para definir mejor “Soberanía”

A pesar de mis esfuerzos por ser equilibrado, algunos amigos han detectado en este blog un caso leve de “antikirchnerismo de piel” (afección dermatológica que sufren muchos peronistas veteranos). Puede ser, pero eso mismo me obliga a reconocer aportes interesantes de este gobierno.

No me estoy refiriendo a medidas concretas, como la Asignación Universal por Hijo o la resolución 125 (que, a pesar de su breve trayectoria, sirvió para provocar cambios profundos en la política argentina. No buscados, eso sí). Esas han sido debatidas y “relatadas”, por un lado y por otro, hasta el cansancio, en la blogosfera y fuera de ella.

Mi intención es otra. Rescatar, suspendiendo por un momento mi habitual ironía, algunas ideas de este Gobierno – específicamente el de Cristina – que no encajan exactamente en la política cultural progre que es la nueva ortodoxia oficial (Aclaro que – aunque no es la que más me guste – no la critico con la severidad de algunos compañeros. Es una herramienta eficaz para trabajar parte de los sectores medios, y tradicionalmente la han manejado bien los gobiernos radicales, la Alianza y en la Capital Ibarra y Telerman. No veo  tan mal que el gobierno la compre hecha).

En los festejos del Bicentenario, por ejemplo, percibí una voluntad de “aggiornar” algunos modelos culturales del peronismo, sin apelar a la estética retro de un Santoro.

Y ahora leo, de todos los lugares, en Clarín (lo cuenta con mala leche, es cierto, pero lo cuenta): “la Presidenta pidió otra celebración masiva en las calles porteñas para antes de fin de año. Y, según pudo confirmar Clarín, en Balcarce 50 ya se trabaja a todo vapor para otra semana de jolgorio.

La excusa será el Día de la Soberanía, que recuerda el 20 de noviembre el combate de la Vuelta de Obligado contra las tropas anglo-francesas. Ese día, Cristina inaugurará un monumento en el lugar de la batalla, cerca de San Pedro, a orillas del Paraná.

Pero desde el día anterior y hasta el 28 de noviembre, un amplio sector de plazas y jardines entre Retiro y Palermo estará tomado para una nueva fiesta bicentenaria. La idea madre que bajó desde el despacho presidencial es que la “soberanía” en el siglo XXI significa, ante todo, un desarrollo autónomo científico y tecnológico. Por eso, así como los festejos de mayo pasado estuvieron enfocados en los 200 años de historia argentina, esta nueva puesta en escena será una mirada hacia el futuro.

Pabellones de diseño vanguardista se montarán en el Parque Thays, Plaza Francia, el parque adyacente a Canal 7 y los espacios verdes que separan las avenidas Libertador y Figueroa Alcorta. Toda esa área de la Ciudad será rebautizada como “Tecnópolis” durante la duración de los festejos.

Allí habrá espacio para los homenajes a Bernardo Houssay, Luis Leloir y César Milstein, los tres premios Nobel argentinos en ciencias duras…

Pero el plato fuerte serán las muestras interactivas de diversos desarrollos tecnológicos. En una cámara frigorífica se podrá experimentar las condiciones de trabajo de los científicos en la Antártida. Un dispositivo mostrará cómo es posible producir combustibles desde la soja o la caña de azúcar, y de allí energía eléctrica para iluminar las casas. Se podrá apreciar la potencialidad de la energía eólica así como el desarrollo atómico y aeroespacial, con un anticipo del primer satélite de telecomunicaciones argentino que se pondrá en órbita el año próximo.

Estarán presentes los organismos científicos y las universidades nacionales. Y se fletarán micros desde todo el país para que los estudiantes secundarios puedan visitar la muestra. “Uno de los objetivos es que se entusiasmen con la posibilidad de estudiar ciencias duras”, explicó una fuente del Gobierno, que agregó que unos días más tarde se inaugurará la primera etapa del nuevo polo científico tecnológico que se levanta en los terrenos de las ex bodegas Giol…”.

Sobre el satélite argentino, y, sobre todo, la capacidad propia de lanzarlo, algo anticipé aquí y aquí. Ahora lo pueden leer en La Nación, con una excelente infografía: “En este momento, hay sólo seis países o agencias internacionales en el mundo en condiciones de poner un satélite en el espacio: Rusia/Ucrania, Japón, China, Francia/la Unión Europea, la India y los Estados Unidos. Pero pronto, si todo marcha como está previsto, la Argentina se sumará a ese club de elite...”

Es cierto que, como ha dicho varias veces en este blog, mi amigo EduA que es muy poco lo que se hace en relación a lo que se podría hacer. Pero lo que se hace, especialmente en materia de crear conciencia, merece ser destacado.

13 Responses to para definir mejor “Soberanía”

  1. Anyuletta dice:

    Sabe qué? No me parece usted un antikircherista de piel en grado leve, más bien es un kircherista crítico, como la gran parte de los que tenemos blogs kirchernistas. La diferencia es que usted postea las críticas en su blog. 😛

  2. Anyuletta dice:

    Acabo de leer el comentario y veo que tengo algunos problemas para escribir la palabra “kirchnerismo”. Mañana se lo cuento a mi psiconalista: se ve que estoy haciendo resistencia con lo de ser crítico.

  3. Abel: comparto en gral los comentarios anteriores. Estuve rastreando tu militancia. Mirá: no se muy bien qué significa ser kirchnerista, pero uno está, incluso críticamente, con esto que sucede, o (tomando la realidad, no los delirios) está contra la posibilidad de Nación. Esta es el gobierno más “porgresista” (y entrecomillo a propósito) que se puede permitir una tal sociedad y un tal conglomerado de poder. En definitiva, estar del otro lado es estar del lado colonial.

  4. Pienso que Jorge Devincenzi te bate la justa, Abel. Coincido con él aunque, lamentablemente, no tengo su conocimiento sobre tu militancia anterior.
    De paso, Jorge, ¿puedo preguntarte si tenés algún parentesco con la doctora Marta Devincenzi? Es una vieja amiga mía, nos formamos como psicoanalistas en el mismo grupo de trabajo pero hace muchos años que no se nada de ella.
    Eddie

  5. Quizás por la excesiva síntesis, puede haberse entendido como que me refería al prontuario. Bueno, todos tenemos uno, pero leo el blog y me interesó tu historia política.
    No tengo nada que ver con Marta hasta que yo sepa, Eddie.

  6. Abel B. dice:

    Estimados compañeros:
    Una aclaración necesaria, con la mejor onda: Me considero un peronista crítico.

    Kirchner es un episodio en la historia del peronismo. Un episodio importante, que ha transformado su realidad política (Algunos amigos, con esa condición de piel en forma más aguda, cuestionan esto. Pero a mi me parece un dato de la realidad, no una opinión).

    Si el episodio K continúa, o no, después del 2011, será una decisión del pueblo argentino (tan inmodificable por factores externos como lo fue la de Perón después del ´55). La dirigencia y militancia del peronismo – un subconjunto numeroso, que me incluye marginalmente, pero hay que tener presente que son muchos menos que los peronistas a secas, que además son en promedio mejor gente – tomará nota de esa decisión, a través de resultados electorales, encuestas y olfato, y verán si deben buscar o no un reemplazo. Para bien y para mal, la historia del peronismo no termina con los K.

    Abrazos
    P.S.: Por lo que hace al prontuario: Estoy haciendo política, siempre en el peronismo, más o menos desde el ´66. Todavía no me probaron nada.

  7. Abel:
    Lo de “prontuario” es medio antipático, suena a chamuyo canero. Digamos “curriculum”.
    Eddie

  8. Incorporé lo de prontuario como una ironía. No podemos discutir sobre el significado de las palabras. El kirchnerismo en definitiva es un “espacio” abierto, yo lo veo así, un espacio afortunadamente abierto. Lo único permamente es la lucha por construir la Nación

  9. Abel B. dice:

    Jorge D: lo de prontuario lo respondí, tal como lo hiciste vos, con ironía. No lo tomé a mal, para nada; la política no es para sensibilidades delicadas.
    Más importante: creo que muchísimos kirchneristas (hace casi dos años yo decía que el kirchnerismo no existía, pero los kirchneristas sí) sienten que militan y construyen en un “espacio”. Y es válido. Pero para ganar y ejercer el poder, se necesitan fuerzas políticas. El peronismo – además de un espacio – es una de ellas, bastante grande.
    Un abrazo

  10. Gerardo González dice:

    No está de más recordar que Perón, en el Modelo Argentino de 1974, importante documento muy poco recordado, señala que la Ciencia y Tecnología es el instrumento principal de la independencia económica.
    En los pocos años que trabajé en el INTI me dolió ver cómo los tecnólogos se iban del país, conseguían una beca y no volvían más. Que la institución no había patentado nada. Que las suscripciones a las revistas principales se vencían sin renovarse. Quizá las cosas hayan cambiado.
    Los graduados en “ciencias duras” son muy pocos y los mejores terminan emigrando.
    Pero nuestro desarrollo atómico y espacial es alto y el dia que pongamos un satélite a girar usando un misil propio será un acontecimiento histórico.
    Apoyo, entonces, la inciativa del gobierno y espero que la exposición sea de calidad.
    Es una buena noticia.

  11. ariel dice:

    Punto uno: Anyuletta es grossa.

    Punto dos: Hace rato que no leía el blog, Abel, y hace rato que no me estimulaba tanto leer un blog (leyendo los últimos post desordenadamente).

    Punto tres: ¡“Todavía no me probaron nada”! Jejejejeje. Me hacés reír… Vos también sos grosso, gracias.

  12. harry dice:

    Gerardo amigo, tuvimos la misma experiencia, vos en el INTI, yo en Conicet y veo que nos paso exactamente lo mismo.Los argentinos devuelven plata, pasajes y se van porque están hartos de la burocracia, el sistema de clasificación de SECYT-CONICET se basaba en la cantidad de trabajos publicados,truchados.
    Con ese criterio Einstein se hubiese quedado como investigador júnior.
    También los caballeros ditellistas nos acusaron de comunistas porque se quiso traer a los científicos del Este de Europa, los terroríficos comunistas terminaron en Standford.
    El ministerio no tiene plata, habria que hacer un Eurotrom, Francia, Alemania, Suiza con nuestros vecinos, el INVAP solo no puede.
    Marcas y patentes que son el INTI en este país que gira en torno a la falsificación trucha.-sofisticación trucha – no saben para que sirve.
    Las ciencias duras empatan con el esquema blandas y entonces se elige invariablemente un medico como arbitro.
    Yo soy khuniano….poperiano bien si hay plata, para la investigación.´
    Si no hay prefiero esa curiosa variable del trostkysmo que es la invención rupturista khuniana.
    Habría que afectar una masa del presupuesto a eso o terminar con las tonterías, que una de las opciones impositivas individuales sea la donación a proyectos de investigación, porque no?

  13. CapitánYáñez dice:

    Lamentablemente, a Mauricio (¡era Macri, nomás, tenía razón Néstor!) la soberanía le altera el tránsito en su está buena Buenos Aires, por lo tanto Tecnópolis no será en el Mostrador de Dios …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: