Scioli, seguridad y elecciones

Me siento mal metiéndome, otra vez, en la provincia de Buenos Aires cuando ni siquiera cumplí aún con mi promesa de completar el «cuadro de situación» de la Capital. Pero es un distrito clave, el tema de la «inseguridad» está instalado en la preocupación colectiva, y me dejaron pensativo este y este post, los dos muy recientes, de mi amigo neo ortodoxo Artemio López.

Él, que ha sido azote del sabbatellismo, nos dice que Scioli está sin rumbo, que sus operaciones de prensa – “La gente quiere rigurosidad y firmeza” – son lamentables y que va para tercero en las elecciones de octubre (!?). Es curioso: al mismo tiempo mi amigo paleo ortodoxo, Omixmorón, que sabe también castigar a los progres, sugiere abiertamente que las posturas, tan divergentes, de Scioli y de la progresía kirchnerista, son parte de una estrategia encaminada a sumar la mayor cantidad de votos al oficialismo e impedir el crecimiento de un candidato que capitalize por derecha, un nuevo De Narváez, el temor por la «inseguridad».

¿Mi opinión? Conociendo a algunos de los protagonistas, me inclino a pensar que lo de Omix tiene sustento. Pero tengo una vieja desconfianza a este tipo de maniobras. Y, después de todo, Artemio es profesional. Aunque ya nos avisó que todas las encuestas a esta altura son operaciones, su advertencia es plausible. Después de todo, una bandera no puede ser enarbolada por cualquiera, sino por aquél a quien los votantes están dispuestos a creer. El ascenso y caída de Blumberg, aparentemente el de De Narváez mismo, son indicaciones. ¿Scioli ya no sería de teflon? Hmmm…

Eso sí, hay algo que quiero decir sobre el manejo de la policía, más importante que las estrategias electorales: En el caso de la Bonaerense, las dos políticas aparentemente opuestas, la «autogestión» policial, en el marco de un acuerdo político tácito con sus mandos, y la intervención política, acompañada de repetidas purgas, ambas han fallado.

No importa que nos digamos que las cifras de homicidios son mucho más bajas que las de México. Sí, y las de México son mucho más bajas que las de Honduras. El hecho social es que el delito común se vuelve más violento, y ninguna política social cambiará eso en el corto plazo. El hecho politico es que los argentinos comunes se sienten amenazados por esa delincuencia violenta, y no sienten que la policía los protege debidamente. «Es una sensación» ¿hay otra realidad en la política?

Concuerdo con lo que, aparentemente, está planteando Artemio: la «mano dura» puede responder a lo que exige una mayoría de la población, pero si no consigue resultados, si lo único que ofrece son nuevos escándalos policiales, la desilusión es rápida. Pero, aunque el otro lado tiene un discurso más sofisticado e inteligente, como buenos progres, mi amigo Luciano (qué doctrinarios están los links de este post! Falta uno con el texto de «Conducción política»recordaba hace poco que Arslanian había estado a cargo de la bonaerense en la última parte del mandato de Duhalde, y Arslanian y Saín en el de Felipe Solá.  Y en ambas oportunidades, sucesivas purgas fueron seguidas (¿provocaron?) graves episodios de violencia, hasta que vinieron, en reacción, Ruckauf y Stornelli.

No puedo mejor que copiar su síntesis «Es decir, la PBA ya tuvo sus “derechas” y “progresismos” trabajando en las áreas de inseguridad, pero hoy un policía raso se sigue quejando porque tiene que gastar una porción de su magro sueldo para comprarse una chaleco antibalas nuevo para no usar uno vencido»-

Eso sí, le comenté que no me parecía adecuado que nos limitemos a criticar los discursos vacíos de «garantistas» y «manoduristas». Porque, sobre todo en un año electoral. ambos seguirán siendo usados por los sectores que se dirigen a sus respectivos públicos.

En ese post se aportaron algunas ideas interesantes, pero mi impresión personal – lo único que puedo aportar, como lego – es que no es un problema de encontrar «la política acertada», sino de gestionar con eficacia, de brindarle a la policía recursos… y disciplina. El hombre, o la mujer, que lo haga deberá tener todo el respaldo de la política, en ambos planos, pero nada podrá garantizarle aciertos, excepto su capacidad. Dudo que lo encontremos, en un año electoral.

21 Responses to Scioli, seguridad y elecciones

  1. pepe dice:

    una estrategia de quien? de Cristina?

    mmmm seria demasiado no?

  2. mario dice:

    Me parece que hay una corriente de opinión dentro del kirchnerismo talibanesco que imaginan un triunfo de Cristina en primera vuelta y en un escenario de segunda vuelta la gente optaría por la gobernabilidad viendo el mamarachaje que estaría disputando el poder nacional.En ese contexto vienen esmerilando a Scioli en la provincia para evitar, como sucede en el interior, que su figura crezca más que Cristina…etc.etc. Pero, como la política es un arte y no una ciencia- va en la mano del artista y en las circunstancias conducentes- las cosas pueden cambiar radicalmente y ponemos en riesgo la gobernación de la provincia.Este humilde opinador del interior bonaerense tal vez no sea un lúcido estratega de campañas electorales pero pulsa todos los días el humor local y los desmadres que los muchachos del kirchnerismo hacen a diario en la Aldea, y en algún momento se paga en política…ojo con lo que diseñamos desde un escritorio de la gran urbe porteña, no sea, que nos encontremos con desagradables sorpresas…están avisados…

  3. maruca dice:

    Con tanto garantismo nos van a matar a todos.

  4. Daniel Satur dice:

    LA INSEGURIDAD ES LA PROPIA BONAERENSE

    ¡NO A LA POLICÍA EN LAS ESCUELAS!

    Que los asesinos del gatillo fácil y responsables de la desaparición de Luciano Arruga no pisen nuestras escuelas (Extractos de la declaración de la Lista Marrón/ Corriente Nacional 9 de abril, texto completo en http://www.la9deabril.org.ar)
    El gobernador Scioli dispuso que en el marco del programa “ Prevención en las escuelas” cada establecimiento educativo contará, el primer día de clase y el tiempo necesario hasta cumplir el objetivo, con un policía para concientizar, informar, repartir folletos y dar charlas en las aulas sobre “políticas de prevención del delito”.
    Los trabajadores de la educación que conformamos la Corriente Nacional 9 de Abril-Lista Marrón del SUTEBA-CTERA repudiamos este intento de meter en las escuelas a los responsables de casi 1.500 casos de gatillo fácil, la mitad de todos los producidos a nivel nacional, de los que son víctimas pibes de la edad de nuestros alumnos en su amplia mayoría.

    (…) La presidenta dice que el problema no es “de edades”, pero su partido votó a favor en el Senado de la baja de edad de imputabilidad.

    … Poner a la policía a “asesorar” y “cuidar” a la juventud es un acto perverso y criminal.
    Lo que se oculta con la discusión menores-delito es que detrás de las grandes actividades delictivas como el robo de automotores, el narcotráfico, los secuestros o la trata de personas, etc. está involucrada la policía. Los medios no pueden esconder esto. Recordemos la serie de crímenes con robos de coches que ocurrieron a fines del 2009 donde hasta el mismo ex ministro de seguridad Stornelli tuvo que reconocer la participación policial; o la salidera bancaria de la que fue víctima Carolina Píparo que dejó de salir en los medios justo cuando uno de los detenidos involucró a personal de la Bonaerense.
    Y hasta la participación de menores en delitos graves, la mayor parte de las veces, es propiciada o impuesta por la propia policía como denunció oportunamente el Juez Arias de La Plata.

    La juventud es la principal víctima de la policía a través del gatillo fácil o las torturas en las comisarías como decíamos más arriba. Miguel Brú, Maximiliano Sosa, Damián Ibarzabal, Maximiliano Maidana, Carla Lacorte, los chicos torturados en la Comisaría 1era de Quilmes, o los recientes asesinatos a manos de la Bonaerense de Gabriel Ramos y Franco Raul Almiron en J. L. Suarez, son sólo algunos ejemplos de pibes y pibas que fueron víctimas de esta renovada forma de genocidio.

    Poner a la policía a “asesorar” y “cuidar” a la juventud es un acto perverso y criminal.
    Esta no es una medida aislada sino parte de una política del gobierno nacional y los gobiernos provinciales (…) que quieren ponerle freno a la protesta social y a la emergencia de los sectores más explotados y oprimidos de nuestro país.
    Los/as docentes tenemos que ser parte de los miles que en las calles derrotemos estas medidas de disciplinamiento junto a los jóvenes, los trabajadores y el pueblo pobre.

    ¡No a la policía en las escuelas!

    ¡No a la baja de edad de imputabilidad!

    Lista Marrón en la Corriente 9 de abril

  5. Abel B. dice:

    Daniel S.: Es política de este blog que todas las opiniones políticas expresadas con un mínimo de coherencia y buena sintaxis tengan cabida. Aunque yo crea que son pavadas.
    Eso sí, no hay que copiar las declaraciones demasiado largas. Un link sirve para los interesados o los masoquistas.
    Como en mi opinión decís cosas válidas, aunque sea en el marco de una ideología delirante, abrevié tu comentario. Creo que conservé la totalidad de tu mensaje.
    Saludos

  6. Rogelio dice:

    Estimado Abel, quiero testimoniar con mi propia experiencia personal.

    Viajo casi diariamente a la capital bonaerense, con frecuencia lo hago en el ferrocarril Roca y regreso después de las 21 hs. o más tarde.
    Habitualmente, después de la sobremesa post-cena acostumbro a hacer footing o bicicleta durante 1 hora por las calles de mi ciudad del conurbano sur del GBA.
    Lo hago regularmente desde hace no menos de 4 años.

    No digo que la calle sea un lecho de rosas pero sí me consta que vivimos en un estado de razonable seguridad ciudadana. Lo hemos ido logrando paso a paso. Sin dudas, disfrutamos de un nivel de seguridad ampliamente superior al que recuerdo teníamos un cuarto de siglo atrás.

    La cuestión de la seguridad ciudadana NO es exclusiva ni principalmente un problema policial.

    Se me ocurre que los determinantes de la “sensación de seguridad” son de orden sociocultural, comunicacional y político.
    Existen operadores que han aprendido a pulsar con astucia las cuerdas que gradúan la paranoia de los sectores medios urbanos, aquéllos que viven su paso por la historia con la actitud y el ethos del consumidor/habitante de un shopping.

    Claro que – en la situación general que analizamos – se pueden entrecruzar factores que en determinado momento luchen por el control político de los organismos policiales y de seguridad. Si así fuera, se trataría de otro debate y no de la seguridad ciudadana.

    Saludos cordiales,
    Rogelio

  7. Martin SZ dice:

    Hace 25 años en Quilmes, Don Bosco o Bernal, los robos eran mucho menos violentos. Generalmente consistían en vaciar casas mientras los dueños estaban trabajando, así que, como me pasó a mí -bah a mis viejos, yo era chico en los 80-habrías la puerta y te encontrabas con tu casa revuelta y con bolsas grandes que contenían tus pertenencias. Si te afanaba un pendejo en la calle, eran las zapatillas o un reloj digital, pero la cosa no pasaba a mayores.

    Hoy la situacion es diametralmente distinta por el grado de violencia que se usa. Desde un bollo a una mujer si se resiste, o directamente un fierro.

    He visto gente a la que le han afanado la quincena apenas bajada del bondi y antes de entrar a villa Itati, y el llanto no parecía una sensación.

    De la policía de la provincia y de su (in)eficacia también puedo hablar pero me pondría ya muy autorreferencial, y no quiero bajar el nivel de este blog, amen de que quizás me pegarían de los dos lados.

    En fin, quizás la clave sea lo “razonable”.

    Saludos.

  8. Casiopea dice:

    En cualquier sociedad, los delincuentes son los menos y llevan a cabo actos que la sociedad debe condenar si quiere mantener su cohesión. Lo que la gente necesita es saber que los delincuentes, aunque existan, no llevan las de ganar, porque eso sí que es subversivo y deprimente. La policía tiene que ser una institución respetada por la sociedad en general más allá de sus fallas que siempre van a existir. Estamos muy lejos de eso todavía, pero me parece que todavía no llegamos al punto de no retorno.

  9. Abel B. dice:

    ¿Por qué demasiado?

  10. Charlia dice:

    Po razones de trabajo e estuve 6 años en una zona prácticamente marginal. Al principio hasta para ir a comprar puchos íbamos de a dos. Estoy hablando de años duros también, 2001 en adelante hasta no hace mucho. Yo no se si me acostumbre al barrio pero después vi que la paranoia iba pasando y me movía en la zona como pez en el agua. No te digo como leí por ahí en otro comentario que todo es un lecho de rosas pero a veces la «sensación», realmente es «sensación» y mas cuando te la manijean desde los medios. Saludos.

  11. Abel B. dice:

    Estimados:
    Algunas observaciones, inspiradas por sus comentarios:

    Ser víctima de un delito violento… es un hecho, que deja marcas. Pero la «inseguridad» ES una sensación personal, y no puede ser otra cosa porque no hay una unidad común con la que medirla. Por eso, Rogelio y Martín pueden decir cosas muy distintas y ninguno está mintiendo.
    El enfoque de Casiopea pienso que es muy sensato, y puede apuntar al consenso que sería necesario formar en la sociedad.

    Pero prefiero dejar de lado las «sensaciones» e ir a los hechos que cualquier conocedor – un estudioso serio, o un buen policía, por ejemplo – pueden confirmar: El robo con violencia es más frecuente en las últimas décadas (aunque ocurre en una pequeña minoría de los robos). La mayoría de los delitos violentos son fruto de «perejiles» instrumentados por organizaciones, que a menudo cuentan – o compran – con protección en la policía y/o en la política. Hay una «expansión geográfica» de las zonas donde el delito se convierte en una circunstancia habitual: tiene que ver con los «nichos» que le proporcionan asentamientos o villas sin presencia policial.

    Con sólo estos hechos verificables, no son los únicos, basta para que la «sensación de inseguridad» deje de ser un problema personal y se transforme en político. Los que creen que la paranoia la causan las maniobras diabólicas de Magnetto, no saben que en todos los países más o menos desarrollados hay histeria con el tema (Italia es un ejemplo) y que las noticias policiales son el negocio seguro de los medios masivos. Aquí en la Argentina lo descubrió Botana en los 1920, pero ya era muy viejo en EE.UU.

    Las encuestas dicen que la principal preocupación de los votantes es la «inseguridad». Y NO MIENTEN. Pueden decirle al público que está equivocado, si quieren perder el tiempo, y elecciones.

    Mi compañero de Tandil, Mario, apunta al otro tema del post. Ahí quiero decirle algo: Los talibanes del kirchnerismo pueden ser – lo son – insoportables, pero no por kirchneristas, sino por talibanes. No confundamos: quieren ocupar espacio político (y cargos).
    En eso, no son diferentes de otros compañeros que conocimos, que prepeaban en nombre de la liberación nacional, la ortodoxia peronista, la renovación, el menemismo, el antimenemismo… Y cada tanda de ellos era sincera… también en su deseo de agarrar la manija. Eso es la política, y se va autodepurando sola con el tiempo.

    Abrazos

  12. parcass dice:

    Estimado Abel:

    No pensaba opinar porque creo que todo el mundo esta un poco cansado de hablar de gente como Scioli(mas conocido por sus reiteradas estafas que por su pensamiento politico) o como los kisneristas solo conocidos por kisner.

    Pero me llamo la atencion su original definicion de «politica» como «agarrar la manija».Por lo menos es sincero,Abel.
    Cualquier otro habria agarrado algun texto de…Benjamin Constant…
    Cordiales Saludos
    ramon c

  13. HARRY dice:

    La infantería de marina tuvo un fuerte drenaje de oficiales que se alistaron en la Policía Metropolitana, porque los sueldos de esta son mucho más altos….

  14. Capitán Yáñez dice:

    Estimado tordo, ha dado usted en el clavo. Y justo en la cabeza del metálico elemento. Scioli y semejantes nos tienen podridos a unos cuantos, en efecto. Y la política, por cierto, se trata de «agarrar la manija». ¿Qué otra cosa podría ser la práctica de tal arte? ¿Ejercicio democrático y puritano de prístinas ideas? No jodamos.
    Scioli -como Reutemann, Palito y otros engendros surgidos de entre «ricos y famosos»- está llegando a su límite. Doy fé, como empleado público bonaerense que soy. Está donde está porque Duhalde destrozó al peronismo bonaerense. Ya hablé de esto hace un tiempo. Y porque como secretario de deportes y vicepresidente pudo hacer la famosa «planchita». Como gobernador ha sido un desastre. Igual que Macri. Y condenarlo a otro período como tal es maravilloso. Veremos como viene la historia, pero desde ya le digo que las especulaciones de los escribas de La Nación sobre «la preocupación kirchnerista» respecto a la sucesión en 2015, que sólo en sus paupérrimas mentes puede ser atribuida a Scioli, se cae sola. Bastaría con cortarle el chorro monetario al motonauta para hacerlo pedazos. No tiene ni una puta idea. Y no crea que esto es joda: De la Rúa llegó a presidente sin una puta idea. No es para tomarlo a la ligera. Y no sólo se trata de la «seguridad», o «inseguridad», como prefiera. El tipo no tiene la más puta idea de nada en cuanto a nada. Igual que De la Rúa. O Cobos, si le gusta más.
    Este imbécil -el Manco- va a anunciar, mañana, una «descentralización» que va a «transformar» a la provincia de Buenos Aires.
    ¿Usted sabe lo que en lenguaje erótico -por llamarlo de algún modo más o menos elegante- significa «colectora», verdad?
    Pues el «efecto colectora» -darla por el culo, dejémonos de elegancias- parece haber obrado milagros en el señor gobernador y sus acólitos… que ahora van a solucionar todos los problemas de la provincia mediante una receta maravillosa, después de cuatro años de no hacer un joraca.
    Bueno, chau, me cansé.

  15. La barra de Puán dice:

    Estimado Capitán, solo por curiosidad le pedimos que tenga la atención de aceptarnos un par de preguntas:

    1. ¿ Todo lo que usted dice es de puro comentarista nomás o tal vez porque ya tiene otro candidato o táctica electoral en la manga ?
    2. La descentralización que presentan mañana, ¿ es la regionalización que presentó Santiago Montoya en Campana en el mes de diciembre pasado o es otra descentralización ?

    Gracias por su respuesta.

  16. Otra vez me veo en la obligación de estar de acuerdo con Harry: lo de la guita es fundamental. No lo único, claro, pero si las cosas se le plantean al cana como la disyuntiva entre no llegar a fin de mes o corromperse, ¿cual es la elección segura?.
    Permítaseme tratar de parafrasear a Juana de Asbaje: «¿Cual es mas de culpar? ¿El que peca porque no le pagan… o el que -por ineptitud o corrupción- no asigna sueldos decentes al personal policial?».
    Bueno, me falló la paráfrasis; que se le va a hacer.
    Eddie

  17. Capitán Yáñez dice:

    Para la Barra:
    1) De puro comentarista. Si hubiera otro cadidato… no estaría Scioli dando vueltas todavía.
    2) Lo ignoro. Esperemos el «discurso» a la Honorable Legislatura y lo sabremos.

  18. parcass dice:

    Estimado Abel:

    Capi:estamos de acuerdo en lo de ricos y famosos,pero cuando dice:Y la política, por cierto, se trata de “agarrar la manija”. ¿Qué otra cosa podría ser la práctica de tal arte? ¿Ejercicio democrático y puritano de prístinas ideas? No jodamos.

    Creo que es contradictorio.

    Que otra cosa hicieron estos tipos que «agarrar la manija».Para demostrar su incapacidad.

    Y la politica justamentamente de ideas.Siempre.Un idolo de Abel decia: «la politica es imaginar el futuro».(Post de hace pocos dias).

    Estos tipos no pueden imaginar nada -no la tienen- y no saben de que se trata el futuro,solo tratan de olvidar su pasado.

    Y la politica es algo que se mueve,que evoluciona.Por la suma de muchos individuos que piensan y quieren progresar.

    Esta hablando una mujer de cosas que no entiende,y cuenta sus meritos pasados.No habla de la inflacion porque es un problema de los ricos.

    Realmente es dificil de creer que los peronistas se hayan convertido en un rebanio de ovejitas sumisas detras de «la manija» que agarran otros(muy pocos,demasiados pocos).Realmente muy triste.Sobre para los autenticos militantes,dirigentes,etc.

    Cordiales Saludos
    ramon c

  19. mario dice:

    Abel,totalmente de acuerdo; algo de experiencia tenemos los que pasamos los cuarenta años de militancia, pero es importante «curar en salud» para evitar cometer los mismos errores de otras épocas.Saludos
    PD) Muchos compa me putean por el adjetivo…así es la vida…

  20. pepe dice:

    estar detras de la pelea entre Sciolistas y Verbitzky? observando y digitando pragmaticamente? no la veo.

    yo creo que ella piensa diferente a Scioli pero no come vidrio.

  21. […] violento y su represión, he escrito muchas veces en el blog. Recientemente, aquí, aquí, aquí y aquí. Tomo de esos posts algunos párrafos que resumen mi visión del […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: