ladriambientalismo ampliado

Creo que fue en este mundo de los blogs – donde soy un inmigrante reciente – que se acuñó la expresión LADRIPROGRESISMO. Me parece que la necesidad de explicar(se) lo que pasó en las recientes elecciones porteñas hizo que personas bien educadas, con buenas credenciales progres, aceptaran a disgusto la terrible idea que era posible que políticos de centro izquierda, con título universitario auténtico, que parecían gente como uno, recibieran dinero en negro para sus campañas y/o dieran cargos a sus parientes y a los parientes de sus parejas, sin por ello dejar de hacer una mala gestión de gobierno. En su imaginario, se suponía que esas cosas solo las hacían oportunistas de derecha o peronistas.

Por eso, subí a “El hijo de Reco“, el artículo “ladriprogresismo“, una denuncia dura y humorística a la vez, en la que Artemio López – alguien que no puede ser acusado de derechoso – describía el circo inescrupuloso que el veía en los últimos períodos del gobierno porteño, disfrazado con un discurso progre. Ahora uno encuentra la expresión LADRIPROGRESISMO por todos lados.

Pero me parece que se está exagerando. Ahora mismo encuentro en el blog de Artemio una nota donde anuncia que nace el ladriambientalismo, más conocido como “la pata verde” de nuestra simpática cultura de bochorno de gestión pública. Se refiere, claro, al “caso Picolloti”. Artemio tiene derecho a su opinión (y para ser el encuestador favorito del gobierno, es un tipo inteligente), pero me preocupa que una parte significativa de la cultura blog, generalmente progre ella, tienda a ver el asunto como la corrupción o la debilidad de una funcionaria.

Entiéndanme: creo que la gestión Picolloti en Medio Ambiente tiene un registro de invicta ineficacia: aunque no ha estado mucho tiempo en su cargo, puede decir con orgullo que no ha hecho nada. También parece evidente que su gestión ha salido bastante cara al Estado. Pero nada de eso es diferente a lo que se puede decir de muchos funcionarios, en cargos expectables, que tuvieron su cuarto de hora de fuerte respaldo político presidencial; llamándose el presidente Kirchner, Duhalde, De la Rúa, Menem, Alfonsín, … (los gobiernos militares tenían otros códigos en sus nichos de corrupción; ese era el verdadero Corleonismo y no el que denuncia Feinmann, mezclando la novela negra, que escribe bien, con los gorilismos de izquierda que le salen mal).

Otra cara de este asunto – por lo menos, igualmente interesante – es analizar porqué Clarín decidió lanzar el brulote en este momento. No es lo mismo que el caso Miceli, donde hay un hecho (un ladrillo) que en un momento dado da la posibilidad de hacer el ruido; podría haber aparecido en Página 12, en los ´90. No es el caso Lázaro Báez, donde un juez de Liechtenstein se interesa en los números raros de un informe (y tienen que ser raros para sobresaltar a alguien en Liechtenstein, que es donde los suizos tienen sus cuentas secretas). El tema no está fechado; podría haber aparecido hace 3 meses o dentro de un año, y es difícil pensar que aparece casualmente poco después de lo de Felisa, poco antes de lo de Lázaro, y cercano al lanzamiento de Cristina.

Pero tampoco creo que este aspecto es el fundamental. No comparto la actitud de un talentoso colega del mundo blog, Martín, que en su “Revolución-tinta-limón” sube un poema dedicado a RominaNiña que flotas en las aguas/” y dice “El Grupo Clarín quisiera tapar con hojas diario, en este frío, a la niña que sueña con salvar al río… Yo la banco, no por ella aún, sí, por los enemigos que tiene“. El Grupo Clarín puede haberlo decidido (hipótesis varias): para cubrir una denuncia de contaminación por Papel Prensa que Romina pensaba hacer; para presionar al gobierno por la aprobación de la fusión de sus redes de cable; para tirar sobre la mesa un escándalo a Kirchner para obligarlo a negociar, en el estilo de los montos con la muerte de Rucci; para aumentar la circulación, pues está disminuyendo; porque era una noticia con gancho, en este momento y para este público. Sería interesante descubrir el motivo, y para los Kirchner y Alberto Fernández es muy importante; pero, insisto, no es lo fundamental. Y no hace a los hechos ¿o Hitler era un buen tipo porque tenía de enemigo – entre otros – a Stalin, que era muy jodido?

Porque hoy en Argentina la oposición real, con poder, al oficialismo, son los medios masivos de comunicación. Entonces, ¿es extraño que la denuncia la haga un diario y no un diputado? Viene del deterioro, del descrédito de los partidos políticos. Y también de la pequeñez y/o los errores de sus dirigentes. Hace no mucho tiempo, Lilita Carrió ganó un  espacio importante con sus denuncias. Pero si el Grupo Clarín anunciara el apocalipsis todos los meses, también perdería lectores.

Entonces, donde está el ladriambientalismo ampliado? Está en los que se roban al Estado, ineficaz, corrupto y debilitado, desde antes de Kirchner, de Menem y aún de Alfonsín, pero que es la única estructura de la que somos propietarios todos los argentinos. No digo los dineros del Estado; eso lo hacen todos los chorros de a pie. Digo robarse el Estado, usar legalmente su autoridad y su legitimidad para fines particulares, eso sí, con buena imagen pública.

Lo ha descripto con precisión el amigo Jorge Rulli, que – más allá de su pasión por la ecología, respetable, pero que lo hace un poco inflexible – conserva la lucidez de su larga militancia: “En el caso de Romina Picolotti, lo hemos dicho muchas veces, aún más, lo ha dicho ella misma, ya que no tiene mayor empacho en verbalizar su ideología de funcionaria internacional. La visión privatizadora del Estado, propia de una ONG que vive de los organismos financieros internacionales y en estrechas relaciones con el Banco Mundial, hizo que no bien arribada a la conducción de la Secretaría dispusiera la contratación del grueso de su ONG por incapacidad ideológica de dar un rol a la propia estructura de la Secretaría y por menosprecio absoluto del rol del Estado. Repito, de lo que se trata es del copamiento del Estado Nacional por las ONG financiadas por los organismos internacionales, por el Banco Mundial y por grupos tan espurios como AVINA. Por otra parte, no puede sorprendernos, se viene desde hace tiempo practicando sistemáticamente. De hecho Poder Ciudadano en otras áreas ha hecho exactamente lo mismo. Es el modelo de los años noventa, un modelo de fragmentación del Estado, de financiación internacional mediante los convenios de fortalecimiento institucional, fragmentación que permite la construcción de quioscos de alto poder adquisitivo dentro de un mismo ministerio en que las políticas del Estado se convierten en “proyectos” bancados por organismos internacionales, y algunas oficinas hacen exhibición de sus recursos mientras otras carecen de lo más indispensable“.

Este ha sido largo para un post, y además pienso subir la nota de Jorge, junto con otro material, a “El hijo de Reco”. Pero eso lleva tiempo, y es un tema que me motiva. Todos los que hemos trabajado en algún ministerio sabemos que lo que aquí dice Rulli es real. Y que en la “línea” – el personal permanente -, además del porcentaje inevitable de vagos e inútiles, están los que acumulan la memoria y las destrezas del Estado. Si Alberto Fernández defiende la politica de personal de la Secretaría de Medio Ambiente hablando de lo difícil que es conseguir que los profesionales entren al servicio público, bueno, es su laburo. Pero me parece que los que honestamente dicen que las críticas al derroche en contrataciones le hacen juego al desguace del Estado, deben pensar un poquito antes de abrir su boca.

One Response to ladriambientalismo ampliado

  1. […] familiar. Pero no creo haber distorsionado lo que pensás. Te mencioné bastantes veces en mi blog, la primera en el mismo mes que lo empecé, y luego aquí, aquí, aquí, y aquí (vos también podés […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: