El club de los peronistas

En la columna de comentarios de un muy reciente post sobre el triunfo de Carlos Soria en Río Negro, una visitante, Flavia, respondió así a uno de los míos: “Abel, con esa respuesta … ha entrado en el camino de “cerrar filas hacia adentro que ya el resto no nos suma” iniciado hace meses por A. López. Una lástima“.

Enseguida, otros cuatro visitantes aportaron sus distintos enfoques, cuestionando o bancando lo que decía Flavia. Pero siento que es un tema lo bastante importante para que trate de desarrollar mi posición (además de preguntarme quién será ese xenófobo A. López. Hmm…).

Empiezo por decir, ya que el tema eran los cuestionamientos que recibe Soria, que ninguna crítica, ninguna denuncia, aún la más sincera, se hace en política – o en los medios masivos, que son espacios políticos – desde criterios abstractos, en el vacío. Siempre nos indignan más algunos delitos, crímenes o “lamentables necesidades” que otros. Para poner un ejemplo bien peruca: los fusilamientos de la “Revolución Libertadora” nos afrentan más, a nosotros, claro, que los de la Revolución Cubana.

Yendo a cosas más actuales, la oposición “republicana” encuentra insoportable el manejo de la “caja” por el kirchnerismo para comprar voluntades, y aún más la aparente indiferencia de buena parte de la sociedad. El no muy lejano episodio de la “tarjeta Banelco”, cuando se denunció que los senadores se repartían fajos de billetes facilitados por la SIDE del presidente De la Rúa para aprobar una ley, es una anécdota ya casi olvidada.

Cualquiera con un poco de calle puede citar cientos de ejemplos. Pero para hacerlo bien amplio, recordemos todas las denuncias del troskismo de los crímenes y los atropellos de la burguesía. Les salen muy fácil, porque no tienen el poder suficiente para cometer algunos realmente pesados. Y la represión de los marineros de Kronstadt, en el único momento histórico que lo tuvieron. bueno… el mismo Trotsky explicó que ya no eran, cuatro años después, los mejores hijos de la clase obrera. Había muchos reclutas campesinos, y, encima, ucranianos.

Entonces, planteo un cinismo completo? No, entre otras cosas porque es un pésimo instrumento político. Un militante inteligente debe estar consciente de los errores y delitos de “su lado”, o no podrá convencer salvo a los muy tontos. Que quedan pocos.

Por mi parte, y como posición ética, debo medir las consecuencias de mis acciones y actuar o apoyar a los que pueden hacerlo. Tener presente todos los crímenes que se cometieron por nobles ideales y con las mejores intenciones – leer bastante Historia viene bien -, y, por eso, privilegiar la sabia máxima de Hipócrates “Primero, no dañar”. Pero sin dejar de tomar decisiones, sabiendo que no hay decisiones que no dañen a nadie en algo. La inacción también puede dañar, a veces para peor.

Vale también recordarse a sí mismo que nadie puede saber todas las consecuencias, porque la historia no termina nunca, y no dejar que eso lo inmovilice. Ése es el precio de ser hombre – o mujer – y no, como decía Aristóteles, un animal o un dios.

Toda esta filosofía es sólo una introducción, y, francamente, se justifica en que tenía ganas de ponerla. Sobre el punto en cuestión, quedó en claro en el post que a Soria lo cuestionan desde fuera y desde dentro del peronismo. Me pareció más interesante analizar los motivos de esos sectores, y que nos decían hoy sobre la realidad del peronismo y de la coalición que apoya al gobierno, que juzgar si esas críticas eran justas o no. El juicio que importa en los hechos lo hicieron ese domingo los ríonegrinos, cuando lo eligieron gobernador.

Pero ni haber ganado las elecciones, ni que el gobierno nacional lo apoye, termina con la discusión política. Las diferentes posturas son válidas, y cada una expresa una toma de posición y una estrategia.

La izquierda y el centro izquierda que apoyan al gobierno se identifican – dije en el post – por la crítica al peronismo como fuerza política y a muchos de sus dirigentes. Es legítimo, es parte de la política, y, la verdad, pienso que le viene bien al peronismo y a esos dirigentes. Salvo que pensemos que no tenemos ningún defectito criticable.

(Puedo pensar que es una estrategia limitada, que se parece a la de la oposición que ahora se desintegra, que también se centró en una crítica al kirchnerismo. Se me ocurre que ese es el argumento central detrás de las chicanas de Ramble. Pero eso es otra historia, y otro post).

Desde el peronismo… estoy de acuerdo con lo que comentó Horca. Una militancia joven que no critica a los dirigentes medios y que no cuestiona ninguna jugada de la conducción superior… No es una militancia sino una salida laboral.

Si en algo expreso fastidio personal, es con los que tratan la política como un deporte espectáculo y critican o condenan a los que se juegan… desde ninguna parte. “Yo no puedo aceptar … tal cosa“, me parece válido, digno, si se dice lo que se está dispuesto a aceptar, en nombre de qué fines. Pero tengo que reconocer que esa es la actitud legítima de la mayoría del pueblo, que no se interesan en la política y juzgan cuando votan. Pero esos no comentan en el blog.

(Además, ya Toynbee les advirtió que tendrán su merecido castigo: Serán gobernados por los que se interesan en la política).

En cuanto a la naturaleza del peronismo y quiénes están adentro o no, creo que mi posición la dejé clara muchas veces en el blog. El peronismo lo armó un tal Juan Domingo Perón entre junio de 1943 y febrero de 1946. Después, lo que era y lo que iba a ser lo decidieron todos los millones que se identificaron como peronistas. Y, creo, lo van a seguir haciendo.

POSTDATA: Para los que quieren evaluar en particular a Carlos Soria, les sugiero este test que propone mi amigo Omar Bojos: ¿Qué actitud va a tomar él con el acuerdo firmado por el gobernador radical por el que la provincia se compromete a ceder 254.000 hectáreas a una empresa estatal china, con liberación de impuestos?

35 Responses to El club de los peronistas

  1. sebas dice:

    Yo siempre pensé, Abel, que el peronismo es como el islam. Para ingresar en la feligresía cristiana, uno debe ser iniciado por otro devoto reconocido (a través del rito del bautismo). Necesita un converso que le abra la puerta (así sería para entrar a un PC, por ejemplo). Pero para que un impío se torne creyente, sólo debe pronunciar ante testigos la profesión de fe: “No hay más dios que Alá, y Mahoma es su profeta”. Eso es todo, no hace falta más, ni se pide más. El musulmán no necesita presentar ningún otro aval que certifique su membresía. Se declara como tal, y listo.

    Y así es en el peronismo. La única definición posible de “peronista” es una cuasi tautología: “peronista: dícese de todo aquél/lla que se reconozca como tal”. No sé si es el mejor método, podrán acusar el vacío ideológico, la ausencia de límites, etc.; pero es así. A mí me resulta práctico, porque niega funcionalidad a todo peronómetro, artefacto cuyo uso (además de nunca resolver nada) suele conducir a las piñas –eso hoy por hoy, y por suerte; hace unos añitos conducía al tiroteo.

    Y sí, entonces sí, peronista Oesterheld y peronista López Rega, y Galimberti y Abel Posse, y Rousselot y el gordo Cooke, y Osinde y Jauretche, y Cristina, y hasta De Narváez. Y debemos hacernos cargo de todo ello. Detesto cuando un compañero K (cual yo) la arregla fácil: “Nooo, pasa que Menem no es peronista” –y la puta que te parió, no va a ser peronista. ¿Le dejamos a un radical que zafe aduciendo que De LA Rúa no es un verdadero radical, sino una especie de deformación ontológica? ¿Permitimos a un marxista que se desentienda así de los bellos exponentes efectivos producto de sus ideas, como Stalin o Pol Pot o Kim Il Sung El Eterno? No, ¿verdad? Pues entonces empecemos por no escurrirnos nosotros de lo que nos toca.

    Y esto aplícase tal cual al kirchnerismo, como peronismo que es. ¿Soria se define K? ¿En público? Bien: es K. ¿No es él de tu agrado? Pues múdate a Río Negro, júntate con otros K (de los buenos, como tú), armad una agrupación, rosquead, pelaos el orto militando, venced, e imponed un dirigente que os apetezca.
    Aclaro: por más ironía que haya usado aquí, si lo logran, festejaré con ustedes, y de todo corazón; que tampoco me casaría con Soria, yo.

    Hasta donde yo lo he visto, el kirchnerismo, en cada territorio, al dirigente local: o lo gana para la causa, o lo pasa por encima; y si no puede ninguna de ambas, establece con él una firme alianza, que dura exactamente hasta el momento en que encuentra la grieta para entrarle y voltearlo. Y reemplazarlo por tropa propia. Así fue desde el vamos, empezando por el mismísimo Mr. Chassman de Néstor. Y yo aplaudo. No por falta de ética; es que en mi ética, que (por caso) más pibes cobren más AUH está muy por encima de mis pruritos ideológicos. Y apoyaré a los gobernantes que lo hagan, aunque sean capaces también de cosas que yo jamás haría –y tal vez por eso, precisamente, por esa y unas cuantas más capacidades de las que me faltan, ellos están ahí, dirigiendo un país, y yo acá comentando un blog.

  2. Capitán Yáñez dice:

    El que dijo aquello de “la construcción es cuantitativa, el gobierno es cualitativo” fue ese tal Perón que “armó” el peronismo “entre junio de 1943 y febrero de 1946”. Por lo visto, de “armar” algo sabía el tipo. Para los “puristas”: aquel peronismo no fue, ni por asomo, un compacto grupo de virtuosos cuyo curriculum el “armador” analizó con una lupa. Y para los “puristas”: la “espada legislativa de Soria” de la que habla Omix es una compañera que se comió ocho años en gayola, dictadura completa incluida. ¿Alguno de los “puristas” ostenta algo parecido en su curriculum?. Para más datos: en sus años mozos la cumpa en cuestión era insoportable de tan “purista”. Doy fé: militamos juntos en la JP La Plata. ¿Qué le cuestionan a Soria -o al que sea-? ¿Menemismo? Buena parte de los kirchneristas pasaron por ahí. ¿Duhaldismo? Idem. ¿La foto con un nazi con la que lo fulminó Verbitsky? Hace poco el Perro apareció en una foto -bien reciente- con Morales Solá, muy sonrientes los dos. ¿Darío y Maxi?. Ahí cerquita de la estación Avellaneda murió Mariano Ferreyra. Soria acaba (con perdón de la expresión) de tomar por asalto -electoral, se entiende- un bastión radical. “Radical K” podrá refutarse. Si, como Cobos. En cualquier caso, muchachos, la conducción es Cristina, no Soria. Así que tranquilos.

  3. Marcelo dice:

    Estoy tan de acuerdo con Sebas, que mejor no pongo nada.

  4. Flavia dice:

    Muy buen post, Abel. Y necesaria la introducción filosófica. Mi comentario sólo intentó ser un “chúmbale” ironico y no molestar a nadie. En particular, no soy purista y menos moralista ya que se reflexiona sobre Política y ya está bien desarrollada la inutilidad de lo moral absoluto en estas cuestiones humanas.
    El fuerte escozor que producen estos pases de posiciones no es exclusivo de ningún partido político argentino, pero es extremadamente molesto para los ciudadanos de a pie que no formamos parte de algún colectivo partidario. Aunque los que ya vivimos lo más denso y oscuro de la historia del país hemos visto de todo. Lo mínimo que se pide es coherencia ideológica y no el oportunismo del “catch all”. No todo da lo mismo creo entender en el rechazo que se escuchó sobre este y otros figurones.
    En fin, yo, particularmente, no comparto ese modo tan abarcativo del movimiento para unas cosas y tan excluyente, (como el comentario que dio origen a este ya tan extenso) para otros como “los progresismos”.
    Si, es MI problema. Es sólo una opinión entre tantas. Mientras este gobierno permanezca defendiendo el rol del Estado en el desarrollo del país y controlando el mercado, tendrá estos apoyos. Pero después se encontrará nuevamente con un escenario de “estampida y fuga” como en el conflicto agrario y los reacomodamientos posteriores hasta quedar debilitado como 2008-09.
    Saludos.

  5. Capitán Yáñez dice:

    Estimada: “el modo tan abarcativo del movimiento” incluye unas y otras cosas. Que se sepa, al menos, Ricardo Forster y muchos como él andan a sus anchas por el movimiento sin que nadie los persiga con un peronómetro. La cuestión es que no se lo ve a Forster gobernando una provincia, ni siquiera encabezando una campaña. En algo parecido anduvo Filmus -a quien no puede acusarse de “retrógrado” ni de “ortodoxo”- con resultados poco convincentes. Le faltó “punch”, “carisma”, o lo que sea, algo les falta. Por supuesto que no todo da lo mismo. Por eso Cristina está donde está y Soria “donde va a estar” y no parece que vaya a pasar de éso (que no es poco, claro). Y, por supuesto también, “estampida y fuga” son posibilidades siempre. Ahí andan Sojita Solá succionando calcetines a ver si alguno de los que se quedaron cuando él fugó ahora le hace un lugarcito, y, entre otros, el colorado bogotano divagando como alma en pena pidiendo “un votito por amor de Dios”. Gajes del oficio, decía mi abuela.

  6. Best Seller dice:

    Sebas, impecable. Mejor no lo podrías haber dicho.
    Lo único que tengo para objetar con respecto al caso Soria es que el problema estuvo en no haber podido construir en estos 8 años un candidato propio que dispute el poder contra Soria y Pichetto y haya obligado al kirchnerismo a cooptar a estos dos.
    Saludos.

  7. Ladislao Fokas dice:

    Me gustó el post, y el anterior. También el comentario de Sebas. La definición ‘nominalista’ del peronismo parece hasta lógica. Dado que no se trata de un partido donde se pueda estar afiliado formalmente, tiene que ser una manifestación, un decir. Que siempre es un hacer. La comparación con el Islam me la apropio.
    Ahora, la categorización crítica que hace a la discusión política, tiene que ver con discutirle al otro su adscripción en función de parámetros de posicionamiento político e inclusive, doctrinario. Los que estamos ‘adentro’ no nos consideramos fascistas aunque haya desde ‘fuera’ quienes consideren que el peronismo lo es.
    De igual forma a quienes no sostienen en su práctica la independencia económica o la soberanía política o la justicia social no los podré considerar peronistas. Claro que el tema siempre es qué consideramos parte de cada uno de esos conceptos doctrinarios…. y hasta en algunos casos si la prosecución de esos fines se obtiene mediante tácticas que aparecen como contradictorias con ellos.
    Pero hay cosas que por intuitivas y directas no dejan de ser verdades importantes: no parece nada intuitivo que desprenderse del patrimonio estatal de décadas sea consistente con la soberanía política o la independencia económica. Como tampoco las ‘relaciones carnales’. Quizá alguno dijo, bueno, es una táctica coyuntural para obtener a la postre todas nuestras pretensiones doctrinarias. No creo.
    Pero hay algo que un peronista no puede ni debe dejar pasar: millones de trabajadores desamparados, desocupados, reprimidos NUNCA puede ser peronista. Dígase el perpetrador lo que diga de sí mismo. Hasta le acepto que él se diga peronista pero le seguiré insistiendo por qué doctrinariamente y por su práctica NO lo es. No es un peronómetro, es una práctica. Nunca aceptaríamos como algo peronista disolver las organizaciones de trabajadores, por ejemplo. Hay límites, el tema está en dónde se los ubica en la construcción de mayorías, nunca como purismo.
    Quizá un tipo se diga peronista para aprovechar ciertos códigos populares, quizá lo crea realmente. Poco importa, por lo improbable de demostración del fuero interno.
    Pero de aquello a Soria como tal y su situación actual hay una gran distancia. Prácticas honestas o no, antecedentes sucios o no, el tipo está alineado a la conducción peronista actual. Y EL tema es cómo ejerza el mandato que el soberano le ha otorgado. Sumo otro punto al de Bojos: qué hará Soria con la policía de Río Negro? seguirá reprimiendo compañeros?

    Saludos

  8. “Les salen muy fácil, porque no tienen el poder suficiente para cometer algunos realmente pesados” y en seguida… Kronstadt! Y listo che, votá a Soria, votá a Lopez Rega, total “si ellos no lo hacen es porque no pueden, porque mirá como lo hicieron cuando pudieron”.

    Discutir en estos términos es, perdón si resulto demasiado expresivo, un poquito retrasado mental. En una humanidad en perpetuo conflicto es fácil señalar que un representante de determados intereses le pegó un tiro a alguno. No se salva nadie, ni San Martín.

    Con ese criterio, se equiparan los crímenes de la burguesía con la lucha del proletariado, porque total, todos matan gente ¿vistes?

    Para colmo, el chicanero, infundado y sibilino “y encima ucranianos”, como si Trotsky no hubiera repudiado siempre toda diferenciación de origen nacional o étnico, pero esto es menor.

    Los hechos de Kronstadt -vamos a intentar explicar hechos históricos sobre chismorreo de revistita- fueron decididos no por el Sabio Dedo del Pocho Trosqui, el Partido Bolchevique en aquella época no funcionaba así. El estado obrero, acosado por seis ejércitos de intervención, decidió esta acción por orden del Partido, en el cual estaban representadas las bases obreras mucho antes de que Stalin redujera el Partido al Comité Central, y el Comité Central a la nada. Trotsky se limitó a cumplir el dictamen asumiendo plenamente toda la responsabilidad en numerosos escritos. Igualito que Pocho, que como sabemos le ponía la firma a cada atentado de la Triple A.

    Y bueno, nosotros votamos a Soria pero mirá lo que hizo Trotsky eh? Esto es en el fondo la teoría de los dos demonios, tras la cual todos podemos dormir cínicamente tranquilos, porque viste, la política es así mirá, sucia, sucia, sucia…

    De Kronstadt se agarró hasta Leon Degrelle. Y es entendible, es el único hecho que se ha podido tergiversar para ensuciar a Trotsky y así justificar cualquier cosa: ¿Kosteki y Santillan? Kronstadt! ¿Duhalde? Kronstadt! ¿Lopecito? Kronstadt!

    Hay algo que se llama “lucha de clases”, que lejos de ser un hecho histórico, es una vil coartada de troskos sedientos de sangre que solamente quieren salir a matar gente con la conciencia tranquila. Frente a ellos está la gente razonable y pensante que jamás de los jamases justificará un crimen con tan ridículo argumento.

    Hay uno mucho mejor: Kronstadt.

  9. Vaya una aclaracion que me parece importante: juzgo lo escrito y no la persona. Hay argumentos muy chotos que de tan repetidos se hacen carne sin que la persona tenga necesariamente que serlo (chota, quiero decir).

    El de Kronstadt es uno de ellos, y por extension cierta propension a juzgar hechos fuera de su contexto historico, tomando como base algo tan politicamente insignificante como decir que A le pego un tiro a B.

    Lo que hizo Soria no es malo porque haya mandado a matar gente, la muerte de un ser humano por otro no puede ser juzgada mas que si se analiza el conflicto, que en si mismo es sin duda tragico; pero juzgar a ambos terminos de un conflicto responsables por igual del mismo es caer en el cinismo mas muelle. Y mas choto.

    Salud.

  10. Abel B. dice:

    Las bases obreras representadas en El blog de Abel decidieron democráticamente autorizar los comentarios del representante del proletariado trosko, J. Celliers. Porque están bien escritos.

    El administrador del blog defiende ante las masas su comentario acusado de sibilino. Lo tomó de la DEFENSA que hace Ted Grant de la represión avalada por Trotsky: “La guarnición de Kronstadt en 1921 se componía principalmente de levas de campesinos inexpertos de la Flota del Mar Negro. Una mirada superficial a los apellidos de los amotinados demuestra inmediatamente que casi todos ellos eran ucranianos”. La encontré en la página http://www.luchadeclases.org.ve/historia-leftmenu-171/3210-kronstadt-itrotsky-tenraz Es posible que no sea de la ortodoxia troska más pura, porque tiene una cita de Hugo Chávez, lo que es sospechoso.

    Igual, y con un poco más de seriedad, pienso que el asunto no es tan lejano y las ideas de Celliers sobre represiones buenas y malas, o progresistas y reaccionarias son relevantes.

    Quiero subir un post, en cuanto tenga tiempo, sobre Evo Morales (de quien, como dice D. Paredes escribí cosas entusiastas) y la represión de los que se oponían a la ruta. Puedo adelantar que pienso que las reivindicaciones étnicas, que el mismo Evo cabalgó, pueden atentar contra el Estado nacional y la unidad de la Patria. Pero que no es aconsejable manejarlas como se hizo en Kronstadt, o implantando la Cheka (Don León también avaló eso, no?)

    Saludos

  11. Capitán Yáñez dice:

    Un par de cuestiones a considerar:
    1) Los recursos naturales de Río Negro, por la Constitución vigente, son jurisdicción exclusiva de la provincia de Río Negro. La población de Río Negro, huelga decirlo, es el recurso humano de la provincia de Río Negro. Con ésos recursos, la naturaleza de Soria (pudo haber sido XX, un intachable militante peronista de toda la vida, impoluto y el colmo de decente) puede inducirlo a instaurar en la provincia una dictadura del proletariado, o bien una isla neoliberal en un país que ha abandonado ese rancio dogma, o un estricto régimen fascista. Río Negro, con todo, es nada más (y nada menos) que una provincia, sometida a coparticipaciones federales y otras yerbas que la vinculan al resto del país. Por lo tanto, difícilmente Soria se lance a aventuras semejantes. Tampoco lo haría XX. Lo más probable es que intente una prudente alineación con el gobierno nacional (que está ejecutando la doctrina más o menos razonablemente) poniendo las cuentas más o menos en orden y etc. etc.
    2) Soria (XX), como Cristina, Obama, y tutti il mundi, está sometido, de antemano, a la ya célebre “elección de mitad de mandato”. Los rionegrinos dirán, en la ocasión, si lo que Soria (podría haber sido XX) resolvió con los chinos, con la policía y con los productores que andan cortando rutas fue apropiado o no. Cristina se comió un tortazo en las pasadas “elecciones de mitad de mandato”. Obama también. Si se come un tortazo o
    no, depende de Soria.
    Todo lo anterior no es fatalismo ni determinismo. Y aún así, hay tipos capaces de marcar caminos por sí mismos, no parece éste el caso.

  12. Capitán Yáñez dice:

    ¿Un trosco llamado Jack Celliers? Mundo loco.

  13. harry dice:

    Ese es el objetivo de toda reivindicacion etnica mitologica,desde los mapuches hasta los bretones,pero veo que Nestor con una cabeza emplumada aparecera reemplazando al general Roca.Una pregunta ingenua ,su abuelo estaba con los mapuches o vendiendo ginebra a los soldados del conquistador del Desierto que expulsaron a mapuches ,chilenos y galeses.

  14. Ladislao Fokas dice:

    Y no sólo eso, sino consecuencias tal vez de la adscripción al estado plurinacional. Ni avalo la utilización de la ‘justicia ancestral’ de cada etnia originaria (no tolero que se institucionalice que la sanción sea unos latigazos, p.e.), ni tampoco caigo en un universalismo extremo, pero tiendo a pensar en términos universalistas.
    Por otro lado, por mi origen, tengo que mencionar que recuerdo de chico a mi abuelo campesino, que se decía bruto pero era instruido, que se decía republicano como bielorruso en San Petersburgo, despotricando contra los soviéticos más que contra los monárquicos, decir que ‘entre soldados del zar moliendo a palos a campesinos y obreros moliendo a palos a campesinos’ no encontraba mucha diferencia. El tiempo, mi historia y recorrido, me enseñaron que sí había mucha diferencia. Proyectos y límites.

  15. No represento a ningún proletariado, por suerte para el proletariado. Trosko sin duda, pero distanciado de todos los sellos de goma y sin ninguna gana de fundar el mío propio. Si me quieren tirar por la cabeza las miles de estupideces que escriben (y hacen) muchos “trotskistas” ahórrense el trabajo porque yo mismo me encargo del ejercicio masoquista.

    En cuanto a Evito Capitano, la “unidad de la Patria” debe ser mucho más importante que la desintegración del estado obrero, todo depende de cuáles sean las prioridades ¿no? La Cheka mataba gente, no como la CIA o la policía brava de Migeneralcuantovalés, organismos dedicados al perfeccionamiento del haiku.

    Y sí, lamento no tener un nick troskamente correcto.

    Salute.

  16. victorlustig dice:

    ah, yo pense que era la parte comica? de Leon en NY no lei nada Abel, me perdi de algo? la parte esa no la vi, disculpe

  17. ricardo j.m. dice:

    que no va a exisitir el peronometro, mira aca esta , es del 11 de marzo del 49

    Capítulo IV

    La función social de la propiedad, el capital y la actividad económica

    Art. 38 – La propiedad privada tiene una función social y, en consecuencia, estará sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común. Incumbe al Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo o intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en interés de la comunidad, y procurar a cada labriego o familia labriega la posibilidad de convertirse en propietario de la tierra que cultiva. La expropiación por causa de utilidad pública o interés general debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el artículo 4°. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invención o descubrimiento por el término que le acuerda la ley. La confiscación de bienes queda abolida para siempre de la legislación argentina. Ningún cuerpo armado puede hacer requisiciones ni exigir auxilios de ninguna especie en tiempo de paz.

    Art. 39 – El capital debe estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social. Sus diversas formas de explotación no pueden contrariar los fines de beneficio común del pueblo argentino.

    yo creo que el 39 es clarisimo en lo que respecta a lo importante, lo que costo mas vidas o todas las vidas mejor dicho.

    seanle como le quieran pero hagan como hay que hacer seria el asunto.

    y los ucranianos que opinaran de que les rompan el ocote el establishment y sus revolucionarios e invasores sin solucion de continuidad en nombre de lo importante y lo mas importante ¿como llegaron a votar a soria?

  18. “La política es el arte de lo posible”, ¿no? Por eso -y después de haber leido aquí sobre el tema- creo que haberlo llevado a ese señor Soria como candidato fue lo acertado. Y también creo que estuvo acertado Verbitsky al criticarlo. Verbitsky es periodista, no gobernante y esa es su función.
    L’Shana Tova (que tengan un Feliz, Dulce y Buen Año Nuevo)).
    Eddie

  19. harrry dice:

    Recordando brevemente a los marinos del Potenkim. Ayudan a llegan al poder a los bolcheviques porque eran el partido que actuaba con mayor resolución a favor de la paz ,incluso unilateral, para eso lo mandaron a Lenin desde la famosa estación de Finlandia…recuerdan.Fue uno de los mas trágicos errores del Estado Mayor Alemán y se basaba simplemente en que la madre de Lenin era alemana.Y su talento político naturalmente,ocurre que el comunismo era el partido del pacifismo militante y llevo el tema de la paz como bandera conservadora y revolucionaria a la vez por casi ocho decadas.Todo termina el glorioso 14 de agosto en que Yeltsin y los militares toman la Duna y colocan la cruz gamada junto con la hoz y el martillo en el mismo diseño antitotalitario para Occidente.
    Tal vez la solución Alfonsinista de Gorby era menos cruenta pero era demasiado socialdemócrata para una época crudamente liberal.
    En Polonia, Jaruselsky hace lo mismo y en Rumania el ejercito simplemente liquida a la Securitatis, hubo 5000 bajas en Timisoara para fusilar sin vueltas a la familia Ceausescu que reclamaba patéticamente un juicio popular……
    Los tiempos habían cambiado.
    Bueno, creo que nada tiene que ver esa gran tragedia eslavo y luterana europea con el peronismo transformista y católico.
    No confundamos los pueblos y no nos confundamos nosotros mismos.
    Saludos.

  20. turbeng dice:

    No sé mucho de Argentina pero es siempre util leer lo gente escriben. Un artículo interesante! Voy a leer más en este blog más tarde.

    Bienvenido a mi blog don Gerardo de Suecia en esta dirección:

    http://turbeng.wordpress.com/

  21. guido dice:

    Gran post y lindo comentario de Seba.

    Es medio lateral al tema pero, según entiendo, el acuerdo entre Río Negro y los chinos no prevee transferencia dominial. Hay algún post interesante al respecto en el blog de Mariano T.

  22. victorlustig dice:

    Jack
    Lo que decis es pensamiento critico, algo asi, todos son troskistas pero difieren de la interpretacion de la ubicacion del punto, y, en ese sentido, en rigor son anarquistas, condimentado por la verdad es mia y solo mia.
    Hay una pequeña diferencia de cantidades, tambien de circunstancias, la Rusia de 1918 semiocupada entre la Legon checa, los japoneses y americanos en Siberia, Wrangel etc etc no es Argentina, pero, coincidiras que la cantidad de muertos pre, en y posrevolucionarios de la Cheka fue al menos 100 ordenes de magnitud mayor

    No podes comparar

  23. Abel B. dice:

    Estimados:
    Sugiero completar los comentarios de esta columna con la lectura de este post de Manolo: http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2011/09/la-promiscuidad-peronista-un-escandalo.html

    La idea NO ES decir “Miren que mal lo pasamos los peronistas”. Son gajes del oficio político, en nuestros países. Simplemente es un dato fáctico: muestra como determinadas experiencias crean en un grupo humano una identidad y una solidaridad que no tiennn nada que ver con la ideología. Ni con la constitución del ´49.

    Abrazos

  24. manolo dice:

    Capitán Y.
    Compañero me tome el atrevimiento de citar su testimonio en este post.
    http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2011/09/arquitectura-politica-de-la-casa.html
    Cualquier critica, el espacio esta a su disposición.
    Un abrazo peronista.

  25. Ladislao Fokas dice:

    Está bien Abel, anotado el punto. Identidad. Pero no sólo las experiencias personales hacen a esa identidad porque gran parte de los peronistas no vivieron ni experimentaron esos hechos y períodos, es más, en muchos casos siquiera los conocen. Identidad es también determinados códigos (entendidos como símbolos, discursos, emblemas, pertenencias) pero la adscripción a ellos, sentirlos por ejemplo ‘de familia’, haberlos mamado en la infancia, no te asimilan automáticamente a una construcción política.
    Tengo un amigo que suele decir que para él el peronismo es un dicho de su madre: peronismo es que a las compañeras no nos puedan tocar más el culo en la fábrica. Literalmente lo decía la vieja, que no viniera el capataz a manosearlas impunemente.
    Sí, es símbolos, identidad, experiencias compartidas. Pero aún en ello hay un marco ideológico entendido en sentido amplio. Ahí disiento con Ud. cuando afirma que ‘no tienen nada que ver con la ideología’. SIEMPRE hay ideología y mucho más en la construcción política. El marco ideológico no tiene dogmas pero sí sentidos, direcciones. Y vaya si hay ideología en el peronismo!

  26. Abel B. dice:

    Hmm… Tiene razón. No puedo menos que estar de acuerdo con Ud.: Vaya si hay ideología en el peronismo!

    PERO… convengamos que en el uso común del término “ideología”, aún en el uso estrictamente marxista (“máscara que esconde los intereses de clase”) será difícil encontrar la “ideología” de la que participaban Lesio Romero, Dardo Cabo, Julio Yessi, Lorenzo Miguel, José Deheza… Salvo la identidad peronista.

  27. guido dice:

    Me parece que ambos puntos se complementan. Lo común en todos los incluídos en ese conjunto (P,…,x) de Abel es esa identidad. La toma de posición en el conflicto subyacente en un campo estructurado alrededor de una oposición identitaria entre “lo popular” y lo que no lo es (definidos ambos por oposición recíproca) vendría a ser el peronismo, que por supuesto no agota lo popular (que largamente lo excede), pero ha sido el proyecto de poder organizado que mejor lo ha expresado políticamente.

    Visto así, el peronismo de Menem es más marcado en la indignación republicana ante su evidente mersalidad(?) y grasitud que en su correspondencia con marcos ideológicos entendidos como sentidos generales de como y hacia donde hay que gobernar.

    Si es cierto que la sociedad argentina está socioculturalmente estructurada alrededor de un clivaje dominante que pone a un lado lo “bajo” y al otro lo “alto” (definidos ambos como resultado de la misma dinámica retroalimentadora), y que otros clivajes relevantes como izq./der, interior/capital tienden a ser subsumidos por aquel, debería ser esperable que las expresiones políticas surgidas de cada uno de los lados de esa estructura en tensión lleven dentro cachitos de los otros ejes deglutidos. Que es más o menos lo que pasa, creo.

  28. Natalia dice:

    Amén

  29. Ah claro, mi comentario ya no gustó. Bien, en el fondo no deja de ser una buena señal.

    Voy a ver si traigo a algún nabo del MST que pegue un berrido, que eso es mas sencillo de digerir, nocierto?

    Saluditos.

  30. Abel B. dice:

    Hmm, demasiado Ostiguy para una columna de comentarios, Guido. No es que yo esté en desacuerdo con el análisis, pero me parece que el planteo necesita un desarrollo más riguroso. Se anima a escribirlo como post?

  31. Abel B. dice:

    Así es, Jack C. Por lo general, censuro los ataques personales en los comentarios. No que Perón no tenga nada criticable. Tiene mucho. Pero una gorileada muy alevosa, aparte del fastidio personal que pueda causarme – no mucho. Tengo la piel dura – sólo sirve para provocar una discusión de sordos

  32. […] de los posts que subí hace poco, El club de los peronistas, provocó comentarios interesantes y valiosos. Y diversas reacciones antiperonistas viscerales (en […]

  33. guido dice:

    Ja, si me animara tendría un blog. Si le puedo contar que hay algo más de Max Gluckman, Frederick Barth y Edmund Leach, y mucho de nuestra compatriota Martha Bechis, en todo esto. Nunca me queda del todo claro si el sentido en que los politógos hablan de clivajes es el mismo.

  34. No lancé el menor ataque personal, ni tampoco gorilada alguna, a menos que mentar un hecho histórico suponga el tal defecto. Llamarme “gorila” es un modo tan sencillo de solucionar las cosas como que yo te llame “defensor de la burguesía”, tiene el mismo espesor.

    No lo publicaste sencillamente porque no podés contestarlo. Y como dije, no deja de ser una buena señal.

    Perón no tenía “cosas criticables”, no se trata de aplicar una calificación que al fin y al cabo cabe a todo el mundo. Se trata de haber traicionado a mucha gente que creía sinceramente en algo mejor, de haber insultado públicamente a quienes se jugaron la vida por él.

    Siento un enorme respeto por muchos peronistas que el calificativo “gorila” no mella. Siento respeto y admiración por Ortega Peña, Paco Urondo, Sabino Navarro, Rodolfo Walsh. Por las mismas razones siento desprecio por Perón. Y si a vos te parece que poner a pelear a gente de esta talla para luego darle el poder a los que ya sabemos es una simpática muestra de viveza criolla, un hecho simpático que da para menear la cabeza y filosofar acerca del “más allá de las ideologías” está perfecto. Es tu derecho.

    Simplemente sostenemos valores distintos.

    Salud.

    Pd: no hace falta que publiques esto, quedate con la última si te place, así quedo como el gorila trosco que atacó personalmente a… no sé, a alguien.

  35. Abel B. dice:

    Jack C., me parece que quedó como el gorila trosco que atacó personalmente a Perón. Y este comentario lo reafima.

    No me escandalizo. Después de muchos años en política, es difícil conservar una piel sensible. Pero prefiero evitar, por gusto personal, nomás, que el blog se convierta en escenario de broncas y odios personales.

    Ahora, ya han pasado unos días, y a esta columna volverán sólo unos pocos interesados. No creo que valga la pena contestarle – no cambiará sus “viejos odios”, como Mitre – pero igual tocaré el tema porque algunos de esos nombres (Ortega Peña, Paco Urondo, Sabino Navarro, Rodolfo Walsh) yo también los valoro mucho. Por eso mismo, estoy seguro que nadie “los puso a pelear”; fue una decisión de ellos. Como muchos, se decidieron por el peronismo porque “ahí estaban las masas” (¿le suena?).

    Eso sí, en 1973 quién se enfrentó con Perón por el poder político no era ninguno de ellos, sino la Conducción Nacional de Montoneros (orga a la cual pertenecían, es cierto), usando todas las armas a su alcance, desde movilizaciones a asesinatos.

    La C.N. no estaba compuesta por demonios, a mi modo de ver. Pero sí por imbéciles aventureros e irresponsables. Aún sabiendo hoy que Perón tenía pocos meses de vida, era preferible que ellos no se quedasen con el poder político.

    La evaluación de Perón… previsible, me parece ¿Que el Viejo usó instrumentos inadecuados? Eran los que tenía. Una responsabilidad más colectiva, que mi generación comparte, es no haber construído mejores.

    La represión siempre tiene consecuencias dolorosas. Salvo, claro, para los que – como los troskistas – se convencen que sus represiones son justas y benéficas. Como dice, sostenemos valores distintos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: