Una victoria póstuma

Néstor Kirchner, y Cristina, eran y son mirados con hostilidad o por lo menos con desconfianza por la mayoría de la “opinión pública” internacional. Es decir, por los medios de comunicación más importantes de EE.UU. y Europa. Que ahí sí son “formadores de opinión”, cuando tratan un tema, Argentina, América del Sur, del que el ciudadano promedio que los lee sabe poco y le interesa menos. Es un costo, claro, porque los políticos de los países poderosos, aunque tengan sus propias fuentes de información, se mueven en esa “opinión pública” ya formada.

Pero es en buena parte inevitable, y, en realidad, para los peronistas es desde hace mucho una marca de autenticidad. Es como si la crítica de esos medios indicara que algo se está haciendo bien. Otro elemento, distinto, es el hecho que los Kirchner nunca terminaron de tener una buena imagen en la Izquierda europea y en la norteamericana. Por supuesto que eso también es una tradición peronista, pero en el caso de ellos era más notorio, ya que su discurso y sus políticas se acercaron más que ningún otro gobernante “del palo” a las suyas. A pesar de la aprobación generalizada en esos medios a sus políticas de derechos humanos, siempre fueron tratados con reserva.

Bueno, Néstor Kirchner acaba de conseguir una victoria. The Guardian, The Manchester Guardian cuando fue fundado en 1821 por escoceses no conformistas, ha sido desde entonces un órgano coherente de la Izquierda, duramente crítica del poder imperante pero que nunca rompió sus lazos con él (es Gran Bretaña, después de todo). Ahí le acaban de rendir este homenaje, y mucho más allá del convencionalismo de las necrológicas, estimo que quedará como un juicio objetivo de su gobierno para la “opinión pública progresista”. Que también es un factor a tener en cuenta.

(Agradezco a Desde Mompracem por traer a mi atención esta nota. También a AyJ por lo del TheEconomist, pero ese es menos terminante. La responsabilidad por errores que haya en la traducción es todo mía)

Néstor Kirchner: héroe de la independencia de Argentina

La muerte del ex presidente de Argentina es una triste pérdida. Su desafío audaz al FMI preparó el camino para el progreso de América del Sur  – Mark Weisbrot

La repentina muerte de Néstor Kirchner es una gran pérdida, no sólo para Argentina sino para la región y el mundo. Kirchner asumió como presidente en mayo de 2003, cuando la Argentina estaba en las etapas iniciales de su recuperación de una recesión terrible. Su papel en el rescate de la economía de Argentina es comparable al de Franklin D. Roosevelt durante la Gran Depresión de los Estados Unidos. Al igual que Roosevelt, Kirchner tuvo que defenderse tanto de poderosos intereses adinerados como de la mayoría de los economistas, que insistía en que sus políticas llevarían al desastre. Ellos se equivocaron, Kirchner acertó.

La recesión de Argentina de 1998-2002 fue, de hecho, comparable a la Depresión en términos de desempleo, que alcanzó a más del 21%, y pérdidas de producción (alrededor del 20% del PIB). La mayoría de los argentinos, que había, hasta entonces, gozado de niveles de vida entre las más altos en América Latina, fueron empujados por debajo del umbral de la pobreza. Entre diciembre de 2001 y enero de 2002, el país sufrió una devaluación masiva, un default de su deuda récord mundial – 95 mil millones, y el colapso del sistema financiero.

Aunque algunas de las políticas heterodoxas – que en última instancia aseguraron la rápida recuperación de Argentina – se iniciaron en el año anterior al que Kirchner asumió la presidencia, tuvo que seguirlas a través de algunos desafíos difíciles para hacer de la economía de su país la de más rápido crecimiento en la región.

Un reto importante vino del Fondo Monetario Internacional. El FMI había contribuido a provocar el colapso – mediante el apoyo, entre otras malas políticas, a un tipo de cambio sobrevaluado con endeudamiento a cada vez mayores tasas de interés. Pero cuando la economía de Argentina, inevitablemente, se derrumbó, el FMI no ofreció ninguna ayuda, sólo una serie de condiciones que impedirían la recuperación de la economía.

El Fondo estaba tratando de conseguir una oferta mejor para los acreedores extranjeros. Kirchner se negó con razón a sus condiciones, y el FMI se negó a renovar la deuda de la Argentina. En septiembre de 2003, la batalla llegó a su punto culminante cuando Kirchner temporalmente entró en mora con el FMI en lugar de aceptar sus condiciones. Este fue un movimiento extraordinariamente valiente – ningún país de renta media había defaulteado nunca al FMI; sólo un puñado de estados fallidos o parias como Irak o Congo. Eso es porque el FMI era visto con capacidad de cortar incluso los créditos comerciales a un país en situación de impago.

Nadie sabía a ciencia cierta lo que iba a suceder. Pero el FMI dio marcha atrás y renegoció los préstamos.

Argentina continuó creciendo a un promedio de más de 8% anual hasta el 2008, sacando de la pobreza a más de 11 millones de personas, en un país de 40 millones. Las políticas del gobierno de Kirchner, incluyendo la búsqueda por el Banco Central de un tipo de cambio real competitivo y estable, y una línea dura contra los acreedores defaulteados – no eran populares en Washington, o entre la prensa de negocios. Pero funcionaron.

El éxito de Kirchner en su enfrentamiento con el FMI llegó en un momento en que el Fondo fue rápidamente perdiendo influencia en el mundo, después de sus fracasos en la crisis económica asiática que precedieron el colapso argentino. Se mostró al mundo que un país puede desafiar al Fondo y vivir para contarlo, y contribuyó a la consiguiente pérdida de influencia del Fondo en América Latina y los países de ingresos medios en general. Dado que el FMI era la avenida más importante de la influencia de Washington en los países de bajos y medianos ingresos, también contribuyó a la disminución de la influencia de EE.UU., en la “independización” de América del Sur.

Kirchner también desempeñó un papel importante en la consolidación de esta independencia, trabajando con los gobiernos de izquierda de Brasil, Venezuela, Ecuador y Bolivia. A través de instituciones como la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), MERCOSUR (el bloque sudamericano de comercio), y numerosos acuerdos comerciales, América del Sur fue capaz de alterar su trayectoria de forma espectacular.

Este bloque unido respaldó con éxito al gobierno de Bolivia frente a un desafío extra-parlamentario de la derecha en 2008, y más recientemente, apoyó al de Ecuador en ese intento de golpe allí, hace unas semanas. Por desgracia, no tuvieron éxito en el golpe militar del año pasado en Honduras, donde el apoyo de EE.UU. para el gobierno golpista fue decisivo. Argentina, junto con UNASUR, sigue negándose a permitir a Honduras en la OEA, a pesar de un fuerte cabildeo de Washington.

Kirchner también se ganó el respeto de las organizaciones de derechos humanos por su voluntad de enjuiciar y extraditar a algunos de los oficiales militares acusados de crímenes de lesa humanidad durante la dictadura de 1976-1983 – revirtiendo las políticas de los gobiernos anteriores. Junto con su esposa, la actual presidenta Cristina Fernández, Néstor Kirchner, realizó una enorme contribución para ayudar a mover la Argentina y la región en una dirección progresista. Estos esfuerzos no le valieron mucho favor en Washington y en los círculos de negocios internacionales, pero la historia lo recordará no sólo como un gran presidente, sino también como un héroe de la independencia de América Latina

8 respuestas a Una victoria póstuma

  1. Rafa dice:

    Abel:
    Fijate tambièn en esta nota de The Huffington Post:
    http://www.huffingtonpost.com/robert-naiman/remembering-nestor-kirchn_b_774894.html

    Y aquì, declaraciones del presidente del Congreso Judìo Mundial:
    http://www.jpost.com/International/Article.aspx?id=193054

    Un fuerte abrazo.

  2. _Ariel_ dice:

    miercoles, esa ultima línea… “Un héroe de la inependencia de América Latina”P pavada de frasesita para un diario europeo, no?

  3. parcass dice:

    Estimado Abel:

    Si esta literatura que Ud refiere fuera dirigida hacia una hombre del liberalismo o de la derecha tradicional con seguridad lo llamarian “vendepatria”,”cipayo” y todos los tradicionales notes que habitualmente utiliza el peronismo,el radicalismo y aquellos que se creen que son los unicos representantes de lo nacional.

    Sin duda en este caso es licito adjudicar estas palabras a Uds.

    El hecho concreto entre los vivos es que la presidente comienza su gestion con una clara muestra de intolerancia e ignorancia: le prohibe la entrada a un peronista de nota: Duhalde y un radical no menos conspicuo,Cobos.
    Sabe bien no me mueve ninguna simpatia hacia estos personajes.Al contrario.

    Entonces volvemos a recomenzar la tradicional historieta peronista:ahora empezaremos a preguntar como con Peron,Kisner habria actuado asi?
    Bueno,veremos.

    Cordiales Saludos
    ramon c

  4. Rafa dice:

    Permiso Abel:
    Don Parcass: aquí no hay ninguna intolerancia ni ignorancia. Lo que hicieron los personajes que Ud. menciona es lo que les impide estar presentes en este momento.

    Saludo cordial.

  5. ANA dice:

    Don PARCASS :Nestor era el chirolita de DUHALDE que lo eligió porque DICE QUE NADIE QUERIA HACERSE CARGO DEL PAIS.
    Es decir el sí ,RODRIGUEZ SAA también lo que pasa es que metieron la pata pronto.
    Cobos en realidad se embarró por ambicioso ,era notable en MENDOZA LA ACEPTACION QUE TENIA y vió su partido”en la lona total”,seguramente pensó :entre que estos imbèciles se repongan YO LLEGARE MAS LEJOS COMO SEA.
    La gente radical del sur me comentaba que KIRCHNER era CAUDILLO AL MAXIMO y el hombre lo debiò pensar ,estaba leyendo un texto religioso de un opinante que me resultó gracioso pero en realidad en estas circunstancias històricas es cierto.

  6. […] otro par – un poco más desarrollados – escritos el día siguiente:  son éste, éste, éste y […]

  7. […] rompió sus lazos con él (es Gran Bretaña, después de todo)“. Fue el medio donde apareció un importante homenaje a Néstor Kirchner, cuando […]

  8. […] Empiezo enlazando algunos posteos que escribí el día de su muerte y el siguiente: éste, éste, éste y […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: