Algo sobre Aerolíneas Argentinas, y sindicatos – 2da. parte

Los comentarios que dejaron los visitantes en la 1° parte de este post me ayudaron a darme cuenta de cosas que decía y no dejaba claro, para ser un texto muy breve. Bueno, la subí apurado.

Una línea de bandera, como Aerolíneas Argentinas, puede ser utilizada, en las negociaciones de estado a estado, para exigir reciprocidad en las frecuencias de acceso a los destinos y rutas que a Argentina le interesen, a los países cuyas aerolíneas, a su vez, quieran acceder al espacio aéreo y a los aeropuertos argentinos. Como apunta Norberto, esto no quiere decir que se esté haciendo en todos los casos, o que otros países necesariamente accedan. Como se menciona en el post, un país como EE.UU. no necesita línea de bandera para negociar accesos que le interesan a todas las empresas. Nosotros, sí.

Mi alusión a que parte del presupuesto de una empresa como la que Aerolíneas Argentinas podría ser sería concebible que viniese del Ministerio de Defensa, es que una empresa nacional de aviación grande y con aviones modernos, puede ser un factor importante para desarrollar la tecnología y la infraestructura que una nación necesita. Si es que pretende tener chances de retener el control de su espacio aéreo.

Otra vez: el país que no tiene porqué limitarse en sus gastos militares y ya cuenta con una Fuerza Aérea bien equipada y con recursos, no necesita buscarlos en la sinergia con actividades civiles. Nosotros, sí.

También tuve ocasión, después de subir esa 1° parte, de leer la nota que firma Agustín Rossi en el Página 12 de hoy. Es política, asunto del que conozco un poco más que de aeronavegación.

Además de reivindicar, como es justo, la honestidad personal que demostró en su momento Mariano Recalde, la nota me indica que el gobierno quiere defenderlo y con él, al resto de los funcionarios jóvenes que los medios, y ellos mismos, identifican con La Cámpora.

Natural. Ningún gobierno “regala” a sus hombres frente al ataque de sus adversarios. Pero, es inevitable, la conducción política de AR ha quedado golpeada, después del anuncio de la “segunda etapa de gestión estatal“.

Como advertí al comienzo del post, no estoy en condiciones de evaluar técnicamente – dudo que hoy alguien lo esté, fuera de Aerolíneas misma y los niveles superiores de decisión, que cuentan con la información necesaria – las afirmaciones de su conducción y las de los gremios. Pero… alguna experiencia en el Estado me hace pensar que, si esa conducción fracasó en la primera etapa, puede deberse a que creyó que podía manejar la empresa negociando con las conducciones de sus gremios. No que sea imposible hacerlo, claro está, pero requiere mucha muñeca y conocimiento del negocio. Y tener muy claros los objetivos propios.

Si alguien se asombra que uno, con vieja vinculación y amistad con el movimiento obrero. diga esto, puedo contestar que, en la tradición peronista, siempre se miró con reserva a los “sindicatos de empresa”. En la visión historica del sindicalismo peronista, eran, son, los sindicatos por sector los que representan mejor los intereses del conjunto de los trabajadores. Los sindicatos “de fábrica”, como se los llamaba, podían caer, y a menudo cayeron, en la defensa de privilegios sectoriales.

(O, como en el caso de SITRAC-SITRAM, famosos en los tiempos del Cordobazo, encerrarse en un revolucionarismo de elites, alejados de las luchas del resto del sindicalismo. Pero eso es historia antigua).

De todos modos, mi observación no es doctrinaria, sino práctica. Y no tiene que ver con la demonización que medios oficialistas y alguna bloguería descarga sobre el titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (ATPA), Ricardo Cirielli. Comprensible, pero ineficaz. La opinión de los militantes K pesa mucho menos para él que la de los técnicos aeronáuticos.

El problema pasa por otro lado, y no esta sólo en AR. Las privatizaciones de Menem, sin precedentes por su escala y brutalidad, no fueron, en el fondo, originales. Hubo un proceso de “privatización clandestina” en muchas empresas públicas argentinas. Su propiedad real, es decir, las decisiones sobre políticas y, sobre todo, sobre sus beneficiarios pasó de manos del Estado – el Estado bobo, que tanto se menciona – a las de “ccoperativas” compuestas, en proporciones diversas, por sus proveedores, su línea gerencial, y el sindicato de la empresa.

¿Es necesario señalar que este proceso, y sus consecuencias, ayudaron a que las privatizaciones abiertas fueran aceptadas, en su momento, por la mayoría popular? Corresponde decir que sería injusto volcar la responsabilidad en esos sindicatos, que son el elemento estructural en esos acuerdos informales. Ellos siempre trataron de defender la continuidad de la empresa pública, simplemente porque su existencia dependía de ella. Y en muchos casos, como en los ejemplos paradigmáticos de Gas del Estado y de SEGBA, consiguieron garantizar una gestión eficaz.

Aún donde no lo lograron, porque las decisiones que determinaban el futuro de la empresa estaban fuera de su alcance y del de la “ccoperativa” – las tomaban ministros o presidentes del Banco Central – mantuvieron en el personal una mística de pertenencia admirable. Estoy pensando en YPF, Vialidad Nacional, …

A lo concreto: hay una tentación permanente a que el sindicato de la empresa se convierta en una asociación para la defensa de “kioskos” y privilegios sectoriales. Que no se vinculan necesariamente a los sueldos, que en todo el negocio aeronáutico son, y deben ser, altos. A menudo, mayores en muchas empresas privadas que en AR.

Hay que tener claro que los gerenciamientos privados que tuvo Aerolíneas Argentinas encontraron práctico mantener esos arreglos. Para evitarse batallas políticas, y porque no interferían decisivamente con sus intereses privados, que no pasaban por el fortalecimiento de la empresa.

Es tan ingenuo pretender que esos sindicatos, y sus afiliados, renuncien espontáneamente a sus privilegios y a su poder, como … esperar que los consumidores renuncien espontáneamente a los subsidios. Los gerenciadores estatales deberán encontrar la forma de lograrlo. No será fácil, pero para eso es que se pagan los sueldos de los cargos políticos del Estado.

8 Responses to Algo sobre Aerolíneas Argentinas, y sindicatos – 2da. parte

  1. Norberto dice:

    Viendo los posts, y los comentarios,debo decir que en el caso particular de AA, es verdad lo de la camiseta tatuada, lo que no significa que esa dedicación a la empresa no sea desviada por gremialistas como Cirielli (a quien si demonizo), que ademas de Apta, alberga en su gremio controladores que deberían pertenecer a APTESA, y a un gremio contestatario de auxiliares de vuelo, en su sede, en contra de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, y que ademas en el 2001 lanzó un paro salvaje en medio de las negociaciones que todos sosteníamos, dejando a la empresa en el suelo durante dos meses, con la postración posterior que significó despues volver a recuperar tráficos perdidos, y pienso que lo hizo en complicidad con Antonio Mata (pero eso solo es mi sospecha),
    A Mariano, le preguntaría si cree que en USA le regalarían el tráfico interno por ejemplo a Lufthansa, cuando British Airways, una empresa mundialmente poderosa, debió negociar para poder adquirir parte de USAir, no pudiendo comprarla toda, siendo como es AA una empresa con cerca de 10000 empleados argentinos de muy alta capacitación, que viven y consumen en el país, o quiere que como en el comercio de granos la flota de transporte extranjera, que se llevan anualmente U$S4000millones que se consumen en cualquier otro país (AA significan hoy entreU$S1000millones y U$S1200millones).
    Gerardo, no estar de acuerdo con decisiones que parten de segundas lineas de carrera, hacia arriba, no significa otra cosa que no optar por la obediencia debida, sino que se deben exponer los argumentos, tanto de las decisiones como de los desacuerdos porque en particular no dudo de la capacidad de los pibes, pero si de la información que se les provee, y vuelvo al ejemplo de mi primera intervención, pero ahora aplicado a LAN, hay gente que desde Buenos Aires va a Santiago para desde alli dirigirse a diversos destinos de USA, ¿vos pensas que LAN pierde plata agregando 24000Km a tu pasaje y compitiendo con las empresas de USA y con AA?
    Continuará, nunca menos y abrazos

  2. El Lurker dice:

    Yo de aeronavegación no entiendo nada

    Pero trabajo en un Hotel (afiliado a UTHGRA), y Aerolíneas Argentinas en un desastre. Es una empresa espanta-turistas. Muchas veces nuestros huéspedes recién llegan al segundo día de la estadía que habían programado. Les tengo bronca.

    Tal vez la tecnocracia no sea lo mejor para manejar un gobierno, pero a una aerolínea la tienen que manejar expertos, no políticos.

  3. Mariano T. dice:

    Si la empresa no empieza a brindar un muy buen servicio, y a tener cuentas mas o menos niveladas (que pierda menos de 100 palos por año), que los 10.000 turros que trabajan adentro se busquen otro trabajo, o que les den un plan social, en vez de perjudicar al resto de los argentinos.,
    El buen servicio es que se maximicen las propinas del botones del Hotel Salta, o las clases de tango, o que el hotel de Lurker este siempre lleno, o que haya cola en la parrilla de Puerto Madero, etc.
    Y que eso no nos cueste un ojo de la cara al resto de los argentinos.
    Si eso se logra con una AA estatal, o sin ninguna AA, por mi que los pilotos sean chinos o malayos, y que los avioncitos esten pintados del color que se les de la gana.

  4. FR dice:

    Abel, algo tiene que ver con este temita de la sintonía fina, que de algún lado me sonaba (claro “Tachuela” lo había dicho acá en Cba)
    saludos
    FR

    La “sintonía fina”, Duhalde y el giro a la derecha
    http://elviolentooficio.blogspot.com/2011/11/la-sintonia-fina-del-giro-la-derecha.html

  5. Voces dice:

    “….no estoy en condiciones de evaluar técnicamente – dudo que hoy alguien lo esté, fuera de Aerolíneas misma y los niveles superiores de decisión, que cuentan con la información necesaria – las afirmaciones de su conducción y las de los gremios. …..”

    Es muy probable que los 2 sectores tengan parte de razón en lo que dicen, pero si queremos tener “linea de bandera”, ésta debería ser manejada profesionalmente y no para “armar organizaciones políticas”.
    Dicen por ahí que esta gestión incorporó 2.400 trabajadores y yo no recuerdo haber visto avisos en los diarios solicitando personal para Aerolíneas.

  6. […] de Cristina Fernández. Sobre el tema de Aerolíneas escribí recién, aquí y aquí, y quiero reflexionar un poco sobre esto de la […]

  7. Norberto dice:

    Victor, vos y yo somos inyenieri, y por lo tanto, si bien no es nuestro menester, dicen que la ingeniería es utilizar los materiales de la forma mas económica que sea posible, por lo tanto tenemos idea del uso económico de medios y materiales, una gran parte del problema, sin saberlo, la da a conocer hoy A. Zaiat en Página cuando habla de los costos del transporte automotor, es de alli de donde la información recibida demuestra no ser la adecuada.
    Nunca menos y abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: