el «matrimonio gay», la Iglesia y los gobiernos

Aclaro: sobre el así llamado «matrimonio gay», no voy a opinar aquí. Ya lo hice, al pasar, en un comentario en el blog de Manolo (Irónicamente, yo le estaba aconsejando que no pusiera tanto énfasis en el tema), y me di cuenta de las pasiones que el asunto despierta. No es para opinar «al pasar». Tengo una idea formada sobre el asunto, pero, bueno, la mía es una opinión y siento que para expresarla con legitimidad debo hacer un análisis profundo para el que hoy no tengo tiempo ni ganas.

Tampoco voy a hablar de Macri. Lo he hecho otras veces (recientemente aquí y aquí) y no quiero insistir, no sea que Fernando Laborda me acuse de conspirar con Artemio  para destruir el liderazgo alternativo que Mauricio tiene «en los sectores socioeconómicos más bajos de la población«.

Lo que me surge ahora – un blog es mucho un tema de impulsos – es una reflexión sobre un tema del que la reprimenda de Bergoglio a Macri es un episodio muy menor: Lo que la iglesia católica le pide  a los gobiernos, nominalmente católicos, que hagan en relación a conductas humanas que su doctrina y su filosofía desaprueban. Temas menos… mediáticos que el «matrimonio gay»: el divorcio, el aborto.

Desde ese enfoque, me parece una berretada muy gallinácea el «motivo» que, según P12, un macrista le atribuye al cardenal  «Quiere ser papa y que hayan habilitado el matrimonio gay en su propia diócesis complica sus planes«. Han pasado y pasan cosas más serias en otras diócesis, alguna de Alemania por ejemplo, y no me parece que sobresalten demasiado a la Jerarquía. Hay algo de «viveza» en la interpretación que impide entender la lógica de las instituciones, que impide entender buena parte de la realidad.

La lógica que guía a la Iglesia en estos casos se enfrenta con uno de los principios esenciales de la Modernidad – que ella acepta en otras ocasiones  – y que estaba incluído en el artículo 19 de la Constitución, mucho antes que la agregaran el Pacto de San José de Costa Rica y banalidades varias: «Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados«.

(Estrictamente,  se me ocurre que Bergoglio tiene razón… en el plano jurídico. Lo poco que sé de derecho me lleva a pensar que es … raro que una magistrada en lo contencioso administrativo local declare inconstitucionales dos artículos del Código Civil. Pero este no es un problema jurídico). Y la Iglesia tiene oficio suficiente para saber que toda legislación tiene límites en la realidad. El aborto, un tema mucho más grave, está despenalizado… de hecho. No hay ninguna madre presa, ni tampoco un médico, por lo que figura en los códigos como un delito.

La clave, me parece a mí, reside en algo que a lo mejor los laicos y los no creyentes pueden pasar por alto: la iglesia católica se aferra a una concepción que ve en el Estado un rol de magisterio, que considera que los gobernantes «deben dar el ejemplo». Encuentra tan grave como la muerte de un embrión humano el que la legislación no lo considere un crimen.

Como un ejemplo más mundano y trivial, la iglesia italiana no tiene dificultad en perdonar los pecados de Berlusconi como lo de cualquier otro de sus compatriotas (que si no los cometen, les gustaría hacerlo). Pero debe denunciarlos públicamente cuando se hacen públicos. Sería un error considerarlo una hipocresía. El pecado es el «escándalo».

Ahora, me parece que en esta sociedad posmoderna que vivimos en Occidente el concepto de «escándalo», como el de «la moral pública», están cada vez más desactualizados. Si alguien lo duda, sugiero que vean los programas de TV de mayor audiencia. El rol magisterial del Estado, el rol (hipócrita, si se quiere) ejemplificador de los gobernantes… fueron. Aún un ciudadano de la Modernidad como yo debe preguntarse si no hemos perdido algo. Y, con un criterio más pragmático, hay que preguntarnos si es una sociedad sustentable en el tiempo.

15 Responses to el «matrimonio gay», la Iglesia y los gobiernos

  1. anonimo bostero dice:

    Estimado Abel:

    Discrepo.El cardenal(peronista)le objeto a Macri que como funcionario no apelara una disposicion que iba contra el codigo civil.Su investidura tiene o no que ver(porque Macri lo fue a ver a su despacho y no a la inversa?).Tiene derecho como cualquiera.
    Por otra parte tambien podian haber pataleado los judios o los muslim.
    Tambien ya que el Codigo es federal en realidad deberia haber llamado a su despacho a La Presidente.
    Por otra parte,y ahi se equivoca muy feo el cardenal,no es Macri el que tiene que impugnar sino el procurador o la fiscalia.

    Aborto: con el aborto ilegal creo que no estamos muy lejos de un verdadero genocidio(de madres).Y no es cierto que nadie vaya preso.En general un medico abortero es conocido y siempre paga «proteccion».

    Quien era el que decia » dentro de la ley todo,fuera de la ley nada».

    Sin ser un entendido en los terminos,(espero que corrijan)creo que Ud hace una especie de «relativismo moral».
    Y ninguna sociedad es sustentable sin ley.Es objetivismo.

    Cordiales Saludos

  2. anonimo bostero dice:

    Estimado Abel:

    Por las dudas: no tengo ni tuve nunca nada que ver con los curas.Menos que menos con el infeliz de Macri.

  3. Abel B. dice:

    An.Bost.:
    Generalmente no contesto al vuelo. Porque no sigo el blog minuto a minuto, y tambíén porque prefiero ver los diversos puntos de vista desarrollarse.
    Pero aquí Ud. parece entenderme al revés, y creo que hay que definir los términos que usamos, o inevitablemente todos estaremos hablando pavadas (A lo mejor igual lo hacemos, pero uno debe hacer un esfuerzo).
    Para los judíos y para los musulmanes – religiones del Libro – hay una Ley que debe regir sus conductas. La sociedad en que viven está regida por esa Ley (idealmente, debería estarlo) o no. En este último caso, esa Ley dicta como deben comportarse los creyentes. Esto está más codificado en los musulmanes, pero también vale para los judíos ortodoxos.
    El cristianismo está más influído por el pensamiento griego, para el cual el Estado (la polis) es una poderosa realidad. Y hay una vieja injunción «Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios».
    ”Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada” es una norma de conducta práctica, para evitar conflictos sociales. Nada que ver. Para un cristiano, y para muchas corrientes filosóficas (el marxismo y el conservadorismo burkiano son algunas) pueden existir leyes injustas. Que conviene acatar por razones prácticas, justamente, mientras se trabaja para modificarlas.
    Un teólogo, peronista o no, seguramente puede expresarlo mejor que yo. Pero esa inclinación mía para traducir al lenguaje de la gente de a pie… Digamos que un católico acepta que las leyes humanas y las autoridades son imperfectas, necesariamente, pero también son legitimas a los ojos de Dios. Y esa misma legitimidad las obliga a cumplir con determinados preceptos, no porque son parte de la religión, sino de una «Ley Natural», concepto básico del pensamiento católico.
    Aunque insertos en otra tradición, a un judío observante o a un musulmán este concepto le resulta fácil de entender. A los hombres de nuestra sociedad actual, no.
    Como lector de Maquiavelo, confieso alguna inclinación por el relativismo moral. Pero justamente en este post no puse nada de eso. Estoy señalando que nuestra sociedad actual está totalmente volcada al relativismo moral y filosófico, aunque no tenga la menor idea de qué se trata.
    Saludos

  4. Desde Mompracem dice:

    Estimado Abel y apreciados foristas:

    Aclaro que soy un clase 45 y llevo más de una treintena larga de monótono monógamo con la patrona. Sin embargo, mirando a mi alrededor, me parece que esto del matrimonio (hablo del matrimonio en general) es algo que hoy sólo preocupa a dos grupos: los obispos y los homosexuales. (El resto se dedica vivir en pareja, tèrmino que viene de la milonga y que termina cuando para la música). Quizás esto explique el reto archiepiscopal a Macri. El cardenal dice lo consabido frente a lo que le parece inevitable; sabe que no vence ni convence. Macri el joven es un simulacro de progre de centro, un simulacro de jefe de gobierno de «gestión», un simulacro asnal de coronel Calaza (que fuera jefe de la antigua Policía de la Capital)y, si no temiese despertar la ira del brillante Anónimo, quizás hasta un simulacro de bostero. Más propiamente resulta un apólida, un tipo sin polis, sin barrio, sin estaño, arropado por Durán Barba y mecido por Freddy Mercury. Con todo eso, me temo que esté maduro para llegar a presidente.

    En cuanto al matrimonio homosexual, permítanme insertar una duda: ¿cómo puede ser que integrando la grey homosexual una galería de tipos inteligentes que van desde Platón a Foucault, pasando por Leonardo y Chaicowsky, a ninguno de ellos se le haya ocurrido plantear la necesidad de ese consorcio formal, respetable y burgués?

    Si me apuran, diré que la urgencia por el matrimonio homosexual es una forma de entetanimiento -ya traje el término en comentario a un post anterior- que responde a una destrucción o, por lo menos, serruchado de piso de la forma en todos los campos y esferas de la vida. La seudo democracia global socava la forma política haciendo que el pueblo desaparezca y nadie sepa dónde está. El pancapitalismo, esto es, la desorbitación de la lógica capitalista a otros órdenes de la existencia, aplana la forma económica. Y el matrimonio homosexual disuelve la forma jurídica basilar de donde se originan las relaciones de familia, más allá o más acá de cualquier orientación sexual, que pertenece de pleno a la intimidad (art. 18 CN) y a la privacidad (art.19 CN). Por eso, aun en las culturas donde la homosexualidad fue aceptada y reconocida, jamás se pensó en extender el matrimonio a las parejas de esa orientación

  5. manolo dice:

    Abel

    “Putos sobran, lo que faltan son financistas”
    Compañero, el refrán popular no va mas, la realidad lo transformo. ;-P
    Ahora el financista se llama Guido Westerwelle, que además es el Vicecanciller y Ministro de RREE de Alemania.
    Los cañonazos de verdes hasta retumban en Chile, que todos consideran más serios que nosotros.
    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1203885
    http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=386169
    http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=385711
    http://www.radiobiobio.cl/2009/11/24/frei-defiende-inclusion-de-lesbianas-en-su-franja-televisiva/

    Esta “inversión de alianzas” es por los fondos que manejan las fundaciones, no le busquemos mas vueltas.
    Si Ángela Merkel apoya, perdón, a Guido; la Internacional Demócrata de Centro y la Konrad Adenauer Stiftung, hacen seguidísimo a la Internacional Liberal y la Friedrich-Naumann-Stiftung.
    La que si va a estar en problemas es la CC de Carrio, que es subvencionada por la Naumann.
    Con solo seguir las elecciones alemanas, y conociendo las redes de relaciones, la jugada estaba cantada.
    Que el Cardenal le iba a pegar a Mauricio, y que el PRO tomaría posiciones “progresistas”; ídem en Chile.
    Un abrazo

  6. HARRRY dice:

    Muy a la disparada, siempre estuve contra el aborto por que afectaba nuestro poder nacional, económico y de consumo y producción a la vez. Era una imagen tayloriana.Pero nos refiamos a una Argentina que todavía se veía como potencia emergente, no es el caso actual.
    La realidad es que la bisexualidad, terminemos con la historia de la homosexualidad, el asunto es la bisexualidad, se esta legitimando al mismo tiempo que las parejas jóvenes tardan mucho en procrear y las mujeres quieren trabajo, independencia económica y realizarse.Una vez Jauretche nos comentó que el divorcio era un problema de la clase media como el aborto.Disentí, era ya un problema de nuestra generación pero el era un hombre del siglo XIX.
    Era inevible que la independencia de la mujer, que no terminó en el voto femenino ni en consumir pan dulce para Navidad llegara a sus elecciones de reproducción sexual como individuos.En la clase media esto es mas acuciante porque la clase media prefiere tener menos hijos pero mas capacitados, los pobres hacen una apuesta a futuro darvinista, 11 hijos con una supervivencia de 5 o 6 son una apuesta valida.
    Los inmigrantes del marco regional reproducen más que los argentinos, tienen más subsidios y solo falta la incorporación china y coreana para diseñar el nuevo esquema demográfico argentino.
    Lo de Bergoglio hace a su función, es exactamente como la postura ante Iribarne fallido embajador ante el Vaticano pese a la obstinación gubernamental, la Santa Sede tiene sus reglas y si algún día las cambia será en un Concilio, in addition, hace pocos días ya se autorizo que los sacerdotes anglicanos casados tengan pleno derecho a la comunión catolica, y es un buen caso.
    Lo más inverosímil es lo de Macri, líder de una presunta nueva derecha que es incapaz de fijar una posición clara frente al tema, no porque lo crea, porque se dirige a sus votantes simplemente.
    Al estado actual de las cosas hay que que combatir el aborto ilegal con dureza y el trafico de órganos, son dos temas concomitantes así como la venta de grasa humana de gente viviente asesinada que se hace via el Altiplano a los laboratorios cosmeticos europeos , facilitar el aborto terapéutico y dejarnos de darnos vueltas muy preocupados por lo que sucede en Sudan pero incapaces de tomar decisiones revolucionarias en nuestro propio país.
    El problema mas serio es sin embargo el Código Civil, la posesión del apellido, los derechos sucesorios y la legitimidad de la familia.
    En general los chicos de parejas con vástagos compartidos vivientes en ambos casos afrontan problemas de anomia y falta de referentes reales.La autoridad esta diluida ya democratizada a una edad en que los chicos son narcisistas aprendices de Hitler o del Che pero en modo alguno gente motivada por el altruismo.

    Además si los acuerdos de convivencia tienen el mismo valor social, etico y patrimonial que el matrimonio civil cual es exactamente la ventaja de casarse?

    China es el caso de un país que convirtió su demografía en un factor de poder en las relaciones internacionales y económicas.
    Malvinas demuestra que más allá de la retórica los derechos argentinos se limitan a la historia porque hay solo 34 argentinos viviendo en las islas.
    Creo que cada cual debe cumplir con su función, el democrático rabino Bergman para los que no lo conocen es un acérrimo enemigo de los matrimonios mixtos, ni hablar del aborto.
    En una década los avances genéticos arrasaran con todo esto pero el país debe tener ya una política migratoria, educacional y reproductiva como partes esenciales del mismo problema.No es mas un problema de los economistas o de los militares.Tampoco es estrictamente un problema religioso como ya he intentado señalar.
    Saludos.

  7. AB dice:

    Estimado Abel:

    Cuando hable de «relativismo moral» no me referia en forma personal sino a mi impresion sobre la sociedad occidental.

    Saliendo de mi costumbre de argentino tipico (menterme en cualquiera) no voy a opinar de religion/s
    porque no se absolutamente nada de nada.

    Aun a riesgo de meter la pata creo que la respuesta inmediata es lo mejor:es mas expontanea,es una conversacion.Para corregir siempre hay tiempo.

    Cordiales Saludos

  8. musidora dice:

    «No hay ninguna madre presa» te sugiero actualizar la data
    no sólo hay mujeres (no necesariamente madres) presas por haberse practicado abortos, sino que incluso han perdido la vida por ejemplo, por haberse cruzado con médicos que por objeción de conciencia, no les realizaron un aborto cuando su salud estaba en juego y así lo manda la ley
    y sí, macho, levanta pasiones el tema…
    lamento que tanto sobre el matrimanio gay como sobre al aborto haya gente valiosa opinando sin la menor información
    todavía me resuena la frase de lucas carrasco de que Macri está tan al pedo que «hasta apoya el matrimonio gay»… ceguera de los compañeros
    saludos
    p.

  9. musidora dice:

    Esta “inversión de alianzas” es por los fondos que manejan las fundaciones, no le busquemos mas vueltas…

    Y el oficialismo, por qué carajo no se hace eco de estas demandas (democráticas, por cierto)…? por qué las deja vacantes…? aver, por favor abel. iluminame

  10. Abel B. dice:

    Musidora:
    Te contesto a vos primero como dama que sos (uno es un machista a la antigua), porque primero me pegás («sin la menor información») y después me acariciás («por favor abel. iluminame»), pero sobre todo porque como mina tenés el derecho de angustiarte y tener bronca con la parte del problema que biológicamente te toca de cerca (el aborto, no el matrim. gay. Para Harry, como para mí, es fácil «estar en contra del aborto». Estoy seguro que nunca pensó en abortar, ni yo tampoco).
    Eso sí, a mi vez te pregunto ¿dónde en Argentina hay mujeres presas por haber abortado?

    A tu pregunta: «¿por qué el oficialismo no se hace eco de estas demandas?» Mirá, vos sos la kirchnerista, no yo. Pero fijate que aunque hay una parte de la sociedad, y de los votantes K, que acompañan o miran bien esas demandas, para el peronismo tradicional, histórica y filosóficamente son extrañas. Y la mayoría de los votantes de Néstor vienen de ahí. Me parece plausible que en esto él o ella hayan decidido no tensar la cuerda del humor popular. Por esa hipocresía tan argentina, aunque Macri paga un costo, es mucho menor, me parece, que el que hubiera pagado Cristina.

    Manolo, Harry, desde Mompracem:
    Muy bueno lo de ustedes. En sus más altos standards. Manolo, como Talleyrand peruca, rastrea las cancillerías actuales (que son las ONGs). Harry apunta a las políticas de poder en serio. Y el bisturí malayo es buenísimo «(Macri) resulta un apólida, un tipo sin polis, sin barrio, sin estaño, arropado por Durán Barba y mecido por Freddy Mercury. Con todo eso, me temo que esté maduro para llegar a presidente». Artemio, otro para el equipo.

    Y, amigo de Mompracem, Ud. también apunta a algo muy interesante ¿por qué se reclama el matrimonio homo, cuando «aun en las culturas donde la homosexualidad fue aceptada y reconocida, jamás se pensó en extender el matrimonio a las parejas de esa orientación»? Creo que tiene razón en lo que Ud. dice sobre las necesidades de la industria del entretenimiento masivo. Pero pienso que hay algo más: en una sociedad que no estimula el orgullo individual ni la conciencia del propio valer, donde ser es ser percibido por otros (los 15 minutos de fama de Warhol), la formalidad del matrimonio es sentida como una legitimación de la pareja homo. Me parece que eso explica la pasión que ponen en un tema aparentemente trivial – porque la situación legal puede ser resuelta, y lo es, en otras formas – los defensores del asunto.

    Finalmente, les aclaro a Uds. lo que le dije al Anónimo Bostero: este era un post donde reflexionaba sobre un tema religioso, o de conductas de autoridades religiosas. Porqué hombres inteligentes y de mucha erudición, como sin duda lo es Bergoglio, o Benedicto XVI, si vamos al caso, plantean cosas que saben perfectamente que la sociedad moderna no les dará bolilla. Uno puede ser creyente o no (yo lo soy dos días por año), pero el que ignora la religión esta ignorando una parte fundamental de la realidad. Sugiero un tour por Medio Oriente.

    Abrazos

  11. Javier dice:

    Lo que yo no entiendo es que tiene que ver la religion con el contrato nupcial , el matrimonio es un contrato entre conyuges que regula la herencia , los bienes gananciales y poco mas que eso , las parejas o convivencia o la familia no pasa por eso , incluso tenes los contratos prenupciales para evitar que tus bienes pasen a ser tambien de tu pareja al casarte . Pero que tiene que ver eso con la iglesia , la mesquita o sinagoga , lo del estado se reserva solo al registro civil , pero bueno si en este pais se deja a la iglesia catolica o cualquier otro culto participar en los congresos pedagojicos estamos fritos como de hecho estamos en la edad media , pagando los salarios de los curas con nuestros impuestos y subsidiando escuelas privadas catolicas para que enseñen sus dogmas vetustos a los niños y preserver esa tradicion que nos lleva al atrazo social

  12. Pablo dice:

    Estoy feliz, ahora voy a poder casarme con mi hermano como siempre quisimos. Igualdad para todos.
    Aunque tambien deberian haber aprobado el casamiento entre padres e hijos. Conozco muchas personas que se pondrian muy contentas con la noticia.

  13. Pablo dice:

    No atenta contra el derecho de los demas o si?

  14. pipo dice:

    Los heterosexuales también tenemos derechos. Matrimonio es la unión libre de un hombre y una mujer para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuran respeto, igualdad y ayuda mutua con la posibilidad de procrear hijos de manera libre, responsable e informada. ¿Por qué hay que modificar esta institución por el capricho de una minoría? ¿No sería más democrático que los homosexuales creen su propia institución? Me parece perfecto que se unan ante la ley, que cobren la pensión en caso de fallecimiento, etc, etc pero creen su propia institución.

  15. […] y la política Hasta ahora, el tema del “matrimonio gay” sólo lo había tocado una vez, y de coyuntura, en este blog. Fue cuando la reprimenda de Bergoglio a Macri, en noviembre pasado. […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: