De navegación y de témpanos

Los fines de semanas largos, y calurosos, no son propicios para la bloguería; las visitas y los comentarios disminuyen en un 60 %. Y, en mi caso al menos, reduzco aún más el posteo. (No es el estilo de Artemio; entre ayer sábado y las 12:26 de hoy ha publicado 6 posts enjundiosos y ortodoxamente K. Admirable).

Por mi parte, me siento inclinado a hacer algo que rara vez hago: aclarar una entrada anterior La equivocación de David Rockefeller, e insistir en uno de sus aspectos. Me motivó el comentario de Sergio Robles, nic de un viejo amigo que fue peronista ortodoxo y que quedó muy influído por la experiencia menemista (No son pocos, no crean) “Buen párrafo de Pablo Adreani en el suplemento Campo, de La Nación: “Alguien le tiene que avisar al Capitán que el crucero ya no está en las Bahamas y que estamos viendo la punta del iceberg… “.

Tengo que decir que me parece evidente que la Capitana está consciente del asunto. Ya desde hace muchos meses se ha asumido una política determinada – el tipo de cambio como ancla antiinflacionaria – que, más allá que se pueda discutir, y que tiene límites ineludibles, se entiende en ese marco. Y hay ahora un, muuuy moderado pero visible, enfriamiento de la economía, que es resultado y adaptación al contexto internacional.

No es un barquinazo brusco. Si bien la política general del kirchnerismo tendió, en la práctica y en el discurso, a alentar el consumo, siempre se trazó unos límites de prudencia. Tal vez excesiva: Nunca se decidieron, ni Néstor ni Cristina, a poner en marcha un Banco Industrial o a dar créditos subsidiados en la escala que lo hace Brasil.

Evito mencionar la quita de subsidios, y el discurso de Cristina en la Unión Industrial. Ya le dediqué varios posts, por ejemplo aquí, aquí y el más reciente, con 38 comentarios hasta ahora, aquí. Para no hablar de todo lo que apareció en la blogosfera K, en la troska, en Clarín y en Página 12, sobre el fascinante tema de si es un ajuste, un vuelco a la derecha o una profundización del modelo. Francamente, me parece que ya es bastante análisis para medidas que aún no se han tomado.

De todos modos, la política económica de Cristina Fernández no es el asunto de este post. Ojo: Creo que es el tema más importante, en el corto plazo, que podemos discutir los argentinos. Pero hay algo que hace difícil analizarlo con seriedad, y es que la mayoría de los críticos – bando en el que a menudo me incluyo – se resisten a tomar en cuenta su historia, y, faltaba más, a tratar de aplicar sus lecciones.

Estoy hablando de la historia de los críticos a los gobiernos K; no la historia de los gobiernos anteriores (que también es útil tener presente, claro. Ahí funciona la vieja advertencia de Perón: “No es que nosotros hayamos sido buenos; es que los otros fueron peores“). Justamente, ese post anterior versaba sobre el error que cometió un hombre informado como Claudio Escribano, y que compartía la mayor parte de la “opinión autorizada” en el ámbito internacional al asumir que con Kirchner “Argentina había resuelto darse gobierno por un año“.

Desde entonces, todos los años, casi todos los meses, los argentinos hemos escuchado y leído, en los medios de mayor circulación, advertencias sobre los témpanos con los que inevitablemente iba a chocar el barco La Argentina, conducido por esos irresponsables, el Presidente Néstor o la Presidente Cristina.

Por supuesto, yo entiendo que el crítico, apasionado como es, ve el iceberg taaan cerca, y está tan convencido que si lo esquivó hasta ahora fue por milagros irrepetibles como la soja, el Real alto o algún otro… que no se puede contener. Lo comprendo, y hasta acepto teóricamente que esta vez puede estar en lo cierto. Pero es imposible dejar de tomar en cuenta que todas esas profecías fallidas reducen la credibilidad de los críticos. Y la credibilidad es – lo recuerdan siempre los ortodoxos – un elemento esencial para la política económica. También lo recuerda una vieja fábula, la del pastorcillo mentiroso. Al final el lobo vino, y no le creyó nadie.

Eso sí, quiero agradecer a Sergio Robles que acercó la nota sobre la caída de los precios del agro que, sin ser técnica, da un buen resumen de la situación global, desde el punto de vista de los productores rurales. Que son, no olvidemos, los que aportan buena parte de las divisas que necesitamos para mantener estas políticas, o cualquier otras.

La crisis de la Unión Europea amenaza con arrastrar ya no solo a Grecia, Italia y España, sino que ahora hasta la propia Alemania está comenzando a sentir sus efectos más indeseados.

Los Estados Unidos ya preparan un plan de contingencia de su sistema financiero ante la posible caída de la economía de Europa y una potencial corrida si el euro sufre una implosión. Ya hemos tenido en 2008 una muestra del efecto que puede tener en los mercados una crisis de la magnitud de la sufrida por los Estados Unidos.

Y ahora es el turno de la Unión Europea, segundo bloque económico mundial, y el impacto sobre la cotización de las commodities está comenzando a sentirse. Sucede que la primer economía y locomotora del crecimiento mundial, China, ya está comenzando a sentir efectos de fatiga en su actividad económica ante los magros resultados de recuperación de la economía estadounidense y el comienzo de la crisis europea.

Europa es el principal mercado comprador de harina de soja, y para la Argentina es el principal destino de exportación de este producto. China es el primer importador mundial de poroto de soja, y para nuestro país es también su principal destino exportador. A estas alturas de los acontecimientos se hace muy difícil no recibir los efectos de la onda expansiva que esta nueva crisis puede llegar a producir en los mercados“.

Los argumentos que siguen son plausibles, y son expuestos con frecuencia por Héctor Huergo y nuestro colega bloguero Mariano T., de La Patria chacarera.

Cada campaña el productor invierte, bajo tierra, casi 7000 millones de dólares en semillas, agroquímicos y en labranzas. A ello hay que agregar el transporte, la industria y todos los procesos agroalimentarios que permiten llevar los alimentos a la góndola y a los mercados de exportación.

Al Gobierno le queda poco tiempo para poder anticiparse a la crisis global que se avecina, ya no se trata de abrir o de cerrar las canillas de las exportaciones, sino que se trata de buscar el mayor ingreso de divisas cuando el mercado nos lo permite y no cuando nosotros queremos.

Una nueva crisis global tendrá efectos negativos sobre el precio de todas las materias primas agrícolas, como lo estamos viendo en estos momentos, pero no podemos asumir que esto termino aquí pues podemos estar recién en el comienzo“.

Es lógico que un empresario defienda sus intereses, y busque los argumentos que le sirvan. Pero serían más convincentes si tomaran en cuenta que los suyos no son los únicos intereses que debe atender el gobierno, que los errores políticos, muy recientes, que cometieron sus dirigentes les impidieron construir alianzas, … Y, que las políticas que favorece algo tienen que ver con la catástrofe global que describe.

27 Responses to De navegación y de témpanos

  1. El Lurker dice:

    El Faraón es malo, pero le tocaron años de buenas crecidas del Nilo.

  2. victorlustig dice:

    Lurker, podes decir eso de Clinton tambien por ejemplo

    pero, yo me imagino algo similar a la decada del 30 en los años que siguen

  3. Gerardo González dice:

    El suplemento económico de Clarín de hoy, un buen diario, sacó una excelente nota sobre el gas oil sojero y la nafta azucarera y maicera.
    Resulta que somos el PRIMER exportador mundial de Oil Soja.
    Cristina tenía hasta hace poquísimo un discurso acerca de que la Argentina era inmune a la crisis mundial, por las virtudes del bendito modelo. Después de las elecciones, paradójicamente, está cada dia mas sensata.
    Nos quitarán sangre, pero no moriremos.
    Caida del 5 al 10% en toneladas y del 10 al 40% en precios de Lo Sojero. Menos dólares.
    Lo de Europa mete miedo, pero no se nos caerá el cielo encima. Todo parece indicar una contracción a la japonesa, a nivel global.
    Algunos mas, otros menos.
    El principal problema argentino es, de lejos, la inflación.
    El ajuste de tarifas, naturalmente, provocará recesión.

  4. MAGAM dice:

    Si, podria pegar por el lado del PBI y su bendito crecimiento, que poco indica sobre el bienestar de la poblacion. Me parece un parametro tan mediocre que no puedo creer la importancia que le dan. No indica la direccion de ese crecimiento, de hecho en muchas ocasiones es tumoral, que por supuesto no es sustentable. Y poco tiene que ver con el desarrollo de una nacion, el cual creo que proviene desde adentro y depende muy poco del exterior.

    Ojala algun dia pudieramos perder una decada como los japoneses.

    Incluso se habla en economia y finanzas que los arboles no crecen hasta el cielo, pero se empeñan con el crecimiento del PBI. En lugar de hacer sostenible la actividad economica y sobre todo justa.

    Espero que nuestra presidente se focalice en lo que es importante. Le tengo confianza a pesar de ciertas diferencias, igual creo que NK era el que la tenia bien clara en politicas economicas.

  5. Carlos dice:

    Muy bueno su post de hoy Abel, lástima que vió, algunos comentaristas cómo el de arriba, que habla de una contracción a la japonesa. Será obstetra el Sr González?
    Saludos.

  6. El Lurker dice:

    Yo voté al kirchnerismo por última vez en el 2005, a Bielsa en la Capital.
    Lo voté porque veía al kirchnerismo en lo económico como la continuidad del gobierno de Duhalde.
    Me equivoqué en votarlos, porque a Lavagna le piden la renuncia poco después de ganar esa elección, y también se descubrió poco después que lo de las cuentas en Suiza de Enrique Olivera había sido una sucia operación política para perjudicar al candidato de Carrió y beneficiar a Bielsa.

    Ese año 2005, crecimos a tasas chinas, bajamos la pobreza, y tuvimos una inflación real, medida por un INDEC que todavía funcionaba bien, del 6.10%.

    Al año siguiente, con Felisa, trataron de controlar la inflación con acuerdos de precios, que fallaron (algo que quieren repetir ahora), a partir del 2007 ya no trataron de controlar la inflación, y se dedicaron a falsificar estadísticas.

    Pienso que el gobierno es malo porque pienso que estos años del 2007 en adelante podríamos haber crecido mucho (salvo el 2009 por la crisis), sin inflación y sin falsificar estadísticas, como hicieron otros países de latinoamérica. Esa es la gran razón.
    Después hay muchas otras cosas que no me gustan del kirchnerismo, pienso que son corruptos, la gestión de De Vido en energía y transporte me parece pésima, y después tenés las pavadas irritantes con las que nos sorprenden todas las semanas, por ejemplo las testimoniales con Nacha, los monotributos artísticos cantando Nunca Menos en el tiempo de descuento del futbol, o Pachu de Pablo y Pachu recoméndandome hace unas horas renunciar a los subsidios.

    No creo que estemos a punto de caer por un precipicio, pero es innegable que si Argentina no tuviera un problema inflacionario, podríamos devaluar tranquilamente como Brasil.

    A pesar de todo si el kirchnerismo es heredado por Scioli, Massa y Capitanich, probablemente los termine votando a ellos.

  7. Casiopea dice:

    Ahora se va a poner interesante la cosa. Si bajan mucho los precios, las retenciones como están se hacen insostenibles, y eso en un clima de apremio por divisas. Quiero suponer que no querrán solucionarlo con políticas que redunden en la caída de la producción, pero por donde se lo mire al tema se viene de baile.
    Abel, no hace falta ser fanático anti K para ver que hay demasiadas cosas predicadas de los precios altos y del consumo sin ahorro, por no mencionar la inflación que finalmente parece reconocerse como un problema. Si algo es insostenible, no se sostiene. Pero nadie sabe el día ni la hora.

  8. ricardo j.m. dice:

    subio 7 dolares la soja hoy, o sea que todos deberian decir lo contrario segun la propia logica loca de correr a las noticias y a los mercados y batir cantina.

    recuerdo la estacionalidad que cantaban como ignorancia de los no camperos en su momento.

    hoy estariamos en todo lo contrario de ayer si gobernara la oposicion, o sea el aumento coyuntural seria el clivaje del chamuyo y no su coyuntural baja de precios.

    hablan como si los granos fueran a costar dos dolares cuando se cosechen, claro la mano invisible del mercado. me habia olvidado.

    como siempre y al contrario del chamuyo de los comentaristas de diarios y lo que ven en la tele, la soja cuando tenga que valer va a valer a ver si dreyfus va a perder plata por la crisis, ellos y sus iguales se ocuparan que el precio suba “naturalmente”

    como pasa todos los años

  9. ricardo j.m. dice:

    y si no inventamos otra crisis del campo y hacemos subir los precios nosotros como en el 2008.

    porque si argentina retira la oferta sube el precio ¿ no/si ? o baja.

    y hay que ser imbecil para hablar de falta de capacidad de ahorro teniendo en cuenta que hace dos semanas todos los pobres trabajadores iban a cambiar sus ahorros en dolares.

    o sea cuando conviene para el chamuyo hay capacidad cuando no no hay.

    si no, no se quienes eran los ahorristas pequeños que en su considerable cantidad iban a provocar una corrida cambiaria transformandolos de pesos a dolares.

    eso pasa por agitar boludeces.

    sigan asi muchachos que van a lograr que 5 millones de personas griten en la plaza por la re re.

    no hay ningun problema con el precio de los granos mas alla que el propio del capitalismo bobo que profesa la oposicion.

  10. Mariano T. dice:

    Con la situación de volatilidad actual hay que ser un mago para adivinar precios de acá a un año. De hecho aquel que se sienta con capacidad de adivinarlo puede apostar sus bienes y hacerse multimillonario en los mercados de futuro. Yo paso.
    Acá hay una serie de 30 años:
    http://www.indexmundi.com/commodities/?commodity=soybeans&months=360
    Viendo la serie, y pensando la situación financiera mundial, hay más espacio para ser bajista que alcista.
    Lo otro que se puede extraer es que los últimos 5 años han sido una situación excepcionalmente buena. Si el plan cierra solo con los precios actuales, que pasaría con el TC y con el gasto público/PBI si volviéramos al 2005 en precios internacionales?(No hablo del 2001, que sería nefasto).
    Me gustaría ver ejercicios teóricos del impacto, quiero creer que estan hechos y ya estan preparadas las medidas de contingencia.
    Y me refiero a política económica global.
    En política agropecuaria pasamos de la no política de los 90, a la alta irracionalidad desde 2006. Hay dos vertientes de política agropecuaria, una mas o menos sensata (aunque resignada) en el Ministerio de Dominguez, y un mono con navaja en Comercio que no sabemos con que saldrá en el futuro. Esa puja puede ser determinante si hay un escenario de desplome de precios.
    Por lo pronto, los productores con cierto olfato político estan aliviados por la caída de 100 dólares (casi 20%) que tuvimos, que creo que alejan un poco la tentación de apretar el torniquete en un escenario fiscal no tan holgado.

  11. Abel B. dice:

    Casio, le soy franco, de Ud. esperaba un análisis más sofisticado.
    Estoy de acuerdo, lo dije otras veces, q hay problemas implícitos en las políticas económicas actuales. Acepto que pueden ser insostenibles.
    (Yo, soy moderadamente optimista. Pienso q el desarrollo agroindustrial, donde incluyo los biocombustibles, y la industrialización, todavía sin innovación tecnológica y con costos altos pero real, dan espaldas para aguantar. A largo plazo, está el “shale oil”. Puedo estar equivocado).
    Ese no es el punto.

    Hay 2 cosas en el post q Ud. y los críticos, en general, no contestan: 1) el problema, objetivo, que crean las profecías de desastre fallidas para que se tomen en cuenta las nuevas.
    2) MÁS IMPORTANTE. 9 años en Argentina es mucho tiempo, con nuestra historia de políticas económicas. Aún si mañana si fuera ésta al diablo – y no hay indicios de desastre inmediato – habría que analizar qué factores han permitido q haya proporcionado un período de estabilidad tan prolongado, considerando los antecedentes.
    Algunos insisten que todo lo explica la soja. No me parece serio.

    Un abrazo

  12. Carlos dice:

    En un país tan extenso y pródigo en recursos naturales , intelectuales, y humanos, llama la atención la aparición de comentarios tan elementales e insistentes en el mismo sentido del sinsentido. Decir que, la política agropecuaria es correcta (aunque resignada?) o seguir denostando a uno de los mejores funcionarios en décadas en Comercio, o que los productores están aliviados por la caída de los precios de la soja 100 dólares!! (para que no se tienten en confiscarles sus ganancias) es una soberana estupidez.
    Mis saludos.

  13. Casiopea dice:

    El tema, Abel, para mí, es qué se hace con la plata en tiempos de bonanza, para afrontar mejor la inevitable adversidad, para que una crisis ocasionada por situaciones sobre las que no tenemos ningún control no nos deje panza arriba y peleados. Todas la políticas económicas tienen problemas implícitos, pero algunas se resguardan mejor que otras de esos problemas. Ahora CFK parece estar dando señales de abordar por lo menos algunos de los intríngulis, lo cual celebro y espero que para eso le sirva su capital político.
    En cuanto al problema de las profecías, el problema es cuando todos se dan cuenta de quién tenía razón ya es demasiado tarde. Véase la actual crisis financiera de EEUU y Europa. No faltaron anunciantes desde el 2003-4, que yo recuerde, y la fiesta siguió por varios años más. Tener razón antes de tiempo puede ser lo mismo que equivocarse.

  14. Mariano T. dice:

    El aumento de biodiesel obedece a dos razones:
    1) El diferencial de retenciones
    2) la estúpida idea de los chinos de no comprarnos aceite de soja por dos años.
    Pero deja en claro la alta capacidad de reacción de la cadena agroindustrial cuando se encuentra un nicho de rentabilidad. Con TIR de más de 50%, a pesar de que el futuro es incierto (porque es un negocio algo artificial) , los miles de millones necesarios salen de abajo de la s piedras.

  15. Mariano T. dice:

    Soberana imbecilidad es tratar como uno de los mejores funcionarios a un sujeto que fracasó en todo lo que metió mano.
    Lo del INDEC , tratndo de alterar los índices, y generando otros en los que nadie cree, es un fracaso.
    Lo de la carne, tratando de controlar el precio y terminando con la matanza del 20% del stock en tres años y la suba más pronunciada del precio de la carne de la historia, es otro fracaso.
    Y solo para nombrar los más notables.
    Por otro lado, no dije que la política agropecuaria era correcta, todo lo contrario, sinó que hay cierta sensatez en el ministerio aunque esa política la terminen manejando otros funcioarios como el dichoso Moreno (por eso es nefasta).
    Por último, no dije que “los productores” veían bien esa caída de 100 dólares. Sinó los productores con olfato político, que son una minoría ínfima, y que seguramente estaban cubiertos a la baja..
    Ese estilo de Carlos (como ya hizo arriba con gerardo) de solo oponer descalificaciones a las posturas ajenaas, sin argumentar nada (salvo la idiotez sobre Moreno), no es precisamente un aporte al debate, sería bueno sumar aunque sea un mínimo pensamiento propio o un argumento.

  16. Carlos dice:

    Marianote, como siempre termina aclarando y desdiciéndose. Los productores con olfato político? El olfato político los cubre a la baja? El olfato de éstos productores, entre los que obviamente parece encontrarse Marianote, sólo les permite acercarse a subsidios, créditos blandos, evasión fiscal, trabajo esclavo, ataques especulativos al peso, cortes de rutas salvajes durante 4 meses en 2008. El argumento de la derecha y sus loros repetidores. Saludos.

  17. Gerardo González dice:

    Un agregado, leyendo los comentarios anteriores: coincido con nuestra Reina que se requiere “sintonía fina”, metáfora radial un tanto demodé. Además, usar el mejor Dolby disponible.
    Al que dijo que una década perdida era inconcebible, le recuerdo la de los ochenta, hace poquito.
    El que parece ir a una meseta del PBI es el mundo entero, algunos mas, otros menos. Discutir si nosotros creceremos y cuanto, nos estancaremos o tendremos recesión, es un poco tonto. Basta con esperar y ver. Depende de acontecimientos que nadie conoce. Casi todas las opiniones son expresiones de deseos, lo que no es malo en sí mismo.

  18. Norberto dice:

    Bueno, muchachos, veamos cuando se sembrarón los siete millones de tn de soja que los sacrificados tienen en los silos, el poroto no alacnzaba a los U$S350, pero sembraron igual porque la ganancia alcanzaba para el doble piso, y hoy pese al descenso está casi un 20% por encima de ese valor, por otra parte cambio en sentido beneficioso, el modelo de exportación de este producto (grano, aceite, harina, biodiesel, glicerina o aun glicol), pero suponiendo que no hubiera mercado, ninguno de los que estan en es negocio, está endeudado, y la mayoría tiene medios suficientes para aguantar una cosecha hasta lograr precios aceptables.
    Por el otro lado Casio habla de las necesidades de divisas que no especifica, dado que con solo confrontar la deuda externa exigible, se ve una acentuada baja de esas necesidades, que todavía puede ser abastecida por un mix de reservas y excedentes comerciales, siendo el único punto de fricción las remesasde utilidades y regalías, que creemos pueden restringirse mediante las medidas de caracter fiscal que se pueden aplicar (como por ejemplo las usadas para frenar el mercado del “blue”).
    En cuanto a las políticas del pálido, solo lo voy a recordar como un solícito empleado de Anne Krueger durante el interinato del Senador en ejercicio del ejecutivo, y solo adopto actitudes dignas cuando apretado por el Presidente de 22%, debió instrumentar el canje, donde ademas se mandó el moco, bien que aceptado, del cupón de PBI.
    Por otra parte, para nosotros los de a pie un descenso de la actividad económica con el consiguiente descenso de los precios internacionales de las materias primas, hará que gran parte de la inflación importada (40% según la FAO para los seis primeros meses del año), con un descenso de la superficie cultivada de soja dejando lugar para los cultivos y explotaciones normales que son las componentes de la canasta de consumo del argentino, con el consiguiente abastecimiento, y ¿por que no?, descenso de sus precios, ¿o acaso nos harán pagar precios superiores a los internacionales?
    Toda crisis es una oportunidad, y creo que una economía con gran capácidad de adaptación como la nuestra, solo necesita los estímulos, que contra lo que creen algunos, no son los del estado sino los del mercado en este caso, y pongo un ejemplo muy reciente, en la celebración de la UIA, estaban Betnasa y Rocca, grandes popes de Terniun/Tenaris, que tuvieron que aguantar a pie firme y con sonrisas que les dijeran de su falta de inversiones, pero que tenían la sonrisa a flor de labios por los negocios para los caños de explotaciones petroleras que vienen en estos próximos años (el shale oil tiene un precio de extracción de U$S20 por barril para un precio internacional actual de U$S110 de la calidad Brent, que es la semejante).
    Nunca menos y abrazos

  19. Mariano T. dice:

    Si esas idioteces son tus argumentos…

  20. Carlos dice:

    Marianote, las idioteces son las que ustedes decían en 2008,-2009 que iban a tener que importar trigo, carne, leche, maíz. Gracias a Moreno nos salvamos de todo eso. No les gusta que les recuerden sus argumentos gorilas y totalitarios, las chicanas de Biolcatti con Grondona, “hay un tipo que se llama Cobos”. Cristina les demostró a todos ustedes que estaban muy, pero muy equivocados Marianote, hombres de campo ché…

  21. Mariano T. dice:

    Norberto: Si tenemos 40% de inflación importada en un semestre, cuánta es la inflación total en un año? Las consultoras se quedaron recontracortas, según tu dato.
    Las consecuencias de una hipotética baja, no sería una disminución de siembras, porque todo bajaría a la vez, como sucedió en 2009. Solo una menor entrada de divisas y una menor actividad. Y no creo que la naveguen tan fácil como en ese año, pero solo es una opinión.

  22. Norberto dice:

    Mariano, por lo que se ve en el mundo, creo que acertas en la baja, pero cuando los precios internos de los otros bienes, como ser la lechuga y el tomate, son atractivos, esas pequeñas superficies hoy dedicada a la soja, seguramente viraran a cultivos y explotaciones de mayor rendimiento, aunque haya que trabajar.
    Por otra parte, el índice de la FAO, es sobre cereales, oleaginosas y demas productos que componen el comercio internacional, que son muy importantes en economías como las del Magreb, y que por lo tanto hizo estallar la primavera arabe, pero para nuestra canasta de consumo, que es bastante sofisticada, solo inciden en una porción, si bien apreciable, de la misma, por ejemplo en el trigo o en la leche y sus productos derivados, que por supuesto deberían tender a la baja en el país por menores precios y menor demanda internacional.
    Nunca menos y abrazos.

  23. Mariano T. dice:

    No Norberto. Lechuga, tomate y otros “no transables” se manejan de acuerdo al consumo interno. Cuando se produce de más, los precios bajan al subsuelo. Cuando se producen de menos, a la estratósfera. No tiene nada que ver con la soja.
    De hecho ante una baja de precios internacionales en general, la soja puede subir a expensas de cultivos de mayor costo como trigo o maíz, que encima estan controlados por Moreno.

  24. Norberto dice:

    Para nuestra desgracia, yo recuerdo que creo Corti, del consejo directivo de la FAA, que era o es de San Pedro y que tenía 15 Ha de quinta con duraznos, de los cuales arrasó diez para alquilarlas para sembrar soja, y tambien que gran parte de las quintas de alrededores de las grandes ciudades de la llanura chacopampeana tambien fueron destinadas a ese cultivo, por lo que la oferta de productos frutohorticloas es mucho menor.
    Por otro lado, si puedo pensar un futuro de la agricultura para el país, ese es el de ser la Italia de los chinos, con sus productos de altísima calidad, tal como se está logrando con los quesos y vinos, que día a día sorprenden por su mejora en calidad, y basta mirar la diferencia entre exportar leche en polvo o leche elaborada y estacionada en forma de quesos, para saber cual es mejor negocio.
    Nunca menos y abrazos

  25. Mariano T. dice:

    Partís de un dato falso, que es “la oferta de productos frutihortícolas es mucho menor”. En realidad, por los datos que tengo, es mayor. Si tenés alguna fuente que diga otra cosa hacémelo saber.

  26. Mariano T. dice:

    Abel: si deja que me insulten, publique también la respuesta

  27. Abel B. dice:

    Mariano, no es mi lectura de la situación. En la discusión general, Ud. y Carlos se trenzaron en un intercambio de acusaciones/chicanas políticas. Nada malo en eso; este es un blog político. Tengo mis opiniones, claro, y a veces intervengo en el debate, pero no censuro, ni juzgo las de los demás.

    Simplemente, limito las repeticiones, cuando ya no aportan nada nuevo. Lo hago a mi criterio – no tengo otra forma – y no me esfuerzo en equilibrar exactamente el número de intervenciones de cada uno. Trato de eliminar, únicamente, insultos personales (como no creo en la “corrección política”, los otros no me importan).

    A Carlos le borré una frase que consideré inútilmente ofensiva. A Ud., hace 8 horas, una respuesta que me pareció que no agregaba nada a lo que ya había dicho.
    Quedarse con la última palabra… es para chicos, o matrimonios desavenidos.

    Puedo equivocarme, pero trato de ser honesto. Y de no aburrir a los que entran.

    Me extendí aquí porque me parece que vale la pena dejarlo claro nuevamente a los visitantes. Este es un blog, no un foro (Los foros de los diarios… los encuentro lamentables. Y también hay administradores allí). Ud. tiene desde hace años su propio blog, así que también tiene que usar su criterio.

    Un saludo cordial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: