decidido en cuanto al plazo de vigencia de la medida cautelar podrá ser revisado en caso de que se verificasen conductas procesales orientadas a obstaculizar el normal avance del pleito.”
    Muchachos a portarse bien.-

  12. Jorge Garcia dice:

    Estimado Abel: hoy salvo Clarin y La Nacion, los diarios de la Capital Federal son filoK, criptoK, o K. Sumamemos radios y TV, casi casi cadena nacional K. Pero necesitan otro diario más, una especie de simuladoK. El cristinismo, segunda etapa del kirchnerismo, jamás admitiria un diarios de 56 paginas, con cuatro de decorosas críticas. Esta en su naturaleza. Como en la de Norberto que cree que llamando a Lanata como Larrata ya tomó la Bastilla. Un abrazo

  13. […] tal vez el momento en que tuvo más posibilidades -económicas y políticas- de llegar a serlo, decía en el blog “El Grupo Szpolski es una estructura editorial importante, subvencionada por el gobierno y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: