Una opinión personal de los Kirchner

No he escrito mucho en este blog sobre Néstor y Cristina Kirchner como individuos. No es que no crea en el rol del individuo en política: sería absurdo. La política la hacen los individuos, no fuerzas impersonales. Lo que sucede es que, en nuestro país, por ejemplo, hay algo más de 40 millones de individuos que – conscientes o no – hacen política; algunos de ellos, por supuesto, con muuucho más poder y recursos que los demás. Pero me parece más valioso, porque conocer a los hombres y mujeres por dentro está reservado a Dios, analizar las posibilidades y limitaciones que el poder brinda a quienes lo tienen.

Ahora, en el post anterior subí un artículo de Jorge Fernández Díaz que decía cosas muy interesantes- aunque las creí en conjunto equivocadas – sobre los Kirchner. Y mi amigo y comentarista Eddie/ cuestionó un punto muy personal de las apreciaciones de J.F.D.:

No cabe duda que es un análisis reflexivo escrito para gente con la capacidad de reflexionar, no para las “barras bravas” de la política. No sé si puedo compartir eso de Kirchner impregnándose de una ideología a fuerza de simularla. Y definitivamente no estoy de acuerdo si en vez de decir Néstor decimos Cristina

También el inteligente corresponsal que firma “Desde Mompracem” lo cuestiona, pero desde un enfoque opuesto y más cínico. Dice:

Su anclaje más firme es en los negocios, porque la revolución se hace con plata y la plata hay que amarrocarla previamente (“acumulación primitiva”, que le dicen). La revolución se convierte en sinónimo de los negocios

Empecé a contestarles, con alguna vacilación, y me di cuenta que estaba haciendo un post. Lo subo, pero les advierto que tiene más de opinión personal, y de viejas impresiones de hace bastantes años, que lo acostumbrado en este blog:

Creo conocer bien a Néstor Kirchner como político, y algo menos a Cristina. Pero no los conozco como personas. Igual, estoy de acuerdo con vos, Eddie. Simplemente porque no creo en la eficacia de la simulación en política. Ojo: no hablo de la mentira. Los políticos mienten más que la gente común, lo que es bastante decir.

Pero simular consistentemente una ideología en el discurso y en el accionar, cuando al mismo tiempo se está encarnando al “conductor” (que es un rol en sí mismo)… no digo que sea imposible, pero lo veo muy difícil.

Néstor y Cristina, me parecen, expresan con razonable consistencia – con mayor cautela él, más articuladamente ella – las ideas de su generación política, la Juventud Peronista de la Tendencia (que no era la orga Montoneros, aunque aceptaba su conducción). Un peronismo que no venía – en la mayor parte de los casos – de la tradición familiar sino que era fruto de la nacionalización de los sectores medios de la sociedad argentina que comienza después de la “Noche de los bastones largos”.

Una generación que se formó leyendo los escritos de Hernández Arregui, Ortega Peña-Duhalde y toda la pléyade de escritores nacionales – de mayor o menor valor intelectual – vinculados con el fenómeno de las Cátedras Nacionales, mucho más que a Perón mismo. Que aprendieron mucho del pensamiento sociológico y del lenguaje de Arturo Jauretche, pero absolutamente nada de su práctica política, que no conocían.

Su visión del peronismo fue la de un movimiento de liberación nacional, apoyados ciertamente en los mensajes de Perón de la época que lo definían así, e ignorando aquello que lo diferenciaba de otros movimientos del tercer mundo. Un “nacionalismo revolucionario”, influído por el mito de la Revolución Cubana y la muerte heroica del Che. Que a la inmensa mayoría no los llevó a tomar los fierros, pero sí a admirar acríticamente a los que tuvieron el coraje o la inconsciencia de hacerlo.

Nada que ver con el marxismo tradicional, del que tomaron sólo la hostilidad al imperialismo (el norteamericano), y el rechazo a las instituciones burguesas de la Nueva Izquierda que se puso de moda en el ´68. Es irónico, pero si – como dije en el post anterior – el chavismo en el enfrentamiento al imperialismo y en apoyarse en el ejército y en movilizaciones populares se parece muchos al primer peronismo, el discurso de Chávez tiene todo que ver con el de la Tendencia.

Todo esto, Eddie/, Mompracem y otros lectores, no debe tomarse como una descripción actual de Néstor y Cristina. Han pasado casi 40 años (y no sé si me gustaría que alguien recordase con igual crudeza las pavadas que podía pensar yo en ese entonces); N.K., en particular, ha demostrado una concepción muy práctica y nada sentimental, bien germánica, del manejo del poder y del dinero. Su praxis política debe muchísimo más a lo que aprendió como gobernador de una provincia chica (en población) y de una camada sindical cuyo maestro fue Diego Ibáñez. Pero a lo mejor él también siente nostalgia de algunos sueños juveniles.

Anuncios

7 Responses to Una opinión personal de los Kirchner

  1. harry dice:

    muy interesante tu analisis Abel merece una diseccion,me ocupo luego porque es asi per hay algunos problemas mas.
    Y el que vio muy bien el problema despues de Peron fue Lanusse.
    Porque era el ala izquierda del partido militar y al que nos costo mas derrotar ,al menos en lo retorico.
    Victoria equivocada.
    pero sin nosotros los chicos no lo lograban y por no escucharnos se fueron a lo bonzo a enfrentar al mejor ejercito de sudamerica.Un abrazo.

  2. Daniel 7 dice:

    He leido un libro “setentistas” donde relata la aproximación de los K al peronismo de la epoca y la sintesis es muy similar a la suya.

    Nestor por su biotipo estaba mas cerca de ser un pesado de organización, lo que hoy seria un patovica, que un militante de peso o un “cuadro” como en la epoca.

    Si bien es uno de los primeros militantes de La Plata no es de los mas fuertes o comprometidos.

    Aunque si le sopapeo a Freddy Storani en la universidad.

    Considero que el tiempo le dio una praxis distinta pero con un objetivo claro.

    El reflejo de los compañeros perdidos, la ausencia, (la nostalgia?)lo llevo poco a poco a la causa de los DDHH.

    No debe ser nada facil conducir Argentina, hay que estar en el timos de semejante barco como para entenderlo. Los argentinos tenemos como ejemplo 2001 con 5 presidentes entrando y saliendo.

    abrazos.

  3. Eduardo dice:

    Creo que al que supuestamente golpeó, fue al Raúl Alconada, uno de anteojos que fue funcionario de Alfonsín. Anécdota al margen, me parece que la experiencia política de ambos, más de la Sra., tienen dos características fundamentales de los llegados al peronismo universitario a fines del 72 y princicipios del 73: la soberbia de la clase media que venía a esclarecer y conducir a los cabecitas y la violencia como herramienta de contrucción, tanto de un centro de estudiantes como del pás.
    PD. En sintonía con el pragmatismo de Néstor, en los años 73 y 74, y a los efectos académicos, no era desventajoso ser de la JUP en Derecho.

    • Rafa dice:

      Quisiera acotar algo, ya que yo justamente era un imberbe y reciente universitario que se acercó al peronismo entre fines del 72 y principios del 73. Más que soberbia, lo que se vivía era una sensación de que la revolución estaba ahí nomás, al alcance de la mano. Había tipos soberbios sin duda, y yo lo pondría de ejemplo a Galimberti (y también Firmenich, menos desbocado). Pero no era algo común a la mayoría de nosotros ni muchísimo menos. Había mucha euforia, mucha entrega, y también muy poca reflexión.

      Por supuesto, lo que vino después los (nos) cambió a todos.

      Saludos.

      • Rafa dice:

        Me faltó agregar que toda la ventaja que podía tener ser de la JUP en Derecho (o en cualquier otra Facultad) se evaporó rápidamente en setiembre del ’74, ante los “vientos purificadores” de la Misión Ivanissevich.

  4. Gerardo González dice:

    Desde joven fui “presidenciólogo”, porque dado nuestro sistema de poder la personalidad de quien está ahí es fundamental.
    Onganía dijo que era un lugar de enorme soledad.
    Creo que el suicidio de Getulio Vargas llevó a Perón a no pelear en 1955, fue un ejemplo extremo. Y acertó, porque volvió en el 73, gobernó y dejó su mensaje de anciano monarca. Murió en la gloria del poder recobrado, destino de elegidos por la Historia.
    Podría hoy escribir diez páginas sobre Néstor Kirchner, pero no es mi día.
    Sí una noción central: no le da la talla para presidente. Por eso el caos.

  5. Ignatius dice:

    Comentando en torno al post anterior y a este a la vez (y tarde a los dos), tres ideas tres (y si, me repito).
    1) La idea de la “alternancia democrática” es una gran falacia. La democracia en el sentido republicano del término debe admitir la posibilidad de alternancia, pero no necesariamente esta debe producirse. Plantear que “lo democrático” es que los Quirner pierdan en 2011 es una boludez. Y menos que menos pedirles que abandonen el poder o que quieran perder la elección. Un proyecto se acaba democráticamente cuando se lo deja de votar no cuando ya ganó muchas elecciones.
    2) El peronismo fue revolucionario, duda cabe.Y matemos la idea de que revolución significa solo socialismo/comunismo y armas. Y lo grave es que después de esto entra la duda inevitable de que es el peronismo. ¿Ser peronista es reinvidicar el sostenimiento del respeto del trabajador que Perón impuso? ¿Ser peronista es ser reaccionario y pedir volver al ´55 y re-establecer la Constitución de 1949? ¿O ser peronista es ser revolucionario (nacional) en los términos que la actualidad sugiere posibles?
    3) Y cerrando en torno a Perón y los Quirner. Entre “la juventud maravillosa” (Y Cámpora que será el Tío, y los “presos políticos” liberados, etc) y “estos imberbes” (y la Triple A) ocurre La Moneda. El General tenía muy clara la geo-política y las condiciones globales. Y así como alguien menciona el suicidio de Getulio Vargas yo digo que La Moneda implicó un cambio en su posición. Y hoy tal vez el General sería Lula, pero queda claro que estaría como los Quirner sosteniendo los procesos bolivianos y bolivarianos e incluso a Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: