Hablando de Rusia (por un yanqui)

El título es «Una nueva e innecesaria Guerra Fría»; el gringo es Jerry Pournelle, fue asesor del gobierno de Reagan y escribió con Stefan Possony “Strategy of Technology”(1968), uno de los libros claves de la vieja Guerra Fría. Está retirado de la política ya hace bastantes años; pero sigue escribiendo ciencia ficción, y un blog que muchos estadounidenses importantes (de lo que Eisenhower bautizó el complejo militar industrial) leen. (Yo subí a «El hijo de Reco» en abril del 2006 una breve entrada que él escribió sobre «Irán y Armas nucleares«. Releyéndola, se me ocurre que la política de U.S.A. hacia Irán esta asumiendo algo del enfoque que él recomendaba). Desde el sábado ha estado escribiendo, alarmado, sobre el conflicto en Georgia, aquí, aquí, aquí y aquí.
Para los que el inglés les resulta difícil, o están apurados, traduzco algunas frases, que dan una idea clara de lo que quiere decir:
«Estamos jugando con fuego. Tenemos aventuras imperiales, alianzas innecesarias, y estamos metidos en las disputas territoriales de Europa. Nos hemos aliado con los albaneses, contra los amigos serbios de Rusia, y ahora hemos salido en defensa – verbal – de Georgia. Gracias a Dios que Georgia aún no es parte de N.A.T.O. Pero ya estamos en una nueva e innecesaria Guerra Fría.
Sin embargo, los Estados Unidos tienen más intereses en común con Rusia – que sigue siendo una potencia nuclear, no lo olvidemos – que con la mayor parte de N.A.T.O. Hemos expandido N.A.T.O. para rodear a Rusia con bases y aliados ¿para qué? Ni siquiera es una política para un imperio competente. Eso requeriría reconstruir nuestra fuerza nuclear estratégica, y el pueblo norteamericano no está dispuesto a pagar el costo en dinero, no hablemos del esfuerzo militar, que eso significaría. Y en cualquier juego de poder que nos interese, ciertamente Rusia es parte del juego…»
¿Por qué copio esto? Aunque a los argentinos, parece, nos resulta mucho más divertido analizar la soberbia de Cristina o la doblez de Claudio Lozano, el resto del mundo existe y lo que pasa influye sobre nuestro destino. Me parece que las opiniones informadas de un norteamericano patriota, de derecha, son relevantes. Al menos, más que un sesudo artículo que me envía un amigo, que empieza descubriendo que tanto Obama como McCain no van a dejar de defender los intereses hegemónicos de los Estados Unidos (Raro, yo hubiera jurado que al menos uno de los dos era agente de Chávez…)

6 Responses to Hablando de Rusia (por un yanqui)

  1. Andrés dice:

    Buenas,

    Leí el artículo del tal Pournelle.

    Coincido con la parte de la «lección»que los dictadores aprenden respecto a armarse y permanecer en el poder.

    No comparto su visión de que el tiempo juegue en contra de los ayatollas, sobre todo por la «potencia» de la invasión cultural de los blue jeans y otros productos occidentales. Hoy en Irán las películas occidentales circulan en un mercado negro pero circulan al fin.

    En cuanto a geopolítica (precio de los commodities como el petróleo y pérdida de poder económico norteamericano) los iraníes van ampliando sin mucho esfuerzo su área de influencia. Eso no cuaja con la teoría de que el tiempo juega en contra del régimen.

    Respecto a la «nueva guerra fría», creo que se le asigna demasiada preclaridad a las iniciativas de USA. Los objetivos estratégicos o a largo plazo no son necesariamente más importantes en Washington que los negocios del complejo militar-industrial a corto plazo. Si no, es difícil explicar una aventura como la de Irak.

    Saludos,

    Andrés

  2. ayjblog dice:

    bueno, algun otro que lo lee al amigo de chaos manor, esperemos que no haya recidiva

  3. ayjblog dice:

    BTW, leer la estrategia de la Tecnologia es muy interesante, comodice esperemos no aparezcan mas EWO

  4. harry dice:

    Abel , ahora lo que se habla en los medios es si Rusia va a lanzarse a la conquista de Georgia. Esto me parece extremadamente dudoso. Primero, tácticamente la situación sería distinta: en Abkhazia y Ossetia del Sur los rusos ya tenían tropas in situ, y la población tiene una larga historia de apoyar a Rusia contra una Georgia independiente (fueron importantes cuando Lenin decidió reconquistar la «república» de Georgia después de la Revolución). Lo que hicieron fue repeler esa ofensiva preventiva que Georgia lanzó inexplicablemente. Políticamente, hay dos problemas serios con extender la ofensiva. Primero, Estados Unidos tiene instalados algo así como un batallón de tropas asignas al entrenamiento del Ejército de Georgia, más personal de apoyo logístico,etc., gente que en estas circumstancias funcionarían algo así como escudos humanos de la independencia del país. Es decir, convertir darle a Tbilisi el tratamiento Grozny podría implicar una masacre de tropas norteamericanas, cosa que no creo que Putin tenga interés en arriesgar. Segundo, hay un actor clave en este drama del cual nadie está hablando: Turquía. Parece haber pasado desapercibido que una de las dos terminales de este famoso oleoducto que pasa por Georgia tiene su terminal en el puerto turco de Ceyhan en el mediterraneo. Turquía estaría recibiendo directamente unos 200 millones de dólares anuales en derechos de tránsito, más la inversión en infrastructura en una zona bastante pobre. Si Georgia cae en manos de Rusia o de un títere ruso, el oleoducto quedaría en manos de la competencia, por lo que me parece posible que Turquía tomaría medidas para impedir que esto suceda. Si se ve el conflicto como una guerra de oleoductos (el ruso, el de Azerbaijan-Georgia, y el de Irán), parece claro que con las posiciones que conquistadas en Ossetia y Abkhazia, más el pésimo desempeño de las FFAA de Georgia, Rusia logró transformar a Georgia en una versión terrestre del estrecho de Ormu: una arteria clave para las economías avanzadas que están en posición de cortar cuando les sea conveniente. (Un detalle. El 8 de agosto hubo un atentado en Turquía que cortó el oleoducto. El PKK se responsabilizó del ataque. En Georgia piensan que el país que estuvo verdaderamente detrás del ataque fue Irán. La tésis, a nivel económico, sería que la guerra forma parte de una ofensiva de la dupla oligopólica Rusia-Irán para eliminar la competencia que le representa el oleoducto Azerbaiján-Georgia).
    En sintesis, la guerra relampago rusa ha triunfado por el momento y Georgia no es Croazia.
    Abrazo
    Harry.

  5. Andrés el Viejo dice:

    Si le interesa, le recomiendo otro texto de mucho interés sobre el tema: Russo-Georgian War & Balance of Power – George Friedman, Stratfor, publicado hoy en http://www.realclearpolitics.com
    Yo voy a seguir su consejo y leeré a Pournelle.

  6. ANKA dice:

    Harry tiene razón. Todo lo que está ocurriendo ante nuestros ojos no es ni más ni menos que un «pequeño ajuste» en el paradigma energético global. Hay que ver la conducta de los líderes políticos , las reacciones populares y la geopolítica de las cañerías. Esta última es la pieza clave para entender la importancia de Afganistán, Kosovo, Azerbajián, Georgia, Turquía y aún Ukrania, más allá de ninguna derecha ni izquierda. Hay tres rutas en discusión: la que va al sur de Europa, la que va a China y la que va a India.
    Por lo demás, es cierto, Georgia no es Croacia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: