Los militantes, el gobierno y la represión

La noche posterior a las muertes en Jujuy subí un post muy breve. Me pareció que no correspondía quedarme callado, pero tampoco tenía para agregar a lo que ya había dicho frente a muertes por represión violenta en Bariloche, en Soldati, en José León Suárez, en Formosa, y quizás en alguna otra oportunidad que ahora no recuerdo.

Fueron otras expresiones de rechazo, y algunas respuestas que provocó mi post, que me impulsan a reflexionar un poco. Porque el rechazo es lo que corresponde, pero también es fácil. Casi automático, en los tradiciones políticas de izquierda y «nacionales y populares».

Con eso no quiero quitarle valor. En particular, me pareció muy digna la actitud de los militantes kirchneristas que salieron. Martín Granovsky llegó a decir “La inacción ante los asesinatos de Formosa permitió los asesinatos de Jujuy. La muerte violenta no puede volver a ser normal … Sin que nadie me pueda tildar de macrista ¿a Fito no le da asco cuando matan gente y gasean bebés en Jujuy?”. El Movimiento Evita y La Cámpora rechazaron la represión en Jujuy y expresaron su solidaridad con los familiares de las víctimas. Milagro Sala, vieja enemiga de la Corriente Clasista Combativa, con la que se enfrentó con violencia en otras oportunidades, se solidarizó con ellos.

Esas tomas de posición tiene más mérito porque muestran que el compromiso por los valores en cuyo nombre se milita puede superar el oportunismo y la inercia. Pero todos las protestas son valiosas: contribuyen en algo a que la muerte no sea normal.

Claro, una cosa es ser militante y otra gobernar. El gobierno nacional, que desde 2003 levantó la consigna de «no criminalizar la protesta social», e hizo una tarea razonablemente eficaz de contenerla y encauzarla, ya no puede ocultarse a sí mismo que es el Estado, y también reprime. Todo Estado, burgués, proletario o pequeño burgués. reprime. Hasta que llegue esa feliz edad en que todos seamos hermanos – hermanos que se llevan bien, por supuesto.

Por eso, escudarse en el hecho cierto que Argentina es un país federal, que los que dan las órdenes son jueces que ha nombrado un gobernador, y quienes reprimen con violencia son, en la mayoría de los casos, policías provinciales, ya no es una respuesta adecuada, politícamente. La presión de las diversas militancias ayudará a eso. Porque además es lo que corresponde. EE.UU. es más federal que nosotros, y la segregación racial en los estados del Sur se valió de eso durante muchas décadas… hasta que la sociedad decidió no tolerarla más.

Por eso dije en ese post que el gobierno nacional debe hacerse responsable tanto de capacitar y supervisar las policías locales como de prevenir los focos de violencia. Un comentarista que firma Hereje (aunque es creyente ortodoxo de algunas escrituras) me dijo «Sí, claro, lo que hace falta es capacitar mejor al aparato represivo…»

Y tengo que contestarle: Exactamente. Los movimientos sociales pueden y deben plantear sus reclamos con las mismas herramientas que se les reconocen a los sindicatos – y a los empresarios rurales, en alguna ocasión. Hay que exigirles menos cuidado por los derechos ajenos que a los otros, por la simple razón que son más débiles y sus necesidades son más apremiantes.

Pero el Estado, por su propia naturaleza, además de proporcionar respuestas, debe poner límites. Y para eso se vale de esos aparatos represivos, los cuerpos policiales. Que son una invención moderna. Hace más de dos siglos, la única herramienta que tenía el poder eran los ejércitos. Y por lo tanto la masacre era la respuesta habitual.

Una policía bien entrenada y con recursos puede manejar las protestas sin muertes. Salvo que los que reclaman sean tantos que superen ampliamente a cualquier número de efectivos que sea razonable desplegar. En este último caso es mejor ceder a la protesta y dejarse de joder.

Sigue siendo – debe serlo – una consigna apropiada la de «No criminalizar la protesta social». Ni tampoco es criminalizable, aunque ocurra, la irresponsabilidad de algunos dirigentes. O el oportunismo siniestro de otros que quieren avanzar su agenda política o convencerse que están haciendo la Revolución provocando enfrentamientos y víctimas. La experiencia argentina muestra, una y otra vez, que la muerte no es una respuesta adecuada.

16 Responses to Los militantes, el gobierno y la represión

  1. Flavia dice:

    Nada más que decir que es muy sensato y que queremos que la sensatez sea alguna vez la que domine nuestra vida político-social. Ojalá que esto se vea en la acción y decisión de los poderes nacional y provincial. El oportunismo de los dirigentes sociales también debe ser condenado puesto que ellos son los que llevan a su gente a estos horrores para forzar la situación.

    Aunque acabo de escuchar que hubo otra toma de tierras por parte de familias de policías jujeños. Y ahora?

  2. victorlustig dice:

    Abel
    Sin duda, no hay que criminalizar la protesta social, ahora, y en esto hay que mechar con Manolo probablemente

    a) Los powers that be en el Norte, son los mismos desde hace decadas, cualquiera que lo conozca mas alla del turismo lo sabe.
    b) La unica forma que no ocurra esto, ya sea en Salta, Jujuy y, quizas un poco menos en Tucuman/Santiago va a terminar siendo que sea Gendarmeria conteniendo los problemas de ese tipo (y, no lo se, quizas baja la probabilidad de ocurrencia), los cortes de ruta ya folkoloricos en la 34 de Salta al norte son custodiados por Gendarmeria.
    c) Y, todo esto, a mediano plazo, termina en una solucion a centralizar el aparato en algo asi como Carabineros (que, dicen, NK creia la solucion ultima, no en vano venia del sur)
    d) Y, no creo que ningun gobernador quiera ceder el manejo de su policia, todos tienen fresquita la experiencia Rodriguezz Saa/Chapadmalal

    saludos cordiales

  3. Rafa dice:

    Abel: creo que H. Verbitsky hoy aporta datos que no están siendo tenidos en cuenta:
    «… hace casi veinte años que rige en el país una ley que prevé cómo actuar, pero que no se aplica porque los mecanismos que prevé fueron desactivados durante años y el proceso de su reconstrucción aún no ha concluido. En tales casos la ley dispone que se constituya un comité de crisis (con participación del ministerio nacional y del gobernador de la provincia afectada), cuyo órgano de trabajo será la Subsecretaría de Seguridad Interior. La misión del Comité será “ejercer la conducción política y supervisión operacional de los cuerpos policiales y fuerzas de seguridad federales y provinciales que se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior en cualquier lugar del territorio nacional”. El artículo 25 de la ley autoriza al Comité de Crisis a delegar la supervisión operacional local de los cuerpos policiales y Fuerzas de Seguridad a empeñarse en operaciones de seguridad interior en un funcionario nacional o provincial de jerarquía no inferior a subsecretario nacional o ministro provincial, facultado para “ordenar la iniciación, suspensión y conclusión de la aplicación de la fuerza, así como para graduar la intensidad de la misma”.
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/173427-54953-2011-07-31.html

    También se refiere a que hace cuatro meses el ministerio de Seguridad de la Nación propuso un protocolo de intervención y el gobierno de Jujuy lo rechazó.

    Un abrazo.

  4. Hereje dice:

    Hola Flavia, me gustaría acercarte las palabras de una ledesmense que conoce muy bien qué llevó a esas familias a tomar las tierras de Blaquier:
    «Vero sabes que soy de ledesma y puedo hablar con conocimiento de causas. Hace mucho tiempo habia una ley que obligaba (en época de oeron) a la empresa ledesma a dar vivienda y salud a sus trabajadores. A los meses que Fellnesumio como presidente de la legislatura él la derogó. Ahora ese dia del desalojo no solamente estaban los de la CCC sino muchas familias que no tienen nada que ver con organizaciones ni partidos politicos sino que son familias que desde hace mucho tiempo vienen solcitando viviendas a este gobierno que las pocas viviendas que hizo, porque no hay tierras ,se las dio a los que los punteros politicos decían o el intendente. Lo que hay que criticar no es a la policia sino a la politica implementada por este gobierno, que solo quiere nos quiere ver haciendo fila para cobrar un plan. Esto que sucedio en libertador debe servir para reflexionar y ver en que estamos fallando como sociedad y porque hemos llegado a esta situación» (Sonia).
    A lo que voy es que la necesidad de un techo, es algo que viven miles de familias en Libertador y en todo Jujuy. En Jujuy es muy común ver a varias familias viviendo en una sola casa (muchas se reparten un cuarto para cada flía. y comparten el baño, si es que lo tienen), mientras Ledesma SAAI tiene en su poder 157.556 hectáreas, las cuales consiguió al quitárselas a los originarios tiempo atrás, a quienes forzó a trabajar para ella. El terror que despierta el empresario genocida Blaquier y su empresa es alimentado por la política del gobierno de apañarlo en todo lo que haga.
    Aquí nadie «forzó» la situación, como el gobierno K quiere hacer creer, el problema de la vivienda es real. Me gustaría que algún día visiten Jujuy para que vean como vivimos los jujeños antes de repertir como loros lo que dice el gobierno.
    Saludos.

  5. Abel B. dice:

    Estimados:
    Agradezco que comenten, serenos, en un tema difícil.

    Rafa, vale la pena tomar en cuenta lo que nos acercás, Es irónico que sean Verbitsky y otro comentarista habitual del blog, Harry – que no podrían estar más lejos uno del otro – los que recuerdan la existencia del Comité de Crisis. Los profesionales saben de estas cosas. Pero ya sabemos que en este gobierno hay deficit de profesionalismo.

    Lo más interesante, y que nos hace ver que las leyes y reglamentos que controlan a las policías no sirven si no están dispuestos a poner recursos, es lo q mencionan Flavia y Hereje: la toma de viviendas por parte de las mujeres de los policías, ahí en Jujuy.

    Pone en claro el delirio ideológico trosko que en mi post anterior se volcaba desde un «pingback», Kastillos de sangre, donde se distinguía entre las bajas: «el Farfán okupa, luchador social bueno, y el Farfán policía, verdugo malo».

    Abrazos y saludo

  6. SANTI dice:

    Ante situaciones de colapso ,como la de JUJUY ,donde las mujeres de los policías dicen algo muy cierto.La situaciòn de desigualdad afecta a todas las personas sean uniformadas o no.
    Ante estas situaciones provinciales que tienen su expresión máxima en la provincia de FORMOSA hay que terminar en el país PREFABRICANDO SITUACIONES DE ENFRENTAMIENTO EN LA SOCIEDAD DE POBRES CONTRA CLASE MEDIA y dejar de apoyarse en LOS DUEÑOS DE LAS PROVINCIAS (hasta ENTRE RIOS que era civilizada ahora es un caudillismo escandaloso)porque estos arriman votos.
    SENCILLITO NO?.

  7. Pablo L dice:

    «Una policía bien entrenada y con recursos puede manejar las protestas sin muertes.»

    Concuerdo totalmente. Con plata, entrenamiento y disciplina se forma una policía apta para hacerle frente a las protestas sociales y también al delito común.

    Las purgas internas dentro de la policía mostraron no ser la solución.
    Recursos y disciplina es lo que hace falta, y dejar de perder el tiempo con los debates entre garantistas-manoduristas.

  8. Hereje dice:

    Abel: Sonia no está relacionada con la toma de viviendas por parte de las mujeres de los policías que menciona Flavia.
    Si viera a un policía en la calle sin uniforme, seguramente no lo reconocería, de no ser por el corte de pelo, o quizás por alguna actitud particular, como nos pasa a todos los luchadores cuando se infiltran policías, gente de la brigada y de inteligencia en las marchas, en la facultad y hasta en las organizaciones.
    Las familias y amigos/as de Félix Reyes, Juan Velásquez, Víctor Heredia y Ariel Farfán, seguramente deben estar sufriendo sus muertes. Los amigos y la familia del policía muerto, también, no vi ningún blog “trosko” que niegue esto.
    Los primeros, como muchos otros, se organizaban para luchar por sus derechos (puedo no estar de acuerdo con la forma de organización, pero es lo que hacían). A esto, centralmente, le dedicaban su vida, eran luchadores.
    El policía, vivía, como muchos otros, de reprimirlos cada vez que salían a hacerlo, seguramente no tenía nada personal contra ellos, hubiese reprimido con la misma ferocidad en cualquier parte y a cualquiera que se le ordene, pues él, sólo lo hacía, como muchos otros, por dinero.
    Dicen de una parte que sólo estaba entregando una orden de desalojo. Dicen de otra parte, que la policía fue a provocarlos con el claro objetivo de iniciar la represión. Ahora ¿Quiénes son los que afirman lo primero y quienes lo segundo? Lo primero, lo afirma el Estado, su justicia y su policía; lo segundo, los reprimidos y la mayoría del pueblo ledesmense.
    Por ello, a los caídos de la CCC, también los lloran todos y todas sus compañeros/as de lucha y muchos otros luchadores, revolucionarios y las personas que viven en carne propia el hacinamiento, la falta de techo, trabajo, comida… la falta de lo elemental para vivir.
    Por ello al policía, también lo lloran sus compañeros represores y la gente que no le gusta que “los negros de mierda” cortemos las calles. A Blaquier le da igual, ya otro ocupará su lugar y será igual o mejor guardián de “sus” riquezas; y al gobierno lo pone en aprietos, tienen que ver cómo se lavan las manos ahora, en el resto, coinciden con Blaquier: ya otro ocupará su lugar y será igual o mejor guardián de las riquezas de Blaquier, ergo, de sus intereses.
    Farfán policía se encontró con Félix, Juan, Ariel y Víctor, no en una pelea callejera, no en un boliche, se los encontró haciendo la tarea con la que se paga el pan: reprimiéndolos por luchar por sus derechos.
    Claro, Farfán policía no hacía esto de “malo”, como decís, lo hacía por plata: el estado le pagaba para reprimir al pueblo pobre como a tantos jujeños que se enlistan en las filas del aparato represivo, ya porque no ven otra salida a su situación económica, ya porque siempre quisieron estar “al servicio de la comunidad”, o simplemente les gusta tener un arma en su poder. Esta nota les puede ayudar a comprender, en concreto, de qué retrata ese “servicio a la comunidad” por el que le pagaban, a Farfán, el policía: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-173449-2011-07-31.html
    Lo que dice Flavia no pone ningún delirio en evidencia. Los trotskistas no afirmamos que Farfán, el policía, era “malo”, de hecho, eso de malo y bueno es cosa de cristianos. Los individuos no son individuos en abstracto, todos nos movemos en una realidad concreta. El Estado y la policía no son Estado y policía en abstracto, este es un estado burgués y su policía reprime pobres. Todas las personas que fueron de uniforme allá, fueron, no como personas individuales, fueron como parte de la policía, y fueron a cumplir una orden de la “justicia” y el “gobierno”.
    Siendo así, las cosas no van a cambiar porque preparen mejor a los miembros de la policía, ni porque apliquen esta u otra ley (burguesa, valga la redundancia). El gobierno y su policía van a seguir reprimiendo pobres en beneficio de los empresarios.
    No se trata de un delirio trosko, se trata de una posición política. Los troskos estamos con el pueblo pobre, con los trabajadores, y por ello repudiamos las represiones que sufre, la explotación y todo tipo de opresión hacia ellos. Se trata de una política de clase. Estamos con la clase trabajadora y por ello queremos destruir el Estado burgués para que haya un Estado transitorio hacia el socialismo.
    Saludos.

  9. Capitán Yáñez dice:

    Qué lo parió, Mendieta.

  10. pepe dice:

    Muy bien Abel.

    es lo que la izquierda no entiendo o no quiere entender.
    ellos estan esperando UN ACTO de represion para concluir que el gobierno «es de derecha»

    como si solo la derecha hubiese reprimido protestas en la historia. No entienden nada, estan en un nivel adolescente, carecen completamente de relevancia, no tienen la menor idea de que es un estado sin repetir las consignas de Marx del estado
    No entienden que la policia TIENE QUE ESTAR DE NUETSRO LADO, el estado no puede «luchar» contra sus fuerzas de seguridad.

    NUESTRO LADO, contenta, bien paga
    opresor, no tienen idea.

  11. El Lurker dice:

    Yo creo que no deberían haber prohibido esas armas eléctricas paralizantes con las que quería armar Macri a la metropolitana.
    El único argumento más o menos racional que les escuché a los indignados kirchneristas que quisieron prohibirlas fue que resultaban hirientes a nuestra memoria histórica-inconsciente coléctivo por el uso de las picanas en el pasado reciente argentino.
    Que esas armas paralizantes sean muy distintas a las picanas, y que sean usadas por muchos gobiernos progres primermundistas porque salvan vidas de personas que de otra forma recibirían balazos, les importó muy poco.

  12. Mariano T. dice:

    Totalmente de acuerdo con Pablo L., es una cuestión de entrenamiento.
    En todo el planeta existen los cuerpos especiales antidisturbios, normalmente desarmados, y que saben manejar esas situaciones.
    Hay doctrinas, tácticas, manuales de procedimiento, técnicas personales y grupales, que hacen que un cuerpo de esos pueda manejar una relación de inferioridad numérica tipo 5 o 10 a 1 sin inconvenientes. Por supuesto no enfrentan a gente armada.
    Yo los he visto (y sufrido) laburar en Europa(Amsterdam y Hamburgo en 1981). Primero tiran gases lacrimógenos para dispersar a los más «blanditos» y que no obstaculicen después. Cuando los que quedan son pocos, avanzan formados y con un manejo del bastón que dan miedo, atrás vienen otros un poco más blanditos con ristras de esposas a juntar a los caídos. Si el grupo de manifestantes es grande y compacto, lo dividen con los carros de asalto y los hidrantes. Cuando estan decididos a hacer detenciones, va otro grupo más chico por la calle paralela para encerrarte.
    Te dejan chichones, moretones, sangrás del cuero cabelludo, pero no te matan.
    La doctrina es que estan enfrentando infractores, no delincuentes, y que la vida de ellos no corre ningun peligro mientras se atengan a su instrucción.
    Acá les das a los canas granadas de gases lacrimógenos y piensan que se usan apuntandole a la cabeza a los manifestantes.
    .

  13. Saludos

    La policia bien entrenada y con mejores recursos solo causaria muertes de mayor calidad.
    La POlicia no deja de ser mas que la herramienta de represion que tiene el Estado.
    No es una cuestion de formas si no de fondo, la policia siempre pega palos a un mismo sector.
    Alguna vez vieron a la cana reprimiendo a la Sociedad Rural o a la CGT de Hugo Moyano?

  14. Abel B. dice:

    El planteo suyo asume, tácitamente, que una represión sin muertes es, de alguna forma, insatisfactoria. Y, expresamente, que hay una represión buena y unas muertes buenas, las que provienen del lado bueno.

    Es una postura correctamente leninista. No lo soy, pero como lector asiduo de Maquiavelo, y de historia, no puedo horrorizarme. Es bastante habitual aún entre gente que jamás leyó a Lenin; fue doctrina en las Fuerzas Armadas argentinas, algo más de treinta años atrás

    Mi respuesta es en el plano práctico: Ese planteo, en versiones más o menos heterodoxas del leninismo, llevó a la muerte a muchísimos jóvenes idealistas, y a algunos viejos también. Más grave, en sus propios términos, es que nunca triunfó Salvo en circunstancias históricas muy excepcionales, la Rusia de los zares derrotada en la guerra, la China anarquizada e invadida por los japoneses, Cambodia aplastada entre los yanquis y el Vietnam del Norte, algunos otros… .

    Eso sí, en la mayoría de aquellos, pocos, lugares en que triunfó, transcurrido un tiempo más o menos largo, restauraron el capitalismo, en versiones bastante salvajes.

    Los peronistas tenemos la curiosa idea que nuestra idea, lo que Marx llamaba, confusamente, el bonapartismo, es mejor.

    Saludos

  15. […] algunos días subí un post Los militantes, el gobierno y la represión donde comenté las reacciones de algunos sectores de la militancia política – incluso mi […]

  16. […] escribí sobre otras represiones, que no podían achacarse a la “opo”, dije “El gobierno nacional, que desde 2003 […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: