zafamos… por ahora: Cristina, Cobos y vos

Después de descalificar a los que creen que la historia se escribe con los titulares del diario del día; después de jurar que no quiero ni puedo competir con los analistas instantáneos de Clarín y Pág. 12… me engancho con la coyuntura otra vez. Soy argentino, no hay vuelta que darle.

Mi opinión: Creo que se confirma algo que insistí el 25 de abril y el 2 de mayo: Néstor Kirchner se hace el loco, pero no es. Ojo: en esos dos posts estaba hablando de economía, y en ese campo todavía no está demostrado. Pero la pulseada con los empresarios rurales llegó a un límite que tenía a muchos dirigentes peronistas recordando el sabio apotegma de un viejo dirigente del Gran Buenos Aires: A la conducción se la sigue aunque sea al cementerio. Ahora, si el conductor decide entrar

¿Por qué considero el relativamente trivial anuncio de Cristina, «que someterá las retenciones móviles a la decisión parlamentaria» como un volantazo importante en un auto que iba hacia un choque peligroso? Porque esa fue la propuesta – 24 horas antes – del Vicepresidente Julio Cobos ¿Uds. recuerdan el rol que han jugado los vices en la lamentable historia política argentina? Bueno, muchos amigos sí, y el fantasma del «golpe civil» empezaba a flotar en el aire. Un kirchnerista agudo y prudente como Artemio López escribía en un post lúgubre que la oposición quería «transformar el extraño gesto de ruptura del vicepresidente, en una transición parlamentaria encabezada por Cobos con un pronto llamado a nuevas elecciones. El arco de candidatos posibles irá desde Carrió a Felipe Solá pasando por Macri, Reuteman y otros. Es la opción de la derecha en su variante populista o republicana, que aparece con más fuerza hoy en el horizonte«.

Y si Artemio, sociólogo y empresario, pensaba eso… que pensarían Néstor y Cristina, políticos? Bueno, como políticos tuvieron la muñeca para impulsar o aceptar la jugada de Cobos y usarla como una maniobra que les permite evitar – al menos por ahora – lo que han tratado de evitar desde el comienzo: que la movilización de los ruralistas, y de los sectores urbanos que los acompañan, aparezca torciéndoles el brazo. Por supuesto, esto también les sirve a los del campo: a los pocos grandes, que ya desde antes preferían arreglar – porque saben que con este gobierno se habla mejor fuera de los reflectores, y a los muchos pequeños, que no querían perder la dignidad que sentían haber afirmado pero que saben que deberán hacer mucha política para tener un Estado que impida que, a la larga, los grandes los devoren.

Por supuesto, esto es una jugada más en la partida, y si le doy valor es porque – a mi entender – muestra que el gobierno no carece totalmente de reflejos y flexibilidad. Puede ser tan efímera como el discurso que anunciaba el destino del (mínimo) excedente de las retenciones, si – como en ese momento – se vuelven a cometer errores (forzados o no) En el acto de mañana, por ejemplo, convocado – antes que hablara el presidente del P.J., recuerdan? – por esos dirigentes sociales D´Elía y Pérsico, pero acompañado por la CGT… no mobilizará también el Pata Medina? O algunos muchachos que hayan perdido hace poco sus gorras en el conurbano?

4 Responses to zafamos… por ahora: Cristina, Cobos y vos

  1. Abel, es un post lúgubre ?… no lo srá la historia reciente de la Argentina ?…Pero sí, es desencantado el post, pero como a mi me falta prosa , tiene razón, suena lúgubre…
    salu2!

  2. lobi zon dice:

    Mi estimado amigo

    Entre la distancia, la ignorancia y la añoranza estoy…un poco confundido. Me duelen los ojos de leer, ver y escuchar tanta palabrarería sobre el conflicto en argentina. Y me hago preguntas.

    Por un lado esta «el campo» y sus aliados: los pijos, la derecha, los oportunistas, los bacanes, los medios,etc.
    Por otro lado el gobierno y sus defensores: innumerables protestitos blogueros, progres, periodistas (algunos), patoteros, funcionarios,y demás. Me pregunto: ¿El pueblo donde está? O al menos, el pueblo peronista. Quizás sea yo el que no lo vea, o es que se ha reducido tanto? Será la distancia? será mi ignorancia o será solo añoranza?

    Y también me pregunto si es posible la existencia de un gobierno fuerte si no controla los sectores estrategicos de un país: sus recursos naturales, energéticos, alimentarios, las fuentes de agua dulce (la próxima guerrita ya en ciernes)
    y todo lo demás que ya sabemos.(todo tiempo pasado -1945/1955- fue mejor)

    Esa carencia de gobiernos y estados se ve muy bien desde la vieja europa. Una vitrina de cartón piedra, donde los gobiernos (es decir el pueblo representado, al menos eso) no deciden nada. Todo está en manos de las corporaciones (fantasmas trasnacionales) que ultimamente se estan «pasando» un poco y poniendo en peligro serio lo que se dio en llamar «estado del bienestar», que es el realidad «estado del consumismo». Como ya no queda nada, están negociando con los principios, con los derechos, y con todo lo que se les cruza. Se nota en el aire como se infla en globo de la paciencia. a pesar de la inconciencia de varios lustros. (la historia pesa).
    Vivo en el monstruo, me revuelvo en sus entrañas.
    Espero que no me pase como decía Galeano «cuando teníamos todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas».
    un abrazo
    leo

  3. Abel B. dice:

    Querido amigo:
    Mi caso no es el de Galeano. Sigo con las viejas preguntas – a las que de vez en cuando agrego alguna nueva – y cuento con pocas respuestas, todas tentativas.
    De todos modos. estoy de acuerdo contigo en algunas de tus reflexiones desde la vieja (demográficamente) Europa. Por ejemplo: «Un gobierno fuerte debe controlar los sectores estratégicos de un país (lo que no quiere decir que deba ser propietario de ellos)». Discrepo con otras «todo tiempo pasado no fue mejor». Y comparto tu pregunta sobre el pueblo peronista (sin dejar de interesarme por el pueblo no peronista. Existe, vos sabés. Aunque últimamente se quedó sin su partido, la UCR).

    Mi respuesta tentativa a la ausencia del pueblo peronista – además del desgaste de los años, que afecta aún a las doctrinas – es simple: ninguna de las opciones que se le presentan hoy las siente como auténticamente peronistas. A lo mejor le resulta difícil definir qué es ser peronista, pero tiene más claro qué no lo es.
    Un abrazo, Abel

  4. […] escribí, repetidas veces, en medio del conflicto que, en mi opinión, Néstor Kirchner no comía vidrio. Seguro, creo que en […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: