Apología de la izquierda argentina

Columnista apropiado: Sebas

(El título lo pongo yo, y no es irónico. El texto es de un comentario que un visitante, peronista, del blog dejó aquí la semana pasada. Breve e informal, encuentro – como otros lectores – que es una reflexión aguda que pone en perspectiva una discusión que llenó páginas y páginas en los últimos tiempos. Además, no habla de la interna peronista, lo que es un respiro, y me permite, como no, meter al final algunas opiniones mías sobre esta otra realidad política).

«La progresía argentina tiene los pies bastante más en la tierra que otras que se ven por ahí. La centroizquierda internacional tiene una agenda tirando a patética: que el multiculturalismo, que los transgénicos, que el save the planet, etc. y demás pajas. Superficialidades que (esto es lo peor) son lo único que distingue sus gestiones cuando llegan al poder, porque en lo económico y social, las diferencias con las de derecha, convengamos, ni con lupa.

En ese sentido, hay que reconocer que nuestros progres nos corren con una agenda mucho más potable y concreta; más que por cuestiones ideológicas o programáticas, la discusión pasa, simplificando a trazo grueso, porque el progre aspira a hacer con las manos limpias más o menos lo mismo que los peronistas aceptamos que sólo lo podés hacer hundiéndote en la mugre. Pero por lo demás, nuestros progres son nacionalistas, son latinoamericanistas, son productivistas, y más allá de que se entusiasmen más que nosotros con banderas tipo la ley de medios o el matrimonio puto, estoy seguro que para cualquiera de ellos la de la justicia social es un trapo mucho más valioso que ningún otro. Y todo ello es bastante más de lo que se puede decir de muchas progresías foráneas.

La primera explicación que me vendría a la mente es que bueno: los progres latinoamericanos no pueden darse el lujo de ser tan exquisitos como los europeos, cuando acá hay pobreza y exclusión en serio, ¿no? Pero entonces recuerdo el caso brasileño. El papel que ocupa Sabatella frente a Scioli en la provincia de Buenos Aires, le correspondió allá a la Marina Silva frente a Dilma; hablamos del… ¡Partido Verde! ¡Pero cuán alemanes pueden ser estos brasileros!

Así que no es una mera cuestión de devaneos europeos: con las obvias salvedades del caso, desde ya, ¡pero en Brasil, caramba! Acá en Argentina, un partido ¡ambientalista! jamás logrará nada semejante; lo cual me place. No sé usted; pero puestos en tener que lidiarla con unos que nos corran por izquierda, el EDE me parece un lujo, en comparación. Imagínese al Partido Humanista en ese lugar, por caso. Ouch.

No estoy alabando a Sabbatella acá, estoy alabando a mi país. Que la progresía local sea como es, en relación a otras, si al existir el caso Brasil no podemos ya adjudicarlo a causas regionales, propongo que es efecto de la irresistible gravitación del peronismo. Siquiera culturalmente. Redefine todo. La progresía argentina, para existir, tiene que orbitar al peronismo, tiene que meterse en la casa que nosotros construimos y proponer unas refacciones y redecoraciones; mejor eso que andar por ahí incentivando el consumo de comida orgánica.

Y, para terminar con el paralelismo (me llama la atención que nadie lo haya usado en medio de todo es debate), comparemos: El EDE quiere ser colectora de Cristina, para llegar a un ¿circa 10%, digamos? Y los intendentes del conurbano que trinan porque eso podría restarles concejales. Hum, hum, hum. Quilombo, ¿no? Ajá.

¿Y en Brasil? Los verdes metieron casi un 20% a nivel nacional, con candidatos propios y decididamente opositores… y la mandaron a Dilma al balotaje. ¿Eh? ¿Qué tal? Una ambientalista…
Y eso le pasó nada menos que a la candidata del Lula saliente con el 81,4% de aprobación.
Bastante más complicadita que acá, la irrupción progre…»

Es cierto, Sebas, que el Partido Verde de Brasil existe desde 1986, fue parte – hasta 2006 – de la coalición que apoyó a Lula y siempre ha sostenido en primer lugar el «desarrollo sostenible«. Pero me parece evidente que aportó a su crecimiento el abandono del discurso anticapitalista por parte del PT y los episodios de corrupción que lo mancharon (¿suena familiar?). Hay sectores, numerosos, de la militancia política que exigen certidumbres ideológicas y – no necesariamente los mismos – a los que les repugnan los negociados. Hay todavía otros que están en contra de los negociados en que no participan, y no es fácil distinguir a priori entre todos estos sectores.

De todos modos, tenés razón: el hecho es que la izquierda brasileña desilusionada del PT ha debido enarbolar un discurso ambientalista para conseguir una inserción nacional importante. Y aunque parezca soberbio de nuestra parte, tengo que estar de acuerdo con vos en que es la presencia del peronismo como lo conocemos, la que hace la diferencia en el panorama político de ambas sociedades. Eso sí, no creo que en el caso de la izquierda filokirchnerista pase principalmente por lo cultural.

Estimo que son los aparatos territoriales y sindicales del peronismo, y su inserción, hoy quizás minoritaria pero real, en las clases medias, los que obligan a cualquier expresión de izquierda a tener una agenda concreta y popular si quiere competir con ellos. Fíjense que en un medio consistentemente oficialista como Página 12 pero cuyo público es la izquierda intelectual, su agenda es la que Sebas atribuye, con razón, a la izquierda europea: políticas de género, reivindicación de los pueblos originarios, derechos humanos, aborto legal, seguro y gratuito (casi agrego obligatorio), cuestionamiento a la influencia de la Iglesia Católica y denuncia de sus jerarquías…

Ninguna bandera que la izquierda rechace, y que – al menos varias de ellas – son asumidas con naturalidad por los jóvenes «progreperonistas». Pero no es el programa con el que el EDE tratará de conseguir votos en la zona Oeste del Gran Buenos Aires… Ni sus diputados han procurado imponerlo al gobierno de Cristina Fernández.

Y recordemos, Sebas, que nosotros también tenemos una izquierda ambientalista opositora al gobierno, con bastante más presencia política que el Partido Humanista, o el Grupo de Reflexión Rural. Donde la influencia cultural y la historia del peronismo parecen decisivas en delimitar el discurso posible es justamente ahí. Porque el Proyecto Sur de Pino Solanas, que reunió en el 2009 un voto cercano al 25 % en la Capital Federal y una presencia menor pero significativa en todo el país – es razonable pensar que puede llegar a ser, si mantiene su candidatura presidencial, el más votado de la izquierda – con un discurso de defensa de los recursos naturales y contra, por ejemplo, la minería a cielo abierto. Pero su posición, «descolgada» como nos suena a los «realpolitiker» peronistas, tiene un matiz de defensa de la soberanía nacional y un productivismo ausentes en el ecologismo europeo moderno. Además de un lenguaje simbólico tradicionalmente usado por el peronismo.

27 Responses to Apología de la izquierda argentina

  1. Fede M dice:

    Por primera vez, en todo este anacrónico debate, leo una lectura del progresismo filoK-al que me suscribo- que desanda la facilidad del estereotipo, la chicana, y la soberbia.
    Un proceso similar hicimos los que nos hemos quedado «adentro» cuando se produjo el cisma de 2008 de los sectores progresistas q se fueron con Pino. Para justificar nuestra posición no apelamos a el esterotipo, la chicana y la soberbia q despliega Solanas en cada una de sus descripciones del PJ. Leímos la coyuntura, tragamos algunos sapos, en pos de la realpolitik. Privilegiamos las realizaciones (aún imperfectas) por sobre las inocuas posiciones maximalistas.
    No es un tema de yo primero, ni yo después. Es un tema de destacar q esta lectura amplia y profunda del Otro es el camino q tenemos que seguir transitando. Me siente totalmente descripto en el comentario. Un saludo al compañero.

  2. ayj dice:

    Disculpe Abel, izquierda argentina? eso es un oximoron, la izquierda probablemente es un conjunto de ideas todas lindas, que afectan a zonas con Cafe La Paz y suenan bien en la rive gauche, por ejemplo, ubiquemonos en Jujuy, donde, seguramente hay izquierda preocupada por el matrimonio igualitario.
    Y recordemos que la izquierda argentina fue, es y sera antiperonista, en ese sentido, muy probablemente los vea como mencheviques

    sera que me levante mal?

    saludos cordiales

  3. Capitán Yáñez dice:

    No sé si apología, pero es una visión interesante. Con una salvedad: los «partidos verdes», o semejantes, son profundamente reaccionarios. Sobre todo los de estos pagos latinoamericanos subdesarrollados. El «desarrollo sustentable» no es más que un término vacío, «políticamente correcto», para disimular una canallada. Ningún país del mundo se desarrolló «cuidando su ambiente». Más bien lo contrario, los «conservacionismos» surgieron allí -Francia, Inglaterra, USA- donde estaban haciendo desquicios con «el ambiente» A otro perro con ese hueso.

  4. Estimado Abel: no se puede perder de vista la cuestión generacional. Las políticas de género, la reivindicación de los pueblos originarios, los derechos humanos, el aborto legal, seguro y gratuito, los derechos de las minorías sexuales, el cuestionamiento a la influencia de la Iglesia Católica y la denuncia de sus jerarquías, son todas reivindicaciones de muchos jóvenes PERONISTAS.

  5. el canilla dice:

    Es interesante el post. Hace ver que existe una izquierda que puede tener vocación de poder en el sentido de la «gestión » política, diferente de las posiciones de denuncia que no suman capital político ni de masas -haciendo un flaco favor a la izquierda teórica- y que piense en formar cuadros que caipitalicen la experiencia- el Escriba en Vicente López, por ejemplo. Es interesante pensar que, saldada la cuestión generacional , los ahora cuarentones interesados en política que han hecho sus pininos en democracia- lo que no es poco ni es un dato menor- surgen a la disputa por el poder político, tanto dentro del PJ como en la centro izquierda. Frente a las novedades, toda estructura se siente amenazada, con mayor o menor razón.

  6. guido dice:

    Izquierda: en argentina dícese de aquellos espacios políticos que en otras latitudes son descriptos como «extrema izquierda» o «izquierda radical».

    Progresismo/centroizquierda: en argentina dícese de aquellos espacios políticos que en otras latitudes son descriptos como «izquierda».

  7. fedeberg80 dice:

    Y en todas estas lecturas de la «izquierda», ¿dónde está la clase obrera? Siempre pensé que la clave de la izquierda era pensar desde la clase obrera. Ahora, si le van a colgar el cartelito de zurdo a cualquier jipi que pide la legalización de la marihuana, estamos meando afuera del tarro. Será izquierda para La Nación.
    Hay una izquierda en serio, que pelea lugares de dirección y responsabilidad en los sindicatos, que le pone el cuerpo a las luchas del pueblo pobre. Pero para esos no hay chicana, sino palos y balas.

  8. los muchachos peronistas dice:

    Desengáñense muchachos estos zurdos internacionalistas al par de los neo liberales globalizados están»infiltrados»en el peronismo y el radicalismo para terminar con el país.

  9. los muchachos peronistas dice:

    Otra novedad es ver que estos zurdos internacionales responden a distintas directivas que el zurdismo tradicional o sea lo que controlan los partidos comunistas.
    Estos últimos como novedad se están haciendo amigos de la clase media.
    Los zurdos infiltrados «responden a intereses concretos»que se verían beneficiados con sus IMPULSOS REVOLUCIONARIOS.
    Acá se han camuflado con el plan de la tercera guerra mundial de PERON ,el frondizismo frigerista y los dislates setentinos.

  10. pepe dice:

    No, en jujuy esta Milagro Salas ayj.

    es progresista, creo que esta a favor del matrimonio gay, aunque a vos te parezca mal porque es negra.

  11. ayj dice:

    perdon, Milagro Salas? vos decis esa persona que con su marido fue al recital de Charly en Punta del Este?
    http://blogs.lanacion.com.ar/sin-quorum/uncategorized/milagro-sala-una-kirchnerista-en-punta-del-este/

    lo cual, me parece perfecto, es plata suya y con su plata hace lo que quiera, cuando quiera o como quiera.

    Ahora bien, fijate que cumple perfectamente las condiciones que te mencione

    BTW, la negritud la pusiste vos, no yo

  12. ayj dice:

    no fede, la clase obrera esta para ser conducida, o no lo sabias?

  13. Diego dice:

    Ahora tenemos el Partido Verde criollo: el de Bonasso, que se reunirá en breve con Marina, lo escuché con Víctor Hugo.

  14. pepe dice:

    y si esta perfecto para que lo mencionas?…

    digo lo de la negritud porque comentarios como el tuyo del tipo «jeje, si en formosa o en florencio varela si son re progres»

    se atribuyen el conocimiento de lo que piensan millones de personas y si bien no es del todo errado es prejuicioso tambien.

  15. Déjenme que les diga que, visto desde aquí (ya se, ya se, estoy demasiado lejos), lo que dice Sebas tiene muchísimo sentido. Él habla de una izquierda «no» peronista, que es la que actualmente importa. (La izquierda «anti» peronista actualmente ya no existe -las miniminorías trotzkistas suenan actualmente como un fenómeno más psiquiátrico que político). Y dice que no la elogia sino que elogia a un país que es capaz de producirla, detalle que me parece muy inteligente. No dice, pero me parece también interesante, que recíprocamente no se da lo mismo del otro lado: casi (o sin casi) no existe una derecha «no» peronista sino que es unánimemente antiperonista (excepto por las hipócritas actitudes del macrismo con el propósito de engrupir a los giles).
    Lo que me parece alarmante es que todavía existan posiciones como la de «los muchachos peronistas» que aún usan ese anacrónico -y para mí siniestro- lenguaje de «zurdos internacionales», «infiltrados», que tiene un aire a intolerancia y teoría conspirativa más digna de Antonio Caponnetto que de peronista del siglo XXI. (BTW, ¿se fijaron que es el único de los comentaristas de este post que dice despectivamente «zurdos» en lugar de «izquierdistas»?… Debe ser discípulo de Mirta Martínez Suárez, debe ser).
    Aquí en USA la izquierda se parece mucho a lo que Sebas describe; afortunadamente parece que la embestida reaccionaria nos está ayudando a los «liberales» -así nos llamamos los progres aquí- a poner los pies sobre la tierra: Paul Krugman, comentando lo de Wisconsin, ya dice que el enemigo es… la oligarquía. ¿Que tal?
    Eddie

  16. ayj dice:

    pepe, a ver, quizas es por desconocimiento, y no lo se, pero te aseguro que vivir en el Norte no es ir de mochilero a Purmamarca, en ese sentido quizas, y digo quizas, la izquierda argentina sufre la frase de Tallyerand, nada aprendieron nada olvidaron

    Pero, como siempre, quizas estoy equivocado

  17. guido dice:

    Muy de acuerdo con Sebas, solo una consulta ¿Seguro que los votos de Marina son solo «verdes»? Tenía entendido que hay mucha banca de los pentecostales ahí, y que la posibilidad de que Dilma vaya por el aborto tuvo un rol ahí…

  18. fedeberg80 dice:

    ¡Alerta, fuga de sarcasmo no detectada!

  19. pepe dice:

    nunca en mi vida fui de mochilero a ningun lado

  20. sebas dice:

    Abel: honradísimo de que un comentario mío haya sido ascendido a la categoría de post, y nada menos que en su blog.

    Apuntaba, más que nada, a que me parece que habría que bajar un poco el nivel de histeria con este asunto (como con otros cuantos). Hay progresistas; a una parte de ellos la captaremos, a otra no, es una realidad con la que habrá que convivir. Punto.

    Cuando lo que pagaba era pegarle al gobierno, y cuanto más fuerte mejor, Pino puso todas sus fichas en ese casillero (y así le va); Sabbatella jugó distinto, (el tiempo demostró que) mejor; y ahora pasa, merecidamente, a cobrar su pozo.
    Y merece además su debido respeto por haber gestionado largamente su condado con altos niveles de aprobación. Algo tan respetable en él como en cualquiera de nuestros barones, ¿o no?
    Yo, claro, preferiría que la militancia del EDE se afiliara en masa al PJ; pero es lo que hay. (También, nobleza obliga, preferiría que Scioli gobierne bastante mejor de lo que hasta ahora… pero es lo que hay).
    El punto es que: todo podría ser mucho peor. Tal como venía la mano hasta hace nada, un par de semestres apenas, que hoy nuestro gran intríngulis sea la fricción EDE/PJ, casi que lo califico de milagro.

    Un abrazo.

  21. Capitán Yáñez dice:

    No, papá. El sarcasmo son ustedes.

  22. Capitán Yáñez dice:

    Estimado: sospechá siempre de las «afiliaciones en masa». Y lo que hay es lo que hay, en efecto. A diferencia del cinismo «realpolitikero», creo que hay que laburar para que «lo que hay» sea un poco -al menos- mejor.

  23. EduA dice:

    Perdón por meterme.

    Resentido común: Es exactamente lo que dice Abel. Lo cito: «son asumidas con naturalidad por los jóvenes “progreperonistas” «

  24. horca dice:

    Buenas noches, interesante discusión, pero ya que estamos, tengo ganas de seguir hablando de las colectoras… Hoy Pagni escribió un artículo que no vi comentado en ninguna parte; lanza la idea de que los intendentes más reticentes al EDE (Curto, Otacehé) van a arreglar con el Poder Ejecutivo una enmienda legal que les permita atenuar el impacto de la merma de votos, pero que semejante acuerdo no incluiría a Scioli, quien ya se hallaría completamente aplastado por su presunta inepcia y su falta de voluntad de poder. ¿La leyeron? ¿Qué opinan? ¿Es todo un invento de Pagni? Por la decepción con la que ironiza sobre Scioli, me da la impresión de que no puede estar mintiendo demasiado, pero la verdad, no estoy seguro.

    El texto: http://www.lanacion.com.ar/1351695-scioli-mas-scioli-que-nunca

  25. manolo dice:

    Horca
    Aprovecho su pregunta.
    1/ Los que están muertos, ya no tienen posibilidades de resurrección.
    No importa lo que se haga, son municipios que colapsaran como Lomas de Zamora de Di Dio.
    Sin el apoyo del 70% de los Concejales, el Intendente no existe; no importa si es el Vasco o Pomelo Sabbatella.
    Es intrínseco a la Legislación de Fresco 1930, y las Reformas de Alende 1960; por eso, hasta 1983, los Municipios vivieron con Interventores Provinciales.
    2/ Los mal heridos, gane quien gane, deberán esperar hasta 2013 para saber si se salvan o se suman a 1.
    No es un problema de fondos, sino de Autoridad Política; solo subsanable con una reforma administraba mayor.
    3/ Scioli no depende de CFK, o de los Intendentes, sino del “Efecto Ingratitud”; dos temas de Attaque 77 resumen la situación.


    Todo lo que le tiren, a esta altura de los acontecimientos, termina por agigantarlo.
    4/ Lo que publique La Nación o Clarín, son operaciones en el vacío, para tratar de insuflar vida a las Candidaturas de MM y RA; que dependen mas de los errores no forzados de la Administración que de Duran Barbas.
    A tal punto, que la ovulación de la Sra. Macri se convirtió en un tema de campaña, para decidir la fecha de las elecciones. ;-(
    Un abrazo

  26. Abel B. dice:

    Horca: Esa nota de Pagni fue comentada en un tweet de @Cepion. Pero él hacía hincapié en otro punto: el vice de Cristina como posible delfín…
    Pagni es un periodista inteligente, lo q significa q agiganta el chisme del día para convertirlo en noticia, sesgada por las políticas del medio en que trabaja.
    La colectora de Sabbatella es – según las encuestas actuales – una pequeña ventaja para Cristina, una pequeña desventaja para Scioli, y un problema serio para algunos intendentes del Oeste del Gran Buenos Aires. Ah, y una oportunidad para opositores, periodistas y blogueros de hacer ruido. Porque NADA se va a decidir antes de 2 meses, o más. Cuando las encuestas, a lo mejor, hayan cambiado.

    Ojo: nadie se queda esperando. Los tres actores principales, Presidente, gobernador, intendentes, maniobran y negocian según sus intereses ¿Qué hay de raro?

    Un abrazo

  27. Abel B. dice:

    No contradigo la visión de Manolo (su respuesta llegó mientras escribía la mía). Pero señalo que todo, hasta ahora, son tanteos. Que me dan pie a reflexionar sobre la política actual.
    Lo único que hoy veo como seguro es que Cristina será candidata a Presidente, Scioli a gobernador, y Curto y Othahece a intendentes.
    Y recuerdo que en mi barrio decían que a Seguro lo llevaron preso.
    Abrazos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: