El progresismo, el hecho maldito de Ramble Tamble

Seamos sinceros: En este enero, donde los… llamémoslos candidateables – porque todavía no son candidatos – cumplen con la necesaria y aburrida rutina de las fotos en la costa, y los operadores políticos se van de vacaciones previendo un febrero agotador ¿que habría de interesante en la política local si Artemio López no hubiese emprendido la campaña contra los progres?

Nuestro amigo, en sus lecturas pasatistas del verano, encontró al Gran Inquisidor en Dostoievsky, y decidió que era la forma de evitar que las columnas de comentarios en la blogosfera K se transformaran en un plomo.

Y no es mero entretenimiento: nos prepara para el fascinante juego, que en breve comenzará, de armar las boletas en docenas de provincias y cientos de intendencias. El difícil equilibrio entre sumar candidaturas y dividir votos, que en cada lugar es distinto, no se va a lograr sin peleas que van a hacer parecer a los post de Artemio como endechas de pastores del siglo XVIII.

Pero… se me ocurre que a veces se posesiona de su papel y exagera, cual actor de las viejas películas mudas, recuerdan? Pensaba en una reciente afirmación suya – provocada por el escenario de la Capital, que, seguro, no es el mejor para calmar los nervios – donde caracteriza a las opciones progres renuentes a entrar – sin contraprestaciones onerosas – a la amplia casa del FPV-PJ:

… de mediano y alto NES con epicentro en la región metropolitana. O sea sobre , siendo generosos, el 25% del padrón de electores nacionales donde obtiene el, a ver, 2,2% de Ibarra, 6% en Buenos Aires, digamos 4% promedio nacional, apenas algo más que los compañeros del PO , que sólo en Salta sacan el 15% de los votos …

Como ya lo advirtiera el viejo General y lo actuara Néstor “recostándose” sobre el PJ para poder gobernar: Nosotros, por un voto más …

Hmmm… Artemio, como nos recuerda el esforzado Andy Tow, en 1995 la fórmula Pilo Bordón-Chacho Alvarez, de feliz memoria (como dicen de los pontífices difuntos), obtuvo el 29,30 % de los votos en el ámbito nacional. Y si esa no era una fórmula progresista ¿cuál lo sería?

Por supuesto, todos podemos recordar la trayectoria posterior de esos dirigentes. Y es difícil rescatar la experiencia del Frepaso. Pero … hay un hecho concreto, que toda la dirigencia política argentina pudo apreciar entonces: esos votantes existen. Y no están encuadrados por las estructuras políticas tradicionales.

Hoy es razonable suponer que la mayoría de los votantes afines a ese “espacio” (no digo los mismos, porque han pasado 15 años y algunos se habrán muerto) votarían a Cristina Fernández de Kirchner. Pero faltan más de 9 meses para las elecciones y quienes trabajen para esa candidatura deberían esforzarse por mantenerlos cerca. Como dicen en mi barrio, a Seguro se lo llevaron preso.

Anuncios

34 Responses to El progresismo, el hecho maldito de Ramble Tamble

  1. Anibal dice:

    Abel, probablemente el 80% de los votantes de Chacho-Bordon ya sean votantes del Cristina. Artemio se refiere a progresistas de dos clasesa los progres K y a los progres no K, votantes de Pino et al., muchas veces sin explicitar de qué grupo habla.

  2. Leandro dice:

    Yo vote a bordon en el 95 porque estaba podrido de menem y ya veia venir la debacle debido a su neoliberalismo vendepatria, no porque fuera progre ni porque me importara un pito bordon (de hecho ya ni me acordaba que iba con chacho, mira vos). Y creo que muuuuuchos (al menos entre mis conocidos) estuvieron en la misma, no por progres sino por asco. Y hoy por hoy, por ejemplo, estoy mas cerca de artemio que del otro bando, y banco a muerte a boudou.
    Asi que suponer que todo ese 29% es el porcentaje de “progres” mmmmmm….

  3. Fernando dice:

    Artemio, un genio total al que sigo diariamente, podría agregar la siguiente pregunta en sus encuestas a los que digan que votan al FPV, ¿se definiría como peronista o progresista? No creo que lo haga, se podría llevar un susto.
    PD: Si me encuestaran a mí, no sabría que contestar. ¿Existe el progre-peronista o el pero-progresista?
    ¡Aguante Cooke! Cristina 2011

  4. Capitán Yáñez dice:

    Estimadísimo Abel: tu recurrencia poco menos que obsesiva a las opinones del tal Artemio López debiera moverme a hacer unas cuantas preguntas que prefiero no hacer. Me limitaré a dos:
    1) ¿Quién c… es Artemio López -el “genio total del que hablan acá arriba”?
    2) ¿Cual es el problema de que “no haya nada interesante” en la “política local” durante el tórrido enero porteño?
    Respuestas personales:
    1) No sé y me importa un soberano bledo quien es Artemio López. Y su Ramble Tamble, por extensión.
    2) Ninguno.
    Si al tal Artemio se le dá por perseguir progres… allá él. Buenos Aires en enero dá para cosas mucho más productivas e interesantes.
    Y ahora la pregunta del millón:
    ¿porqué tanta manija a Artemio y su Ramble Tamble?
    Y, en efecto, y por sobre todo… faltan nueve meses. Nueve lunas, para hacerlo más sentimental y poético en este peculiar dia. Un embarazo, para hacerlo práctico.
    En Argentina, creo que bien lo sabemos todos, nueve meses, nueve lunas o un embarazo…. son una eternidad.

  5. ezequielmeler dice:

    Querido Abel:

    Como te objeté en otro lado, la campaña presidencial de 1995 estuvo signada también por un inusualmente flojo desempeño del radicalismo -uno de los peores antes de 2003-. Muchos votantes radicales acompañaron a Bordón – Álvarez, me consta -fue mi primera presidencial- porque era la fórmula que “podía hacer fuerza” y porque no lograban tragar el Pacto de Olivos.

    De hecho, Bordón – Álvarez ganaron solamente dos distritos, Santa Fe y Capital, aunque, ahora que lo miro, debe reconocerse la buena elección que hicieron en el NOA -donde no sobra progresismo-.

    http://towsa.com/andy/totalpais/1995p.html

    Un abrazo grande,

    Ezequiel

    • Abel B. dice:

      Estamos de acuerdo, Eze, que 1995 fue la “marea alta” de una fórmula progresista (=centro izquierda). Ese resultado requería, como vos señalás, que el radicalismo perdiera la mayoría de sus votantes de ese palo (que, en principio, son bastantes).

      (También puede señalarse que en el 49,94 % de Menem-Ruckauf había muchísimos votantes no peronistas, de “centro derecha” y derecha a secas).

      El punto importante – que se mostró por primera vez en esa elección – es que las identidades tradicionales, peronismo, radicalismo, ya no alcanzan para una oferta electoral triunfadora en el plano nacional. (Podemos decir, si querés, que Perón ya lo sabía: nunca fue con el peronismo sólo, sin formar un frente).
      Desde 1995 esa realidad se ha acentuado.

      Reconozco que mi post fue demasiado breve y poco desarrollado, pero no resistí la tentación de chicanearlo a Artemio.

      Un abrazo

  6. ayj dice:

    Perdon Abel, que es el progresismo?

    gracias

    • Gonzalo dice:

      ayj, en cierta medida, el “progresismo” es un concepto zombie
      implica una vuelta de referencias pasadas, de alguna medida ya “muertas”, o en evidente ex-temporalidad para con el presente en el que se usa y que siempre es “excesivo” para con esas referencias.

      • Gonzalo dice:

        Hablando en serio, todo el asunto del debate progresismo si o no, es bastante estéril, argentina presenta desafíos y dificultades no reductibles a una división simbólica-ideológica demasiado rígida, que claramente es una apuesta del “progresismo” como colectivo.

        Esto no quiere decir fin de la ideología o de la historia claro está, pero en escenarios de alta incertidumbre global se privilegia las respuestas flexibles, y las ideas en si mismas, consideradas como “mónadas” leibnizianas, no son demasiado flexibles que digamos.
        saludos

      • parcass dice:

        Ayj-Gonzalo:

        “UN ILUSORIO AYER” en palabras de Borges.No se donde lo lei.Directo no,porque no lei nada de Borges.

        (Disculpas Abel,la pregunta era para Ud).

        Cordiales Saludos
        ramon c

      • ayj dice:

        Gonzalo

        en castellano?

    • La barra de Puán dice:

      Estimado Abel:

      A la pregunta de AyJ que ha respondido Gonzalo, añadimos un par de párrafos.

      Creemos que no se trata de lo que el progresismo “es” sino de cómo “aparece” en determinado momento.
      Porque como bien sugiere Gonzalo, igual que los zombies, el progresismo “no es”, únicamente “aparece”.

      Van mutando, analíticos, con alto sentido de los números, de los porcentajes y de la oportunidad.
      Suelen manifestar:
      En rigor, todo en política es circunstancial (sic).

      Tienen para el cálculo las mismas aptitudes que los “banqueros” (ojo, no decimos “usureros”).
      En la última década han tomado varias veces la apariencia de “albertismo”, una variante del progresismo que hoy ha trasladado buena parte de sus apuestas a La Plata (ojo, no decimos “la guita”).

      Quizás la respuesta a su pregunta por el “ser” la den las próximas elecciones de octubre si deciden jugarse y estampan sus nombres en las boletas del Partido Progresista.
      ¿ Improbable ?

      Saludos

  7. Abel B. dice:

    Estimados:
    A lo mejor los visitantes en la blogosfera politizada no forman un público común. Ciertamente, los comentaristas no son los mismos, aunque algunos aparecemos en varios blogs.
    Para profundizar mis amables chicanas, les invito a leer esto de Manolo: http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2011/01/num3r05-operaciones-y-fracturas.html y sus comentaristas.
    Y como reflexión general para todos, esto de Chesterton “De las pasiones que ciegan y enloquecen a los hombres, la peor es la más fría: el desprecio”

    Abrazos

  8. Tomás dice:

    Existen, tan sencillito como eso:

    “Yo soy progresista, o de centroizquierda o como quieran llamarlo. Voy a votar al que surja; Boudou, Scioli, no tengo problema. Pero guárdense el bardeo los PJ.
    Yo no estoy todo el día recordándoles que de la mano lo trajeron a Menem, ni de la Triple A. Yo sería más humilde si desde mi partido se promocionó a semejante hijo de puta que nos legó un Cavallo y unos cuantos años de retraso. No se hagan odiar muchachos, es un consejo para la buena convivencia.
    Quieren ponerlo a Boudou? pónganlo, pero dejen de bardearnos que somos gente de carne y hueso como cualquiera, estamos en el mismo barco, pensamos y sentimos. Solo que hay momentos que nos cansamos de que nos sobren.”

    http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2011/01/num3r05-operaciones-y-fracturas.html

    • Gonzalo dice:

      si tomás, pero citar un comentario aislado de un blog como representativo de una identidad política no es lo mismo que considerar a tal identidad política provista de entidad estadística.
      Al señor Artemio, evidentemente, le importa lo segundo, porque a sus jefes les importa.
      La democracia es dictadura del número, y me parece que lo que se está cuestionando en todo esta “movida” es la capacidad del progresismo como identidad política de ir mas allá de su auto-representatividad.
      El comentario (casi nostálgico) que citás Tomás, tiene algo de tono de autojustificación, como si aquel progresismo se estuviese haciendo cargo de que solo es una concepción cultural, un conjunto de buenas intenciones y lecturas, pero sobretodo, formas de escritura.
      Insisto que la coyuntura va a presentar problemas mucho mayores a la nostálgica discusión cultural que propone el mismo progresismo.
      Ante la carencia de respuestas y soluciones,gritar “reaccionarios” no va a proporcionar una salida. Simplemente va a aumentar el histerismo político y nada más.
      A rio revuelto se impondrán los más prácticos y flexibles quienes, en definitiva, resuelvan.

      Estoy seguro que la factura va a llegar, basta ver un poco los diarios.
      Frente a ESA factura, esta discusión es ridícula, estéril, sumamente regresiva.
      un saludo cordial a todos

      • Tomás dice:

        Ah yo firmo a los pies que la discusión es cualquiera, eh. Es más, no está mucho más afuera que los blogs, si me preguntás. Y cito un comentario porque no voy a hacer un estudio cuantitativo cada vez que voy a comentar en un blog.

  9. Gonzalo dice:

    ayj lo que quiero decir es que el marco ideológico del progresismo está construído y ensamblado para un mundo que no existe más y que para colmo está mutando a otro muy diferente.

    Un punto importante del progresismo como grupo, como colectivo, es remarcar la identidad propia.

    En otras palabras, es especialmente importante para alguien que se define como “progresista” la definición, lo que lo hace específicamente distinto a un “reaccionario”.

    Si bien todas las identidades tienen algo de eso, el progresismo enfatiza ese procedimiento.

    Por lo tanto, en este contexto en el que el mundo está entrando, por su nivel de incertidumbre y cambio, va a exigir nuevas ideas y soluciones.

    Esas ideas y soluciones no pueden surgir “privilegiadamente” de un marco de pensamiento.

    El progresismo por su naturaleza auto-referencial, exige esa exclusividad y privilegio al dar respuestas.

    En definitiva, va a quedar obsoleto para esta realidad, sino es que ya quedó.

    un saludo y espero haber sido claro

  10. Moebius dice:

    Muy buen razonamiento esbozó Gonzalo, pero por ese lado hay mucho para desarrollar, pero es un tema importante el pensar en las nuevas formas (de pensamiento y estilos de vida) frente a las estructuras ya armadas. Creo que más de uno se puede llevar muchas sorpresas.
    Es lamentable ver en los peronistas, con un vigor impensado en la época de la 125, toman la peor actitud propia de la izquierda clásica: su divisionismo, ese mismo que le impide avanzar frente a otras fuerzas, y encima con altanería y soberbia.
    Creo que ese purismo y soberbia no los deja ver un fenómeno interesantísimo para el Proyecto: hoy la izquierda (bueno, la derecha también) ha perdido el rumbo, no tiene brújula y no sabe donde ir, en ese el kirchnerismo se presenta como una alternativa inclusiva que viene del peronismo, que se perfila como unificador de todo esa amorfidad que es el progresismo para liderar el proceso más interesante en muchas décadas, y después vienen estos pelotudos a poner palos en las ruedas, siendo (ahora ellos) funcionales a la derecha.

  11. Moebius dice:

    Clarísima este comentario de Cristian Carricajo ¡que claridad en expresar lo que estaba pensando y no sabía como decirlo! publicado en el blog de Artemio:

    Como dice el amigo J.P. mas arriba, en los papeles nuestro gobierno “era progresista”.

    Es en la idea de progresismo donde se sustentó el kirchnerismo y lo que le brindó mayor amplitud.

    El justicialismo que sustentás vos, Artemio, mal que te pese, es progresista. Si un inglés o un japonés te dicen “Ah, usted es argentino y peronista, ¿ustedes hicieron la reforma neoliberal en los 90′ allá no?” lo único que te va a quedar es explicar es que vos no sos “de esos” peronistas.

    Ahí vas a tener que usar palabras horrendas y eurocéntricas como “centro izquierda” y “progresista”.

    Lenin decía que siempre había que estar atento al juicio de los enemigos. Yo sigo creyendo en Mariano Grondona. Si uno se fija en Grondona, no la pifia. Ese tiene bien claras cuales son las antinomias de fondo.

    Fue un antiperonista mientras el peronismo satisfizo demandas populares, en la década del 90′ quedó claro que estaba dispuesto a aceptarlo si este seguía una impecable agenda liberal.

    Su lucha de fondo es contra el progresismo, contra el progreso general del pueblo mas postergado.

    La antinomia es progresistas vs. reaccionarios; no peronistas vs. antiperonistas, peronistas vs. progresistas o lo que sea. Todo eso es charla de café, chanzas que nos podemos tirar acusándonos de iluministas o alpargateros. Cuando la CIA calienta los motores se carga a un gobierno peronista en Argentina o a Allende en Chile.
    Cuando “el campo” y la tilingada estaban prendidos fuego en el 2008, no se acusaba a Cristina de peronista, sino de comunista. Nada muy distinto a lo que sufrió Chávez en el 2002.

    ¿Por donde pasan entonces las antinomias acá y en la China? ¿Por el progreso del pueblo vs. la conservación de los privilegios de clase o por libros vs. alpargatas?.

  12. Gonzalo dice:

    Creo que es una confusión intelectual.
    Y ese es el excesivo valor dado a las “antinomias”.

    Un problema cualquiera, y eso incluye a los problemas sociales, es una pregunta compleja, que puede referirse a dos términos o muchos más.

    La dicotomía olvida que entre ellas hay una mediación.
    La mediación no es, claramente la mera suma de las dos partes, ni tampoco, una solución “intermedia”.
    La mediación entre cualquier dicotomía, entre dos rumbos, siempre es algo que se encuentra “por fuera” de los términos planteados.

    Cambia el campo de juego donde se “decide” la solución.

    ¿Por qué se asume que un libreto determinado de temas políticos (y el “progresismo”, hay que admitir, tiene un libreto de temas dilectos), es EL camino?

    Cuando uno podría pensar que en vez de caminos hay problemas puntuales y multirelacionados.
    El problema no es moral, amigos. Creo incluso que yo, “moralmente” encajaría en el progresismo.
    (la música y la literatura, en el orden de mis prácticas, son bastante “progres”; dicho esto Moebius, en “alpargatas vs. libros” yo quedo flagrantemente del lado de los libros)

    Pero el asunto es de otro orden, pasa por el enfoque lógico.
    Es el momento de abandonar el libreto, porque los libretos nos han llevado al estado de cosas mundial actual.

    saludos
    ps: perdón abel por ocupar tanto espacio, debería haber pasado todo a post, un abrazo

  13. Moebius. ¿La CIA? ¿La CIA?

    Q

  14. camilo dice:

    el progresismo argentino es una mezcla de honestismo con “estar siempre del lado del más débil”. Por eso ese aura de “ser los buenos” y queda re cool ser progre.

  15. parcass dice:

    Estimado Abel:

    Modesta clase de “filosofia politica”;muy modesta.

    En la epoca de Menen era progre el contrabando de armas y hacer volar un pueblo para no dejar rastros.

    En la epoca de Kisner es progre que desde una base militar salgan aviones para llevar droga a europa.

    Por poner solamente dos ejemplos muy conocidos.Hay miles.

    Cordiales Saludos

    ramon c

  16. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    Los comentaristas han ido llevando el debate hacia un punto que me condujo en forma directa a recordar una experiencia de la última mitad del año ’66.

    Por entonces yo estaba terminando los estudios secundarios en Rosario y había decidido continuar estudiando en Buenos Aires.
    En agosto o septiembre de ese año viajé por una semana a la Capital para hacer trámites y buscar hábitat.
    Un compañero de Rosario me pidió que participara durante mi estadía en una reunión que se hacía en el sur del GBA.
    Con las referencias necesarias me presenté el sábado a la mañana en el lugar (una institución de la iglesia católica).
    En realidad lo que pasaba era que volvían los muchachos que habían ido a recibir entrenamiento político-militar a Cuba.
    Eran los tiempos de “Revolución en la revolución”, poco antes de la llegada del Che a Bolivia.
    Ya había caído Illia (o lo que es equivalente, ya había fracasado la experiencia “neo” en las elecciones a gobernador de Mendoza).
    La reunión se extendió todo el fin de semana (tuvimos que quedarnos a dormir en el lugar).
    El informe político estuvo a cargo de John W. Cooke. De los 200 participantes en la reunión, aproximadamente un cincuentena eran curas. Y había otra cantidad de personas que con los años se hicieron notorias.

    Para hacerla corta.
    El domingo después de almuerzo se hizo un plenario general y de hecho, más allá del orden del día, el tema central se convirtió en una fuerte discusión:

    ¿ Cuál es la contradicción principal ?

    Se planteaban dos alternativas irreductibles:

    1. Peronismo / antiperonismo
    2. Explotadores / explotados = progresía / reaccionarios

    Palabra va, palabra viene… se llegó a un punto crítico en el que un asistente audaz pero poco catequizado se atrevió a poner en duda la estrategia foquista – que justamente era el objetivo para el que la reunión se había convocado – con el argumento de que “el General Perón no lo va a autorizar”.
    Ardió Troya.
    Una vez que se apaciguaron los ánimos y con gran muñeca política, la coordinación de la reunión emitió su fallo:

    Ambas contradicciones son válidas.

    Entonces, nos retiramos, cada uno hacia su misión y su destino.

    Hoy, más de 40 años más tarde, atento a los resultados de la experiencia histórica y teniendo presente la situación estratégica global que nos toca afrontar, no puedo menos que afirmar la enorme importancia que tiene cerrar filas en torno a un conjunto de objetivos comunes elaborados en un marco de mínima tolerancia que a todos nos brinde la posibilidad de realizarnos.
    Hoy estoy convencido que “Argentina es el hogar común” desde el cual tenemos abierta la posibilidad de navegar el futuro universalismo con relativas probabilidades de éxito.

    Un gran abrazo,
    Rogelio

  17. ayjblog dice:

    Gonzalo et altri
    como Abel, que seguramente no me dio bola con la pregunta, les agradezco los esfuerzos.
    La verdad, creo, yo, ojo, que si tenemos que usar palabras esdrujulas para explicar algo, y bastantes, ese algo es una entelequia, que no resiste un test de realidad, que se yo, Hospital Haedo atras.
    Nadie, pero nadie, dijo, el progresismo es aquella cosa que hace que el tipo que trabaja de sol a sol (si, sono a Vox Dei) hombreando bolsas (si es que eso existe) o, mas modernamente, en una obra y le pagan en negro, crea y pueda creer que su hijo estara mejor en terminos sociales (trabajo en blanco), la vivienda de su hijo sera mejor que la suya (en vez de chapa, material) y la salud de su hijo estara mejor que la suya (hospitales mejores).
    Como veran, no dije nada de la politica ahi, ni del horizonte luminoso que ya se divisa (a la Mitre), pero, lo otro, no es progresismo (para mi) es sarasa.
    Va de suyo las libertades politicas, un hombre un voto, pero, no mucho mas alla.

    En ese sentido, creo, el peronismo fue eso, y por eso sigue existiendo.

    Indudablemente, nuestro liberal residente quizas no este de acuerdo, pero bueno, nuestros progres avant la lettre o tomadores de vino en la rive gauche, quizas tampoco

    saludos cordiales

    Perdon Abel por la extension, Ud sabe no escribo mucho, pero, a veces, hay cosas que de obvias se olvidan

    PS: si, tambien podra cantar la Internacional el sr en cuestion que piensa en su hijo, sin duda, pero, lo primero, es el hijo

    • La barra de Puán dice:

      Bien AyJ ¡ así se habla !
      Nos ha regalado la síntesis que estábamos necesitando.
      “El peronismo fue y es progre, por eso sigue existiendo”.
      Aunque el Dr. Parcass y los afranchutados dipsómanos puedan oponerse, nosotros esta vez estamos de acuerdo con usted.

      Acepte nuestro sincero saludo.

      • ayjblog dice:

        Gracias, pero antes de decir eso del peronismo, hay que definir que es progre vieron?

  18. parcass dice:

    Estimados jovenes y algo viejos:

    Segun una encuesta verdadera que hace en todos los paises de LA y dura un anio,lei esto:

    Argentina:

    de Derecha: somos el 20%

    de Izquierda: son el 12 %

    de Centro: son el 46%

    La mayoria cree la unica economia posible es el mercado.

    La mayoria no cree en la empresa privada.

    Por esta razon el supuesto llamado peronismo sigue existiendo.

    Por esta razon o Duhalde o Sanz estaran al frente en el 2011.

    Cordiales Saludos
    ramon c

    PS: estimado Abel: podria asegurar que no se le perdio algun comentario?.No mio,por supuesto.

    • La barra de Puán dice:

      Dr. Parcass, venía bien hasta su último “Por esta razón”.
      Ahí se le soltó la cadena: Duhalde ??? , Sanz ??? Ni usted mismo se lo cree !
      Por otra parte, nos parece muy bien que haga la contabilidad de los mensajes que borra Abel.
      En este caso es uno de Pino, no es así ?
      Reciba nuestro saludo.

  19. Abel menciona:
    el fascinante juego, que en breve comenzará, de armar las boletas en docenas de provincias y cientos de intendencias.
    Aunque aquí es claramente off-topic, me pregunto quien, en ese fascinante juego, irá en la boleta como candidato a vice.
    Aunque sea porque me irritan todos esos “pundits” que repiten como loros que “está debilitado”, “ya lo echan” y demás, mi corazón, por ahora, está con Anibal. Pero, claro, yo vivo lejos y no se, no se…
    Eddie

  20. Charrua dice:

    Qué merengue, por dió!!! Desde enfrente no se entiende mucho, excepto que “progresista” significa “clase media universitaria que quiere ser medio de izquierda” o algo así. Me da la impresión de que es un sector medio huérfano allá, apretado entre un partido dominante al que no pueden amar del todo y partidos menores que terminan haciendosé pelota (destino ineluctable de todos los otros partidos en Argentina hasta ahora). Supongo que, aunque electoralmente no represente tanto (10, 15% como mucho?), es un sector formador de opinión y está potencialmente disponible, además (lo que no es necesariamente cierto de todos los demás sectores no peronistas).

  21. Casiopea dice:

    Charrúa, te acompaño en el sentimiento. Cuando una palabra pierde significado, suele ser porque lo que la sustenta es demasiado esquivo. Los peronistas a veces se disfrazan de nacionalistas, a veces de liberales, y a veces de “progres”. Sólo ellos se entienden y sólo a veces…

  22. […] largos debates donde resonó en este blog esa cuestión existencial de la blogosfera politizada (Este último había empezado con una broma […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: