la receta del Dr. K

Este domingo se publicó en nuestro idioma una columna del Dr.  Henry Kissinger, en la que nos advierte “La alternativa a un nuevo orden internacional es el caos“. Por supuesto, lo leí con atención, como lo hago desde que hace muchos años encontré “Un mundo restaurado”, su magistral descripción de la reconstrucción política de Europa después de Napoleón. El tipo escribe muy bien, y yo siempre he pensado, parafraseando a ese sabio filósofo, Don Vito Corleone, “Escucha a tus amigos, y especialmente escucha a tus enemigos“. Y les recomiendo a Uds. que venzan esos arraigados prejuicios contra los criminales de guerra y la lean.

Porque en ésta, me llamó la atención el planteo un tanto… grandilocuente; lo suyo tienden a ser análisis precisos y puntuales, como en esta otra columna. No la comenté en este blog porque sentí que necesitaba entender mejor su incursión en los temas económicos, que no es su materia de competencia. Qué es exactamente lo que quiere decir con “o se crea un sistema regulatorio político internacional con el mismo alcance que el del mundo económico; o se achican las unidades económicas a un tamaño manejable por las estructuras políticas existentes, lo cual probablemente lleve a un nuevo mercado, quizá de unidades regionales“. Quizás la columna de hoy de Felipe González, en el mismo diario, da una punta. No creo que estén en contacto, pero quizás compartan algún cliente…

Ahora, un amigo la remitió a un foro sobre política internacional que compartimos, acompañada de una inquietud resulta interesante la resiliente actitud de los hacedores del orden global, que
descubren que el fracaso fue por no hacer lo suficiente, y proponen la
“globalizació
n política”, a ver si estos estados nacionales se dejan de joder de una vez por todas! Como la palabra de este personaje es siempre anticipatoria, posiblemente los poderes globales harán transitar su acción y su discurso por esos carriles. No sería una mala práctica comenzar a plantear la realidad desde esta nueva vuelta de tuerca del poder global. Nación o globalización son para mi los escenarios posibles“.

El planteo de mi amigo me pareció válido, pero, a mi entender, justificaba un análisis más detallado, si queríamos que nos fuera útil. Le acerqué la siguiente reflexión, que comparto con Uds.:

“Me inclino a tener una visión ligeramente distinta de la tuya sobre su mensaje. Don Henry está alejado de los círculos de poder donde pisaba fuerte en la década del ´70. Los hombres que acompañaron la revolución reaganiana – hoy casi tan viejos como él – le desconfiaban (un poco como el establishment argentino le desconfiaba a Frigerio). Demasiado inteligente, pensaban. Para sus herederos, los neocons que vinieron con Bush jr., era directamente un blando, que minaba con sus dudas intelectuales el proyecto del American Empire. Y los actuales ocupantes del poder, los Demócratas, tienen otros asesores, también más jóvenes y, me temo, más dogmáticos.

Esto no quiere decir que Kissinger ya fue. Su nivel intelectual y su conocimiento sobre como funciona el mundo supera largamente a la actual camada. Es posible que su mensaje influya a algunos tipos claves. Por eso es importante entenderlo.

El elemento principal para apreciar este nuevo planteo es darse cuenta que Kissinger nunca fue un globalista. Su formación europea tradicional, visible en todos sus escritos, muestran que para él los actores de la historia son las Grandes Potencias, aquellos estados nacionales cuyo poder y recursos les permiten precisamente ser sujetos de la historia, en lugar de ser solamente objetos, destino inevitable, para él, de los estados débiles. El doctor K ni siquiera toma demasiado en serio a la Unión Europea. En sus propias palabras “Cuando quiero hablar con Europa, ¿a quién llamo?”.

Entonces, cuál es su planteo? Pienso que lo que está sugiriendo es que el derrumbe del sueño neocon, el deteriorio del predominio norteamericano, unido a la crisis financiera y ahora económica, hacen posible y necesario un acuerdo entre los actores principales del sistema global. Que esta vez no podrá lograrse a través de acuerdos bilaterales, la tradicional herramienta K. Obama, dice, puede impulsarlo, pero si renuncia a imponer conceptos culturales norteamericanos (en la visión del Dr. K) como la democracia al estilo occidental y los derechos humanos. La carnada que debe atraer a todos a la mesa de negociaciones – incluso a los propios yanquis que deberán renunciar a sus sueños hegemónicos – es un nuevo Bretton Woods, porque la Crisis está desbordando las soluciones nacionales en USA, en Europa y en Asia.

Pero ese es sólo un item en la agenda. Se deberá llegar a algunos acuerdos políticos, sobre la proliferación nuclear, la energía, el cambio climático,  la crisis económica y, of course, el terrorismo jihadista. Esas son las “prioridades compatibles” de las que habla. Esa es la “diplomacia creativa” kissingeriana.

Por supuesto, esta mesa de negociaciones no va a ser la Tabla Redonda. Habrá un Directorio, y jerarquías. Pero nunca serían estructuras formales. Europa se manejó sin ellas desde la Paz de Westfalia. Y por 300 años, piensa Don Henry, le fue bien. En esta versión, ¿quiénes encabezarán el Directorio, quienes serán los dos “compatibilizadores” principales? Bueno, desde hace casi 40 años el Dr. K auspicia los mismos dos candidatos: USA y China.

No creo que haya posibilidades que esto se convierta en lo inmediato en la política del Gobierno Obama. Las Grandes Potencias – K lo sabe – tienen su inercia. Por ahora, Obama será un Clinton morocho, es decir, un Bush jr. con buenos modales. Pero si su política internacional no tiene éxito – y, esto ya es una opinión personal, no veo como podría tenerlo – Hillary dejará la Secretaría de Estado. El que venga puede tener bajo el brazo las recetas del Dr. K”

18 Responses to la receta del Dr. K

  1. ayjblog dice:

    mi estimado Abel
    lo que ud dice, con otras palabras, es que si asimilamos el momento actual a Westfalia, USA deberia asimilarse a Inglaterra, lo que, modestamente quizas sea similar al momento post guerra boer de Inglaterra.
    pero, eso es solo futurologia, y China, esta mas preocupada quizas en volver a ser el Imperio del Centro que en aventuras de discusion, una vez solucionados los problemas de limites, tipo Taiwan, no se olvide que el resto del mundo es barbaro, y, ellos en los 1700 vendian consas a cambio de oro, hassta que los ingleses descubrieron el opio
    cual sera el opio de 2050? quien lo sabe, pero, por ahora, no hay

  2. harry dice:

    Bueno K en su Mundo Restaurado,fue su increible tesis de graduación pensaba en el Congreso de Viena y en el largo periodo de prosperidad que sucedió a la derrota del disturbador Napoleon.Hace unos años en un reportaje le preguntaron cuales habian sido sus errores y fue muy concreto : no haber tenido en cuenta el componente estrategico de los problemas economicos-dijo – y como Gromyko,haber reducido al mundo a un dialogo norte-norte.Luego vino Zwersinsky que fue el verdadero anti K y precursor de los neocons y de Hungtington.
    La discipula de K fue Condy,que habla ruso y frances pero tal vez en todo esto subyace un problema de fondo,no estoy tan convencido que la fusión nuclear para usos belicos haya sido tan beneficiosa en el fondo para la humanidad.
    Evito un sinnumero de guerras y tengo dudas de que el balance final haya sido positivo.
    Saludos.
    Harry.

  3. Abel B. dice:

    AyJ:
    Erudito lo suyo, como siempre, pero corresponde una aclaración mía. No estoy proyectando escenarios. Creo, sí, que son útiles para ampliar la visión – uno es un viejo aficionado a la ciencia ficción -, pero hay que tener claro que la realidad siempre pone nuevas variantes.
    Lo que estoy poniendo enfásis es en la estrategia de negociación colectiva (calificada) que propone Kissinger. Que es una innovación en él. Y lo hago no porque crea que se va a adoptar de inmediato, sino porque marca un contraste con un hecho tan importante que aún no se mencionó: Obama y quienes lo impulsaron, PARECE, no tienen una nueva estrategia. Hasta ahora se mueve como si el “modo Clinton” fuera viable. Yo creo que no lo es.
    Pero más que escenarios y futurología, me gustaría que la discusión se centrara en estrategias. A los argentinos les hace falta.
    Harry:
    Tanto tiempo que no me visitabas! Una pregunta, ¿tenés algo contra el Sr. Brezezinsky, que nunca escribis igual el nombre? Noble pueblo, los eslavos, pero la prudencia y la moderación no es lo suyo.

    Una observación para los dos… y el resto de los lectores (Hola, Dr. Taiana). Si la negociación da comienzo en serio – hasta ahora ha sido franela, aún en el seno de la Unión Europea – tengamos presente (hace poco tuvimos ocasión de recordarlo) que Argentina es miembro del G20. Si tenemos claro que no jugamos en Primera, podremos seguir en el torneo… para lo que sirva, claro

    Un abrazo

  4. ayjblog dice:

    gracias, pero no erudito, solo lector, lo otro me queda grande, muy mucho
    lo que si me parece, quizas en forma erronea, es que si no se diseña una estrategia mirando el 2050, o 2020 si le gusta, volveremos a cometer los errores de 1930 y pico (Roca Runciman) 1940 y pico (Eje) 1950 y pico (Corea) y 1960/70 (plan Lopez Aufranc)
    y, ese es el problema quizas, pero, la verdad, seguramente haya quienes lo esten pensando, sino, seguiremos estando siguiendo al de hoy en picada y no al de mañana
    el cuanto a los de 1ra, con seguir ahi arriba de River, me conformo, pero, lo que si creo, humildemente, es que si seguimos con Brasil, seremos el mejico de brasil

  5. Abel B. dice:

    AyJ:
    Ud. pone el dedo en la llaga “si no se diseña una estrategia mirando el futuro no inmediato…”. Y sabe una cosa? No se está diseñando. Hace algunas semanas nos lo confirmaba – a un grupo de amigos que compartían su inquietud – un alto y muy discreto funcionario: NADIE LO ESTÁ HACIENDO.
    Hace algún tiempo le insistía a Harry sobre esto. Creo que hay una cierta responsabilidad nuestra en la ausencia de esta… Pre Visión en la sociedad argentina. Digo de nosotros, los que nos quejamos.
    Tengamos claro: Hay tareas, y esta es una, que sólo se pueden hacer con los recursos y la información del Estado, y aún estos son escasos en el caso del nuestro. Pero “crear conciencia” y no confundirla con la crítica política a “los otros” que están en el gobierno, o en los cargos que nos gustaría ocupar… eso, colectivamente, no lo estamos haciendo.
    Un abrazo

  6. Andrés el Viejo dice:

    Tener una estrategia de largo plazo es cosa, en realidad, bastante sencilla. Por eso es tan difícil y, muchas veces, resulta imposible. No consiste,como se suele creer, en un plan detallado de cosas que hay que hacer, de metas a cumplir, de fechas a alcanzar con tal o cual asunto resuelto. Es sólo tener un objetivo y mantener la vista puesta en él, aunque las anfractuosidades del camino obliguen a desvíos y rodeos.
    Con respecto al doctor Strangelove, no dudo de su enorme conocimiento ni de su gran inteligencia, pero su capacidad de leer el futuro no ha mostrado ser superior a la media. E incluso su lectura del pasado suele pasar por alto demasiados “detalles” en pos de la lógica perseguida en el análisis. La paz de Westfalia puso fin a la guerra de los treinta años en 1648. Los tres siglos posteriores abarcan acontecimientos tan apacibles y conformes al sistema establecido como la independencia norteamericana, la Revolución Francesa, la independencia latinoamericana, la guerra civil norteamericana, la guerra franco-prusiana, la Revolución Rusa, las dos guerras mundiales. No me convence mucho.
    Saludos

  7. ayj dice:

    perdon Andres, Westfalia definio al estado nacion, y, es un hito casi solamente comparable a la caida del muro de berlin, quizas este ultimo sea menos definitorio que eso, quizas comparable a el ultimo asedio de viena (casi contemporaneo)
    define el cese de las guerras de religion y su reemplazo por la nacion estado, y, todo lo que dice ud son eventos de naciones estado
    de todas formas, son solo hitos para diferenciar el mainstream de la epoca
    cual sera el nuestro, vaya a saber, quizas Tianna men, como defincion del nuevo status quo del imperio del medio, o, cuando los chinos pusieron un tipo en orbita,quebrando el duopolio

  8. Abel B. dice:

    Haber iniciado un intercambio de opiniones entre dos distinguidos navegantes del blogoespacio como Andrés el Viejo y AyJ, que habitualmente expresan enfoques claramente distintos, ya es un éxito de este post. Igual, no resisto la tentación de meter mi cuchara:
    Andrés: “Tener una estrategia de largo plazo es … sólo tener un objetivo y mantener la vista puesta en él” Hmmm … No dejo de ver la necesidad de tener lo que Ud. plantea. Pero hay otros requisitos! El objetivo debe ser alcanzable con los recursos con que se cuentan o se pueden acumular en los plazos históricos: Saddam Hussein y Solano López, por ejemplo, no cumplieron con este requisito. Otro, más fácil de pasar por alto: la sociedad a la que se lo plantea debe estar, “en forma” diría Spengler, para lograrlo. O hay que tener el tiempo para alistarla. Un ejemplo cercano es la “Argentina Potencia” que Perón planteó en su momento. No era una estrategia realista para los argentinos como eran, o como somos hoy.
    AyJ: Mis saludos. Su percepción de hitos históricos, como la afirmación del estado nación como actor último de la realidad, es aguda y rica en reflexiones. Pero no responde al argumento de Andrés, que cuestionaba la capacidad de leer el futuro… y el pasado del Dr. K. Coincido en su cuestionamiento. La capacidad intelectual de Kissinger no lo convierte en un guru infalible. Pero sí lo pone en un nivel muuuy superior al de Hillary Clinton… o a Jorge Taiana, por quedarnos cerca.
    Para construir una estrategia no se necesita poder adivinar el futuro: nadie podría hacerla, entonces. Se necesitan tener objetivos claros (como dice Andrés) y analizar cuidadosamente cómo se consiguen. Comprendo su fascinación con China, AyJ, pero lo que necesitamos es pensar en lo que NOSOTROS queremos y podemos hacer.
    Abrazos.

  9. ayjblog dice:

    repito, lo de distingido me queda grande, solo dilettante, si asi se escribe
    mi cuestionamienot a Andres, si es que asi le podemos decir, es solo la definicion del hito que el no creia que fuera tan taxativo, nada mas, o nada menos
    en cuanto a China, fascinacion, quizas, pero, si tiene algun minuto, lea Richter 10, no es tanto el argumento en si, es la descripcion del mundo que hizo Clarke, y, la verdad, desde que lo escribio hasta ahora, mucho sigue acercandose (salvo atisbos de sinofibia)

    saludos

    PS comoviejo lector de SciFi deberia haberlo leido, saludos

  10. Andrés el Viejo dice:

    Estimados Abel y Ayj:
    Puedo estar de acuerdo con la importancia que la Paz de Westfalia tuvo para la consagración legal del Estado-nación. Pero discrepo en asignarle un papel central en el proceso de formación de esta forma estatal a ese acontecimiento jurídico (con lo importante que es el acontecimiento jurídico en cualqueir proceso). La mayor parte de los Estados participantes en esa paz (y de los que no participaron aunque compartían el espacio geopolítico europeo) estaban lejos de ser Estados-nación y en general tardaron mucho en poder (o, incluso, en querer) constituirse como tales. Los que sí lo eran, se conformaron como tales en las convulsiones de los siglos XIV y XV (la Guerra de los Cien Años no solamente hizo de Inglaterra y Francia Estados-nación, sino que también definió a Castilla como el eje de la unificación de España).
    Coincido plenamente en que la constitución de los Estados-nación ha sido factor decisivo en la constitución del mundo actual. Pero señalaría que la Revolución Francesa y las guerras napoleónicas tuvieron por lo menos la misma importancia para la conformación de Estados-nación que la Paz de Westfalia. La unificación de Alemania es un producto muy directo de estos hechos, aunque se haya completado más de medio siglo después. La de Italia, ídem. Y no hablemos de la destrucción de los particularismos regionales en España, que produjeron las guerras carlistas.
    Es un honor y un placer cambiar ideas (creo que estamos en eso, más que en una discusión en el sentido confrontativo del término) con ustedes.

  11. Rafa dice:

    Abel, perdón por meter la cuchara en un intercambio de este nivel. Quería agregar algo a tu comentario a Ayj sobre la falta de diseño de una estrategia a largo plazo. En diciembre salió en P/12 un reportaje a De Vido, ahí el hombre reveló que uno de los documentos que más usa para trabajar es el 2do. Plan Quinquenal. Cuando leí eso no supe si alegrarme o llorar…

    Un abrazo.

    PD: dejé un comentario en tu post “La ciencia argentina, algunos datos más”, lo viste?

  12. Abel B. dice:

    Estimados:
    Como “administrador”, como lo llaman, del blog, me siento impulsado a evaluar este intercambio de 12 comentarios. Concuerdo que ha sido un juego de ideas estimulante, y creo que debemos reconocer que Andrés el Viejo ha proporcionado en esta ocasión los argumentos mejor armados.

    Pero quiero volver al punto que planteé al comienzo y que el lobo estepario retoma: la falta de un pensamiento a largo plazo que sufrimos los argentinos. Lo que menciona del reportaje a De Vido y el 2º Plan Quinquenal lo marca por dos lados: No tenemos un Estado ¡60 años después! capaz de llevar adelante ese trabajo de planeamiento (Es como la NASA, que hoy no podría volver a la Luna porque desguazó los cohetes Apolo).
    Pero hay otro factor: El Plan Quinquenal se dió en el contexto de una sociedad que aspiraba naturalmente a la planificación, elementales como eran sus recursos técnicos. Estaba el ejemplo de los planes quinquenales de la Unión Soviética, y lo que se dió en el marco del New Deal de Roosevelt. Hoy se ha perdido esa concepción.
    Igual, la elaboración de estrategias nacionales es más y menos que la planificación. Requiere menos trabajo de detalle – aunque se necesita muchísima recopilación de datos – pero más imaginación y visión política. Quisiera aportar a un trabajo de predicación en ese sentido.

    2 respuestas puntuales: AyJ: no he leído “Richter 10”. En general, no valoro las colaboraciones de Clarke, que me parecen un poco “franquicias”. Prefiero sus obras solo, desde la primera y grandiosa “El fin de la infancia”, hasta una de las últimas “Las fuentes del Paraíso”. Pero voy a leer Richter, ya que Ud. la recomienda. Rafa: Sí, leí tu comentario en “La ciencia argentina…” No te respondí, porque ¿qué se puede decir de una burrada como esa de LaNación? Y eso que es el suplemento cultural…
    Abrazos

  13. ayjblog dice:

    Si, son franquicias, y, la verdad, no es de lo mejor, pero, lo que no tiene desperdicio es el como funciona USA yalgunas cosas mas, que, no se si estara de acuerdo o no, pero que vamos camino, pocas dudas, lamentablemente, me caben, a eso o algo parecido.
    Disiento con lo de planificacion, en USA hay mas, mucha mas regulacion que aca, y, planificacion, lo que `pasa, quizas, es que ahi en gral si tienen estrategia, y ajustan su planificacion a esa estrategia, cosa distinta a decir este año 50MM de bulones a la URSS.
    Lo de la Nasa, es quizas leyenda urbana, yo tambien lo lei, y lo mismo dijeron de las filmaciones originales de la LUna, pero, recuerde queel mismo administrador de la NASA definio a la nueva generacion de cohetes como Apollo con esteroides, y los plans, seguro que la Lockhed los tiene

  14. […] del Dr. K (Como el post la receta del Dr. K ha tenido más éxito del que se merecía, quiero compartir con Uds. algunas citas, con sus […]

  15. Abel B. dice:

    AyJ: Me anoté para buscar Richter 10. Estoy de acuerdo, por supuesto, que en USA – para no hablar de Europa – hay beaucoup (se dice así?) de planificación; mi observación se refería a la “opinión pública” que a partir de los ´80 empezó a cuestionar la idea de planificación. En nuestros países aún queda ese legado (alentado por intereses muy definidos).
    El desguace de los originales Apolos fue real; yo personalmente los ví, como monumentos/atracción turística, cuando visité Canaveral. No fue una locura, porque, obvio, no eran reusables. Pero expresó una política deliberada de la burocracia de NASA, que intentaba a todo costo defender la decisión de utilizar exclusivamente el trasbordador. Resultó ser uns estrategia muy equivocada, y hoy NASA vuelve a incluir en sus planes cohetes (los Apolo con esteroides). Pero esa nueva generación tardará no menos de 6 años, y los astronautas de USA deberán viajar al espacio como pasajeros de los rusos. Bueno, peor sería que tuvieran que recurrir a los chinos.
    Un abrazo.

  16. ayjblog dice:

    sin duda, pero el problema era que decian que habian perdidolos planos tambien
    en Houston hay uno nuevito de costado en el piso (Uy, me hizo acordara Fallen Angels del amigo Jerry)

    saludos

  17. Rafa dice:

    Abel: recuerdo que cuando llegó el Proceso, los milicos crearon el ministerio de Planificación con Díaz Bessone a la cabeza. Los ultraliberales como Benegas Lynch y otros que escribían en La Prensa (en esa época eran cuatro gatos locos), echaban espuma por la boca con el asunto.

    Ah, y digo yo (con ironía), los planos nuestros que los hermanos del Norte se llevaron del Proyecto Cóndor, se les habrán perdido también?

    Saludos.

  18. […] que los conceptos kissingerianos tengan en la estrategia yanqui, hace justo un año escribí en La receta del Dr. K, a propósito de otra de sus columnas y anticipándome a observaciones de Andrés el Viejo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: