Apuntes para una reunión con Obama

Ahora que Hillary Clinton felicitó a nuestra Presidente por su triunfo electoral (versión en castellano / versión en inglés; la que está en inglés es un poquito más entusiasta) y se congratuló porque el Presidente de los EE.UU. tendrá una audiencia bilateral privada con Cristina Fernández en la muy próxima Cumbre del G20, tal vez sea oportuno repasar algunos elementos de la realidad política, de la estructura de decisiones de la que Barack Obama ocupa la máxima expresión institucional.

Aclaro que no pretendo asesorar a Cristina, por dos motivos: porque estoy seguro que tiene consejeros más capacitados que yo, y porque no creo que le sobre el tiempo para leer este blog. Mi idea es aportar a la discusión entre nosotros, enfocando factores que influyen en forma permanente en la política estadounidense hacia países como el nuestro, sin ponerme a especular sobre los motivos que impulsaron a Obama a proponer la reunión.

Esto se lo dejo a imperiólogos como Atilio Borón, que imagina aquí los siniestros motivos posibles (Francamente, no se me ocurre por qué habría de tener otra motivación que la de servir a lo que perciba como intereses de su país. Ese es su trabajo. Hasta me parece un poco racista, pensar que por ser negro sería revolucionario o al menos progresista, como si le exigieran que tuviera un gran sentido del ritmo). Por mi parte, me atengo al comentario que le hicieron en la embajada, con un fuerte acento yanqui, a un amigo mío “El pueblo ha hablado; y creemos que es tiempo de empezar una nueva etapa en el diálogo“.

(Probablemente mi amigo y comentarista habitual Eddie estaría en mejores condiciones para escribir este post. Pero yo tengo una única ventaja sobre él: No soy un activista comprometido del Partido Demócrata de los Estados Unidos).

Ante todo, quiero rescatar un lugar común de los análisis que se hacen aquí sobre la política exterior yanqui: “En el fondo, no hay diferencia entre Demócratas y Republicanos”. Porque es cierta, aunque debemos matizarla en un aspecto. En la política norteamericana, más allá de los discursos encendidos que se hacen para juntar los votos de determinados electorados, cubanos expatriados, judíos pro-Israel, en algún tiempo irlandeses inmigrantes, … hay una fuerte tradición que “La política termina en la orilla del océano“. Eso es posible en un país con un acendrado patriotismo, y con un fuerte componente aristocrático (por todo el etos antiintelectual y populista) en su sociedad.

Si dije que hay que matizar esto, es porque en los últimos años se ha acentuado un enfrentamiento muy amargo en su seno. El empobrecimiento relativo de los sectores medios y bajos, el desempleo, y, más que eso, el descenso en la calidad del empleo provoca malestar. También se percibe un problema cultural no resuelto, con una parte muy numerosa del pueblo norteamericano que cree en los valores de una “América”, que la anomia y el escepticismo moderno destruyen. Y que ven en el Partido Demócrata, sobre todo en la elite liberal que lo respalda, privilegiados sin patriotismo. El Tea Party, aunque le pese a Laclau, es simplemente la expresión más reciente de un populismo de derecha, con una fuerte tradición de casi 200 años en la política norteamericana.

Eso no se refleja en la política exterior, más allá de una fobia antiinmigrantes, ni lo hará en el futuro cercano. Los precandidatos republicanos para el 2012 no anuncian políticas distintas de la de Obama (Puede no gustarnos, pero no es posible ignorar el hecho que la gran mayoría de su pueblo considera a la caída de Gadafi, los asesinatos de Osama Bin Laden y de líderes de Al-Qaeda como éxitos de Obama).

Pero la dirigencia argentina, y la sudamericana en general, hará bien en no comprometerse con actitudes que la embanderen en la lucha política interna en los EE.UU. Porque es muy posible, aunque no inevitable, que sus enfrentamientos se agraven con el tiempo.

El otro factor que me parece decisivo en la política exterior yanqui es que, salvo cuando hay motivos muy específicos para tomar decisiones puntuales de envergadura – motivos de seguridad, de equilibrio geopolítico o de acceso al petróleo – los EE.UU. prefieren, en lugar de tratar “caso por caso”, sostener una política general acorde con sus intereses estratégicos de largo plazo.

En esto siguen las lecciones de su “madre patria” Inglaterra, que, el ejemplo tal vez más importante, mantuvo en los 120 años que transcurrieron entre la caída de Napoleón y la Gran Depresión de 1930 una política consistente de apoyo al libre comercio en todo el mundo (Con algún coqueteo con las “preferencias imperiales” a la vuelta del siglo). A pesar que también significaba una pérdida para la vieja nobleza terrateniente, como David Ricardo no se privó de señalar.

¿Cuál es el punto? La actual etapa del sistema de capitalismo financiero global fue edificada desde la década de los ´70 del siglo pasado, en particular a partir que Richard Nixon decretó la inconvertibilidad del dólar en 1971, con la participación decisiva – no excluyente, claro – del gobierno de los Estados Unidos (Si alguien plantea que “en realidad” no fueron los EE.UU., sino “una oligarquía financiera que…” voy a pedir que indiquen cuál es el otro actor que representa a los “verdaderos Estados Unidos”. Y si me dicen que Lyndon La Rouche, no los voy a tomar en serio).

Ese conjunto de intereses y de reglas de juego, y de leyes de patentes, fue apoyado consistentemente y con dureza por el gobierno yanqui en casi todas las circunstancias. A pesar que implicó una progresiva desmantelamiento de sectores muy importantes de su economía, y de la pérdida de la mayor parte de los puestos de trabajo en esas áreas (repasando datos demográficos para un post reciente, encontré que Detroit, la legendaria capital del automóvil, perdió un 25 % de su población en los últimos 10 años!).

Es cierto que uno tiene la sensación que la clase política norteamericana, en su conjunto, sostiene sus dogmas como menos… terquedad que la exhibida por sus equivalentes europeos. Pero será conveniente que tengamos muy presente que no abandonarán sus políticas estratégicas – siguiendo las cuales presenciaron el derrumbe de la Unión Soviética y quedaron como la única Hiperpotencia militar – por la exhortación, bien intencionada o no, de presidentes “latinos”. Nuestro objetivo de máxima, en esta parte del continente americano, sólo puede ser el de defender nuestros intereses en una dura, aunque educada, negociación. Sin olvidar nunca que el realismo “anglo” respeta a los fuertes y desprecia a los débiles.

22 Responses to Apuntes para una reunión con Obama

  1. Larisa dice:

    Pienso que el Tea Party, lejos de disparar lamentos en Laclau, podria ser un ejemplo mas de emergente populista de los que da en La Razón Populista

    Ron Paul dice que le va a poner el moño a la FED, es decir le va a quitar el curro de ganar dinero prestandoselo al estado para que este emita. Si lo hará o no… me inclino a creer que no podrá. Algunos dicen que quitarle el 6% de la emision de dólares a la FED fue lo que le costó la vida a JFK.

    Coincido en que Larouche por su edad o vaya a saber porque otra cosa no tiene chances por mas revuelto que este el rio.

    Democratas versus Republicanos sXIX. Esta vez quiero que gane el Tea Party, su aislacionismo y la irracionalidad/inviabilidad de sus propuestas hacia el interior de los EEUU es lo que mas nos puede beneficiar.

    Coincido con “defender nuestros intereses en una dura, aunque educada, negociación. Sin olvidar nunca que el realismo “anglo” respeta a los fuertes y desprecia a los débiles”.

    Para hacerla corta yo a eso le digo “soportar un apriete”.
    La merma de la influencia de USA no es de una magnitud tal que le impida “apretarnos”. Solo coordinando con Brasil y el resto de los paises de America del sur que se sumen podremos resistir el retorno de USA al patio trasero para ordenarlo y desmalezarlo en vista a las decadas que vienen en Medio Oriente y Africa, el lugar donde parece darse el enfrentamiento con China.

  2. oti dice:

    Abel, el “verdadero USA” (el real) es un país dominado en una enorme medida por intereses oligárquicos (que no son sólo financieros). Justamente, la historia de ese dominio se remonta a la medida de Nixon en 1971 cuando desconecta el U$S del oro.

    Los “verdaderos intereses” de cualquier país se alcanzan cuando logra articular un Estado Nacional, es decir, un control de sus clases populares (burguesía y clase obrera, para simplificar) de los resortes económicos y políticos fundamentales, para que haya bienestar general (preámbulo de la C.N. americana y el nuestro también).

    Cuando no se logra articular ese Estado Nacional (por definición soberano), los “verdaderos intereses” son los oligárquicos globalistas.

  3. oti dice:

    Por ej., uno no diría que los “verdaderos intereses” de la Argentina en 2001/2 eran Cavallo, De la Rúa y Duhalde. Uno diría que ellos representaron, independientemente de lo que hayan querido o percibido, la administración de los efectos locales de una de las oleadas de la crisis globalista y el intento de salida de esa crisis, haciéndole pagar a los asalariados la misma.

    Son cosas lógicas que pasan cuando no hay un Estado Nacional.

  4. Sergio Robles dice:

    Dice el señor del Blog: “…Aclaro que no pretendo asesorar a Cristina, por dos motivos: porque estoy seguro que tiene consejeros más capacitados que yo, y porque no creo que le sobre el tiempo para leer este blog.”

    En mi modesta opinión lo primero -y por lo visto hasta aquí- es falso y lo segundo probablemente cierto.

    Don Abel: una vez más hace Ud. gala de su exquisita caballerosidad, pero ambos sabemos que el Titanic ha vuelto a zarpar esta vez con Mercedes y el Vasco (de nuevo él) en el puente. mientras en el salón principal suenan los acordes melodiosos (??) de La Mancha de Rolando.

    PDT Dónde está el Piloto?

  5. Abel B. dice:

    Estimados.

    Oti, como lo respeto intelectualmente y comparto su inclinación por el Estado Nacional, no voy a admitirle el “gambito Parcass”: que conteste un argumento con algo que suena parecido pero no tiene nada que ver con lo planteado.

    No hablé de los “verdaderos intereses” de nadie ni de nada. Sería un juicio de valor, que, como todos ellos, requiere que se defina primero quién evalúa ¿Quién decide cuáles son los “verdaderos intereses” de los EE.UU., por ejemplo? Ud. y yo podemos tener una opinión parecida ¿A quién le importa?

    “El “verdadero USA” (el real)”, es un país de 312 millones de habitantes, gobernado desde hace algo más de 200 años con un mecanismo constitucional (con muchas enmiendas), con el equilibrio que recomendaba Aristotéles entre los elementos aristocráticos y democráticos, con algún toque monárquico en tiempos de guerra (que fueron los más). Les ha permitido mantenerse unidos, a costa de una Guerra Civil importante, y llegar a ser la Potencia hegemónica a fines del siglo XX y comienzos del XXi.

    Que ese mecanismo tiene mucha hipocresía, seguro. (La constitución de Liga de Delos también. Y la nuestra, no digo nada). Que tiene graves problemas, más seguro aún. Pero si fuera yanqui, pensaría muy bien los cambios. Lo que en Internet suena bien, en la práctica puede no funcionar.

    Por ahora, la actual oligarquía que gobierna los EE.UU. (AyJ recomendaría leer Pareto) es el único interlocutor que tiene Cristina, y el resto de nosotros. Si ellos siguen el camino de De la Rúa y Cavallo (puede ser. En todo caso, será MUCHO más lento), esa es una cuestión que decidirá Marte, que juzga a los príncipes.

    Larisa:
    En mi opinión, La Rouche es un delirante, marginal al sistema de poder yanqui. Puedo estar equivocado, pero hasta que me lo demuestren, no perderé tiempo analizándolo.

    Ron Paul forma parte, obvio, de ese sistema de poder. ¿Llegará a ser algo más que una figura excéntrica, símbolo de valores respetados pero sin propuestas serias, con posibilidades reales? (En la tradición anglosajona, esas figuras tienen un lugar histórico. Aquí, lo más parecido fue un Alfredo Palacios).

    Abrazos

  6. ana dice:

    A veces las fotos que pone ud hablan ,sobre todo en la interna americana .Quizás hasta el presidente es prisionero de zenda.
    Usa ,que tampoco es USA en si sino el IMPERIO siempre-desgraciadamente-está muy presente en estas latitudes australes ,sobre todo la financiera y espectante USARMY ya que la dirigencia militar subordinada està un poco en receso.
    Veo que está cambiando su lenguaje ,no sigo hablando porque terminaré conspirativa-según ud.oti la financiera tiene dos puntas divergentes y convergentes.
    Solo diré algo cierto :Usa es la financiera (con nuevos capitales desde 1973),los intereses nacionalistas propios y USARMY ,a veces todo no coordina.
    El reclamo puede provenir de la señora de la foto.

  7. Abel B. dice:

    Sergio, no meta de contrabando asunciones, por lo menos, no demostradas: “ambos sabemos que el Titanic ha vuelto a zarpar”. Lo que es sabido es que Cristina Fernández gobierna desde hace algo más de 4 años, sin chocar el barco (salvo q Ud. adhiera a la tesis de N.K. como taumaturgo infalible. Yo no).

    Me parece obvio que la oportunidad de las medidas tomadas en relación al dólar (buenas en sí mismas) ha sido un error político. Y? Se cometieron muchos, se cometerán otros.

    Las guerras no las gana el que no comete errores (Ese se lo lleva Dios antes que crezca. Siempre necesita urgente ayuda en Su tarea). Las gana el que comete menos errores que el adversario.

  8. oti dice:

    Abel, USA está gobernada formalmente por esos mecanismos a los que te referís. A veces esa formalidad coincide con la sustancia (Estado Nacional). La mayoría de las veces no.

    Vos hablaste de “verdadero estados unidos”. El verdadero estados unidos es el que uno ve. Pero hay que ver, además de con los ojos, con la mente, porque si no te quedás en las apariencias.

    Efectivamente, estoy de acuerdo contigo, la reunión de Cristina será con un interlocutor real (independientemente de lo que crea Obama de sí mismo y de lo que hace) de la oligarquía global. Esa va a ser la diferencia entre ambos: Cristina intenta representar a un Estado Nacional (que tiene que construir en gran medida) y Obama es lo que es, independientemente de lo que diga o intente, el administrador de intereses globalistas oligárquicos. En cambio, Cristina no es eso. Representa otro proceso. Tampoco es la adalid del Estado Nacional, pero representa otro proceso que, con seguridad, no representa la administración de los intereses oligárquicos.

  9. oti dice:

    Está por demás claro que, con las hipótesis con las que analizo la realidad, nunca un administrador de los intereses oligárquicos globalistas puede defender un “interés nacional”, porque lo global es lo contrario a lo nacional.

    Un Franklin, un Lincoln, un F D Roosvelt, un JFK, por ej., podían haber defendido un “interés nacional”.

    Por eso es tan importante tener claro las estructuras Imperio (oligarquía)/Estados Nacionales (pueblo), porque es lo que nos permite distinguir quién dominan y para qué.

    Después están los matices, las proporciones, las zonas grises, pero lo esencial no hay que perderlo de vista, o sea, los principios que distinguen a un Imperio de un Estado Nacional.

  10. Capitán Yáñez dice:

    Mi estimado Abel:
    Sepa Ud. que como siempre, he cumplido con la palabra empeñada. Dije hace unos dias que me iba para el Mare Incognito y aquí ando, navegando en él. Me compre un prao, al que en su homenaje dí el nombre de “El Blogger”, y, acompañado por unos cuantos viejos Tigres de Mompracem -Sandokan, aburguesado él, se quedó jugando al polo con nuestro vecino el sultán de Brunei- andamos en estas turbulentas pero interesantísimas aguas. ¿Así que ahora el Tío Tom es el que pide reuniones con los presis sudacas? Mire usted… ¿Usted leyó a Borón? Yo leí El Cronista el otro día, y según ese respetado medio el pedido del Tío Tom fue algo así como un llamado a la Dirección a vuestra presidenta para ponerla en el rincón, castigada mirando la pared, a la vieja usanza escolar (¿se acuerda, alguna vez le pasó?. A mí, unas cuantas, siempre fui medio quilombero). ¿Sabrán ésos muchachos que éso entre presidentes no se hace o a tal abyección los lleva su fanatismo por la bandera de las barras y estrellas? Creo, más bien, que el Tío Tom anda solicitando entrevistas buscando apoyos para alguna trapisonda de las que sus amos blancos le mandan hacer y él, como buen negro obediente, vá y hace.
    ¿Vió el despelote que armó el Papandreu ése? Parece que la Merdel anda echando maldiciones contra “ésos greco-latinos que no tienen remedio” y le siguen desvalorizando los bancos.
    Está lindo el Mare Incognito, pero ahora lo dejo porque tengo que hacer algunas anotaciones en el diario de a bordo.
    PD: mirando la foto, la Cris está linda, pero la otra tiene una papada cada vez más grande. Se parece cada vez más a la Carrió y a la Merdel, con razón el Bill anda refregando habanos por otro lado.

  11. parcass dice:

    Estimado Abel:

    No me use,viejo!.No trate de descalificar a OTI,un tipo que sabe de politica(y supongo que la milito) y no con un cualunquista como yo.

    Veo que por lo menos dos mencionan a Ron Paul.(Lo defino como el unico republicano decente).
    Y sus propuestas(recibo sus mails) son las unicas honestas y logicas.
    Y Ud no le da ningun credito.Fue un gran delincuente moral como Nixon que hizo un punto de inflexion en la historia economica.(Claro lo tenia enfrente a De Gaulle,que reclamaba su oro,y lo extorsionaba con los rusos.
    La historia mundial tiene esos cambios rapidos y profundos.El exito de Hitler es un buen ejemplo(con dinero yanqui)..

    Ninguna conspiracion puede variar el orden natural de las cosa.Nuestra ministra de economia(la Sra)no va a tomar ninguna medida correcta(mejor mandarla a un quirofano a que opero un abdomen agudo,lo haria mejor.)

    Pero veremos.
    Cordiales Saludos
    ramon c

  12. oti dice:

    No se preocupe Dr., que yo me defiendo solo.

  13. parcass dice:

    OTI: me estoy defendiendo yo,Nunca defendi a nadie.
    Saludos
    ramon c

  14. victorlustig dice:

    dr, este sin duda le va a gustar

    http://www.ttgnet.com

  15. parcass dice:

    Muy bien Ayg!!!

    (Lei rapidamente el tema griego,solamente)

    Es como dice este muchacho,son los bancos el problema y los bancos centrales detras:la propuesta de Ron Paul y de Huerta de Soto.
    Los estados nacionales,que estan en manos de los banqueros que crean plata de la nada,creen que son soberanos y de soberanos no tienen nada.
    Es la reserva fraccionaria,estupido!!!
    Ron Paul lo trato Bernmake de traidor a la patria.
    El griego la hace facil y llama al pueblo a que decida.
    Aca optamos por “devaluar” por los diarios:cuanto vale un dolar?
    Cuando este Ricardo Echegarray como ministro de economia ,veremos.Lo arregla con la policia en los mercados.
    En fin,veremos.
    Gracias Victor,saludos a Abel.
    ramon c

  16. ABEL:
    Coincido con esa parte de tu comentario donde decís (refiriéndote a Atilio Borón): “Hasta me parece un poco racista, pensar que por ser negro sería revolucionario o al menos progresista” pero este señor la tiene con Obama desde hace rato. En un artículo publicado en noviembre del 2008 (¡solo 5 días después de la elección presidencial!), Borón ya decía: “Lo peor que podría ocurrir es que “el negro” de la Casa Blanca (…) termine siendo lo que en los Estados Unidos despectivamente se conoce como un “Tío Tom”: un negro desclasado que traiciona a los suyos y que se pone al servicio de sus amos”. (http://www.atilioboron.com.ar/search?updated-min=2008-01-01T00%3A00%3A00-02%3A00&updated-max=2009-01-01T00%3A00%3A00-02%3A00&max-results=22)
    Como en otro artículo afirmaba que Obama no cambiaría la política del Imperio, puse entonces un comentario en su blog donde escribí: “perdóneme que le diga que es uno más que le reprocha a Obama que no va a hacer lo que Obama nunca prometió” y lo terminé así: “Quizás usted hubiera preferido que los dos millones de personas que fueron al National Mall le hubieran exigido a Obama la formación de soviets de obreros y campesinos para emprender la reforma agraria y una política exterior anticolonialista y antiimperialista. Lamentablemente, disculpe usted Sr. Boron, nosotros estamos en otra”.
    Fue muy amable en contestarme: “Hola Eddie, veo tu comentario y concuerdo en que a los trabajadores de EEUU les importa muchísimo más lo que Obama pueda hacer dentro de USA de lo que pueda hacer afuera” (se puede ver aquí: http://www.blogger.com/comment.g?blogID=3198343662148101737&postID=4648672502184284316)
    Perdoname que me cite a mi mismo pero quería mostrar que hace rato lo tengo junado al señor Boron como alguien seguramente muy versado y respetable pero que parece haberse estancado en clichés de otra época.
    Eddie

  17. Abel B. dice:

    Tenés razón, Eddie. Se me ocurre que las diatribas contra Obama – diferenciadas de diatribas contra el presidente de los EE.UU. – son parte de una discusión interna: Son diatribas contra los que se ilusionaron con Obama en su momento (aunque ahora están desilusionados).

    Yo no participo, porque nunca se me ocurrió que Obama se candidateaba para benefactor de la humanidad, o que alguien pudiera creerlo seriamente. Se le notaba que quería ser presidente de los EE.UU. (y lo decía!).

    Un abrazo (Y te felicito: A Atlanta no llega la nieve)

  18. Larisa dice:

    Eddie, nadie esperaba soviets de Obama pero todos esperaban algo.
    ¿Hay alguna dimension en la que no haya defraudado o se haya quedado muy corto?.

    Mis amigos liberales de USA estan absolutamente defraudados por Obama. Y era gente que no esperaba gran cosa. Eran concientes de eso.

    Eso da esperanza de que Obama ande buscando quedar bien en e patio trasero para conseguir votos latinos en el patio delantero. Sigo da esperanza porque sino viene de apriete y apriete feo.

    Guerras, torturas, economia… partidos y personajes como Obama estan en el camino de la UCR de aqui: el camino de los sobrantes historicos. ¿Para que votar a los Democratas alla, al PSOE en España o a una ALIANZA aqui o a Moreau -que le agarró la nostalgia del partid centenario y progresista- si ya sabemos que son malas imitaciones?

  19. Abel B. dice:

    Larisa, me tomo la libertad de adelantarme a la respuesta de Eddie, al que a lo mejor el huso horario lo demora.
    Los Eddie de allá votan por los Demócratas porque consideran que la alternativa es peor.
    Saludos

  20. victorlustig dice:

    Dr

    Vio, hay que leer de todo, pero, ese muchacho es libertario y yanqui, ambas cosas hasta la medula, recuerdo cuando en su pagina festejo el haber terminado su hipoteca.

    Ahora bien, es facil ser libertario alla, aca, el ecosistema es otro, con lo cual, las ideas son otras, yo no comulgo demasiado con lo que dice, pero, trato de practicar lo de Corleone, para el, Ud ( a menos que sea red neck) es otro habitante del patio trasero, no se equivoque

  21. LARISA: Abel, muy generosamente, se adelantó a decir lo que yo te puedo decir: los otros son peores, A diferencia de Argentina, donde hay una corriente política llamada peronismo que -en líneas generales- ha retomado lo mejor de su tradición histórica, en USA no hay nada. OK, la UCR, como vos decís, se está convirtiendo en un “sobrante histórico” (me gusta tu expresión). Pero ¿que harías vos allí si no existiera el peronismo y la única otra opción fuera, digamos, una fuerza muy pero muy a la derecha del PRO? Por ahora -y me gustaría equivocarme- no nos queda más que el “aguante” en el Partido Demócrata, tratando de arrimar modestamente el bochín a cualquier posibilidad de apertura a políticas menos crueles y a que no les arrebaten a los pobres las pocas conquistas que han conseguido. ¿Sabés, por ejemplo, que los republicanos están tratando de imponer legislación para quitarles a los empleados públicos las convenciones colectivas de trabajo y que por lo menos en dos estados ya lo han hecho? A mi también me gustaría que Obama hubiese sido diferente pero, bueno… es lo que hay.
    Eddie

  22. ABEL Una cosita más. No había leído el artículo de Borón que linkeas al principio de tu post. Lo leí ahora y es desopilante. ¿Que se cree este tipo que va a ser esa entrevista de Obama con Cristina? ¿Hitler recibiendo a Schuschnigg? ¡Que imaginación, por Dios! Ni Obama es el cabo austriaco ni Cristina se dejaría tratar así. Ese muchacho debería tranquilizarse.
    Eddie
    PS: Si, esta vez no nos nevó a nosotros sino a los yankis. Pero me gustaría que -aunque sea un poco- este invierno nevara aquí: nunca en mi vida vi nevar y quiero ver como es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: