el tema del Pino

(Aviso: este es un post largo. Me permito subirlo pensando que, por la veda electoral, tendrán tiempo libre)

¿Por qué escribo otra vez sobre esta campaña electoral? Porque hoy y aquí es lo que más se parece a lo que un filósofo yanqui – hoy un poco olvidado – pretendía “El equivalente moral de la guerra”. Uno tiene alma de guerrero, aunque esté en retiro. Y aunque sea con métodos – y algunos combatientes – muy berretas, hay algo de noble en la idea de un esfuerzo por convencer a hombres y mujeres que van a votar libremente. Incluyo a los que deciden confiando en la promesa de un puntero, o encegueciéndose con un discurso de odio. Es su decisión.

Y escribo porque, realmente, estoy muy tentado: el fenómeno Pino Solanas en la Capital Federal es – probablemente – el hecho más interesante de esta campaña. Pero son sus feroces críticos en la comunidad intelectual progre – que firmó una solicitada de apoyo al gobierno donde denuncian especialmente “las nobles retóricas arborescentes incapaces de resolverse en hechos” – y sobre todo en la blogosfera K quienes realmente me han dejado pensando (Eso sí, debo aclarar que mi intención es hacer preguntas para ayudar(me) a entender mejor. No escribo para cambiar el voto de nadie. En realidad, si a dos días de la elección no sabe por quién votar, seguro que entró en este blog por accidente)

Esta faz del tema surgió a mi atención cuando Artemio López – líder natural de los blogueros K, ya que su blog es el más visitado en busca de repercusión y de datos sobre las encuestas – pero también un muy lúcido profesional de las ciencias auxiliares de la política, publicó una media docena de posts en los que – manteniendo su posición anterior cuestionadora de la candidatura de Carlos Heller por el oficialismo – pareció favorecer el voto a la lista encabezada por Fernando Solanas. Para qué! Inmediatamente, fue bombardeado por multitud de mensajes donde se lo acusaba de traidor al Proyecto Nacional, expresado en la lista de Heller. No fueron todos, claro, ni con un nivel tan berreta. Pero eran una clara mayoría los que estaban indignados con la sugerencia de Artemio.

Tengo que reconocer que en este punto comienzan mis dudas. Es evidente que el titular de Consultora Equis percibió, como el buen profesional que es, la posibilidad de crecimiento de la intención de voto para Pino más allá del techo que tiene hoy una lista afín al oficialismo. Eso lo hace muy claro acá. Y la trayectoria intelectual y política de Artemio López, y de la mayoría de los que se hoy se sienten identificados con los Kirchner, está más cerca de Proyecto Sur que del Acuerdo Cívico y Social, o, por supuesto, de Macri. Pero… podía entender también el desconcierto y el fastidio de los militantes K – buena parte de los visitantes de su blog – empeñados en una lucha electoral cuando su consultor estrella les decía que mejor no votaran su boleta.

Recuerdo que envié un comentario a su blog donde decía más o menos esto: “Artemio: Si entendí bien, su planteo es: Más importante que apoyar al gobierno nacional votando una lista que tiene un techo claro en sus votos, es contribuir a debilitar al principal adversario, fortaleciendo a un p0sible aliado. Un argumento interesante. Desde la experiencia política de la Capital, se podía imaginar un cuadro similar al que Ud. describe. Pero los datos que respaldan este análisis sólo se podían conseguir en la campaña misma. Un problema: SE ESTÁ EN CAMPAÑA.

 Las decisiones sobre los candidatos, ya se tomaron. En cuanto a los votantes: este argumento suyo no se dirige a ellos, ni tiene el alcance masivo que se necesitaría aunque lo fuera. Los blogs políticos hablan a militantes, o gente muy politizada y autónoma en sus decisiones, que no se van a mover de su posición por sus argumentos o los míos.

Una reflexión como la suya empalma naturalmente con la forma en que piensa (o debería pensar) un político partidario. Pero… por ejemplo, yo soy un político del PJ (retirado). Aún así, si tomo una posición será en el marco de discusiones y acuerdos con mis amigos o grupo de referencia, y siempre considerando el impacto (por pequeño que sea) que tendría en la moral de los militantes de «mi lado». La discusión que Ud. plantea me parece fundamental… para después del 28” Otras voces razonables dijeron algo parecido.

Y existe otro elemento a considerar: personalmente, como un peronista “histórico” – de los que quedan algunos – no creía que Heller fuera un buen candidato para encabezar una lista peronista. Había, hay, motivos menos sentimentales para cuestionarla, aún desde un punto de vista “kirchnerista”: no aportaba una estructura militante (el Partido Solidario no existe y el viejo aparato comunista no se está moviendo vigorosamente) ni una adhesión popular. Heller se hizo conocido en el mejor estilo De Narváez: sumas millonarias en propaganda. No debería ser ese un argumento para quien tiene los recursos del gobierno nacional. Sin embargo, es justo reconocer que la intención de voto que la lista refleja en todas las encuestas no es tan pequeña. Parecen mostrar que un 12 al 18 % de porteños están dispuestos a votar por el peronismo sindical y/o a favor de Kirchner. Ni siquiera el piso probable es una cifra demasiado baja en el clima actual, y el encuestador de la corona no podía ignorarlo ¿Hay más internas en el espacio K de las que uno conoce?

De todos modos, lo más llamativo ha sido la ferocidad con que el kirchnerismo ideológico salió a castigar a Pino Solanas y Alcira Argumedo. La candidatura de Sabbatella en la Provincia, cuyas expectativas de voto aparecen mucho menores que las de Proyecto Sur pero igual disminuirían potencialmente los votos de Néstor Kirchner en la que aparece una elección reñida, no ha despertado estas pasiones. En realidad, la blogosfera K, cuando la toma en cuenta, lo hace con aprobación. Sería imposible – o por lo menos, más trabajo del que estoy dispuesto a tomarme – linkear todos los posts duramente condenatorios del pinismo y de los porteños que puedan llegar a votarlo. Baste éste como botón de muestra, en un blog prestigioso.  Con un estilo más sofisticado, está diciendo lo mismo el análisis de la estrategia de Pino que hace María Esperanza Casullo. El pinismo parece ser el hecho maldito del progresismo K.

Es cierto que el dogma fundamental del nuevo activismo kirchnerista considera la posición ante la resolución 125 como la elección definitiva entre el Bien y el Mal (Aclaro que en mi opinión, como dije muchas veces en este blog, esa medida, y la forma en que Kirchner la manejó. fue su error estratégico fundamental). Pero me parece significativo que blogueros como Ezequiel Meler – que ciertamente no comparte esa superstición – y cuya inteligencia y capacidad de análisis admiro, cuestiona con severidad a Pino y le exige una coherencia que – para decirlo con suavidad – no abunda en los otros candidatos. Sus argumentos son válidos, y en ese post sube la defensa, igualmente bien razonada, de Patricio G. Pero la actitud hostil es inconfundible.

El argumento fácil y automático – Proyecto Sur le resta votos a la fuerza mayoritaria nacional; por eso ¡ES FUNCIONAL A LA DERECHA! – es falso, y los informados lo saben. Los votos de Pino tienen orígenes diversos: lo que queda del Frente Grande que no se fue con el Chacho (una minoría muy pequeña), votantes del ARI desilusionados con Lilita, progres antiperonistas, aún macristas desecantados con una mala gestión y un discurso vacío. Más, por supuesto, muchísimos peronistas y «nacionales» furiosos con los Kirchner. Algo tienen en común – además, por supuesto, que el discurso nacionalista de izquierda de Pino no les produce rechazo: son todos anti K. Sus votos nunca irían a la lista oficialista.

Se me ocurre, tentativamente, que lo que está en juego aquí – justamente a partir del aparente éxito de Proyecto Sur – es la separación entre dos estrategias políticas, muy metidas en las historias personales de los interlocutores. En el intento de Proyecto Sur de crear una fuerza política independiente, libre de la «corrupción» del PJ kirchnerista, se ve la historia del Frente Grande y el Frepaso. El rechazo a Pino es, en muchos, el exorcismo de una frustración que vivieron.

Si estoy en lo cierto, puedo entenderlo. También yo, como peronista, soy profundamente escéptico de una fuerza que quiere ser popular y nacional pero que tiene muy poca inserción en los sindicatos y casi ninguna entre los pobres y excluídos. Mi apuesta es al peronismo. Pero tengo presente un hecho: en la Ciudad de Buenos Aires, la estructura del justicialismo está destruída.

Proyecto Sur será a partir del lunes casi con seguridad el embrión de una «tercera fuerza». Su éxito en la Capital servirá como referente de los proyectos «huérfanos» en muchas provincias. Así fue con el Frepaso. Y después de él, con el ARI. Y antes de él, con el Partido Intransigente (Pino se parece más a Oscar Alende que a cualquiera de las otras figuras que ocuparon ese rol). Es lícito preguntarse si su ego de director de cine le permitirá – o no – construir.

De todas formas, como he dicho en otra parte, más que los candidatos me interesan los votantes. Es la primera vez que una fuerza «progresista», tan frecuentes en la política porteña, hace – si se confirman las encuestas – una elección exitosa en la Capital con un programa tan claramente comprometido con una política nacional y de defensa de nuestros recursos. Si no está muy claro como se llevaría a cabo, lo mismo puede decirse de todas las plataformas políticas. Me es permitido esperar que esos votos contribuyan, en el futuro, a un proyecto de poder en esta ciudad, que tiene el segundo padrón electoral de Argentina y que – desde 1776 – ha sido el escenario de todos los enfrentamientos claves de nuestra historia.

15 Responses to el tema del Pino

  1. Mauri K dice:

    Abel:lo que especificamente no les podemos perdonar jamas no es solo que Lozano haya votado en contra, sino que hayan militado sobre los senadores de T del Fuego para forzar el desempate cobista.Eso de militar, trabajar contra el gobierno no nos cayo nada bien.
    Nos separa tambien la fuerza de la gestion -que ellos no tienen- y otras cosas que mencionas y describis muy bien.
    Me da la impresion de que nosotros no tenemos problemas en juntarnos con ellos, mas bien son ellos los que presentan dificultades para aliarse con nosotros detras de la grandeza del Proyecto nacional.

    Nosotros podemos perdonarlos y construir juntos un murallon que retenga la ofensiva de la derecha, con la tibia esperanza de encontrar en ellos una autocritica que remede los entuertos surgidos al calor de ese «error» llamado R125.¿Acaso con Gelbard no le perdonamos al PC su intervencion activa en el Golpe del 55?. Puede que si.¿Porque no les vamos a perdonar a estos gloriosos ex JP?
    Supongo que cuando entren al Congreso el encare politico y la rosca seran diferentes y encontraremos junto a ellos muchos mas puntos de contacto sobre los que trabajar que sobre los que discutir.
    A mi particlularente su caracterizacion del PJ que tiene el Proyecto Sur me parece una gorileada tipica,a diario se lo percibe utilizando todo el vocabulario tilingo y clarinesco,con el que se quedan en la superficie del conformismo porteño y lo hacen porque llevan los prejuicios de pequebus en la sangre y quieren quedar «bien».
    Temo como vos, al ego de Pino, el es un artista de raza mas que un politico y eso sospecho que va a pesar.

    Mas alla de eso, hay alguito q no comparto: a mi muchas veces la opinion bien fuyndamentada de algunos cros como Artemio,manolo, Gerardo F, vos, Mario, Eze o Luciano por darte un puñadito de ejemplos, me hacen dudar o reflexionar mas profundamnte sobre lo que pienso. No te digo que me hagan cambiar, pero me obligan a matizar -como minimo -algo que muchas veces pienso con mucha rigidez.

    El punto de vista de Artemio esta muy bueno,yo no estoy de acuerdo, pero tengo que reconocer que a la hora de construir mayorias, en capital estamos fritos y que la proyeccion de PSur nos dice algo que Artemio esta tratando de señalar.

    Uy, como extendi.
    Saludos.

  2. aguante jauretche dice:

    Compañero Abel:

    Lo que yo le cuestiono a Solanas es que desde su «codificaciòn» del Peronismo -tal cual lo declarara en Cafè Las Palabras- se muestre dueño de la Doctrina de un partido del que se fue hace màs de 15 años.

    Pero fundamentalmente, que se haya convertido en Pinolito -mitad Pino, mitad Lilita- diciendo que «Kirchner es màs corrupto que Menem» (abonando el axioma ladriprogre de que este gobierno es menemismo con derechos humanos) que «tiene miedo de que le afanen las boletas», y otras declaraciones que muy bien le cabrìan -si no las hizo ya- a la Apocalìptica Anaranjada.

    En cuanto a la posiciòn de Artemio, no es algo que me parezca fundamental.

    Solanas se propuso hacer Peronismo sin Peronistas, y lo logrò recogiendo el voto de compañeros desencantados con este gobierno -los menos- y de vecinos de Belgrano, Palermo Todo, Flores y Caballito, barrios que nunca fueron precisamente peronista de una ciudad que nunca fue peronista.

    El ùltimo ¿peronista? que ganò fue Erman Gonzàlez tocando la guitarra en lo de Bernie, de modo que yo no me alarmarìa -màs bien me alegrarìa- de la performance de Pinolito el domingo.

    Manolo hace unos dìas lanzò una propuesta bastante atendible: Propone como interventor en la filial capitalina del partido a Anìbal Fernàndez.

    ¿Usted còmo lo ve?

  3. predicad0r dice:

    Es todo un tema definir que es la «nueva derecha».

    Desde el punto de vista de contar votos podemos decir que es acertada la tactica de Pino para juntar votos anti-k. Desde esa misma perspectiva todas las criticas de los «feroces» intelectuales y los blogueros K suma votos. Si proyecto Sur le pega al gobierno para sumar votos las criticas a proyecto de Sur de lo que huela a oficialismo le sumaria votos.

    Un componente fundamental de la «nueva derecha» es la desarticulacion de la capacidad concreta de hacer politica de los sectores populares en beneficio del incremento de la capacidad de ahcer politica de las elites (la tarnsferencia de esa capacidad o poder al «mercado»).

    Esa desarticulacion tambien lleva adosado la derrota cultural, ya que socialmente esa desarticulacion concreta se ha invisibilizado. Entonces de la impotencia de cambiar las cosas loS «culpables» son los politicos, las organizaciones partidarias, los sindicatos, etc que siguen siendo visualizados como instrumentos de cambio con la misma capacidad de cambio de hace decadas. Si los instrumentos de cambio (Estado, sindicato, partido, etc) estan igual y la sociedad va para la mierda, entonces el problema son las propias personas O el propio instrumento (hay que darle mas poder al «mercado» que todo lo corrige!!!)

    Pienso que la critica feroz que ensaya Pino es funcional a esa «nueva derecha» desde lo cultural -y la coyuntura politica, pero esto seria mas discutible-. La critica del proyecto sur es absoluta: «Kirchner es la continuidad de Menem».

    La «nueva derecha», el enemigo es en parte la estructura que en nuestro pais se empezo a implantar a partir del 76 y se establecio casi en forma absoluta en los 90: el abandono de la economia y la politica al «mercado».

    La critica absoluta y burda de proyecto sur es en primer lugar funcional a esa estructura cultural de que «todos son lo mismo», a la idea de que el poder pasa absolutamente por la politica formal. Endulzan los oidos de que «todo es lo mismo». Lo ponen a Kirchner en la misma bolsa igualadora, en la del problema de la «corrupcion» de los politicos.

    En cuanto a futurologia. Que va a pasar con esos oidos que hoy endulzan con la critica apolitica -y que son votos- cuando en el congreso tengan que apoyar las politicas concretas del gobierno? Para seguir creciendo van a tener que apelar a la oposicion irracional como la SEGUNDA votacion de la 125 (en la primera votacion el proyecto sur voto a favor a pesar de que no eran fragmentadas y no se hablo un soto de los negociados de los exportadores)? o van a apoyar medidas como la 125 antipaticas sin dudas a los hoy votantes del proyecto sur que vienen del antikirchnerimo?

    Van a apoyar porque el feroz antikirchnerismo es solo para sumar votos o van a plasmar golpes como la de la segunda votacion de la 125 porque REALMENTE configuran como el enemigo a la gestion actual? Esto es lo que mas me suena, por supuesto de diciembre en adelante se va a dilucidar.

  4. ezequielmeler dice:

    Abel:

    Muy buen post.

    Marco Aurelio García, asesor y analista estelar del bienamado Lula, señalaba hace poco que el problema de Bolivia «es que el país está viviendo un proceso de reformas, sin salirse del marco democrático, pero tanto la oposición como el gobierno actúan como si estuvieran frente a una revolución.»

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/subnotas/111740-35329-2008-09-17.html

    Acá, salvando las distancias, sucede algo similar, si bien con un gobierno claramente centrista. Ni la épica republicana antichavista de la oposición ni la épica setentista del kirchnerismo me mueven un pelo: estamos en el siglo XXI.

    Ahora, cuando una fuerza política que se asume de izquierda se planta en contra de la experiencia más parecida a lo que quiere que va a tener -con chances de no tener ni siquiera eso-, y pasa a aludir simultáneamente a nacionalizaciones, estatizaciones, y demás procesos que sí implican, en buena medida, algunas modificaciones del marco institucional (vg: para modificar el art. 124 necesitás una reforma constitucional), todo eso sin el más mínimo atisbo de una construcción popular que la sustente, no digamos en los sindicatos, sino al menos en los barrios, me llama la atención.

    Cuando esa fuerza toma los valores de la honestidad, la coherencia, la consistencia, etc., ahí veo al Frepaso recargado: política blanda para los sectores medios, revestida de «patriada».

    Cuando, encima, esa fuerza advierte que su voto en la Capital corre peligro por la posibilidad de un fraude, ahí veo el daño que Carrió le hizo a la política.

    http://www.clarin.com/diario/2009/06/25/um/m-01945633.htm

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1141036

    Y, para finalizar, cuando veo compañeros extraviados señalando que no van a votar al «banquero comunista», sino a Pino, «que es un peronista de verdad»… bueno, usualmente me altero. Principalmente porque veo que el «efecto Menem» en materia de doctrina es algo que no hemos saldado adecuadamente.

    Todo esto sin mencionar la contradicción supina de una fuerza que llegó a la tarea de convertirse en una experiencia democrática de izquierda advirtiendo que este gobierno «tiene destino de helicóptero»

    http://argentina.indymedia.org/news/2008/07/615847.php

    No obstante, el lunes estaré saludándolos como los grandes ganadores de la jornada porteña… una cosa es la campaña, otra el día después.

    Me preocupa, no obstante, el futuro de esta trayectoria política. No quisiera que otra generación de jóvenes marchase rumbo a sus casas… venimos cortos de militantes como para que se los lleven estrellas mesiánicas.

    Y sí, Solanas me cae terriblemente mal, y Argumedo, peor. Esto es previo a su carrera política reciente.

    Un abrazo,

    Ezequiel

  5. sergio robles dice:

    Don Abel:
    Cuando Ud, afirma «…Artemio López…. fue bombardeado por multitud de mensajes donde se lo acusaba de traidor al Proyecto Nacional expresado en la lista de Heller…».

    Quizás quiso expresar: «…traidor al PRESUPUESTO NACIONAL….» porque, vamos ¿Cúal es el Proyecto Nacional del kirschnerismo?

    Coincido con la apreciación de quienes afirman que Pino es a Nestor lo que Chacho fue a Menem y espero que el primero extraiga provecho de la experiencia ajena, como enseñaba el Mariscal Fuchs

    Un último comentario respecto de su condición de (R), aprecio que Ud. no revista en tal caracter y ello a partir de la definición -a mi juicio impecable- del querido Comp. Julio M. Figueroa, cuando interrogado acerca de qué quería expresar al definirse como retirado de la política, expresó «…que ya no peleo por espacios de poder…»

    Es a todas luces claro que Ud. continua esgrimiendo la que ha sido su arma preferida en la liza política: la palabra que es la que le ha procurado los espacios de poder que se ha sabido ganar. Atte.

  6. harry dice:

    Bueno , esta claro lo que dice Abel sobre las terceras fuerzas sin insercion sindical aunque sostengo que Oscar Alende fue un dirigente excepcional,en la APR conjugo elementos muy disimiles y funciono.Ademas en la Capital hay espacio para una fuerza de esas caracteristicas e incluso mas amplias justamente porque es la gran ciudad. Veo que hay gente joven que cree tener registrado el copywrigth del peronismo ,de su historia y de algo mucho peor , su futuro.Hay un poco de leninismo iluminista tardio en todo esto y un dedito acusador que señala con voz solemne : » YO TE VOY A EXPLICAR»…..
    Desde que lugar ?
    Solo los nigromantes hablan con los muertos.El propio Peron entre 1945 y el 53 tenia sus propias internas o creen que el primer peronismo era monolitico ? Habia socialistas laboristas,nacionalistas,nazis,forjistas ,radicales desilucionados a la busqueda de un nuevo Yrigoyen,la izquierda nacional , Abelardo Ramos colaboraba desde la revista Ahora y algo fundamental,las Fuerzas Armadas y la Iglesia,o creen que estos ultimos eran liberales ?
    No expliquen nada,ya explique el asunto en mi propia pagina web y de forma bastante objetiva incluso con los K y sobre todo la gente que se vio obligada a acompañarlos ,no descarto que muchos incluso por idealismo militante y en los proximos meses confluiran inevitablemente en una nueva articulación politica que sera peronista una vez mas ,pero hoy me convencieron ustedes, estoy en la Capital-aca no hay opcion peronista alguna – y votare entonces por Pino Solanas sin necesidad de tapàrme la nariz.
    Muy buenas elecciones para todos.¡¡
    Harry.

  7. ezequielmeler dice:

    Harry:

    Coincido con su apreciación sobre la nigromancia. Ahora bien, hablando con y por los muertos, y en especial con Perón, Solanas se ha vuelto un experto.

    “Perón sería el líder de un partido nacional-popular-democrático. Y eso no es el conglomerado del PJ disfrazado con algunas medidas progresistas, como su política de los derechos humanos y volver al rumbo del Mercosur. El resto hoy no se ha apartado de las esencias de las políticas neoliberales de Menem.»

    http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0295/articulo.php?art=9785&ed=0295

    «Hoy Perón sería Trotsky, y las medidas que tomó, de extrema izquierda»

    http://www.clarin.com/diario/2009/01/31/elpais/p-01849986.htm

    De lo que se trata, aquí, es de constituir una fuerza política nueva, que no reniegue de la historia que la precede, ni la reinvente a cada rato, sobre la base de una identidad plural.

    Pero bueno, el carácter de los objetos depende de nuestra perspectiva.

    Un abrazo grande,

    Ezequiel

  8. Abel B. dice:

    Compañeros:
    Creo que contestarles uno x uno, como generalmente me inclino a hacer, sería hablar de más. No tengo tiempo, pero además no tengo tanto que agregar a lo que dicen ustedes, con un nivel que me hace sentir orgulloso que lo hagan aquí.
    Quiero marcar, eso sí, que tenemos un problema. No es la pelea K sí / K no; como se ve en este post, en el anterior y en el anterior a ese, aparece en todos los temas. Pero eso es una parte normal de la política. Indica la vigencia de N.K.; cuando no tenga poder, ni esté en carrera, todos lo vamos a analizar con ecuanimidad y benevolencia.
    El problema, como lo veo yo, es que el apasionamiento, muy argentino, que le ponemos al asunto, hace muy difícil manejarlo. Tá bien, «Nada tiene valor para el hombre en cuanto hombre si no puede hacerlo con pasión» decía un Maestro, pero el odio hacia lo K o hacia contra quienes atacan a lo K… es exagerado. Vean en el post anterior los comentarios de Eva Row y de Harry. Y son de lo más buena onda (Eva) y de lo más racional (Harry) que se encuentra en la blogosfera.
    Por ese lado, como Uds. mismos dicen, está el problema con Pino… y con sus votantes.
    ¿Por dónde se sale? Agradezco a Aguante J. que pida mi opinión, pero no tengo recetas. No veo que haya soluciones fáciles. La propuesta de Artemio – Aníbal como interventor del PJ Capital – no alcanza, porque no da legitimidad al arreglo más piola.
    Mi apuesta es a la reorganización del PJ: reafiliación e internas. No soy radical, no creo en la magia partidocrática. Pero saben qué? apela a dos cualidades humanas: la ambición y la competencia. Todos van a querer mojar, y eso los va a obligar a juntar votos, para lo que tendrán que hacer acuerdos y tragar sapos, aunque odien a ese batracio en particular.
    Abrazos

  9. Moby D. dice:

    El peronismo histórico fue nacional y popular.

    Nacional quiere decir que comprendió que no habría más inversión extranjera en la Argentina de 1946.

    Popular quiere decir que los pobres merecían una parte mayor en el reparto de la riqueza.

    El cenit histórico y su fracaso posterior demostraron que no era un modelo viable ese de “vivir con/de lo nuestro”.

    Pese a su fracaso, sigue existiendo una pequeña raza canosa e incorregible que sigue el resplandor de esa estrella extinta.

    Somos los peronistas de la segunda generación, los que peleamos por el retorno del General al poder.

    Pero no hay peronistas de tercera generación, como tampoco hay radicales como Balbín y Frondizi, extinta estirpe heredera de Marcelo de Alvear y de Tamborini.

    Pino jamás dejó de ser peronista, como el Chacho Álvarez.

    Lo balearon cuando se opuso a la privatización de YPF.

    Como dice bien Abel Fernández, es el hecho maldito del kirchenismo, que votó YPF, cobró regalías de Cavallo y puso ahora a Eskenazi en la empresa que lo llevó a la presidencia. Esto lo digo yo, no Abel.

    Bueno, a Estensoro se le cayó el avión, como a Graiver o el helicóptero al padre del emir Osama Bin Laden en los EEUU. Son coincidencias significativas, nada más.

    La edad y la salud en política son cosas de Dios. Perón, Fidel, Franco, Adenauer, de Gaulle, Komeini, Mao eran ancianos como Pino y miren lo que hicieron.

    Solanas no es epifenómeno del alfonsinismo, como Elisa Carrió, que no casualmente retornó al antiquísimo partido fundado por Leandro Alem, atenuando desvaríos místicos y filosóficos radicalmente propios.

    No estamos anunciando la aparición de una supernova en el cielo nacional, sino destacando la consecuencia de una trayectoria política.

    Leí algunos ataques de último momento a su agigantada figura.

    Pero el proteiforme electorado de la Capital del país lo votará mordiéndole los talones al macrismo, lo que es todo un fenómeno.

    Es que, mal que les pese a todos, Pino logró encarnar las deshilachadas banderas del peronismo histórico, vivas en el corazón de la ciudadanía tan confundida.

    Lo que no logro entender, y eso que me golpeo la cabeza contra la pared todas las noches, es cómo alguien puede votar hoy a Aníbal Ibarra, un fantasma con menos protoplasma que Alberto Fernández.

  10. harry dice:

    Totalmente de acuerdo ,todo este problema se debe a que ante la ausencia de internas -el Pc de la URSS las tenia y eran de resultado durisimo,preguntar a Nikita y Gorby, hay sectores peronistas que actuan con un criterio monolitico y otros creen que estamos en la resistencia.
    Si yo pensara con esos esquemas deberia votar por la joven ex secretaria de Carlos Auyero, Gabriela pero como no creo en su capacidad de gestion y en su verdadera ubicacion politica, voto por un candidato del que me separan cosas esenciales,su gesticulacion con Chavez y con Iran lo que revela su simplicidad en materia de relaciones exteriores,su retorica superficial ante los Derechos Humanos de tercera generacion ,etc.Pero aun asi creo que hay cierta coherencia en el hombre.
    En algun momento nosotros votamos por Alfredo Palacios para senador si mal no recuerdo y no paso absolutamente nada .Ahora si K tiene un problema con los que arriman por izquierda-preguntar a Bielsa-eso se debe a que no tiene el menor criterio para elegir
    sus candidatos en una ciudad que es tipicamente fragmentada.O creen que el voto gay predomina en Chubut o en Salta ?Los votos ciudadanos de las capitales ,aca ,en Paris , Roma o Madrid son individualistas por esencia
    La sociedad argentina ha cambiado,se puede ser antimperialista,republicano a la vez y peronista sin problemas. Todo esto ya lo explico Ernesto Palacio en 1946 en su ensayo : «Catilina,la revolucion contra la plutocracia en Roma «Alli se debatia si el nacionalismo podia ser republicano,bueno la misma discusion esta instalada en el peronismo.
    Y es bueno que este planteada.
    En unas horas veremos cuanto suman los votos y sobre todo cuando pesan.
    Saludos a todos.
    Harry.

  11. ezequielmeler dice:

    Moby D.:

    Así que no hay peronistas de tercera generación… no, si esto es genial. ¿Cuándo decidiste que el peronismo se terminaba con vos?

    ¿Dónde estabas cuando Pino avalaba en la Constituyente, por disciplina partidaria, la constitucionalización de la transferencia a las provincias de toda riqueza del subsuelo (decidida por ley 24145, de 1992) a través del art. 124 de la Carta Magna actualmente vigente? ¿Cuando avalaba el Núcleo de Coincidencias Básicas emanado del Pacto de Olivos?

    Te recuerdo que él mismo lo reconoce:

    «El pedido nuestro de revisión de las privatizaciones. Chacho Alvarez y la Meijide sostenían que no se podía cuestionar nada de lo hecho porque era dar una señal contraria a la continuidad jurídica. De ninguna manera queríamos impedir esa continuidad, pero de todo lo lícito. El endeudamiento progresivo ni pasaba por el Congreso, el patrimonio público se privatizó sin balance ni inventarios actualizados. No hay ley más escandalosa que la de Reforma del Estado. Fui a Neuquén a convencer al obispo (Jaime) De Nevares de que debía estar en la Constituyente, y que a la menor señal de que eso se hacía para darle la reelección a Menem nos íbamos. Al tercer día quisieron hacer votar el paquete cerrado, y De Nevares dijo “nos vamos”. Yo dije “me voy”. Chacho y Meijide reunieron a todo el Frente para hacerme una suerte de condena diciendo que yo estaba rompiendo el Frente Grande, no faltaron comentarios de que De Nevares era un loco provocador. La verdad es que la mayor parte de esos convencionales había armado su vida para pasarse tres meses en Santa Fe, con asesores, con un buen sueldo, nadie quería volver a casa. Ahí cometí el error de aceptar la decisión de la mayoría.»

    http://www.pagina12.com.ar/diario/reportajes/index-2007-08-26.html

    Pero si creés que el electorado de Capital vota en Pino las banderas del peronismo histórico, realmente estás en problemas.

    Saludos cordiales, disfrutá de tu cuarto de hora.

    EM

  12. ezequielmeler dice:

    Abel:

    El tema con las internas, previo reempadronamiento, reside en que la Mesa Nacional acate el resultado, algo que no está para nada garantizado en virtud de los acontecimientos recientes. Luego de Catamarca, ¿qué nos garantiza que no van a intervenir el distrito? Me temo que ese es un horizonte lamentablemente probable -y a eso apunta Manolo-.

    El remedio, necesario después de la jornada de mañana, reside en ir por internas y reempadronamiento nacional. De ese modo, legitimados todos los actores en sus cuotas relativas de poder, se puede pensar un partido moderno, con otro diseño, más cercano al laborismo que no fue, con presencia de los movimientos sociales y equilibrio entre gobernadores, jefes comunales y gremios. Espero, por el bien del peronismo, que ese mensaje esté claro para la Mesa Nacional. Si no, Catamarca es un poroto, y vamos a seguir anclados a un partido imposible.

    Un abrazo,

    Ezequiel

  13. harry dice:

    Bueno ,parece que el candidato botanico de los Pinos ha funcionado verdad ? mas que el aparachysky Heller ?
    Bueno es un alivio que el peronismo deje de tener pensamiento unico.
    Se abre un panorama muy interesante,fragmentado,politico,anticlauswitziano.Primacia de la politica se llamaba la cosa.
    Saludos a todos.
    Harry.

  14. sergio robles dice:

    Estimado Abel Baldomero:

    Pidiendo perdon por la inmodestia me permito reproducir, en lo pertinente, el comentario efectuado más arriba (Junio 27, 2009 a las 12:32 pm) Esto es: sin tener a la vista -como vulgarmente se dice- el diario del Lunes:

    Don Abel:
    Cuando Ud, afirma “…Artemio López…. fue bombardeado por multitud de mensajes donde se lo acusaba de traidor al Proyecto Nacional expresado en la lista de Heller…”.

    Quizás quiso expresar: “…traidor al PRESUPUESTO NACIONAL….” porque, vamos ¿Cúal es el Proyecto Nacional del kirschnerismo?

    Coincido con la apreciación de quienes afirman que Pino es a Nestor lo que Chacho fue a Menem y espero que el primero extraiga provecho de la experiencia ajena, como enseñaba el Mariscal Fuchs»

    Saludos para todos, incluidos por cierto los que perdieron hasta en la provincia que (politicamente) los parió.

  15. harry dice:

    LA HORA DE LA CONVENCION DE GINEBRA PARA EX COMBATIENTES.

    Bueno,las cosas se han dado bien,insisto en que hay que no confundir a los kirchnerista con la familia K,no caigamos en ese anacronismo,evitemos las guerras de religion y tratemos de crecer de una vez.Ahora se abre un interesante compas de reacomodamiento pero ese reacomodamiento incluye tambien al PRO.
    No se puede ser una derecha o centro -derecha sin weltangschaung, y creo que es uno de los problemas que veremos en cortisimo plazo.
    Macri no es Sola y ninguno de los dos es De Narvaez.
    Ayer el nacionalismo perforo a la Michetti en la Capital Por izquierda y por derecha a la vez.
    Y Reuteman como anticipe en ls ultimos dias corria el riesgo de perder ante el socialismo.
    Les jeux son faites¡¡ ahora se trata de analizar.pensar y ver como sigue la historia.
    Saludos que hago extensivos a los perdedores.
    Harry.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: