Los peligros de la política antiinflacionaria

Cuando hace menos de una hora leí este artículo Brasil puede estar yendo hacia una crisis «subprime» en el Financial Times, archivé el borrador de un post sobre colectoras en la Capital, y me puse a traducir los párrafos más relevantes. En parte, porque la estabilidad brasileña es un interés primordial de los argentinos, como socio clave en América del Sur, nuestro vecindario, y como el principal mercado de nuestras exportaciones industriales. Pero sobre todo, porque es un indicador muy elocuente de los peligros de la lucha contra la inflación, la lucha que todos dicen – y, cosa rara, tienen razón – que deberíamos dar.

Por eso, quiero explicar con cuidado lo que trato de decirles. Estoy tan convencido como… Lucas Llach, por ejemplo, y desde hace tiempo, que la inflación es el «talón de Aquiles» de las políticas de Néstor y de Cristina Kirchner. Tenemos una inflación alta, más allá de las pavadas que se dicen, y si se llega a desbordar, se llevará puesta no sólo al gobierno kirchnerista sino, mucho peor, a una política que ha mantenido vigentes las paritarias, actualizada la jubilación mínima y atendidas una parte, al menos, de las necesidades básicas de la población sumergida.

Tengo claro que la deuda social sin atender es mayor, y que las políticas sociales apenas ayudan a sobrevivir a los marginados, sin sacarlos, en la gran mayoría de los casos, de su situación. Pero también comprendo que una crisis inflacionaria no resultará sino en ajustes brutales y más sufrimiento para los más vulnerables. Ya nos pasó, demasiadas veces.

El problema es que cualquier política antiinflacionaria, aún si no se lleva a cabo con un sesgo antipopular o por quienes creen en la religión del ajuste y la «confianza de los inversores», tiene costos. El artículo que linkeo arriba muestra un caso típico.

Elocuente para nosotros, especialmente, porque la historia económica reciente de Brasil tiene algunos paralelos con la nuestra, en una versión más «prudente». Fernando Henrique Cardoso, a partir del Plan Real en 1994, lleva adelante la modernización de la economía brasileña, en clave globalizadora, que Menem impulsó en Argentina. Eso sí, sin el grado de desindustrialización y de extranjerización de empresas que sufrimos aquí.

Y la gestión de Lula ha estado asociada con las políticas sociales que en Argentina se despliegan en las gestiones Kirchner. Manteniendo políticas económicas más ortodoxas y prudentes, que – después de un tiempo – merecieron el aplauso de los mercados internacionales, y, sobre todo, un control riguroso de la inflación.

Lo interesante de este artículo es que los Sres. Paul Marshall, CIO de Marshall Wace y co-gerente del Eureka Fund, y su co-autor, Amit Rajpal, gerente de portfolios de MW Global Financials Funds (no les hace recordar una película en que un asesino serial escribía con la sangre de sus víctimas «Deténganme antes que mate otra vez«) describen los motivos por los que las políticas antiinflacionarias que aplica Brasil pueden llevarlo a una crisis grave. Léanlo (el artículo completo tiene más datos sobre el sistema bancario brasileño, pero los que están en condiciones de apreciarlos seguramente dominan el inglés).

«Brasil puede estar yendo a una crisis «subprime»

por Paul Marshall  – 21 de febrero 2011

Brasil ha estado en una borrachera de crédito – en los últimos cinco años el crecimiento del crédito ha sido de 2,4 veces el Producto Bruto Interno. Esto se compara con 2, 1.6 y 1.2 veces para Rusia, India y China, respectivamente.

Normalmente esto no sería un problema. Viene de un nivel bajo de “apalancamiento”, y la proporción de los préstamos al PBI es sólo del 46 %, lo que se compara con la deuda del sector privado en los EE.UU.: el 165 % del PBI.

El problema radica en la carga que esta deuda está imponiendo a los prestatarios. A pesar de la caída de la inflación a una tasa razonable de 6 % anual, los bancos brasileños están cargando una tasa de interés activa promedio de aproximadamente el 25 % y, en caso de créditos al consumo, las tasas están muy por encima del 30 % (¿les suena?). Esto significa que la mayoría de los prestatarios de Brasil están pagando un interés «real» de alrededor de 20-25 % frente a una norma de 1 a 3 % en la mayoría de países… Los préstamos en Brasil son punitivamente caros (También en Argentina, reconozcamos, donde no se justifican en una política antiinflacionaria).

Para los consumidores en particular, las consecuencias son muy graves, pues la carga del servicio de la deuda se ha elevado al 24 % de la renta disponible y se espera que siga aumentando, a medida que las tasas crezcan. Nuestra estimación es que la carga llegará a la altura de un exorbitante 30 % en 2012. Para ponerlo en contexto, los consumidores de EE.UU. «explotaron» cuando la carga del servicio de la deuda llegó al 14 % (hoy es aproximadamente del 12 %). En otras palabras, el consumidor brasileño tiene el doble de carga de deuda desde el punto de vista de flujo de efectivo en relación con un consumidor de EE.UU., las que siguen siendo consideradas como demasiado apalancadas.

La situación en Brasil es preocupantemente similar a la crisis de las hipotecas de alto riesgo en los EE.UU. Una gran cantidad de crédito está siendo empujado por los bancos a tasas elevadas a los consumidores que, inevitablemente, no serán capaces de pagar esa deuda.

………………………………………………………………………………………………………………………….

Desde el punto de vista macro, una baja tasa de ahorro y una moneda sobrevaluada están poniendo presión sobre las tasas de crecimiento y en la posición competitiva de la economía. Por eso, Brasil estimula el crédito, para sostener tasas de crecimiento en línea con sus pares BRIC. Pero la realidad es que países como China y la India han tenido más éxito en lograr altas tasas de crecimiento, manteniendo altas tasas de ahorro y más competitivas a las monedas. El problema para Brasil es que el país necesita reequilibrarse hacia mayores tasas de ahorro e inversión.

La historia de Brasil está llena de accidentes relacionados con la debilidad en las cuentas externas, la elevada inflación y las devaluaciones de la moneda. En fecha tan reciente como la década de 1990, Brasil se enfrentó a un conjunto similar de problemas, lo que provocó una caída del 65 % en dólares de EE.UU. de sus mercados bursátiles entre finales de 1997 y finales de 2002 (Otra vez: les suena familiar?)

La economía de Brasil ha sido muy fortalecida en la última década, y el país se ha visto recompensado por los mercados de bonos. Sin embargo, Brasil necesitará habilidad política para manejar su burbuja de crédito actual, sin perder el control. Cualquier desaceleración de la economía y el aumento correspondiente en las tasas de desempleo podrían crear una espiral de iliquidez al extraerse el crédito del sistema.

Los mercados financieros brasileños han sido grandes beneficiarios de la baja inflación mundial, pero por desgracia para el Brasil, la tasa de interés mundial se eleva a causa de las presiones inflacionarias generalizadas. Es el momento equivocado para una economía que puede haber estado demasiado entusiasmada con la desinflación.«

29 Responses to Los peligros de la política antiinflacionaria

  1. Casiopea dice:

    Cuando explote, va a ser un espanto. Con las deudas hay sólo dos posiblidades, o se pagan o no se pagan. Todo lo demás es relleno.

  2. ayjblog dice:

    Abel
    Eso lo vienen diciendo hace bastante los chicos de http://los3chiflados.blogspot.com/2010/09/el-mito-de-la-ied-en-brasil.html

    Cuando pasará no lo sé. Sólo sé que como la convertibilidad, el modelo de lula es una fantasía que no se sostiene. Ambos abusaron más de la cuenta del crédito externo sin un correlato en un aumento en el nivel de producción que permita pagarlo. Como no se paga con producción, se «paga» devaluando la moneda (licuando pasivos) y con una fuerte corrección del Bovespa (efecto riqueza). Brasil está cada día más cerca de una recesión , con colapso del consumo e inversión y sinceramiento de sus precios a su tasa máxima de inversión del 19% del PBI, en el mejor de los casos

    Ahora, esperemos que no le pase a la gran esperanza blanca

  3. Jorge dice:

    Te estas refiriendo a remedios monetarios para contener la inflación. Como una especie de Gómez Morales. Encaremos los problemas estructurales con remedios estructurales, y la inflación baja

  4. oti dice:

    No es Brasil en sí. Es la globalización que se desintegra y genera consecuencias en los países.

    En un contexto de globalización en terrible crisis sistémica, a los países hay que verlos como las ondulaciones y olas del mar (globalización), siendo ésta la que explica lo que sucede.

    Argentina es otra de las tantas ondulaciones y olas.

    El peligro en nuestro país no es la inflación sino quedarnos sin defensas ante la desintegración global.

    No podemos perder más tiempo. Tenemos que volver a producir para nosotros mismos. Hay que hacer inversiones muy grandes en infraestructura no para exportar sino para satisfacer el mercado interno potencial que tenemos que es mucho mayor al real.

    A Brasil lo usaron para «acarrear reales» y favorecer en todo al complejo exportador. Lula se conformó con las migajas de la bolsa familia. A nosotros nos usan para exportar soja y autos a cambio de un pequeño derrame para paliar pobreza.

    Llegó la hora de que los Estados se conviertan en Estados Nacionales y dejen de ser los «escenarios locales» de la globalización, porque si no, la desintegración en curso de ésta nos va a devorar a todos (probablemente por vía de una hiperinflación global).

    Llegó la hora de que los Estados Nacionales digan qué clase de mundo quieren para que se termine la época en la que los decadentes globalistas dicen qué clase de Estados locales quieren.

  5. ANA dice:

    Y…..estamos como las lagunas encadenadas…..un ajuste en BRASIL trasmitirá la crisis internacional a toda LATINOAMERICA.
    ESO ME TEMO.Dios quiera me equivoque .

  6. parcass dice:

    Estimado Abel;

    Poco a poco iran descubriendo que el gran Lula era solo un enanito de jardin.

    Recuerdo que alguna vez le pase la lista de las grandes marcas mundiales con sucursales a rotele en todo Brasil.Los delirios de grandeza y riqueza de estos macacos va camino al desastre.

    El inevitable ajuste al precio de la materias primas hara que choquen la calesita,y nosotros con ellos.

    Cordiales Saludos
    ramon c

  7. Abel B. dice:

    Estimados:
    Este post toca dos temas: 1) el del artículo de FT, la situaciòn de Brasil, y 2) el punto que me interesa remarcar, y que està en el tìtulo: Los peligros de (cualquier) política antiinflacionaria.

    Veo que, por mayoría hasta ahora, tomaron el 1º. Agradezco a AyJ el link al excelente post de Larry, de lectura imprescindible. Tomo 2 pàrrafos: «Brasil decidió sostener altas tasas de interés no para “frenar la inflación” sino para atraer capitales y sostener así un elevado nivel de consumo financiado con crédito externo. Esta política de tasas altas para atraer capitales, llevó a una histórica apreciación cambiaria».
    «El supuesto país receptor de IED por excelencia (Brasil) y la denostada Argentina tienen, en proporción, el mismo impacto de IED a sus respectivas economías. La IED tanto en Brasil como en Argentina ronda el 3% del PBI. Ambos países por encima de México. Vale advertir que el número es para 2008, el mejor año para Brasil en dicho guarismo y aún así Argentina lo iguala».

    No domino las herramientas matemáticas para discutir con Larry (el primer párrafo me parece exagerado), pero estimo que lo que él demuele no es la polìtica brasileña – que tiene sus riesgos, como todas – sino las fantasías y exageraciones de los medios económicos que repiten sus agendas ideológicas o, peor, las modas.
    Brasil NO es una Gran Potencia, ni lo será en esta década, pero también es cierto que es una economía mucho mayor que la nuestra y con una base industrial que, a pesar de la sobrevaluación de su moneda, defiende con firmeza.
    Una recesión cercana es muy posible, hasta probable, lo que nos obliga a estar preparados. Pero no dejará de ser por eso un actor en la escena internacional – donde la mayorìa pasa por lo mismo – y el principal en la América del Sur.

    Tengo que decir que la frase de Parcass «las grandes marcas mundiales con sucursales a rolete en todo Brasil. Los delirios de grandeza y riqueza de estos macacos van camino al desastre», con su mezcla de tontería (¿donde no hay sucursales de marcas, además de Cuba?) y racismo berreta me deja un mal gusto en la boca. Aunque expresa una actitud no desconocida en muchos argentinos, lamentablemente, no toleraré mucho más en mi blog.

    Sobre el punto 2º… Estoy de acuerdo con Jorge «Encaremos los problemas estructurales con remedios estructurales, y la inflación baja». Pero los remedios estructurales (aumentar la producción, racionalizar las redes de distribución) necesitan dècadas de aplicación constante. Mientras, uno tiene que tomar medidas monetarias. Imprimir es una de ellas, pero es muy peligrosa. Restringir o encarecer el crédito también lo es, con sus propios peligros, como se ve en la nota.

    El desafó de Oti es el más interesante «No es Brasil en sí. Es la globalización que se desintegra y genera consecuencias en los países» Da para escribir mucho. Sólo anticipo algo: La muerte de la globalización es un anuncio prematuro. No será como la conocimos entre los `70 y el 2008, pero aún su fase actual no será modificada fácilmente, ni sin grandes resistencias.

    Abrazos

  8. desvinchado dice:

    El fin de la globa va a venir por medio de la guerra comercial. Como dice oti, hay que cuidar el mercado interno o nos vamos al carajo. Y sobre todo no darle bola a estos: http://focoeconomico.org/2011/02/16/el-tipo-de-cambio-notebook/

  9. ana dice:

    No se lo que tolerará en su blog pero ,sin mención racista como no creo lo haya hecho Parcass ,opino que es probable que Brasil no sea lo que se nos estè vendiendo.

  10. ana dice:

    Oti:la sustitución total ,a pesar de ser TOTALMENTE IMPERIOSO UN PROCESO INDUSTRIAL EN SERIO EN ARGENTINA ,no es remedio.
    También entramos a una ERA DE VERDAD Y EL REQUERIMIENTO ALIMENTARIO CON CRISIS Y SIN CRISIS es UNA VERDA DE ESTE MOMENTO.
    Asi que planes de cerrar el mercado PARA EL OTRO EXTREMO COMO SIEMPRE solo traerían consecuencia de desvalorizar la tierra productiva Y VERIAS LA GANGA QUE ES PARA EL VERDADERO POOL SOJERO TRIGUERO ARROCERO ETC ETC ETC

  11. oti dice:

    Abel, YA está muriendo la globalización en sus formas conocidas económicas y financieras. Se trata de un proceso en curso, puede durar años, pero ya está en curso. Los efectos de ese proceso en curso se notan en todas partes: la situación financiera y económica en Europa Occidental y USA, manifestaciones, huelgas, rebeliones en N. de África y cercano O., aumentos desmedidos en precio de los alimentos, quiebra financiera implícita de la mayoría de los bancos, desvalorización del U$S. Los síntomas de la desintegración están por todas partes y a medida que vayan afectando los niveles de vida básicos de los diferentes pueblos del mundo, se multiplicarán las rebeliones y protestas, no sólo en Oriente o África sino en Occidente.

    En un contexto así pensar que podemos seguir viviendo de los precios de la soja es una ingenuidad. Estos precios son una consecuencia de las alternativas en que se desenvuelve la desintegración global (rescates financieros, especulación). Lo que no es bueno para el mundo no puede ser bueno para nadie en particular. Parafraseando al General, ninguna nación se realiza en un mundo que no se realiza.

    Por eso no hay más remedio que los que digan cómo tiene que organizarse el mundo sean entidades soberanas realmente (los Estados Nacionales y no las oligarquías globalistas), porque los principios justos internacionales no admiten contradicción con los principios justos que rijan a los Estados Nacionales.

  12. Abel B. dice:

    Oti:
    Estamos de acuerdo, en general, en el diagnóstico: una globalización en clave financiera que se muestra insostenible.
    Y estamos de acuerdo en lo más importante, el camino a tomar: «Llegó la hora de que los Estados se conviertan en Estados Nacionales y dejen de ser los “escenarios locales” de la globalización».
    Por eso mismo, me parece importante que tengamos claros los tiempos de la crisis y las relaciones de fuerza aún vigentes.

    Puedo estar equivocado, pero una analogía – imprecisa, como todas – que me persigue es con la ola de revoluciones en 1848 en Europa. El esquema que se impuso después de Napoleón, alianza de la reacción con la burguesía, quedó herido de muerte.
    Pero la consecuencia inmediata fue la restauración de esos gobiernos o similares, y el esquema de poder que lo sucedió tardó más de 20 años en tomar forma. Y, por supuesto, no era el que los revolucionarios soñaban.

    Una analogía, Oti. Pero nos recuerda que los tiempos de la Historia no son los de los comentaristas.

    Un abrazo

  13. ayj dice:

    off, desvinchado, gracias por el link, fijate mi comment

    saludos

  14. Gonzalo dice:

    estimado abel

    El problema con la inflación, es la «proliferación de explicaciones» que giran en torno al fenómeno.

    Fenómeno que posee una simpleza «sospechosa»: el aumento generalizado en el nivel de precios.

    Cuando se dice que su explicación, y por ende su tratamiento, es multicausal, inconcientemente se está admitiendo que no posee solución «general».

    Creo que en cuanto tal, la inflación es el sintoma de la llamada «ley de oferta y de demanda», es decir, el punto de inflexión, la inconsistencia lógica interna que marca a la ley.

    Si admitimos que en un contexto de puja distributiva, aumento sostenido de precios internacionales, economías integradas al mercado internacional, y una relativa baja capacidad de los estados -esto es de las burocracias profesionales que ejercen la dominación política de una sociedad- para controlar fenomenos que largamente los exceden, se terminan adoptando las «soluciones» que se ofrecen como recetas mágicas desde los centros de pensamiento económico internacional.

    Precisamente hoy, Brasil es un alumno ejemplar para esos centros, como lo fue la Argentina en algún momento.

    Esto no es ni bueno ni malo, sino indica, creo yo, que el estado brasilero está ejecutando política económica que va «en el mismo sentido» que aquella que se formula en esos centros.

    Ahora bien abel, yo me pregunto, ¿que validez a mediano o largo plazo pueden tener esos «aportes» intelectuales cuando vemos que el mundo, construido a su imagen y semejanza, esta literalmente derrumbandose frente a nuestros ojos?

    dejo planteada la pregunta y disculpas por lo extenso del comentario.
    un abrazo

  15. Abel B. dice:

    Gonzalo:
    Tus dos planteos son válidos; y no, no son demasiado extensos.
    Como decís, la inflación tiene un origen multicausal, y por lo tanto no hay, no puede haber una receta única (Lo de Friedman «Es siempre un fenómeno monetario» es una descripción. No una política viable).

    Y es cierto que Brasil es (hoy) un alumno ejemplar para «los centros de pensamiento económico internacional». Pero te hago una observación en el mismo espíritu de la que le hago a Oti. El hecho que los «tengamos calados» a esos centros (como dijo en buena síntesis Jauretche, «ir a comprar con el manual del almacenero»), no significa que ya tengamos elaborados cursos alternativos, en serio.

    Marcelo Diamand, para mencionar uno, puede ser punto de partida del pensamiento propio. Pero no tenemos un «centro de pensamiento económico» nacional, o latinoamericano. A lo sumo, luchadores elocuentes.

    Un abrazo

  16. oti dice:

    Viendo antecedentes históricos argentinos, desde la crisis del ’30 en que la oligarquía nativa recupera el Estado y lo administra durante la crisis internacional hasta que se gestan las condiciones en que es posible la existencia de un Estado Nacional y otro esquema de poder, pasan 13 años.

    Desde el 2001/2 (cuando se manifestó localmente una de las oleadas de crisis global) hasta la actualidad van casi 10 años.

    Muchas cosas (externas e internas) pueden desencadenar las condiciones para que se aceleren los procesos, pero lo que no puede faltar es la capacidad de liderazgo de conducción para facilitar el camino, activando la movilización popular esperanzada tras ese liderazgo. Sin eso se hace muy difícil.

    Habría que analizar, también, las implicancias políticas e ideológicas que tiene el hecho de que la crisis del ’30 fue administrada por la oligarquía conservadora y probritánica (hasta el ’43) mientras que con la del 2003 hasta ahora no es ese el caso. No obstante las situaciones «estructurales» son similares: la administración y gestión del Estado durante la crisis mundial.

  17. parcass dice:

    Estimado Abel:

    No se enoje que no vale la pena.

    Mire,me referia a esto:

    Página Principal
    23 de agosto de 2010 Brasucas
    São Paulo

    Capital de los Negocios,
    de la Cultura y de la Gastronomía

    LA MAYOR REVENDEDORA FERRARI NEL MUNDO, LA 2ª ES LOS ANGELES.
    LA 4ª REVENDEDORA MASERATTI NEL MUNDO.
    LA 2ª REVENDEDORA PORSCHE.
    LA 2ª REVENDEDORA LAMBORGHINI.
    LA ÚNICA CON FILIALES ROLLS Y BENTLEY EN LA AMERICA LATINA DESDE MÉJICO.

    LA MAYOR FLOTA DE PORSCHES CAYENNES S, CARRERA DE LAS AMÉRICAS.
    EL MAYOR CONSUMIDOR DE YATCH’S DE LARGO TRAYECTO FERRETTI – VIAREGGIO – LUCCA

    LA ÚNICA CIUDAD NEL MUNDO QUE TIENE 4 TIENDAS TIFFANY´S.

    LA UNICA CIUDAD NEL MUNDO QUE TIENE 3 TIENDAS BULGARI.

    LA FILIAL LOUIS VUITTON QUE MÀS LUCRA.

    LA FILIAL MONTBLANC QUE MÀS VENDE PLUMAS FUERA DE SUIZA.

    Existe una Oficina Mecánica especializada solamente en Ferrari.

    80 MIL PAULISTAS TIENEN RESIDENCIA EN EUROPA Y ESTADOS UNIDOS COMO 2ª OPCIÒN.

    LA MAYOR QUANTIDAD DE CABALLOS PURA SANGRE ÁRABES EN LAS AMÉRICAS

    SÂO PAULO ES LA CIUDAD QUE MÁS CONSUME ROMANÉE CONTI Y VINOS GRAND CRUS EN EL MUNDO.
    BIEN COMO LOS CHAMPAGNES KÜG ROSÉ, CRISTAL Y GRANDE DAME.
    LA CIUDAD QUE MÁS TOMA EN PROMEMEDIO, VINOS POR ENCIMA DE US$ 87,00 POR BOTELLAS EN LAS AMÉRICAS.

    Ud dice,de manera inocente,menos en Cuba…Je.

    Realmente seria «magico» tener todo esto tan cerca.
    O cierta industria militar como hace notar Harry en su sitio.

    Pero la realidad que esto es solo una muestra de la «burbuja» de Brasil y que no condice con su condicion de pais atrasado y pobre.Es un emirato mas o la rusia de las mafias.

    Y no me venga con inventos retorcidos que los argentinos estamos escuchado hace casi un siglo:la inflacion tiene una sola causa:un estado(nada que ver con nacion,aviso por las dudas) que gasta aquello que no tiene,que produce menos que lo que gasta y lo paga con papel pintado.

    Y mientras la Dilma trata de «ahorrar» 50MM,el cara de piedra de Obama dice que el «ahorra» 69MM.Estan casi a la par????

    Y seguramente,nadie sabia,ni conocia a los satrapas arabes?
    Y si pasa algo parecido en Brasil?
    Imposible,no?

    Cordiales Saludos
    ramon v

  18. Abel B. dice:

    Parcass:
    Quiero hacer más clara la razón de mi enojo. Sus opiniones sobre la realidad brasileña son conocidas (las ha expuesto repetidamente aquí), y aunque creo que son equivocadas, no me irritan en absoluto. Es más, creo que tienen algo de justificación, y resultan un contrapeso a la mitificación de Brasil en que muchos medios, de aquí y del exterior, incurren.

    Pero me molesta que insista en ellas sin ofrecer nunca números o datos más concretos que evaluaciones subjetivas. Y me fastidió el término «macacos». Hay visitantes más agresivos que Ud. Pero no son tan frecuentes. Y no me interesa que mi blog se asemeje a los foros de los diarios, que sirven perfectamente para descargar broncas, odios o frustraciones.
    Saludos

  19. oti dice:

    Abel, volviendo a tu último comentario, que haya protestas y rebeliones por muchas partes del mundo, no significa remedios o soluciones a la decadencia globalista. Se trata simplemente de protestas contra los efectos de los problemas que genera la desintegración global. Esas protestas pueden ser el punto de partida de las soluciones, pero no hay que confundirlas con las soluciones.

    Lo que hay que tener claro es que no hay soluciones globales sin Estados Nacionales. Las soluciones globales para que sean tales deben ser congruentes con los principios de bienestar general y justicia social que rijen, por definición, a los Estados Nacionales.

  20. parcass dice:

    Estimado Abel:

    Comprendo,y asi tiene que ser, su busqueda de no hablar pavadas.Disculpas.

    Si bien las cosas que digo por aca no son nada comparado con algunos sites brasileros:
    #Uchoinfo

    #Brasil acima de tudo

    Y en cuanto a explicaciones no estoy de acuerdo.

    Fijese: Inflacion:yo digo que es un fenomeno monetario producto de emision de un gobierno sin respaldo.Dinero de «mentira».

    Uds los neo-mercantilistas explican veinte variantes distintas en las cuales el estado rara vez tiene la culpa.

    Le paso una biblio nueva que compre esta semana:Jacques Rueff:»El Pecado Monetario de Occidente»Emece/1971.Este muchacho es bastante critico.Bueno,fue asesor de DeGaulle.

    Cordiales Saludos
    ramon c

  21. Rogelio dice:

    Estimado Abel, en el mismo sentido que usted, algunos días atrás hizo observaciones Manolo en un post titulado “Dilma Ajusta”.

    Es muy interesante que nos confiese que decidió archivar el borrador de un ‘post político sobre colectoras en Capital’ para publicar uno sobre la ‘situación económica regional y global’.

    Sus comentaristas han tenido expresiones como:
    * “Cuando explote, va a ser un espanto” (Casiopea);
    * “Brasil está cada día más cerca de una recesión , con colapso del consumo e inversión” (AyJ)
    * “Es la globalización que se desintegra (…) un contexto de globalización en terrible crisis sistémica” (oti)
    * “chocarán la calesita” (parcass)

    Me parece, Abel, que la temática de su post político archivado y la del escenario económico general están relacionadas muy estrechamente, porque:
    ¿ Para qué queremos ganar las elecciones de octubre si no es para hacernos cargo de gobernar precisamente en ese futuro que algunos bautizan como el invierno que viene ?
    ¿ O acaso nos estamos preparando para otro futuro ?

    Saludos

  22. ayj dice:

    Rogelio
    lamentablemente no fui yo el que lo dijo, fue alguno que cite.

    Si creo que estamos en un proceso local de circulacion de elites a la pareto, y si, casi, creo que se viene lio, la fiesta hay que pagarla, y, quizas las explicaciones a la Friedman sirvan para explicar el lio
    No creo que fesibuc haya sido el detonante, mas me inclino por el precio del pan, salvo Libia, pero ahi terminan a los tiros mal sin duda, y si tambien creo que los chinos se van a comprar todo con los papelitos verdes que tienen guardados

    bueno, parece del credo, mis disculpas, son solo opiniones, que, sin duda son erradas
    y no, no creo que todo el lio haya sido casualidad, parece mucho 1848 y Europa, y asi terminara, creo

  23. Mariano T. dice:

    Si hay un problema no creo que sea por la deuda interna de las empresas. Porque esta nominada en moneda local, así que son fáciles de licuar ante un amago de crisis.

  24. ayj dice:

    si y no, no es a tasa fija, aparte esta el efecto manada, imagina el Bovespa bajando rapido, a lo cual agregale Petrobras que se venga abajo, acordate que la capitalizaron hace poco (como me huele a venta de YPF ahora) y que salvo el encaje que tienen (creo) nada impide que salga la plata afuera, por ahi lo dicen bien, la politica fue tasas altas.
    Lo unico es que hay mucho en moneda local, en eso tenes razon, pero en la del 99 tambien y les pego fuerte

  25. ana dice:

    Mejor que perder el tiempo DESPRECIANDO LA PRODUCCION AGRICOLA GANADERA que no es -de acuerdo a la reacción europea-UNA CUESTION DE ESPECULACION SINO UNA VERDAD DEL MERCADO.
    Mejor que estar beneficiando NO A LOS PUEBLOS POBRES sino a LOS RICOS con el precio bajo de alos alimentos,PODRIAMOS ESTAR INDUSTRIALIZANDO EL PAIS con los derivados agrícolas ,la industria al servicio ,LOS FERTILIZANTES QUE IMPORTAMOS ,etc etc.
    Tan es así que el propio EGIPTO ES PAIS PRODUCTOR y el mismo MUBARAK se ve perjudicado porque parece que del CENTRO FINANCIERO se lo CONVENCIO QUE TENIA QUE IMPORTAR TRIGO PORQUE ERA MAS BARATO.
    También muchos pueblos pobres de AFRICA SON PRODUCTORES AGRARIOS y se quejan del DUMPING que le hacen las granarias llevando ayuda supuestamente SOLIDARIA a bajos precios.

  26. ana dice:

    oti:En los años treinta la oligarquía agrícola ganadera argentina SE VE ENFRENTADA A INGLATERRA QUE COMIENZA A PROVEERSE DE SUS COLONIAS.
    Por ello es curioso que los primeros organismos de defensa de nuestra producción como la JUNTA NACIONAL DE CARNE Y GRANOS FUE CREACION DE ESA OLIGARQUIA.Yo me enteré de eso cuando EN PLENA EPOCA DE ALFONSIN ME ENCONTRE CON MARTINEZ DE HOZ en el palco de aniversario de la JUNTA DE GRANOS.
    Aparte que ahora la producción agrícola ganadera NO ESTA EN MANOS DE ESA OLIGARQUIA NILEJOS.AHORA HASTA MOYANO ES ESTANCIERO EN AMSTRONG.Y CON MUCHAS MAS HECTAREAS QUE UN ESTANCIERO MEDIO DE LA PAMPA HUMEDA.

  27. Charrua dice:

    «La situación en Brasil es preocupantemente similar a la crisis de las hipotecas de alto riesgo en los EE.UU. Una gran cantidad de crédito está siendo empujado por los bancos a tasas elevadas a los consumidores que, inevitablemente, no serán capaces de pagar esa deuda.»

    Ahi hay un error grosero: en la burbuja inmobiliaria yankee las tasas no eran elevadas sino bajas (fruto de la política de Greenspan ante la «jobless recovery»). En Brasil supongo que el aumento del endeudamiento está asociado al crecimiento del consumo y a tasas activas altas (algo característico de la región, más que de las políticas antiinflacionarias).
    Una recesión (que ocurrirá alguna vez, no?) probablemente genere algunos problemas en esas carteras de crédito, pero nada comparable con la crisis subprime (las cadenas de transmisión/amplificación necesarias para eso no existen aquí todavía). En todo caso le temo más al endeudamiento externo (ahora parece controlado, pero ¿y en el caso de una devaluación grande?).

  28. […] por un hecho casual. Eliana Cruz, graduada en economía, está haciendo su tesis. Se interesó en un posteo mío sobre políticas antiinflacionarias de febrero de 2011, y me pidió bibliografía. No estoy en condiciones de preparársela (se lo recuerdo aquí a quien […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: