SHALE, el desconocido

También pensé en titular el post «Leyenda de la Vaca Muerta», pero el asunto da para mucho más que las expectativas e ilusiones que se han creado en torno a las posibilidades de la Cuenca Neuquina (que abarca una buena parte de la Patagonia).

Tengo que decir que fue gracias a Pablo Lerner, joven y esforzado militante K, que emprendió el trabajo de traducir las partes relevantes (casi todas) del informe sobre la realidad y el futuro del «shale», el petróleo y gas de los esquistos bituminosos, que elaboró Sylvia Pfeifer y el Financial Times publicó hace una semana. Para mí ha sido una semana absorbente, y sábado y domingo sólo tuve tiempo para posts breves. Así que sin el esfuerzo de Pablo, no habría podido volcarles esto en castellano.

Y vale la pena. En el blog ya habíamos hablado de «fracking» desde hace meses. Pero esta investigación del Financial Times – al que, aunque no nos quiera mucho, tenemos que reconocerle su nivel profesional – brinda un resumen desde muchos puntos de vista de un desarrollo que promete cambiar la realidad global. Que ya la está cambiando, en realidad, al modificar la ecuación energética de EE.UU.

El trabajo empieza con un vistazo a la ciudad de Neuquén, en Argentina. Y concluye con una alusión a la renacionalización de YPF y las distintas actitudes de las empresas petroleras frente al hecho. Natural, por las expectativas despertadas en la industria, en el ámbito global, sobre las posibilidades argentinas en materia de «shale». Pero la nota abarca mucho más que eso, las naciones que reevalúan su futuro a partir de las nuevas posibilidades y las condiciones que se requieren para este desarrollo.

El gobierno argentino deberá tomar rápidamente, y con sabiduría, decisiones sobre el asunto. Los ciudadanos… mejor que estemos informados. Al no ser un experto en petróleo, no voy a agregar nada a este trabajo. Sólo, al final, una noticia, acercada al blog por el comentarista CV, que confirma algunas de las aserciones del artículo.

– o –

Puerta de entrada a las ventosas planicies de la Patagonia argentina, la ciudad de Neuquén conoce el poder del dinero del petróleo. La riqueza hidrocarburifera le ha ayudado a volverse la más grande de la región que ha estado produciendo petróleo y gas por casi un siglo, con un centro con mucho movimiento lleno de modernas torres y nuevas camionetas 4 x 4.

Ahora Neuquén está en vísperas de una nueva fiebre del petróleo. Los exploradores están buscando petróleo y gas atrapado en “shale rock” (rocas porosas)  miles de pies por debajo de las llanuras aledañas. Se cree que las reservas argentinas son las terceras más importantes del mundo, después de las de Estados Unidos y China.

Así como los científicos nucleares esperaban que la energía nuclear fuera la respuesta a las necesidades energéticas del mundo en los años alrededor de 1950, ahora los productores de petróleo y gas creen que este nuevo recurso podría aportar gran cantidad de energía a bajo costo. “Shale” podría además brindar independencia energética para muchas naciones, liberándolas de su dependencia de las  importaciones.

Más de 50 años atrás expertos en energía empezaron a hablar del “pico de producción de petróleo” – la idea que el mundo estaba pasando el punto máximo de producción y que los suministros podrían declinar. Hoy el “shale” cuestiona esta presunción. En los Estados Unidos nuevas técnicas de extracción han transformado la producción de gas, permitiendo acceder a reservas que algunas estimaciones fijan para 100 años. Las rocas porosas ricas en líquido – las que también contienen petróleo – han permitido a los EE.UU. reducir su dependencia en importaciones de crudo.

El “shale” también tiene el potencial de transformar su economía interna. En el discurso del “State of the Union” de este año, Barack Obama anunció que los expertos predicen que se crearían 600,000 empleos. Con perspectivas aún mayores, cuando las industrias que necesitan energía a bajo precio volverían a radicarse en Norteamérica.

Las rocas porosas llamadas “shales” son las más abundantes entre las sedimentarias en la Tierra, y son también la fuente de los hidrocarburos que migran a las llamadas reservas convencionales… Además de Argentina, significantes reservas han sido identificadas en Australia, Sudáfrica, el norte de África y el este de Europa, como así también en el Reino Unido y Francia. Después de evaluar el potencial en 32 países, la Energy Information Administration, una agencia del gobierno de los EE.UU., ha estimado que el “shale” podría incrementar los recursos de gas técnicamente recuperable del mundo en más de un 40%.

El “shale” está transformando la geopolítica e influyendo las decisiones de inversión de las compañías. Empresas petroleras nacionales y grupos internacionales han gastado decenas de miles de millones de dólares para adquirir recursos de “shale gas” en América del Norte.

En el este de Europa, la posibilidad de ganar independencia energética ha impulsado a Polonia y Ucrania a investigar sus recursos. Washington está mirando de cerca estos procesos. “La seguridad energética en Europa es importante para Estados Unidos así como la seguridad energética de los Estados Unidos sería importante para Europa. Tenemos los lazos más fuertes del mundo en cuanto a relaciones de intercambio e inversión”, afirma Richard Morningstar, el enviado especial para asuntos energéticos en Eurasia de Hillary Clinton, la secretaria de estado de los EE.UU.

En el largo plazo, el predominio de Rusia sobre el mercado de gas de Europa está siendo cuestionado si países como Polonia desarrollan recursos de “shale” que puedan ser comercializados. Este mes Vladimir Putin, el Presidente de Rusia, en un discurso para el parlamento llamó a los productores de energía locales a “enfrentar el desafío” planteado por el “shale”, afirmando que podría restructurar “seriamente” los suministros y la demanda global de hidrocarburos.

La gran incógnita es China, el mayor consumidor de energía del mundo. Sus vastos territorios podrían poseer reservas ricas en “shale” – el gobierno dijo que una extenuante evaluación descubrió recursos potencialmente recuperables de 25 trillones de metros cúbicos, lo suficiente para abastecer al consumo corriente del país por cerca de 200 años. Si China terminara su dependencia tradicional del carbón y cambiase a gas, que es menos contaminante, podría tener efectos significativos sobre las emisiones de carbono y sobre el pronóstico del calentamiento global.

Así como el poder nuclear tiene sus desventajas, también hay incertidumbres sobre el “shale”. La principal es el posible impacto ambiental. La industria está perseguida por acusaciones que afirman que la técnica usada para extraer gas de las rocas – fracturas hidráulicas, o “fracking” – contaminará las aguas subterráneas, saqueará las reservas de agua y desencadenará terremotos. También se hacen preguntas sobre la emisión de metano.

Hasta ahora hay poca evidencia sobre si el fracking puede causar este daño – pero más que suficiente para sugerir que pozos mal construidos son una amenaza y que existe la necesidad de seguir investigando los impactos de este método de forma más precisa. Como un informe del M. I. T. afirmó el año pasado: “Con más de 20,000 pozos perforados en los últimos 10 años, el registro ambiental de shale gas ha sido bueno en la gran mayoría de los casos. Pero es importante reconocer el riesgo inherente y el daño que puede ser causado por solo una operación.”… En medio de todo esto, la ansiedad del público está creciendo. Francia y Bulgaria prohibieron el “fracking”.

El boom del gas en Estados Unidos es atribuible en gran parte a George Mitchell, un empresario independiente hijo de un inmigrante griego que persistió en su empeño a pesar del escepticismo generalizado… Pero esto fue en parte porque los Estados Unidos se han beneficiado de una felíz combinación de circunstancias. Primero, el material – roca que contenía gas y petróleo. Pero también de una desarrollada industria de servicios con bajos costos para perforar los pozos y proveer el necesario equipamiento. Adicionalmente, una red de tuberías permitió la conexión con los nuevos campos, mientras que una laxa regulación permite ofrecerles a los propietarios una compensación lucrativa por el uso de sus parcelas.

Uno de los grandes desafíos que el negocio del “shale” enfrenta es la escasez de información confiable. Mientras los Estados Unidos han recolectado datos durante décadas de exploraciones de fuentes convencionales de hidrocarburos, el conocimiento es bajo en otros lugares. El camino de exploración a producción va a ser largo.

El costo también es un problema. Las estimaciones de la industria sugieren que la perforación de un pozo de “shale” gas en Polonia, por ejemplo, es tres veces más cara que en Estados Unidos, debido a la inexistencia de una industria de servicios competitiva. De todos modos, Menno Koch de Lambert Energy, una consultora con base en Londres, es uno de los que piensa que el “shale” devendrá competitivo en relación a las importaciones de gas. Su mejor estimación en cuanto a la producción europea de “shale” en el año 2020 es 25 billones de m3. – más del 5 por ciento de la demanda de gas de la Unión Europea hoy en día.

El panorama político es diferente en China, donde Beijing ha presupuestado los recursos no convencionales de gas como la base de su política energética futura. Plantea un objetivo de 6.5 trillones de m3. de producción anual para el 2015, equivalente a 2-3 por ciento de la producción proyectada para ese año. “Los recursos no convencionales de petróleo y gas son los recursos hidrocarburiferos claves para el desarrollo de China”, afirmó Fu Chengyu, jefe ejecutivo de Sinopec, el grupo petrolero más importante de esa nación.

La política china puede ser la adecuada, pero hay dificultades físicas. Varios proyectos exploratorios están ubicados en la región de Sichuan, con alto riesgo de terremotos. El país también carece de una infraestructura extensa de tuberías, imprescindible para que el gas pueda ser comerciable. Otra preocupación es la disponibilidad de agua, pues China está sufriendo la escasez de este recurso.

Un recordatorio que la industria energética es estratégicamente sensible, y tiene riesgos políticos llegó hace pocos días, con la renacionalización de YPF, su empresa petrolera más importante, por parte de Argentina. El hecho sacudió a los directorios de las compañías alrededor del mundo. Dada la naturaleza y la escala de los recursos, las expectativas que Argentina sería el próximo país en experimentar la revolución del “shale” eran altas.

Pero hay signos que al menos parte de la industria sigue inmutable. “El desarrollo de los recursos de “shale” ha atraído grandes inversiones de capital en los últimos 12 a 18 meses”, dice Michael Bose, el manager en Argentina de Apache, una empresa norteamericana que planea un agresivo programa de perforaciones dirigidos al “shale oil”. “Mientras el gobierno imponga una política energética que sostenga una justa retribución económica, estos proyectos van a ser desarrollados.”

De cualquier modo, aunque los desarrollos dentro de Estados Unidos hayan demostrado el potencial del “shale”, todavía hay incertidumbre sobre que tan rápido esta exitosa historia se difundirá alrededor del mundo. La mayoría de los analistas no esperan que la producción pueda ser comercializable antes de mediados del 2015. Llevará más tiempo para que el “shale” devenga un contribuyente significante para las necesidades energéticas.

Los partidarios del “shale” todavía deben demostrar de forma concluyente que los beneficios son superiores al costo medioambiental, y si puede enfrentar a los activistas del cambio climático que se oponen a un mayor uso de hidrocarburos. Sin embargo, la tentadora promesa de independencia energética, creación de empleos y energía más barata motivará a muchos gobiernos a desarrollar la industria del “shale”.

– o –

Les acerco, entonces, al final, esta noticia de anteayer que CV encontró en China Daily:

«Sinopec completa la adquisición de intereses en shale gas en Estados Unidos. BEIJING, 28 abr (Xinhua) – China Petrochemical Corporation (Sinopec), el segundo mayor productor de petróleo del país, dijo el sábado que ha completado la adquisición de un tercio del interés de Devon Energy Corp en cinco campos de shale gas en Estados Unidos.

El costo ha sido de casi 2440 millones de dólares estadounidenses. Los cinco bloques de gas de esquisto de propiedad de Devon son Niobrara, Mississippi, Ohio Utica Shale, la Cuenca de Michigan y Tuscaloosa Marine Shale, dijo Sinopec en un comunicado en su página web. La adquisición es el primer intento de Sinopec para entrar en la exploración de petróleo y gas y de desarrollo de negocios en los EE.UU.

La medida permitirá a Sinopec capitalizar en la experiencia de Devon en la producción de petróleo y gas de esquisto y otras fuentes no convencionales, como parte de la campaña de China para desarrollar energía limpia.»

8 Responses to SHALE, el desconocido

  1. Norberto dice:

    Con respecto al riesgo ambiental, hay una discusión interesante sobre el tema en The Independent del 25/04/12, donde explican que es posible que según sea el tipo de roca la fractura se propague hasta 600m o hasta 1000m, desde la «bolsa» objeto de la fractura, «fracking», siendo el consejo de los cientificos abocados al tema que se tome como distancia de seguridad mínima a cualquier acuífero y desde cualquier dirección precisamente 600m m, extremando las precauciones para que no se produzcan filtraciones si se pasa a traves del depósito de agua durante la perforación.
    http://www.independent.co.uk/enviromment/call-for-600m-fracking-limit-7677892.html
    Es decir que debería ser tenida en cuenta esta limitación si hay depósitos que puedan ser contaminados por encima de zona a fracturar, como es en el caso de cuenca Chacoparanaense que se encuentra en la misma zona que el acuífero Guaraní, lo que hace interesante saber si Repsol tomó esas precauciones al perforar en Uruguay y Paraguay a nombre de YPF.
    Nunca menos y abrazos

  2. victorlustig dice:

    Abel, mientras no esten certificadas, no existen, y, si lo estuvieran, el reclamo de Repsol seria mayor, salvo que no haya querido hacerlo y el tiro les salio por la culata, en cuanto a su valoracion.

    el petroleo es casi como el trafico de diamantes

  3. Norberto dice:

    Victor, si bien estoy de acuerdo con que solo tienen valor las reservas certificadas en la revista Debate, Roberto Navarro hace una descripción de lo cubicado y es tomado como referencia en blog por Aldo Ulises Jarma, con la salvedad que en el blog hay mapa de Vaca Muerta, que muestra que lo realmente explorado es una pequeña porción de la cuenca, con lo que la espectativa es aún mayor de lo que particularmente yo esperaba.
    http://www.aldoulisesjarma.blogspot.com.ar/2012/04/para-entender-el-pais-que-se-viene.html
    Nunca menos y abrazos

  4. harry dice:

    Ayer murio en Viena asesinado el ex ministro del petroleo libio.En cuanto al oro ,se compra a termino,10 por ciento de anticipo,el resto al cierre del termino,se gana o se pierde , igualmente ,muy buenos post.Saludos

  5. ana dice:

    Mi padre fué miembro en la CAMARA DE DIPUTADOS de la comisión de DEFENSA .Por años ,aún mucho después de su fallecimiento ,llegaban a mi domicilio las invitaciones formuladas a él para conferencias sobre geopolítica y petroleo(principalmente).
    Allí se martillaba sobre la profundidad de nuesto petroleo ,la necesidad de ahorrar el relativamente poco superficial que teníamos y LOS GRANDES DEPOSITOS DE GAS que al ser profundo dicho petroleo tiene.
    Se nos presentaba un cuadro geológico sobre lo que fué la PATAGONIA y la cantidad de fòsiles que fueron sepultados por el desplazamiento rocoso IMPRESIONANTE que el levantamiento de la CORDILLERA IMPLICÒ.
    Por eso siempre ME QUEDO EN EL CEREBRO (pensar que fueron milicos los que lo voltearon a ILLIA que quería economizar petroleo superficial) el hecho de que NADABAMOS EN PETROLEO pero que el mismo era profundísimo y dentro del LEVANTAMIENTO ROCOSO QUE EL MOVIMIENTO ANDINO PROVOCO.
    Antes que se hablara del shale ,no se si llené este blog pero si lo hice en blog petroleros ,señalé LOS SUCESIVOS ARTICULOS DE LA BBC DE LONDRES calificando nuestros DEPOSITOS DE GAS PATAGONICO SUPERIORES A LOS DE BOLIVIA.
    Calificando a nuestro petroleo por esa razón de PROFUNDOS Y ENQUISTADOS EN LA ROCA.
    OJO QUE LOS TIPOS TIENEN UN PANORAMA PERFECTO Y UN MAPA PRECISO DE LAS CUENCAS DE ENQUISTO.
    Sin descuidar el OJO que también han puesto sobre la FUERZA MOTRIZ DEL VIENTO PATAGONICO.
    TIENEN MAS CONOCIMIENTO E INTERES QUE LOS ARGENTINOS POR CIERTO.
    Tenemos que OBLIGAR AL GOBIERNO A PERFECCIONAR LA TECNOLOGIA DE PROSPECCION Y EXPLOTACION SINO TENDREMOS A SINOPEP EN ALIANZA DIRECTA A LA BRITISH DOBLE OJO!!!!!!!!

  6. Norberto dice:

    Desde el pasado sábado que se conoció la noticia, salió el domingo en los diarios, me hizo ruido y me daba vueltas en la cabeza, Repsol esta incumpliendo su contrato de provisión de gas natural licuado mediante buques metaneros, eso que tanto interesaba a Mariano unos cuantos posts y comentarios atras.
    Anoche me cayó la ficha, no recuerdo la fecha, pero creo que fué hace mas de un año que CFK se garantizó en Qatar la provisión de GNL, maniobra poco entendida en su momento porque precisamente el abastecimiento estaba garantizado por Repsol.
    Que perlita, no?, se fué atando todo en detalle desde bastante antes de lo que creemos.
    Nunca menos y abrazos

  7. CV dice:

    Abel: se agradece la mención al aporte. La verdad es q me gustaría leer un análisis más elaborado sobre las implicancias geopolíticas del gas no convencional. Hasta ahora los q he visto son demasiado generales (como, por ejemplo, este: http://www.acus.org/new_atlanticist/shale-gas-could-transform-energy-geopolitics).
    Saludos.

    PD: Dejo un reporte de un tal Paul Stevens (lo miré muy por encima):

    Haz clic para acceder a r_0910stevens.pdf

  8. […] Las razones… algunas las transcribí hace una semana. Ya están siendo abiertamente discutidas en los medios, oficialistas y opositores. El Estado hoy no puede hacer por sí solo las tareas necesarias. Aunque su situación financiera sea mucho más holgada que en décadas anteriores – seguramente desde el “tequila”, en 1995/96 – sus recursos no alcanzan para la magnitud de la tarea, como se analizó también aquí. […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: