La bomba que encontraron en Davos

En estos últimos días he estado tal vez un poco obsesivo con problemas muy nuestros: el ferrocarril Sarmiento, las islas Malvinas. Siento que vale la pena encarar ahora un problema global muy grave (que también lo compartimos. No estamos en otro planeta, no?).

Davos, como seguramente saben, es la ciudad suiza donde se realiza la asamblea anual del Foro Económico Mundial. Una visión es que en esa reunión se manifiesta, y en esa forma contribuye a reconocerse y afirmarse, la nueva nomenklatura global: grandes empresarios, administradores en la ciencia y en el arte, dirigentes políticos de países poderosos, y celebridades varias – todos ellos super ricos – que a través de los Estados nacionales y por encima de ellos elaboran la actual gobernanza del planeta. Otra es que es una reunión frívola de figurones, donde se repiten banalidades impregnadas de la sabiduría convencional del momento, sobre la temática que provee la lógica de los medios masivos. Estimo que ambas son en parte ciertas.

Hay una cosa segura: Si las élites que se reúnen allí, les prometen un futuro venturoso, Uds. pueden creerles o no. Si están preocupados por algo, Uds. tienen por qué preocuparse. Aunque tal vez no por los mismos motivos.

Elegí este informe de algunas deliberaciones de la última asamblea, aunque el estilo es pedestre (lo siento, señores de la BBC, pero es asi. Y su traducción al castellano no es muy buena) y no hay ideas originales… precisamente por eso. Los que participan aquí no son políticos ni sociólogos; son hombres de negocios, no especialmente imaginativos ni sensibles, que ven un problema grave. Y que, es evidente, no tienen ni idea qué hacer.

La bomba de tiempo del desempleo juvenil

Timm Weber BBC Negocios, Davos, Suiza – 29 de enero de 2012

Davos está acostumbrado a declaraciones ampulosas de líderes políticos. Sin embargo, cuando jefes de compañías de todo el mundo acostumbrados a hablar en voz baja advierten “no de una crisis, sino de un desastre”, cuando comienzan a llamar algo “un cáncer en la sociedad”, uno sabe que tenemos un problema.

El mundo, dicen, está “sentado sobre una bomba de tiempo social y económica”. El mundo está plagado de desempleo juvenil.

Los números son duros. En algunos países del mundo árabe hasta el 90% de los jóvenes en edades comprendidas entre los 16 y 24 años está desempleado. En EE.UU. el desempleo juvenil llega a 23%, en España casi al 50% y en el Reino Unido al 22%.

En todo el mundo hay 200 millones de desempleados. 75 millones tienen edades entre los 16 y 24 años, y cada año cerca de 40 millones de jóvenes están listos para entrar al mercado laboral.

Los líderes empresariales reunidos en el Foro Económico Mundial saben que las cifras son importantes: los jóvenes que estuvieron desempleados por mucho tiempo ganaran menos dinero durante toda su vida. Tendrán menos probabilidades de ser empleados. No tendrán las habilidades que las empresas necesitan. Es más probable que tengan problemas de salud a largo plazo. Y la situación puede degenerar fácilmente en descontento social.

Hay un término para eso: la generación perdida. O como dice un profesor de una escuela de negocios “El desempleo es una porquería. El desempleo juvenil es peor aún. Los jóvenes perdieron la línea de visión hacia el futuro”.

A los jefes les preocupan estas cosas, hasta a los de corazón más frío, porque todo lo mencionado arriba cuesta dinero. Indirectamente, porque hay un menor demanda para sus productos y servicios; directamente, en costos de entrenamiento y de salud, e impuestos más altos.

Luego tenemos la parte demográfica. En Jordania cerca del 70% de la población tiene menos de 30 años. Si los jóvenes no están preparados para el trabajo, el país se quedará pronto sin talento, dijo un participante.

Para los políticos, la Primavera Árabe es algo que sigue fresca en la mente del público. Los levantamientos comenzaron en Túnez cuando Mohamed Bouazizi se inmoló. “Se mató no porque quería hacer una protesta política. Se mató porque no tenía un empleo”, dijo un gerente de fondos de inversión de Pakistán.

… Siguiendo las reglas del Foro, no puedo citar a las personas por su nombre, pero para quienes hablaron era obvio que el problema desafía las soluciones simples.

La falta de oportunidades podría detonar movimientos populares como los vividos en el mundo árabe.

… Un hombre que está a cargo de una empresa con varios cientos de miles de empleados en todo el mundo se quejaba de que “vivimos en un mundo en el que la creación de la riqueza no va paralela a la creación de trabajo. Esa otrora cercana conexión está rota“.

Pueden leerlo completo aquí. Tal vez lo más inquietante sea la trivialidad de los enfoques.

Eso sí, si nos decimos que eso se debe a que la mayor parte del resto del mundo está todavía hundido en las tinieblas del neoliberalismo, pero que a nosotros el modelo neokeynesiano nacional y popular nos protege de todo mal… quiero recordarles este reciente post en Ramble Tamble:

Cuando la crisis del neoliberalismo en el año 2001, el desempleo promedio (en nuestro país) trepó al 24% en su pico de mayo de 2003, y el desagregado para jóvenes alcanzó el 60%.
 
Hoy, tras nueve años de recuperación económica y social, el desempleo juvenil en Argentina aún impacta sobre el 16% de la población entre 15 y 24 años , la informalidad laboral supera el 54% del tramo y el salario promedio apenas representa el 50% del promedio general. Peor aún, los llamados Ni Ni, jóvenes que no estudian ni trabajan ni buscan empleo, representan ya el 15% del segmento, 1,1 millón de jóvenes y la carencia no cede con el crecimiento económico.
 
La problemática de desempleo y la precariedad laboral juvenil es entonces central en el país y en toda la región …
.
Las consecuencias exceden largamente el ámbito laboral y trastocan el funcionamiento social, impactando sobre la organización familiar de manera plena“.
.
(También hay en ese post datos sobre el desempleo juvenil en diversos países del mundo. Pero son extraídos de Granma! Artemio reconocerá que Davos y la BBC son otra cosa).
Anuncios

7 Responses to La bomba que encontraron en Davos

  1. El problema es que perdieron la MISTICA del TRABAJO, buscan un empleo que les dé un ingreso seguro y eso es lo que realmente se rompió. TRABAJO siempre va a existir hay tareas que no son muy rentables pero son dignas y necesarias .Vivimos en una sociedad en donde no se le hace culto a los oficios…pero busca un carpintero…no hay…un plomero bueno tampoco y así todo.No hay crisis de TRABAJO hay crisis de Ideas

  2. Gerardo González dice:

    Gran tema. El desarrollo tecnológico e informático viene reduciendo el empleo en el mundo central y periférico desde los 70. La población agrícola e industrial es bajísima en el Primer Mundo. Y los servicios ya absorbieron la mano de obra necesaria.
    ¿Qué hacer con el enorme desempleo juvenil del primer mundo? Los mantienen o los matan. La emigración no es una salida para un yankee.
    De hecho, los están manteniendo, pero ser un parásito de los padres produce una enorme indignación existencial. No se nace para ser mantenido con condiciones de vida humillantes.
    Viene al caso una lectura juvenil de Carlos Marx sobre
    la fuerza revolucionaria del proletariado. No es la miseria los que los rebelará, sino la vida que podrían tener si expropian a la burguesía.
    Es como si el abuelo y el padre gozan del Bienestar, pero a ellos de les privó.
    El nuevo proletariado no tiene trabajo.
    No tienen herencia ni futuro, solo un dia a dia miserable y humillante.

  3. Casiopea dice:

    Este es uno de los síntomas más graves de la actual crisis, y el estado de bienestar sólo amortigua sus efectos más graves en tanto tiene de dónde sacar o cómo endeudarse para seguir pagando seguros de desempleo y otros parches. Si realmente no podemos crear riqueza creando empleo, o si sólo hacemos como los chinos, crear crecimiento vacío que se mide en aumentos del PBI aunque los edificios estén vacíos y la autopistas desiertas, entonces en el largo plazo, la única solución es que la población migre de un lado donde no hay trabajo a otro donde sí lo hay y que tenga libertad de movimiento. Por supuesto que esa es sólo la solución para el desempleo, pero crea cantidad de otros problemas en las estructuras sociales de los países que pierden gente.
    Los países europeos más afectados por la crisis ya están exportando población. El continente americano salvó una vez a Europa del estallido social recibiendo a los “sobrantes” con los brazos abiertos, y no veo por qué esa historia no se puede repetir. En los países árabes, que no pueden volcar su exceso tan fácilmente por motivos culturales, seguiremos viendo por bastante tiempo esta sucesión de revoluciones, alzamientos y represiones feroces. En Siria ya van para más de 7000 muertos y el ejército está bombardeando ciudades enteras sin que le tiemble el pulso.

  4. victorlustig dice:

    Abel, Ud (probablemente) tanto como yo habra leido al amigo Jerry, que, viene diciendo esto desde hace al menos 10 años, posiblemente desde los primeros enfrentamientos de Gaza.

    Nada nuevo, solo que lo descubrieron en Davos, o, se acabo la plata

  5. Lucas dice:

    El desempleo juvenil es un problema complejo que requiere de varias soluciones en diferentes frentes:
    – Retomar la senda de crecimiento que lleve al producto a su tendencia de largo plazo. Esto es trabajo para las políticas macroeconómicas.
    – Flexibilizar los mercados laborales, para bajar la tasa natural de desempleo y romper la dinámica de insiders/outsiders que existe en muchos países [1]
    – Más y mejor educación -intervenciones en la primera infancia, uso de incentivos en los programas de transferencia de dinero [2] manejo inteligente de los recursos educativos [3]- y la adopción de modelos mixtos de educación y trabajo exitosos [4]
    En resumen: economías en crecimiento, mercados laborales flexibles, trabajadores calificados con skills demandados por las empresas, eliminación de incentivos perversos en los sistemas de seguridad social y asistencia, inversión temprana en la acumulación de capital humano, sistemas educativos meritocráticos.

    1- http://www.fedeablogs.net/economia/?p=18070
    2- http://focoeconomico.org/2012/02/14/transferencias-condicionadas-llego-el-momento-de-exigir-mas/
    3- http://focoeconomico.org/2011/10/24/%C2%BFque-sabemos-sobre-politicas-de-manejo-de-recursos-educativos/
    4- http://findarticles.com/p/articles/mi_m1154/is_n3_v81/ai_13531407/

    • Abel B. dice:

      La lógica económica es impechable. Evidentemente, eso es lo que no se hace en Europa, y por eso ha aumentado el desempleo allí.

      En cambio, como en esta década el desempleo disminuyó en Argentina – aunque no tanto como debería – es también evidente que aquí si se aplican esas medidas.

      La teoría no se equivoca. Si los hechos no están en esa línea, la que se equivoca es la realidad.

      • Lucas dice:

        “En cambio, como en esta década el desempleo disminuyó en Argentina – aunque no tanto como debería – es también evidente que aquí si se aplican esas medidas.”
        La espectacular caída del desempleo en el período 2002-2007 es consistente con el fuerte crecimiento de la economía, producto, entre otras razones, de políticas macro expansivas, tal como predicen los modelos y corrobora la evidencia empírica [1, 2].
        El magro descenso del desempleo desde 2007 es señal de que el desempleo ha llegado a su tasa natural. Esta tasa sólo puede ser modificada con políticas micro/estructurales en el mercado laboral, en la educación, en el nivel de inversión, etc. Seguir con políticas macro expansivas sólo produce inflación.

        “La teoría no se equivoca. Si los hechos no están en esa línea, la que se equivoca es la realidad.”
        En los 60s, la ortodoxia decía que había una relación estable e inversa entre desempleo e inflación [3] y que el control de la demanda agregada era principalmente tarea de la política fiscal. Los trabajos de Friedman y Schwartz en teoría y evidencia monetaria, los trabajos de Friedman y Phelps sobre la curva de Phillips y las expectativas y la crítica de Lucas a los modelos de entonces sugirieron enfoques alternativos a esta ortodoxia y predijeron la existencia de la estanflación. Los eventos de la década del 70 convalidaron esta nueva perspectiva y la vieja ortodoxia cayó en el descrédito.
        La evidencia no muestra que la ciencia económica y/o los economistas sean particularmente dogmáticos.

        1- http://www.themoneyillusion.com/?p=11499
        2- http://www.themoneyillusion.com/?p=12407
        3- http://es.wikipedia.org/wiki/Curva_de_Phillips

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: