Sindicalismo y peronismo, una mirada de afuera

El post anterior, Cristina y Moyano, tuvo muchos y muy diversos comentarios – nadie podría acusar a, por ejemplo, Quintín, de La lectora provisoria y de Perfil, de simpatizar con el peronismo o con el sindicalismo – pero todos se centraron, desde diversos puntos de vista, en lo que aparecía como el conflicto.

Por eso me parece interesante copiar la pregunta – y, claro, mi respuesta – de alguien que no intervino en el debate y – que al mirarlo desde afuera – me señalaba en un mail privado:

“¿No se les ocurre pensar a los peronistas que han comentado ahí que las “inquinas” que ellos detectan pueden ser contra los que “utilicen herramientas que son laborales para presionar políticamente” o afirmen que “El sindicalismo es parte constituyente del peronismo, no un aliado estratégico”?

Mi respuesta fue: “¿No se te ocurre a vos pensar que lo primero – “utilizar herramientas laborales para fines políticos” – lo pueden hacer los sindicatos sean peronistas, radicales, troskistas o socialcristianos? ¿No se te ocurre que lo hacen, en todos los países del mundo? En el sindicalismo no impera el reino del “deber hacer”, sino el de “poder hacerlo”. En ningún lado, bah, pero los sindicalistas son menos hipócritas al respecto.

 En cuanto a lo segundo, en el sindicalismo hay muchísimos dirigentes no peronistas, para no hablar de las bases. La pregunta – y es una pregunta de las más importantes y menos planteadas de la política argentina – es por qué otros partidos políticos no les dan lugar. (Salvo los de extrema izquierda. Pero la praxis sindical no acuerda bien con la de sectas ideológicas. Cuando esos dirigentes gremiales crecen en poder, se rompen los vínculos).

Es cierto que en el peronismo, que les damos un lugar significativo, el de “columna vertebral”, nada menos, algunos problemas nos crea. Pero, en conjunto, creo que es un buen negocio, además de parte de nuestra identidad… Fijate que así lo hacen los laboristas ingleses, los socialistas alemanes y los demócratas yanquis)“.

26 Responses to Sindicalismo y peronismo, una mirada de afuera

  1. manolo dice:

    Abel

    Hasta 1991, en la Socialdemócrata Suecia, al afilarte al Sindicato (LO); automáticamente estabas afiliado al Partido.
    Ergo, parte de TU cuota sindical financiaba al Partido Socialdemócrata Sueco.
    Kollektivanslutning
    http://sv.wikipedia.org/wiki/Kollektivanslutning
    Traducción de máquina, sueco-español.
    Conexión colectiva (afiliación compulsiva) utilizado previamente en el movimiento obrero en Suecia por diferentes LO -los sindicatos y los clubes se unieron a sus miembros a los socialdemócratas .
    La práctica cesó en 1987 [1] después de décadas de presión de un gran número de miembros del sindicato.
    Querían ser un sindicato para proteger sus intereses como trabajadores, pero no necesariamente simpatizantes socialistas.
    Composición (cotización sindical->cotización partidaria) significa, sin embargo, que a partir de sus cuotas sindicales pagadas las cuotas a los socialdemócratas, y de tal manera que los miembros del colectivo recibieron materiales de membresía enviado a casa.
    Año 2005 mostró una medición LO a una tercera parte de la LO miembros simpatizan con los socialdemócratas.
    En las elecciones de 2006 votó por una mayoría convincente (75%) en una de las partes (partidos) de color rojo-verde – la izquierda , los socialdemócratas y los Verdes .
    Total votaron más del 50% de los miembros de LO de los socialdemócratas.
    Otro caso de conexión colectiva que se produzca en la política las organizaciones juveniles , cuyos miembros también se conectan (afilian) automáticamente a la fiesta (partido) madre.
    http://translate.google.com/translate?hl=es&ie=UTF8&twu=1&u=http://sv.wikipedia.org/wiki/Kollektivanslutning
    Lo que esta entre paréntesis lo agregue yo, para mejor comprensión.
    En fin , Abel, los peronistas somos unos tiernos. ;-P
    Un abrazo peronista.

  2. Voces dice:

    Me parece que lo que se discutía es “el oportunismo político de la acción gremial”.
    Cuando fue el bloqueo de la planta de Clarín y ayer también apareció en la discusión, muchos plantearon que los dirigentes gremiales (y creo que vos también) debían defender los intereses de sus representados porque son una corporación.

    El planteo es correcto si se definen y comportan como un gremio, pero en este mismo post vos los habilitás a la acción política, concepto con el que acuerdo, peeero, si decís que como organización, formás y sos parte de un proyecto político, lo mínimo que corresponde es que tus acciones coincidan o se acuerden con los que conducen el proyecto.

    Por eso lo de “oportunismo”, porque según conviene a los intereses del sector, entonces se definen como gremios o como parte de un proyecto, independientemente de los resultados positivos o negativos para el proyecto.

  3. Abel B. dice:

    Esa es una de las cosas a que me refería cuando le digo a mi amigo que tener el sindicalismo como parte del peronismo “algunos problemas nos crea”.
    Por suerte, todos los peronistas que no somos sindicalistas tenemos una ética inflexible, y jamás nos tomamos ventajas. Para no hablar de las otras fuerzas políticas, cuya moral republicana les impide aprovechar apoyos de las corporaciones económicas o culturales. :=)

  4. JG dice:

    Coincido con que lo de peronismo/sindicalismo no es una alianza estratégica sino una alianza genética. Más allá de que existe sin dudas un sindicalismo no peronista creo que desde el 45 para acá (con todas las idas y venidas posibles) los muchachos son la base del movimiento. No veo peronismo sin sindicalismo y tampoco sindicalismo sin peronismo.
    Ahora, el sindicalismo utiliza sus herramientas para presionar políticamente? POR SUPUESTO. Más allá de que por estos tiempos hay algunos sindicatos que son prácticamente corporaciones tan poderosas como la cámara empresaria más fuertes.
    Seguro que los muchachos usan sus herramientas para “hacer política” y esa es la cuestión… están para eso. El poder de los sindicatos se ejerce (mal o bien) todo el tiempo, al menos desde los últimos 10 años.
    El “poder hacer” al que te referís, Abel, es lo más maravilloso que tienen los muchachos. A muchos eso les da escalofríos porque en general nuestra clase media siente que el negro tiene que laburar y nada más… el que aspira a algo más es porque no quiere laburar.
    Bien, que se jodan porque los negros estamos organizados y eso es el sindicalismo. Eso si, hay un problema… como decía el General, los muchachos siempre salen con un pan abajo del brazo…
    Un abrazo peronista!

  5. Abel B. dice:

    Había otra frase de Perón… Esa de “un bastón de mariscal en la mochila”.
    Eso sí, J.G., creo que lo que vos, y Manolo, y Salvador Ferla detectan, el “rechazo de casta” que mucha clase media siente por los “negros” es real, vaya si lo es.
    Pero hay otro factor, se me ocurre que más importante: el temor, natural, frente a un poder organizado, que no vacila en hacerse notar, por parte de un sector que no sabe, muchas veces no quiere, organizarse. No es el caso de los grandes empresarios, claro, sino el del “uomo qualunque” que no tiene en qué respaldarse

  6. guido dice:

    Coincido con el comentario. Hago una observación con respecto a mi gremio, poderoso en tanto representante de trabajadores no cesanteables (docentes). Es de clase media, cualquiera sea el sentido que a esa categoría se le de. Hablando con compañeros de trabajo, el tema “de casta” se hace más patente en función de la doble vara al medir la “extorsión” de la huelga y mensurar las consecuencias para tereceros que, en mi opinión, tienden a ser mucho más perjudiciales socialmente en nuestro caso que en el de, por ejemplo, los camioneros.

  7. harry dice:

    Me parece que el verdadero talon de aquiles sindical es el crecimiento de la mano de obra marginal no sindicalizada.Es ilusorio pensar que esa gente seguira en condiciones de vasallos al margen de la sociedad.En eso el sindicalismo tradicional esta impermeable a una realidad que seguira creciendo.
    Esto no es Usa ,no se despacha a la gente a la frontera,bueno alli hay falta de reflejos en el sindicalismo nacional.

  8. Voces dice:

    Me parece que en vez de justificar ciertas prácticas deberíamos tratar de mejorarlas.

  9. Los Hoffa (padre e hijo) siempre fueron poderosos y defendieron el salario de los camioneros, lo cual no quita que el padre (al menos) fuera un mafioso o que estuviera aliado a la mafia. Ahora, que Moyano es, no digamos un mafioso si no les gusta, pero sí un empresario cuyo papel como tal es imcompatible por definición con la defensa de los intereses de los trabajadores (el caso Ferreira es suficientemente elocuente al respecto) es un hecho que excede largamente la bizantina discusión sobre si la CGT es la columna vertebral o parte integrante del movimiento. Esto no va más, aunque se intente saldar la discusión mediante categorías de hace sesenta años. Los Moyano pueden tener un poder de apriete variable, pero son historia, a menos que estemos yendo para atrás, hacia un sistema político basado en las corporaciones y la corrupción. Y lo que digo no tiene nada que ver con el peronismo ni con las cuestiones de clase, ni con nada de eso. El vandorismo ya fue hace rato por razones que hacen a su idiosincracia y a lo que apunta Manolo más arriba (aunque en el sentido contrario a su argumento) sobre la evolución de los partidos laboristas hacia organizaciones separadas de los sindicatos. Por otra parte, da toda la impresión de que tanto Moyano como el progresismo representado sindicalmente por Yasky se siguen ofreciendo como la garantía del capital y del gobierno contra los sindicatos clasistas y el trotskismo. El viejo estalinismo vuelve a entrar por la ventana. Dicho de otro modo: muchachos, la tienen bastante complicada.

    Q

  10. Pablo L dice:

    Me pregunto cuál es la posición de, por ejemplo, Ricardo Alfonsín frente al sindicalismo y a los sindicatos. En los discursos que yo escuché ni siquiera los nombra. Asumo que quizás para él no es importante darle un lugar al sindicalismo para construir un proyecto político más o menos consistente. Cómo hacés política en Argentina sin ni siquiera hablar de los sindicatos?

  11. El Lurker dice:

    Hoy en Perfil, Barrionuevo menciona algo que nunca se dice pero que es verdad, y es que los trabajadores del sector privado no se sienten solidarios con los muy bien remunerados trabajadores del sector público (o privado pero supersubsidiado).

    Es por eso que se pudo privatizar en masa en los 90s. Los buques de la Marina Mercante tenían 3 veces más tripulación que la necesaria, daban pérdida y todos se las arreglaban para encajar a sus hijos y parientes y novios de hijas.

    La reacción de la sociedad fue, al fin estos vagos de mierda que mantengo con mis impuestos van a tener que laburar. Por eso se pudo privatizar.

    En su película sobre los trenes, Pino Solanas defiende que a traves de protestas los ferrovierios hayan conseguido el derecho a que sus hijos tengan prioridad a la hora de nuevas contrataciones. A mi me parece horrible, de cofradía, eso que a Pino le gusta.

    Yo soy afiliado a UTHGRA, aunque me faltan 2 años para recibirme de profesor de historia, hace 3 años que trabajo como recepcionista de Hotel y hoy en día gano 3300 pesos, eso es menos de la mitad de lo que gana un colectivo afiliado de Moyano (el sueldo es pagado en más de un 50% por el Estado a traves del subsidio al boleto) y menos de la mitad de lo que gana un boletero de TBA, donde el subsidio es mucho mayor aún.

    La presidente tiene mucha razón cuando critica a los que piensan en su gremio sin pensar en el resto de la sociedad, y esto no es una crítica al sindicalismo peronista, los peores son probablemente los troskos de los subtes.

    En Palabras de Barrionuevo

    “Le voy a dar un ejemplo que muestra que es gravísimo lo que viene para el próximo presidente. Hoy, un peón de limpieza, subsidiado del Gobierno nacional, gana $ 6 mil; la UOM está peleando para que el peón de ellos llegue a $ 3.500, casi la mitad de lo que gana un barrendero del tren. Un matricero metalúrgico gana $ 4 mil; $ 4.500, un tornero. Un maquinista del ferrocarril gana $ 12 mil; un colectivero de larga distancia gana $ 12 mil, también. O sea, todo lo que es subsidiado hoy… Un barrendero que pagamos nosotros con los impuestos gana más que un médico.
    —¿Los subsidios son como la caja?
    —Todo esto que está siendo subsidiado lo pagamos nosotros. Ya de por sí, es una aberración lo que nosotros estamos pidiendo de aumento, pero es la inflación. El comercio, la UOM, alimentación, nosotros estamos pidiendo un 35%. ¿Para llegar a cuánto? A $ 4 mil. Como dirigente sindical no me opongo a que gane $ 6 mil un fulano, pero pará: los que aportamos somos los de la actividad privada. Y esto ocurre por las pésimas administraciones y la tercerización. Tercerizan todo porque es la manera de entrar en la corrupción, si no Jaime no tendría el montón de juicios que tiene. Este es un tema gravísimo y por la experiencia que tengo, veo que estamos al borde de la híper. ¿En qué país cabe que podamos discutir el 30, el 35, el 40% de aumento de salario? Pero es la inflación. Yo les demostré a mis empresarios con los papeles en la mano lo que vale hoy una canasta familiar.”

    La entrevista está en Perfil de hoy

  12. Temvo Guazú dice:

    Un buen ejemplo de alianza estratégica, proviene del comentario anterior. Y fue el realizado entre los hnos. Keneddy y el líder de los camioneros Jimmy Hoffa (que entre otras cosas, gracias a esta lograron la presidencia). Yo sé que las comparaciones son odiosas, pero aquí también se cumplió aquello de que “en política nadie se suicida”.

  13. ayjblog dice:

    La verdad, en un mundo perfecto, donde no hay barreras de entrada, y el poder de negociacion uno a uno fuera ideal, los sindicatos no tendrian razon de existir, pero eso lo sabemos todos.
    Ahora bien, el mundo no es perfecto, etc etc, y, llamalo sindicato, llamalo regulacion
    yo, si me permiten, leeria Economist y buscaria

    http://www.economist.com/node/18678963

    despues, hablamos un rato de Hoffa et altri

  14. parcass dice:

    Estimado Abel:

    No es la Sra vs. Moyano.Es simplemente un gobierno estatista-inflacionista( es decir corporativista) contra una corporacion( en este caso la sindical).Las dos mas fuertes.

    Pero no podemos esperar otra cosa ya que el pueblo argentino es masivamente corporativo,y no tiene ningun interes en ejercer su libertad individual.
    Y como no leyeron,por lo menos a Julius Evola,la clase ilustrada(los que saben y quieren leer)tampoco tiene idea de que se trata la organizacion corporativa.

    Notablemente los peronistas a quienes leo y con quienes hablo son liberales desde el punto de vista intelectual.(Probablemente – no se ofenda- Harry sea un buen ejemplo de esto).

    Asi las cosas, la bandita gobernante(sin jefatura)trata de armar banditas de pibes a las cuales bautiza con distintos nombres -La Camporita es la mas notoria-.
    Que pueden saber,Abel?.Ni robar prolijamente.

    En fin,un tema muy complejo que no vamos a poder resolver facilmente y por ahora no podemos hacer mucho.

    Cordiales Saludos
    ramon c

  15. el del sur dice:

    Estimados:
    No soy Abel, Mendieta ni Manolo, pero como un exégeta diletante en esta materia, tampoco quiero dejar de lado mi humilde experiencia. Habiendo trabajado durante cinco años en una entidad gremial de 1º orden (una Federación gorda) y durante otros 15 en una empresa “social” conformada por esa entidad gremial y otras cinco entidades de similares características (a esta altura siempre hay que marchar con la honestidad intelectual). En aquellos gremios donde hay presencia estatal (nación o municipios) es habitual encontrar delegados y dirigentes de diversas extracciones políticas.
    Recurro a mi “pequeña” biblioteca y veo… CGT El otro poder (Beliz-Planeta-1988), Los sindicalistas (San Martino de Dromi-Ciudad Argentina-1992), El poder económico de los sindicatos (Montuschi-EUdeBA-1979), La columna vertebral, Sindicatos y Peronismo (Álvaro Abós-Hyspamerica-1983) y El liderazgo sindical argentino (Zorrilla-Hyspamérica-1988) y después de releer durante ayer y lo que va de hoy, me quedo con el de Beliz y un par de extractos que quien lo tenga, podrá inspeccionar:
    “Las 62 Organizaciones son la expresión política de los trabajadores peronistas, y que la CGT es el ámbito institucional para que todos los compañeros, sin discrimación alguna, se sienten en la mesa de las grandes desiciones nacionales…” (Lorenzo Miguel, pág. 21) y esto venía a colación del nombramiento trunco de Rodriguez como Ministro de Trabajo de Alfonsín y la discusión, previa a las elecciones de los lugares que el movimiento obrero tendría en las listas de diputados (y un jugoso intercambio entre Diego Ibañez y Cafiero sobre el tema)…
    Por allá por la pág. 63 cuenta el descontento de Don José con Cafiero por no haber respetado el lugar que le correspondía como Vice gobernador, situación que le sería “pagada” con su inclusión e ingreso en la HCDN tiempo después.
    Me quedé con estos dos fragmentos de un libro de 240 páginas, digno de releerse en estos momentos donde estos dirigentes gremiales, con toda razón, buscan un lugar para su desarrollo político.
    Creo que 30 años después, estamos discutiendo sobre lo mismo, sin hacernos la “toca” ya que no los “rulos”.
    Buen fin de semana, me espera el asado y el clásico en HD (tema para otro post, con seguridad), aunque este último no me completa, perdimos ayer con los bichitos y la cosa está muy caliente.

    Un placer leerlos

  16. harry dice:

    Hoffa nunca se planteo el poder politico porque conocia sus limitaciones.Los Kennedy empezaron combatiendo a Hoffa , el fiscal era Robert quien escribio the enemy inside pero luego negociaron porque el padre les explico a los dos irresponsables John y Robert que sin el sindicalismo se podian despedir de Detroit.
    Los K americanos son simpaticos pero estan enormemente sobrevaluados.
    Tenian una gran tendencia al vanguardismo,mas la droga y otras cosas.
    Hoffa fue liquidado por su entorno probablemente pero los camioneros siguen siendo claves en un pais con autopistas,rutas y transporte aereo ,menos via ferrocarril.
    Esta pelicula ya la vivimos con Cipriano Reyes en el primer gobierno peronista pero el hombre venia por izquierda y era evitista.
    No existe la patria sindical pero hay corporaciones organizadas y la clase media ,salvo el consejo de abogados y contadores no tienen la menor idea del asunto.
    Es un deficit de atencion de la clase politica casi en su totalidad.

  17. harry dice:

    Si ,Parcass, si entendemos al liberalismo como una apertura cultural en general a cierta edad todos lo son porque no necesitamos comisarios politicos-mucha izquierda es liberal contestataria y no se da cuenta , a la inversa el espiritu de boy scout militante se clava en los 25 años.Luego llega la edad de la razon de sartre o kenzavuro oe,la edad de las cosas concretas.
    Pero por favor no mencione a Evola ,es terrorificamente mufa…..cuando discutiamos sobre el no mencionabamos ese nombre.
    Es mufa ,se lo aseguro.
    Buen Domingo para todos.

  18. G.S. dice:

    Estimado Abel:

    Mi comentario en el post anterior fue una reflexión menor sobre algo sabido, y hasta enunciado por la misma presidenta (recuerdo la entrevista inaugural de su presidencia con Morales Solá): el kirchnerismo, pero sobre todo ella por sobre Néstor, poseen una cultura política diferente a la del peronismo. (en ese reportaje la presidenta dijo que quería dos partidos, uno de centroizquierda y uno de centroderecha. nosotros seríamos la centroizquierda) Y de allí q no se “respete” el lugar del sindicalismo dentro del peronismo. Porq ese lugar, más allá del poder concreto construido con ellos y en torno a ellos, ese “lugar” es consecuencia de una muy simple premisa de Perón: entre los hombres q trabajan y los q viven de los hombres q trabajan, nosotros nos colocamos del lado de los hombres q trabajan. Premisa q se corporizaba con algo mucho más fuerte q “colocarse del lado del trabajador”. Era ser “el primer trabajador”. Perón creo q fue el único q entendió que en un país desigual era necesario definirse dentro del conflicto capital-trabajo. Obviamente en favor del trabajo. Y que la fuerza moral para revindicar, no solo económicamente, sinó humanamente, era identificarse con el trabajador. El sindicalismo como “columna vertebral” es solo una consecuencia casi necesaria de esa definición.

    Si la Presidenta lo hace como una táctica electoral, para conquistar a las clases medias poco identificadas con el mundo del trabajo, puedo aceptarlo. Pero creo q fomentando los prejuicios (“extorsionadores”) no es una forma de solucionarlos.

    Y retomo al principio: lo de la cultura política. Creo q ella expresa genuinamente al progresismo más q al peronismo. Su mirada de la centralidad del Estado como nivelador y consecuentemente la constitución de un partido que dispute por el Estado (ganar elecciones, llenarlo de “cuadros” propios para transformar); más q la mirada sobre las fuerzas sociales en pugna, por las “organizaciones libres del pueblo”, la dinámica movimientista. Poderse arriba del conflicto (“ni explotación ni extorsión”), más q formar parte de él.

    Creo q es más “eficiente” para terminar con las desigualdades, si quienes aquellos q luchan por terminar con ellas son los que la padecen. La fuerza central del “progresismo” no está ahí. Gente de buena voluntad, digamos, pero q no es parte del conflicto central. Miremos en el resto de Sudamérica, quienes conducen los procesos políticos y su origen e identidad (Evo, Lula, -Chavez en menor medida quizas-). Un indigena para los indigenas, un pobre del nordeste, trabajador, para el brasil industrial y desigual, un morochazo para un país de morochazos. Tomando el ejemplo de Bolivia, Garcia Linera es seguramente un intelectual más sólido y preclaro q Evo. Seguramente también, jamás podría haber encabezado el proceso que Morales lleva adelante. Que encarna.

    Para terminar porque me fui un poco en largo. Una anecdota menor, que en su momento me hizo reflexionar mucho y que hoy quizas venga a cuento. Cierta vez leí o escuché por ahí a un peronista q dijo: el problema del peronismo es que se llenó de abogados.

  19. Abel B. dice:

    G.S.: Un post breve y liviano, de sábado, ha atraído comentarios ingeniosos y/o profundos. Realmente, un lujo. Tengo razón cuando digo q son los comentaristas los q hacen a un blog interesante.

    Y el suyo – como pasó en el posts anterior – es de los más afilados. Me siento motivado a contestarle:

    Es cierto q el discurso y el… estilo de Cristina Fernández está lejos del tradicional en el peronismo. Más como el que uno imaginaría en el Frepaso.
    PERO, no es del Frepaso. No se fue al Frepaso en los ’90. Se quedó en el peronismo, que conducía Menem, se acuerda?
    Su relación con Moyano y con la mayoría de los sindicalistas es un elemento clave de su relación con los trabajadores, seguro. Pero ahí el factor a tomar en cuenta es el crecimiento de las fuentes de trabajo, de los salarios y del poder de los sindicatos, en los gobiernos de Néstor y Cristina. Créame que es el factor decisivo para los muchachos.

    El punto que estoy tratando de hacer es que, en política, se es lo que se hace. Para conducir al peronismo hay que ser peronista. Tener presente, eso sí, 2 cosas: el peronismo es un país de inmigración. Y, como todo lo humano, va cambiando con el tiempo.
    Eso no se aplica solamente a Cristina, claro.

    Un abrazo

  20. G.S. dice:

    Abel:

    Estoy de acuerdo con Ud. Es importantisimo el dato de su permanecia dentro del peronismo. Hoy, de haberse ido y retornado, mucho más dificil.

    Y eso me lleva a otra cosa: por q le sería más dificil? Me parece q eso q podemos llamar identidad, pertenencia, es también un dato al tener en cuenta al analizar los comportamientos de los actores. Por eso, es innegable q los muchachos tienen muy en cuenta al tomar sus decisiones, para ver donde ponen los porotos, lo q ud. dice “el crecimiento de las fuentes de trabajo, de los salarios y del poder de los sindicatos, en los gobiernos de Néstor y Cristina”. Y en el Gobierno, que necesitan del sindicalismo como sostén. Hasta acá no descubrí ni inventé nada.

    Pero… ud. las diferencias también la siente, me parece. Es, quizas una expresión un tanto injusta, un “matrimonio por conveniencia”. Me parece q la tensiones entre gobierno-sindicatos no es solo por la puja de poder. O que sería menor si hubiera una comunión de espiritu (aunq la frase sea un poco grandilocuente). Y me parece q, al mediano plazo, la falta de identidad reciproca, de espiritu conjunto, puede peligrar la alianza política (porq las alianzas están para eso, para romperse. Lo otro es ser uno. O por lo menos, lo que sería lo mismo en el ambito de las identidades, sentirse uno). Creo q no todo es lo duro, lo concreto. El espiritu, la identidad, la pertenencia, importan. Vuelvo al principio, el dato importante de que Néstor y Cristina permanecieron en los ’90 dentro del peronismo.

    Y sería (expresión de deseo) una lástima.

  21. G.S. dice:

    Me quedó colgado algo de su respuesta. Tener presente, eso sí, 2 cosas: Para conducir al peronismo hay que ser peronista. el peronismo es un país de inmigración. Y, como todo lo humano, va cambiando con el tiempo.

    Es una metafora es de “el peronismo es un país de inmigración”?. Interpreto que si, y la verdad confieso que, de ser una metáfora, me gusta mucho. Si mal no interpreto ud. afirma que desde el peronismo hay q integrar lo q llega, digamos. Comparto, es esencial. Y la sociedad en 60 años ha cambiado, es innegable. Ahora… ¿tanto como para resignar el puesto de nucleo, de hegemonia, de los trabajadores en el peronismo? Digo, la sociedad puede ser más compleja, haber sumado demandas, ser más liberal en lo social. Y hay q integrarlas. El kirchnerismo lo ha hecho en muy buena medida y es uno de sus grandes logros. Pero me parece q la desigualdad, la pobreza sigue siendo el problema central de la Argentina. Y que yo sepa no la mejor solución para eso sigue siendo el trabajo.

  22. G.S. dice:

    está bastante desprolijo la narración del último comentario, perdón.

    la última oración sería: Y que yo sepa la mejor solución para eso sigue siendo el trabajo.

  23. ayjblog dice:

    No GS disculpe, la mejor solucion es la educacion
    saludos

  24. […] que subí ayer sábado Sindicalismo y peronismo, una mirada de afuera, me recordó que los comentarios mejores y más provocativos pueden acompañar a un post breve y […]

  25. el del sur dice:

    Por eso es El Escriba (él escribe, yo participo)

    http://www.diarionorte.com/noticia.php?numero=65221

    Un placer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: