El odio como hecho político

Hace dos semanas comentaba en un post de Artemio López (uno de mis rarísimos comentarios, en los últimos meses; apenas si tengo tiempo para escribir en mi blog) “Me parece que vuelve a ser muy audible, entre los que “adversan”, como vos decís, la minoría intensa anti K.

Nunca desapareció, evidentemente. Pero, te repito, mi impresión es que en los últimos meses ha vuelto a ser… muy intensa.

No estoy hablando de los intereses que se oponen a las políticas del gobierno. Ahí, como decía el gran adversario de la Familia Corleone, Don Barzini “nothing personal, just business”. Ni tampoco de los políticos opositores.

Pienso en el sector social tradicionalmente antikirchnerista. Y antiperonista. Lo noto más enconado“.

He estado pensando en esto, especialmente a raíz de los comentarios en uno de mis posts más recientes. Como de costumbre, trataré de precisar mis términos. No voy a decir que en realidad no hay tanta diferencia entre unos y otros (no es cierto) y que deberíamos tratarnos bien (Recuerden que en El Padrino III, el componedor Don Altobello es el villano).

Además, en mi generación solía ser frecuente que las diferencias políticas terminaran en muertes. Argentina está mucho más civilizada que 40 años atrás.

No, el odio no me sobresalta especialmente. Pero creo que – como todo lo que tiene que ver con los seres humanos – puede considerarse desde la política, en sus consecuencias para el gobierno de la sociedad. Este fenómeno – lo que llamaría “opositores personales” – no es nuevo, pero merece ser tomado en cuenta.

Algo que leí hoy en LaNación me ayudó a tenerlo más claro. La nota de Beatriz Sarlo, El patriotismo despótico. La profesora Sarlo es una tenaz y consistente opositora de este gobierno. En sus escritos, además, ella cuestiona no sólo al “kirchnerismo” como la versión actual del peronismo, sino a estilos permanentes de esa identidad política.

En ese mismo artículo – donde argumenta muy bien y con justicia contra algunas perversiones del sentimiento patriótico – deja claro que mira con desconfianza al patriotismo en sí. “No convalidar el nacionalismo malvinero“, por ejemplo, es una de sus recomendaciones (Algunos comentaristas, desde ideologías muy distintas de la de Sarlo, dicen lo mismo. Pero esa es otra historia).

Tomo este ejemplo porque en ese mismo texto Beatriz Sarlo elogia a la Presidente por su prudencia para manejar el tema Malvinas y, en particular, por decidir la publicación del Informe Rattenbach. Bueno, una actitud como ésta es inconcebible en un “opositor personal”. Todo lo que hicieron y hacen los Kirchner – indistintamente Néstor y Cristina – es Malo, y si algo aparece como bueno o acertado, lo han hecho por motivos corruptos, y por lo tanto es un engaño.

Me parece que hay que distinguir este sentimiento del que se encuentra en hombres y mujeres politizados. Ahí los enconos anti K más ardientes surgen de tres sectores principales: los identificados con el viejo partido militar, los católicos tradicionales, y buena parte ¿la mayoría? de los peronistas tradicionales (entre los que no tienen cargos importantes, claro). Son naturales y lógicos: estos sectores han sido desplazados por el aluvión K de los que consideran sus legítimos cargos en el Estado o lugares de influencia.

Uno puede encontrar muchísimas muestras de este otro odio al que me refiero, (“metapolítico”) – y de su contrapartida – todos los días, en los foros online de los diarios LaNación, Perfil, muchos otros lugares, expresándose con mucha mayor virulencia y menor capacidad de razonamiento que aquellos comentaristas politizados cuyos ataques autorizo en mi blog.

Atención: tal vez esa visita a las cloacas de la Red pueda dar una visión exagerada del número de esas manifestaciones. Sospecho que muchos de los comentarios simplemente reflejan el desahogo anónimo, e impotente, de las frustraciones de los que sienten que no pueden cambiar su pobre realidad. Pienso eso porque en los foros de las noticias de la farándula – triviales como son – se encuentran el mismo tipo de comentarios agresivos e insultantes. Y uno no puede dejar de exclamar “¡Qué pajeros!”.

De todos modos, el fenómeno existe. Y se identifica fácilmente cuando la agresión está bien articulada y argumentada. Ahí se ve que es algo más que un desahogo. Por supuesto, cuando dialogan, los op. pers. justifican su ataque con una enumeración de los crímenes K. Uno – que no tiene una gran fe en la bondad intrínseca de los dirigentes políticos – puede aceptar que algunas acusaciones sean ciertas, pero no encuentra ninguna que no se pueda atribuir, con indicios no menos sólidos, a cualquiera de los gobiernos constitucionales que hemos tenido (De los otros no hablemos).

Los op. pers. retrucarán de inmediato que los K son especialmente malvados y corruptos. Y uno se pregunta la razón de esta distinción especial.

En los últimos 30 años, sólo puedo encontrar otro Presidente que suscitó este tipo de odio, en otros sectores sociales (pero con alguna superposición con los anti K): Raúl Alfonsín (El caso de Carlos Menem es diferente – o eso me parece a mí: salvo los directamente perjudicados por su política – que fueron muchos – la bronca general de la sociedad con él se manifestó después que se percibió que su proyecto – el ingreso al Primer Mundo – habia fracasado. El siempre se mostró como un “winner”, y los argentinos no aguantan a un “loser”).

Alfonsín, muy diferente a los Kirchner en la maýoría de las cosas, se asemejó en algo: Su gestión acompañó un cambio cultural gigantesco. La política y la sociedad argentina no fueron las mismas después de su gobierno. Los cambios culturales ya producidos en los años Kirchner- aunque ahora no los podamos medir con claridad – han sido tan o más grandes que aquellos.

40 Responses to El odio como hecho político

  1. Martin dice:

    Abel, a usted seguro le interesa esta notiica.

    http://www.debka.com/article/21689/

  2. Cine Braille dice:

    Para seguir con la saga de El Padrino: “nunca hay que odiar a los enemigos, porque afecta nuestro juicio”.

  3. Paloma dice:

    Ah, bue ! Odio ? Bueno ! Y marca una construccion , para realizarla de una ” determinada ” manera. Afectos ? Amor -Odio ? En el mismo sentido , nos toca saber e interpretar , que es una sociedad sana o enferma. Yo no creo que todos los sectores aun dentro del peronismo , destilen odio-amor , pero si humores o broncas. Pero hay en esta metalogica , del espacio social ” algunas ” significaciones objetivas , del cual no escapa por sistema de distancias establecidas, de orden ideologico y de codigos , el mismo gobierno. Hay discursos, con ciertas estimatizaciones y agresiones sutiles, que ocultan responsables, que tienden a victimizar y a satanizar al otro. Cuando alguien se convierte en hereje , es porque ” alguien” lo convierte, cuando alguien sataniza a otro , es porque del PODER se sataniza y se cree desde alli vienen las soluciones y milagros celestiales. Para hacer este juego, que permite , que alguienes liberen la carga de su falibilidad humana, tiene que haber otro que cargue con esa falibilidad y que sea realmente el chivo emisario. Para eso cada tanto, se inventa una categoria nueva. Ello sirve para que en un momento dado , lo que se puede incluir sirva para excluir otras cosas y lo que sirva para excluir, afirmarse en la inclusion. Porque en la medida , que se puede poner algo afuera / to much / , de si , les permite sentirse , bueno , generoso, altruista, decente ..- y el otro , estara excluido por malo , oscuro , negro y corrupto. Es un juego peligroso. Porque , en este juego los objetos se invierten permanentemente y hasta se autoinvierten. Esto tiene que ver , con esta caracteristica , de los sectores de poder y de la sociedad postmoderna: La hipertratrasparencia o el simulacro de la ” transparencia absoluta” . Que paradoja odiosa , desconcertante! Malala McAllister ( Paloma )

  4. Daio dice:

    ¿Cambios culturales? ¿Odio?
    Cuando se habla de cambio, no necesariamente debe entenderse que es para mejor. El cambio también puede implicar un retroceso. En ese sentido me parece que el mentado cambio cultural que le debemos a los últimos dos presidentes, ha implicado un retroceso. ¿Puede acaso entenderse que la colonización de ATC, Telam, Radio Nacional, el INDEC, y otros medios y organismos, estatales, no del gobierno de turno, como parece entenderlo la Presidenta, puede ser entendido como una mejora?. Claro que sí se puede entender como un cambio, pero cambio para el mal, puesto que significa un regreso a la tiempos ya vividos.-
    Si hay que reconocer el gran triunfo dentro en lo cultural del actual gobierno, en cuanto a que cualquier crítica a su gestión es atribuida al odio. Boudou lo ha sintetizado muy bien, cuando recientemente expresare que quien se opone al proyecto de la Presidenta comete traición a la Patria.-
    Personalmente no siento odio, entre mis defectos creo no encontrarlo, lo que si siento cuando escucho a la Presidenta, a Mariotto, a Boudou, a Timerman, Aníbal Fernández, a personas capaces como Horacio González, Ricardo Forster, Pacho O’Donnell tratando de explicar lo inexplicables, es vergüenza.

  5. Perdon , me olvidaba..Saludos !

  6. Mariano T. dice:

    Hay algunas omisiones.
    En el odio a Alfonsin confluye sin duda el partido militar, que era fuerte, el catolicismo horrorizado por la “democracia pornográfica” y el divorcio, y sin duda gran parte de los que perdieron el invicto el 30 de Octubre del 83. Hasta me acuerdo que había una palabra que para algunos era un insulto terrible, y para otros un elogio: “social demócrata” .
    Pero ahora el tema es mucho más clásico. El kirchnerismo tiene muchos elementos del primer peronismo, y escucho a muchos amigos que dicen “recién ahora puedo lograr entender al antiperonismo cerril de mis padres/abuelos, hace 10 años no me entraba en la cabeza”.
    Y es que hay dos tradiciones políticas conviviendo (trabajosamente) dentro de la tradición democrática (excluyendo extremos).
    Una es lo que Laclau llama populismo, pero que existe desde el siglo 18 por lo menos.
    La otra tradición, o diría cultura política, es la del liberalismo político occidental.
    Para uno de la segunda cultura, escuchar hablar de relación lider- masas, verticalismo, obediencia, enemigos de la patria y demás yerbas le revuelve las tripas hasta las nauseas. Más si los enemigos comprenden a la prensa independiente, periodistas no embanderados, etc. Por suerte han salido del vocabulario populista estigmatizaciones al “demoliberalismo” o la “partidocracia liberal” tan comunes entre los años 30 y los 70. Sino la inquina sería peor.
    Es dificil de comprender, para un liberal político que alguien declare “Soy soldado del modelo y estoy esperando las directivas de la compañera Cristina y recordando al inolvidable compañero Nestor”, es un equivalencia a un obispo escuchando que digan que la Virgen era una prostituta. Le es dificil reconocer al otro como integrante del género humano. Los más moderados solo desprecian, o menosprecian, al que se jacta de su lealtad.
    Sin llegar a casos extremos, vemos a una parte considerable de la clase media que no votaría este proyecto aunque los volviera ricos. Que estan esperando que el gobierno declare un enemigo, lo que hace periódicamente, para ir corriendo a apoyar acríticamente a ese enemigo (aunque hay una excepción con los ingleses, son “too much” como diría cristina).

  7. Mariano T. dice:

    En esta resistencia se debe interpretar la antipatía que siempre el peronismo despertó entre demócratas y republicanos en EEUU, laboristas y conservadores en Inglaterra, socialistas y democristianos en Europa,etc.
    Ellos(sobre todo en europa continental) tuvieron su auge populista (muchas veces aliados a la derecha tradicional de vertiente antiliberal) en los 30 y 40. Y lo consideran un monstruo que late en sus entrañas y que es imperativo acallar.

  8. Mauro A. dice:

    Siempre que subo a un tacho, o hago la cola en el banco, y veo cómo destilan odio (los gorilas?) me pregunto: por que?. Y se define como odio por que es irracional. Bah, o parece irracional por que apenas discutis un ratito con ellos, se dan cuenta que estan hablando pelotudeces, con lo cual, tranquilamente se puede suponer que no se han tomado el tiempo de pensar lo que estan diciendo.

    Personalmente creo que es un tema de educación, y no de educación como la entienden muchos que es la que se imparte en la escuela, sino de educación de usos y costumbres familiares. Y llego a esta conclusión por que conociendo muchos de estos odiadores, me doy cuenta que siempre tienen un familiar allegado que es igual que ellos.

    Pero me siento optimista, creo que la última dictadura se dedicó a matar con fusil a los “no odiadores” (en realidad odiaban, pero otras cosas), luego, la decada de los ’90 los estigmatizó esterilizando su dialogo, pero en esta nueva época los no odiadores oponen el discurso único del odiador, desestabilizando el sentido común que habían logrado estos últimos

    PD: quiero aclarar que ademas del odiador como sarlo (y los que representa), hay odiadores del otro lado que son igual de inutiles. Odiar a alguien solo por que tiene plata y se va de vacaciones a Disney me parece igual de pelotudo.

  9. Alcides Acevedo dice:

    El peronismo es un movimiento populista típico del tercer mundo, a la altura de los de Kadafi, Idi Amin o Jean Claude Duvalier, los peronistas son tan soberbios que piensan que los odian a ellos, para nada: odiamos la miseria, el atraso, la mediocridad y el autoritarismo gratuito.

    TODOS los gobernantes peronistas (desde Menem a Perón, pasando por todos los gobernadores provinciales) administran sus fuedos siguiendo el viejo modelo caudillista de hace 2 siglos, repito, no es una singularidad argentina, es propio del tercer mundo.
    Sarmiento quiso terminar con esa lacra, por eso lo “odian” tanto los peronistas… porque a la hora de odiar los peronistas son los primeros, azuzar el odio es su principal herramienta política….

  10. ricardo j.m. dice:

    o incapacidad de comprension como la que proyectas en los demas demostrando tu odio viceral a lo ineplicable que no es mas que lo por vos no comprendido.

    la negacion del otro que espresas en tu juicio de inexplicable lo que no entendes y su reduccion a vergonzante, medida de las cosas de excluisividad personalisima tuya. es una forma de odio.

    por supesto para vos es solamente poner en su lugar a seres inferiores y como tales imposibles de ver como objetos de tu odio que es un sentimiento que amerita primero el reconocimiento de la existencia del otro sujeto como igual.

    pero en verdad solamente el odio puede mantener una constante argumentacion absurda.

    la verdad no se te cae una idea, capaz que no podes odiar porque sos una marioneta o te redujiste a ello como refugio en el devenir de una realidad que no podes comprender.

  11. ricardo j.m. dice:

    y si los garcas no aman al pueblo organizado y menos si lo hace para no dejarse cagar por ellos. por eso quieren liberarlos de esa carga de hacerse su destino y ocuparse ellos a traves de un gobierno y una hegemonia limpia y tecnica de gerentes honestos.

    bien marianote el cielo es negro sin atmosfera por eso lo vemos con color por que hay atmosfera.

    nosotros podemos ser lo que liberales quieran, mira les doy perrogativas de genero femenino sin el sexo que amerita la prerrogativa llamenos marta si quieren, pero esta es la tuya si alguien merece el titulo del militante del odio sos vos querido.

    igual se reconoce el esfuerzo por racionalizarlo.

  12. ( … ) un inconciente colectivo politicamente correcto , quizas ? Hay uno ? El del odio y el del amor , rezando en el mismo muro ante el ? Asi, es ? En fin , esa aproximacion , a mi modesto juicio es un topico clise manifiesto , casi de caracter biblico con filiacion historica ritual y transponible, y que genera en terminos publicos-mediales , un fenomeno para nada inedito, pero si articulante con la acumulacion de capital simbolico. Por que ? Una operacion , de homogeneizacion : unificacion de sentidos diversos , heterogeneos , dispersos, alrededor de un termino unico y aparentemente de un significado ” unico ” : el odio . Que designa ese termino ? Cuales son sus limites , cuales sus confines ? Cuando hablamos de ” odio ” , de que hablamos ? Cual se su competencia ? Cual es su colectividad ? Cual es su habitus y en este marco ? Si uno desbroza un poco , se da cuenta que el termino ” odio ” , es polivalente y podria tener muchos sentidos posibles, por valor de cambio o sentido de inversion y otras proyecciones sobre el objeto. Pero , en el siglo del simbolismo , NO funciona asi y sobre todo en el registro medial : funciona como un termino no univoco , con sentido univoco. La pregunta seria ¿ por que ? . Puede haber varias razones , pero yo diria que quizas esa homogeneizacion es equivoca porque se supone , que no hay distintos topicos y para distintas circunstancias. Y que lo primero , que tendriamos que saber, es que estamos nombrando , cuando hablamos de ” odio ” y de esa palabra , como sentimiento , ya que es un requisito basico de cualquier diagnostico. No hay tal cosa. Esto no implica un juicio peyorativo o descalificador , quiero decir simplemente que lo que a menudo tomamos como reflejos , directos de la realidad , en realidad son construcciones , son operaciones , son ficciones, en muchos casos , por supuesto partiendo de un nodo real, pero haciendo una construccion , que termina siendo una ficcion , en un sentido peyorativo , por la legitimidad del monopolio de la doxa. Es la logica, de la fluidez , de la tercera modernidad , de la incertidumbre, pero eso no nos impide contribuir , a una aproximacion un poco mas lucida, mas franca, despojada de tantos fantasmas, sin tantos visos apocalipticos , sin tantas estigmatizaciones y sin respetar la diversidad. El objeto ” odio “, es un gran condensador , de los mensajes maleficos de esta sociedad. No se casual. Inevitablemente , toda sociedad crece con ideas del mal ( nos daria un gran laburo hacernos una idea del ” bien ” correlativa o opuesta..) El tema es donde se concentran los sentidos. Hay una carga de ficcion muy grande , entre amores y odios y a menudo no es una ficcion desinteresada. Eso, me parece lo mas terrible. Saludos. Gracias por su espacio.

  13. victorlustig dice:

    Hay una frase clave en lo tuyo Mariano, y yo no soy K como le dije mil veces (tampoco P idem), el antiperonismo cerril de hace 10 años.

    La verdad, es que estos no son ni mejores ni peores que Alfonsin, mal que les pese, nadie recuerda parece el estado de sitio, el desagio, mazzorin, el Banco hipotecario de reinaldo (puedo seguir ad nauseam)

    De paso, partido militar? en los 85? yo vivi en esa epoca, tenian mas miedo de los bomberos que de otra cosa, hasta que se dieron cuenta que Alais no llegaba y no pasaba nada con el gobierno, a mi no me pueden contar, yo vivi esa epoca, como vos, lo demostro el riojano, asi de facil, y, en el 90 no eran muy distintas del 84/5

    La gran verdad es que, de alguna forma, como fue quizas en 1945/9 se construyo alguna clase protoempresaria, como los Bulgueroni por ejemplo en esa epoca, Alfonsin no pudo hacerlo (o no supo)

    Seran buenos, seran malos, vaya a saber, en 30 años lo veremos, si es que estamos, pero, la clave es esa, no es la antipatia a la corrupcion (el que quiera que haga un juicio), sino a los parvenu, y, la verdad se olvidan que los que dicen parvenu son los parvenu de los 50s.

  14. harrry dice:

    Mariano,hay un hecho nuevo ,la antipatia que genera el kirchnerismo simplemente entre los peronistas.Saludos.

  15. harrry dice:

    Otra,el verticalismo se asume cuando hay una situacion de proscripcion,sabemos de eso o prerrevolucionaria…bueno nada de eso existe hoy en el pais y para colmo hay una discreta familia que funciona con menor democracia que los Tartaglia y otros….para que apoyarlos…..solo los adolescentes apoyan a ciegas a personas ,eso se llama fenomeno carismatico ,bien donde esta el actual fenomeno carismatico.,ni en el gobierno con gente tan atrayente como Randazzo que tiene aire de buen tipo ni en la oposicion con el mofletudo de Pinedo.
    La oferta es mala y si estos muchachos van por la reforma haganla en serio,que el voto sea optativo y para nada obligatorio.
    Veremos cuantos quedan.

  16. ada e ido dice:

    bueno , nosotros somos liberales democratas y peronistas. Es de suponer que a estas alturas del siglo 21 el peronismo es un partido de la democracia liberal, con un componente populista pero que gobierna a traves de un sistema democratico respetando la division de poderes. Al menos no recordamos de ningun otro gobierno al que se le pudieran exhibir mas virtudes democraticas que a este . Asi mismo los defectos de este bien
    se podrian encontrar en los otros.
    Lo que si hay es que el peronismo tiene un appeal mas cercano a las clases mas pobres que los otros partidos. he ahi la raiz del odio.

  17. Abel B. dice:

    Estimados:
    Siempre agradezco – corresponde – a los que visitan y a los que además comentan.

    En este post cabe aún más. Uds. han escrito la mitad. O, para ser exactos, los diferentes capítulos, después de mi introducción.

    Hasta hay dos trabajos sobre – creo – semiología, en los comentarios de Malala McAllister / Paloma. Ud. no será la sobrina no peronista de mi amigo Horacio González? El estilo me parece conocido: No entiendo una palabra.

    Saludos!

  18. Norberto dice:

    ¿Independientes de que poder?, Mariano, o me vas a decir que la caida de los gobiernos buenos o malos de Italia y Grecia fué por la política, allí está el poder real en el mundo y contra ese poder lucha este gobierno, esos periodistas que proclamas independientes podran serlo de la adhesión al gobierno, pero solo ver que cualquier colectivo opositor les viene bien, para saber a que intereses monetarios y de poder responden en Argentina, y te digo que son tan patéticos que sino fueran por ciegos como vos, estarían vendiendo ballenitas en el subte (je, me agarró el viejazo).
    Nunca menos y abrazos

  19. Norberto dice:

    Peron, pero si no sos peronista, te diría que esa denominación para aquellos que nunca defendieron una sola de las banderas del general ni cumplieron con sus dotrinas es un traje demasiado grande, porque este gobierno con sus mas y sus menos, con lo qu hizo y con lo que falta es el mas parecido al primer peronismo que conozco, habiendo yp vivido hasta mi primer adolescencia ese primer peronismo.
    Nunca menos y abrazos

  20. […] 12 horas, el comentarista y amigo Martín me acercó una noticia: Habrían detenido a una célula terrorista de Hezbolá en Bariloche. La noticia es de DEBKA, que […]

  21. Mariano T. dice:

    Esas emociones “no positivas” no necesariamente son odio. Pueden empezar por una tenue antipatía, pasar por el desprecio, o el miedo, y si, sin duda hay gente que odia.
    También hay otra emoción bastante negativa, y es la que te distingue, Ricardo. Y es el odio por resentimiento. Es bastante generalizado en el mundo, no te sientas único. Nunca me olvido del caso en una escuela del conurbano, unas chicas habían tajeado a otra en la cara con una navaja porque era “linda”.
    Es un poco la llama interna que calienta la emoción “populista”, por eso la necesidad de tener siempre enfrente un enemigo, aunque sea un propia tropa que pasa a ser “traidor”. El odio no es la agenda principal, es solo un instrumento de cohesión cuando es convenientemente estimulado.
    El liberalismo tiene también sus traumas, que muchas veces traicionan sus propios principios. En la actualidad el “negacionismo” (negar el holocausto) es casi un delito. Un delito de opinión, por monstruoso que sea, contradice la propia esencia.

  22. Mariano T. dice:

    ayj. Enredado en las ramas del arbol que tapa el bosque, para variar. Disculpame si no te sigo a esas alturas.

  23. Trabajos NO, comentarios. Y en mi jerga profesional ” al servicio de que podamos acceder a la simbolizacion ” , ¿ Que significa ? Justamente lo contrario a la palabra adiccion . A-diccion es la falta de diccion , no poder acceder a la palabra. Es ponerle palabras , simbolizar lo propio. Una de las cuestiones fundamentales y propias del homo consumens , “todavia”, es simbolizar algo del orden que nos pasa. Cuando uno no ” re-corta ” , eso produce un fuerte efecto de desalienacion .Ese solo hecho, produce un efecto terapeutico. Y es una excepcional articulacion , de encontrar lo que nos es propio, lo contrario de alinear. Porque en el blog de Abel , de su autoria y que leo diariamente y pocas veces participo, uno encuentra en las palabras de los otros, a veces por ese efecto de identificacion , sus propias palabras. Es como un dispositivo grupal y tambien una trampa , para encontrar el propio decir. Porque cuando escribimos o leemos, recortando o no , decimos con frecuencia lo olvidado y por alli , encontramos lo perdido. Y uno aprende a leerlos y ” leerse “.No voy a ” odiarlo”, sino interpreta o interpela , mi ethos semiologico, axiologico y saussurriano. Si lo piensa dos veces , voy a apreciar su ” inquietante” respuesta o no. Respeto, al compañero Horacio , no soy su sobrina y soy PERONISTA. Saludos. Y gracias , por su espacio.

  24. Oscar Cuervo dice:

    Yo por primera vez en mi vida puedo entender la histórica persistencia del antiperonismo. ¿Cómo puede ser que haya habido durante décadas una identidad política tan fuerte que sólo se define por su “anti”? Me deja perplejo esa falta de definición por la positiva. ¿Quién lideraba políticamente el antiperonismo? ¿Aramburu? ¿Rojas? ¿Los radicales? ¿El socialismo democrático? Nahhhh… No lo lideraba nadie: o mejor dicho: lo lideraba Perón, pero negativamente: era un vasto colectivo social que se regía por abominar todo lo que hiciera Perón y todo lo que fueran los peronistas. A falta de una conducción política, el antiperonismo produjo emergentes culturales. Uno puede recordar el “Viva el cáncer”, las estatuas de Evita, que mi mamá me contaba que los arrancaban de sus pedestales y las arrastraban por cuadras y cuadras, el secuestro del cadáver de Evita que solo logró mantener viva la presencia de “esa mujer” en el pueblo argentino, las burlas despiadadas de Borges y Bioy Casares… ESa energía política reactiva (porque se regía por idénticas dosis de odio, miedo y asco a un sector social mayoritario y proscripto) definió que el antiperonismo se mantuviera como un bloque muy poderoso y sin embargo incapaz de generar un liderazgo político alternativo. Los antiperonistas se definieron en relación a Perón y al peronismo, contra él y ellos. Así les fue.

    Yo no viví esa época, pero por supuesto, viendo el tipo de impotencia política que late en las expresiones de odio anti-k, me puedo imaginar una continuidad. Estamos en una época intensamente kirchnerista y uno de sus principales síntomas es el odio antikirchnerista: desde un Mariano T hasta un Quintín, desde la Carrió hasta Caparrós, desde Susana Viau hasta Huilli Raffo, el odio se acrecienta en la medida en que Néstor y Cristina (y creo que Cristina mucho más que Néstor) se transforman para ellos en una obsesión morbosa. Casi una fascinación, no pueden sustraerse de mirar cada discurso de Cristina para encontrar nuevos motivos para odiarla. Y creo que el odio se acrecienta en la medida en que Cristina acierta, tiene éxito,toma decisiones correctas y triunfa en la esfera decisiva del apoyo popular. Cuanto más acierte y cuanto más apoyo obtenga, no esperemos que estos anti-K moderen su odio, porque el efecto es contrario: lo aumentan. Me parece que estos son más kirchneristas que los kirchneristas como yo, porque ponen un monto de libido tan fuerte en odiarla que si no la tuvieran ahí sus personalidades se desestructurarían.

    No sé dónde buscar el fundamento de este extraño fenómeno, pero hay una prueba: están tan capturados por el odio a Cristina que no pueden consolidar un liderazgo que los contenga.. Ahora están obsesionados con la re-reelección y en su alarma puede comprenderse que no se detuvieron en pensar que en estos 4 años tienen que parir un proyecto alternativo, o construir un liderazgo. No. Su pesadilla es figurarse que en 2015 tampoco tendrán a nadie y que Cristina, después de 12 años de gobierno kirchnerista les ganaría fácilmente.

    Creo que este fenómeno (particularmente intenso en la pequeño burguesía ilustrada) se nutre de tradiciones culturales más que de intereses económicos. Probablemente con cualquier otro gobierno esta pequeño-burguesía estaría peor, pero solo cuando vieran a Cristina derrocada o muerta (como fantaseaba Lilita hace años) saciarían su sed.

    Por supuesto, no le creo una palabra a Mariano T cuando dice que este odio se los produce las expresiones del verticalismo, los soldados de Cristina y la descalificación a los traidores, porque este tipo de expresiones se dan en un sector muy reducido de la militancia kirchnerista, mientras que el factor decisivo de los triunfos políticos se encuentra en los millones que votan con un criterio más aplacado y sensato: votamos a Cristina porque estamos más o menos bien y con cualquier otro estaríamos bastante peor. Mientras los antiK no capten este dato tan sencillo, seguirán cociendose en su propia salsa.

  25. Oscar Cuervo dice:

    Interesante el relato de la chica linda tajeada por las negritas feas (Mariano T no lo dice con todas las palabras pero entendemos que se refiere a negritas feas). Porque Mariano T recoge con cierta ingenuidad el relato fundante de Echeverría en El Matadero, el joven lindo y los mazorqueros. Capaz haya que irse todavía más atrás, mucho antes de Cristina y de Evita. Mariano T se ubica claramente en la línea histórica de Echeverría. Debe ser un componente de la identidad histórica argentina nomás.

  26. Daio dice:

    Ricardo:
    A marionetas precisamente me refería, aunque no quise usar esa palabra que resulta medio odiosa.
    Para confirmar: volver a ver el video del último acto de la Presidenta.

  27. victorlustig dice:

    No, el arbol es el antiperonismo cerril, el bosque es el miedo al nuevo, o, la envidia, o lo que fuera, nada mas

    el focalizarse en un punto no te permite ver el bosque, y, la mencion a Alfonsin, es para demistificarlo, fue un politico de comite, el balbin de los 80s, nada mas, ahora, si lo quieren metar al panteon, ok, pero, un estadista NO fue

  28. ricardo j.m. dice:

    yo no te odio marianote ni a vos ni a ningun garca es el resultado de su accion lo que es odioso, el estado en que quedan las cosas cuando gobierna la argentina el amor “liberal”.

    vos sos un chanta que te colaste en la movida para salvar tu culo.

    liberales son los morgan, los rokefeler, como podriamos odiarte a vos que sos un empleado inconsiente.

    los liberales argentinos como vos. son o no el tonto simpatico del barrio segun su capacidad de daño.

    el odio tiene mucho de incomprencion y nosotros a ustedes liberales los comprendemos perfectamente.

    asique no, no funciono.

    te dije llamame marta si queres.

    igual hay algo que te tengo que agradecer.
    desde que tengo que tomar leche y comer carne importada adelgaze.

    porque no hay y nadie hace nada.

  29. ricardo j.m. dice:

    vos porque andas de levante, buscas el amor. a quien le importa, mas que a vos y tu micromundo) si randazzo no te “atrae”, o tu concepto estetico.

    presentanos al lindo de tu novio/via y si le da el pine para gobernar capaz que gana la estetica y todo se pone atractivo.

    el adolesente que fuiste vos apoya ciegamente a personas. el que fui yo no.

    y los hijos adolecentes de mis amigos que militan en la campora son mucho mas despiertos e insisivos en sus criticas que vos vejete.

    a vos con dejarte hablar alcanza para responder a tus criticas.

    igual yo te entiendo tu luz es muy fuerte, tan fuerte que es lo unico que se ve.

    esto seria como que todo el mundo lo sigue por su carisma pero como no es carismatico, por que la medida de la realidad es la tuya y solo esa. en realidad es:

    el hipnotizador de mentes debiles que no son harry, o sea todos.

    tas bien colifa vos oculto en tu sistema de sabiduria.

    pero esta bien harry cuando no hay con que darle a los argumentos y razones de las desiciones de otro, hay que darle a las personas.

  30. guido dice:

    Mariano, es dificil no ver tu argumentacion como una racionalizacion, propia de alguien con tu formacion, de aquello que se expresa de manera mucho mas visceral por gente que no tiene ni idea que vendria a ser eso del liberalismo politico occidental.

  31. guido dice:

    Abel, me parece que se olvida un cuarto sector de odiadores irredentos, mas pequeño numericamente pero concierta exposocio: el grupo de gente que gusta autodenominarse como progresista o de izquierda y hasta ha sido largamente companero de ruta de muchos K actuales. Los bonasso, gargarella, caparros, etc. Su iracundia antiK quizas supere a la de los catolicos y los militares. Y algo de es “sentirse desplazados” debe haber…

  32. Daio dice:

    Guido:
    No, no es odio, Es impotencia de ustedes en poder refutar con argumentos las críticas de ese sector de “odiadores” que citas, que no es tan pequeño como dices.

  33. […] fanáticos, y opera en contra. Algo de eso se notaba en los comentarios menos cerriles del post El odio como hecho político. Además, lo que es más grave, el dirigente se puede acostumbrar a ese coro. Y después la […]

  34. Politico Aficionado dice:

    No lo veo como integrante de este cuarto sector.

  35. desvinchado dice:

    Remitirse a los comments para confirmar lo que dice Abel

  36. Mariano T. dice:

    No es tanto una racionalización como la explicación de un choque cultural, que es instintivo. Los hechos con los que ejemplifiqué no chocan a nivel racional sino a nivel de piel(o de estómago). Lo de Oscar tiene alguna parte de verdad, así como algunos no apoyarían este estilo político aunque les vaya muy bien, otros lo apoyarían aunque personalmente les vaya muy mal. En el medio estan los que solo suscriben este modelo (o cualquier otro) en la medida que les convenga, no cuentes con esos votos como asegurados para siempre.

  37. Mariano T. dice:

    No se si la tajeada no era también “negrita” pero flaca, y las otras eran gordas con granos. Era una típica noticia tipo Crónica TV, a la que solo le di significación después.
    Ricardito. Al escribir te escrachás solo. Sos el equivalente exacto ( o imagen especular) de los que dicen “la yegua”. eso no hace más que reforzar mi punto.

  38. guido dice:

    Bueno, estamos diciendo algo parecido. Explicación, racionalización, para el caso es lo mismo, el punto es que todo eso de la república, el liberalismo y patatín es un aspecto secundario de ese violentamiento estomacal, o “de piel”, o “choque cultural”. Hace como 5 años que digo lo mismo, pero esa es la fractura social central en Argentina. Después, depende el contexto, tu dolor de estómago y yo el mío lo racionalizaremos con que la república, la izquierda y la derecha, el progresismo y la reacción, la minería, las ballenas o cualquier otro aspecto de la realidad satélite de esa fractura.

    Eso explica que con total desparpajo (y lo que es más importante, total sinceridad) ex defensores de dictaduras se presenten como adalides de la democracia y la república, ex partidarios de la nacionalización del comercio exterior festejen el % de IED, etc. Las “contradicciones” ideológicas que muchos creen ver en el pan peronismo, y que están igual de presentes en el “pan antiperonismo” (yo no tengo la culpa de que ese colectivo gastrico no sea capaz de elaborar un nombre más decente), no son más que la expresión de que el elemento ordenador es otro.

  39. Ricardo dice:

    Cuando no hay debate en términos políticos concretos sobre temas específicos es imposible salir de la dicotomía, porque no hay juicios, sino pre-juicios. Yo no veo que haya argumentos en las participaciones de esto post. Y a veces, no siempre, ni siquiera hay intereses concretos que podrían operarar como explicaciones.
    P.Ej.: cuando se estatizaron los fondos del sistema de AFJP se tomó partido a favor o en contra del gobierno, no se analizó si era conveniente o no conveniente, si era correcto o incorrecto.

  40. Carlos Muniz dice:

    Daio: Dices “lo que si siento cuando escucho a la Presidenta, a Mariotto, a Boudou, a Timerman, Aníbal Fernández, a personas capaces como Horacio González, Ricardo Forster, Pacho O’Donnell tratando de explicar lo inexplicables, es vergüenza.” Quisiera preguntarte Ejemplos sobre las cuestiones que se tratan de explicar y que son inexplicables. Pues en caso contrario estaríamos generalizando sin hacer aporte concreto. Y ahí estamos aportando a denostar, degradar, sin fundamento a personas que tienen un pensamiento distinto. Hacemos lo que criticamos. Lo de boudou, no lo he escuchado y habría que ver si no está sacada de contexto. Luego podríamos dar una opinión. Lógicamente que vista así es realmente una expresión; como mínimo; muy lamentable
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: